I love u niichan * akame+incesto* TERMINADO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I love u niichan * akame+incesto* TERMINADO

Mensaje por DANNYKAZU el Mar Jun 11, 2013 4:59 pm

YOO YOO YOO!!!

HOOOOLA MUNDO MUNDIAL!!
BUENO, COMO TENGO TIEMPO LIBRE AJAJAJA ME DECIDI A ESCRIBIR UNA DE MIS FANTASIAS... UN AKAME INCESTUOSO LLENO DE LEMON...
ESTA VEZ SI LE AUMENTE EL HARD.. OK?
DE POR SI, AL SER INCESTO.. ES FUERTE... PERO BUENO, EN MI IMAGINACION TODO ES POSIBLE!


ESPERO QUE LES GUSTE.. ES UN TWOSHOOT.. AKI LA PARTE UNO
DISFRUTENLAAA





El amor... ha, ese peculiar sentimiento viene en diferentes presentaciones, tamaños, colores.. hum hum!
Por ejemplo... mi amor hacia él...
Es un gran cabezota, un creído, tonto... pero es mi amado tonto.
Ahora que lo pienso, supongo que nuestro amor realmente siempre estuvo allí, desde el momento en el que nací yo se que el me amó, ese amor filial, tierno... y cómo no amarlo? Si después de todo es mi hermano mayor...
Supongo que nuestro amor tierno fue siempre así, yo le seguía a todas partes, cuentan mis padres que cuando aprendí a caminar mi único objetivo era él... Mi hermano, estar cerca de él.
Jin a veces se desesperaba, pero realmente disfrutaba siendo el centro de mi atención.
Él es mío.. Y yo soy de él.
En algún momento nuestro amor inocente se transformó a algo más complejo, mas prohibido.. Más perverso... Esas noches en las que yo asaltaba su cama solo para refugiarme en sus brazos, y para sentirme seguro fueron cambiando...
Jin me ha enseñado  muchas cosas, desde atarme las agujetas de los zapatos, a defenderme de otros chicos, me enseño a hacer mis tareas... y últimamente me ha enseñado los placeres que puede darle a mi cuerpo..
Si, estoy enamorado de mi hermano... Y nuestra alcoba es el refugio de este amor... de esta pasión.
Pero, cuando recuerdo el momento exacto en el que rompimos esa barrera... me parece que fue apenas ayer... cuando yo tenía 15 y el 17...
* FLASHBACK*

-¡Eres un estúpido Jin ! – grité enfurecido al momento que le tiraba una almohada, haciendo que esta se estrellara en la cara de mi hermano.
- Bueno, pero al menos soy un estúpido programado – me respondió lanzándome la bolsa de plumas de vuelta
- ¿Ah? ¿ programado?.. te programas para ser un imbécil? – respondí feliz de lo idiota que Jin era a veces

-  Kame.. eres un lento! Me refería a que por lo que se… nuestros padres ni siquiera te querían tener – sonrió de medio lado, mostrándome ese gesto triunfador que tanto detesto

- ¡Muérete! – exclamé encerrándome en el primer cuarto que encontré disponible.
El día acaba de comenzar y con el nuestra rutinaria pelea, sinceramente hasta yo pienso que todo esto es demasiado infantil para alguien de 15 años, pero es que el siempre me provoca, es dos años mayor que yo y se comporta como un verdadero crio. Suspiré un par de veces antes de salir de la habitación (que por cierto era el sótano), miré hacia ambos lados del largo pasillo, y al no ver nada sospechoso o fuera de lo común atravesé la puerta sigilosamente.
- ¡Te atrapé! – soltó una carcajada antes de vaciar por completo el contenido de un balde con agua y probablemente jabón – Si tan solo fueras bruja y el agua te hubiese hecho desaparecer… - inhaló con exageración – Bueno… soñar no cuesta nada – continuó expulsando todo el aíre acumulado en sus pulmones.
- Pues entonces duerme para siempre y así me dejarías de arruinar la existencia – le empujé suavemente para poder continuar mi camino. Al no ver una pequeña acumulación de agua y jabón en el corredor resbalé golpeándome fuertemente la rodilla contra el canto de la puerta continua a la que yo me encontraba, la sangre fue brotando en pequeñas cantidades mientras unas gotas de esta misma se mezclaban con el amarillo del suelo – Maldición… - susurré mientras alejaba el líquido rojizo de mi pierna con un pequeño pañuelo que llevaba en el bolsillo.
Jin al ver lo que había ocasionado, con esa extraña delicadeza que me mostraba solo a mí, se acuclillo y me tomo con sumo cuidado entre sus brazos.
- Vamos al baño para que limpies la herida… -
- Si no fuera por ti no estaría en esta situación  ¿Por que tienes que ser tan idiota?- Dije, aferrándome a su cuello, descansando mi rostro en su hombro.. su espalda amplia me fascinaba... pero eso el aún no lo sabia.
- Genial… tenias  que accidentarte Kazuya..
-fue tu culpa Jin- dije aferrándome aun mas a su piel, inhalando el aroma de su cuello
-Perdón.. –dijo el, con esa voz ronca-  pensé en voz alta
- Supongo que los pensamientos no te caben en la cabeza… eso te pasa por tener el cerebro pequeño – dije y él soltó una pequeña carcajada mientras yo le miraba indignado,  sonrió acariciando mi cabello suavemente, provocando que las largas hebras color castaño quedaran alborotadas.
Al llegar a la habitación recubierta con baldosas me bajo cuidadosamente, ubicándome al borde de la amplia bañera.
–Retírate el pantalón – ordenó seriamente

- ¿Para que? Puedo curarme la herida yo solo, además ando con pantalones cortos – contesté cruzando los brazos frente a mi pecho.
- Se te van a mojar y te resfriaras- pico mis mejillas
- No es cierto – continué discutiendo tan solo para llevarle la contraria, el tan solo negó con la cabeza. Me dirigí hacia la llave de agua y la gire, grave error, el agua salió por la regadera provocando que toda mi ropa se empapara, un leve gruñido escapó de mis labios, y de un salto ya me encontraba fuera de esa trampa de cerámica resbaladiza.
- Te lo dije… aunque nunca pensé que fueses tonto para no distinguir la perilla de la regadera y la de la llave… - suspiró sonoramente.
- Cállate – me senté nuevamente en un rincón de la tina, tiritando al notar el frío de esta atravesar mis prendas completamente impregnadas en ese líquido incoloro – ¿Por que no haces algo productivo por la vida y me traes algo de ropa? – comenté irónicamente con la voz quebrada gracias a mi temblorosa mandíbula.
- Voy – dijo  divertido mientras atravesaba la puerta.
Cuando observe que ya se había ido por completo deslicé mis pantalones a través de mis blancas y delgadas piernas y así mismo hice con la camisa que se encontraba completamente ajustada a mi piel lo que dificultaba aun más el acto. Aguardé a que llegara mi hermano vestido tan solo con un ajustado bóxer que cubría una parte de mis muslos. Mi espera se vio finalizada al visualizar la figura  de su cuerpo ingresando nuevamente la habitación, el cual abrió enormemente los ojos. Logré sentir como mi cuerpo semi-desnudo era observado con detalle, un sonrojo cubrió mis mejillas al verme devorado por aquellas pupilas de aspecto lascivo.
- Aquí tienes – habló en un tono seductor.
- “A lo mejor me estoy imaginando cosas” – pensé algo asustado por mi salud mental – Gra… gracias – tartamudee sosteniendo con ambas manos la muda perfectamente doblada que me otorgaba el mayor.
- Creo que tomare un baño – se retiro la camisa negra que llevaba dejando ante mis ojos celestes la perfecta visión de sus pectorales bien formados, un tanto incomodo y sonrojado me levanté.
- ¿Por qué mejor no esperas a que me valla? – pregunte avanzando hacia la salida.
- ¿Qué es lo que te incomoda? – Sujetó mi barbilla con delicadeza acariciándola involuntariamente con su largo cabello – Somos hermanos – susurró en un gemido en mi oído para después lamerlo con glotonería.
- Pa… para – dije en un jadeo intentando apartar el alto cuerpo de mi hermano con mis manos, logrando que este se agarrara aun mas a mi.
- Eres tan inocente… - sonrió besando mi frente para luego  besar la comisura de mis labios, algo que solo había pasado en mis sueños, había soñado tantas veces con besar a mi hermano, y ahora se había vuelto realdad.. el estaba besándome.
-Jin.. es...  to ... no esta bien... – al tiempo que lo decía rodeaba su espalda con mis manos, acariciando las formas de sus músculos
-Kazuya... que hago si ya no puedo más?
-Jin.. – el tomo mi rostro entre sus manos- te deseo.. yo.. estoy enamorado de ti- si fue como confesé mi amor
-Kazuya...  mi pequeño hermanito, entonces estamos en serio problemas... por que yo te amo desde hace mucho tiempo...
Y así nos fundimos en u beso, nada inocente, un beso salvaje, húmedo... que se convirtió en una sesión de besos ardientes, hasta que llegaron mis padres y tuvimos que separarnos.
Jin corrió a su cuarto, y yo termine mi ducha....

* FIN DEL FLASHBACK*
Desde ese día... nuestras noches no fueron  más  de dormir en un simple abrazo.. desde esa noche, teníamos una interesante sesión de besos y caricias... A decir verdad, Jin ha sido siempre muy paciente, delicado y cursi conmigo.. Espero hasta que yo cumpliera 18 para tener nuestra primera sesión de sexo oral...
Antes de eso, las noches nunca eran iguales una a otra...
A veces, por lo agotador de la escuela, nuestros besos eran largos pero románticos, solo saboreándonos.. A veces terminábamos sin ropa, mordisqueando nuestro cuerpo, frotando nuestros miembros, pero sin llegar más allá de besos..
Era obvio que Jin me ponía, así que como buen hermano mayor, preocupado por mi, siempre terminaba masturbándome para que pudiera “ liberar mi tensión” y después me limpiaba con una toalla húmeda... como yo quedaba agotado de placer, me dormía casi de inmediato con un beso corto, mientras él tenia que ir a baño a masturbarse para poder dormir.
LA primera vez que tuve sexo oral con Jin.. Fue justamente la mañana de mi cumpleaños número 18...
Como era costumbre, en nuestros cumpleaños, mi madre siempre preparaba una tarta para desayunar y claro! Ese día no fue la excepción.
Mi madre emocionada hizo una tarta la noche anterior, misma que me obligo a comer en el desayuno...
Como parte de nuestra “ rutina” para “ guardar las apariencias” Jin se adelanto, el estaba ya en su segundo año de universidad, mientras yo en mi ultimo grado de High school.
Los amigos de Jin al principio lo molestaban por que el me acompañaba cada mañana a la puerta del colegio, y cada tarde corría, ya que sabia que yo le estaba esperando para volver juntos a casa.
Pero, con el tiempo dejaron de molestarlo, había muchos chicos detrás de mí y era peligroso andar solo por las noches...
Jin, como cada mañana salió de casa, dejando su almuerzo..
-Akanishi Jin!.. De nuevo el almuerzo... bueno, acaso tu hermano no tendrá hambre?- pregunto mi madre molesta, Jin siempre olvidaba algo.. Y yo siempre corría para alcanzarlo y entregarle lo que fuese...
Así que esta mañana corrí un poco, por que sabia que como siempre Jin estaba esperándome en la siguiente esquina... recargado sobre la barda,
-Niichaan, puedes “dejar” cualquier cosa, pero... el almuerzo?
-jaja, gomen Kazu, estaba un poco urgido por salir...
-Jin..- dije haciendo un puchero- no me has dado mi abrazo por ser m cumpleaños..
-baka, anoche justamente a las 12 am, te cante “happy b-day” al oído y te abracé, pero obviamente estabas demasiado dormido
No pude evitar sentirme culpable
-Lo siento
-Sabes? He estado pensando en que no podre resistir mucho.. Necesito darte tu regalo de cumpleaños...
-Mi regalo? – dije emocionado
-Si... así que... bueno... vamos, - Jin miró su reloj- tenemos tiempo suficiente. Y condujo a Kame por un extraño callejón, solitario y resguardado por la oscuridad que los árboles proyectaban sobre el.
Sin ningún cuidado apoyo a su hermano menor contra la pared, y comenzó una intensa sesión de besos, de esos que hacían que el miembro de Kazuya se pusiera duro, al grado de doler, de esos besos húmedos que hacían a Kazuya gemir de placer y aferrarse con desesperación a la espalda de Jin.
Tras varios minutos en los que los labios de Kazu estaban rojos, hinchados y su miembro completamente duro... Jin abandono su boca... y se arrodillo frente a su hermanito, bajando con lujuria el zipper del pantalón escolar.
Kame sintió la tibia mano de su hermano mayor acariciando su dureza, esa mirada llena de lujuria en los ojos de Jin lo hacia estremecer
-J..in.. hagh... ¿Qué haces?
-Voy a darte un regalo de cumpleaños.. hermanito
Diciendo esto Jin Libero el miembro de Kazuya, ese miembro que conocía tan bien, pero que hasta ahora nunca había probado.
Comenzó a masturbarlo lentamente, fascinado al ver la cara de Kazuya, con los ojos fuertemente cerrados, sus labios apretados, tratando de contener sus gemidos.
Y sin más preámbulo lo lamio.. Kazuya sentía que el aire abandonaba sus pulmones, abrió grande los ojos y vio a Jin lamer su miembro, los ojos del mayor estaban sobre los de él..
Esa imagen de Jin observando sus gestos mientras lamia su miembro, lo puso aun más.
Jin realmente disfrutaba del sabor que la piel de Kazuya le ofrecía, de ese líquido que emanaba por su hendidura, primero fueron algunas lamidas lentas, hasta que decidió que quería devorar el miembro de su hermano menor.
Jin introdujo el miembro de Kazuya en su boca, succionándolo con fuerza mientras Kazuya solo podía afianzarse en los hombros de su hermano mayor, que le estaba regalando un placer inmenso, contenido en la calidez de su boca.
Jin feliz de escuchar los jadeos de su hermanito, aumento los movimientos con su lengua y comenzó a ascender y descender a lo largo del miembro de kazuya, quien contraía los músculos tratando de así poder contener el placer que sentía.
Kame realmente estaba disfrutando-
- Jiin.. ya... no... haag puedo mas...
-Esta advertencia hizo que Jin se esforzara un poco más, sintió el miembro de su hermano hincharse en su boca y después, Kazuya le regalo el néctar de su cuerpo.
Jin saboreo las descargas de semen que su hermano depositaba en su boca, lo trago completo y mientras Kame se reponía de ese orgasmo, Jin lamia por completo el miembro, hasta que de nuevo, estuvo un poco flácido.
-Feliz cumpleaños Kazu nii
-Jin- Kazuya trataba de recomponerse, pero la verdad es que se sentía agitado, sudado y cansado. Ante esto Jin se arrodillo frente a él, sintiéndose culpable de la condición agotada de Kazuya y le ofreció su espalda.
Kazu se acomodo feliz de que Jin lo llevase en su espalda hasta el colegio, como cuando eran pequeños, disfrutaba tanto de este trato especial, y bueno, todos sabían que eran unos hermanos muy unidos, así que nadie veía mal que aquel chico de cabellos negros y facciones sensuales, llevara sobre su espalda al castaño, de facciones delicadas, por que era su amado hermano menor.
Llegaron justo a tiempo a la puerta del colegio y Ji tubo que contener sus ganas locas de besar a kazuya.. y kazuya tubo que contener sus ganas locas de aferrarse al pecho de Jin.
Jin le pertenecía a Kame.. y Kame le pertenecía a Jin, pero el mundo no lo comprendería y no podría ser así de fácil..
Así que Jin tubo que “ salir” con algunas chicas... cosa que Kame comprendió muy bien, es más, Kazuya le ayudaba a Jin a escoger una chica...
Y en sus  citas, Kazuya siempre le acompañaba, era obvio que así no pasaría nada y Jin disfrutaba de tenerlo cerca, cosas tan simples como ir al cine con la chica en cuestión y con su pequeño y simpático hermanito era geniales.
Cuando Kazuya “tenia” que ir al baño.. extrañamente Jin también que ir...
Ventajas de tener una relación con otro hombre, es que podían entrar juntos al baño para saciar su sed del otro, con besos largos y apasionados, donde Jin constantemente le repetía  a Kazuya que lo amaba... Y kame siempre le decía que Jin era solo de él.
A veces, cuando las cosas se ponían “complicadas” y la chica en cuestión era demasiado empalagosa con Jin... ellos tenían siempre un plan B...
Kazuya bien podía fingir un ataque de asma... o desmayarse.
Cosa que hacia que Jin regresara de inmediato a casa con su pequeño hermano.
Algunas veces la madre de Kazuya le decía que debía darle espacio a su hermano mayor, ella veía como normal la admiración que Kazu sentía por Jin.
Pero a la vez su madre comprendía que Kame siempre había sido demasiado mimado por Jin, como para ahora poder hacer que el pequeño  dejara de aferrarse a su hermano.
Después del cumpleaños 18 de Kazuya, las noches se pusieron aún más interesantes, sus padres insistían en que ampliarían la casa, Jin tenia que tener su espacio personal, pero el siempre alegaba que estaba demasiado acostumbrado a su hermano y seria difícil estar solo en una pieza, sentiría que le faltaba el pequeño latoso.
Así que, en las noches, Kazu aprendió como hacerle a Jin Sexo oral... comprendió lo importante del 69... aprendió a disfrutar a Jin, a disfrutar la escencia de su hermano, aprendió como darle a Jin el mas grande placer, de la misma manera en que el mayor se lo daba a él.
Una de esas noches, Kazuya se sintió un poco sobresaltado, cuando estaba arriba de Jin, en su perfecto 69, y de pronto el mayo dejo de succionar su miembro y se dirigió a besar sus nalgas, a lamer su entrada y a introducir un poco la lengua en aquel  lugar íntimo de su niichan.
Kazu abandono su labor y comenzó a gemir de placer ante aquella sensación cálida y húmeda, restregaba su trasero buscando que la lengua de Jin lo penetrara aun más... y así con esa hábil lengua llego a un orgasmo.
-Jiin... yo... ya no me basta esto- comenzó kazuya
-a que te refieres bebé?- Jin era un cursi en esos momentos con Kazuya
Kame tomo el miembro de Jin en sus manos, para comenzar a masturbarlo, amaba hablar con Jin mientras atendía la necesidad de su hermano.
Escuchar a Jin gemir bajito, era algo que lo volvía loco.
-Jin... necesito sentirte dentro de mí... por favor, quiero ser uno solo contigo, siempre me he entregado a ti, esta vez quiero entregarme totalmente
-Kazu.. Pequeño, estas loco.. Si hacemos eso, despertarías a nuestros padres...
-Jin- kame aumento la velocidad en el movimiento de sus manos masturbando a Jin- por favor.. Quiero “esto” -  dijo señalando el grueso  duro miembro de Jin- dentro de mi.
- pequeño... pervertido... haa ya no aguanto mas bebé..
Y así imaginando como se sentiría estar dentro de su hermanito, Jin termino, manchando el cuerpo de kazuya con su espeso semen.
Kame se limpio con cuidado, medio encaprichado por que quería entregarse totalmente a Jin, y al acostarse le dio la espalda.
Jin comprendía perfectamente ese comportamiento caprichoso y rodeo a kazu por detrás, susurrándole al oído
-Kazu nii, si una noche nos quedamos solos en casa, entonces cumpliré todas tus fantasías bebé.
- Jin.. Podemos ir a un Love Hotel..
-Kazu, acaso no comprendes que yo te amo demasiado, como para llevarte a un lugar barato como esos?
-Jin, pro yo quiero...
-Kazu, pequeño – Jin hizo rodar a kame, quedando de frente a él- Eres mi mas valioso  tesoro, no eres un chico al que yo llevaría a esos lugares a donde van las prostitutas, so jamás kazu.
-Pero Jin
-Tranquilo... pensare en algo, acaso no crees que yo también me muero de ganas por metértela?
-Jin.. No hables así, me excitas!
-Kazuya, tu sola presencia me pone duro nene.
-Bien Jin... buenas noches... hermano
-Buenas noches Kazunii. Te amo.
A la mañana siguiente Jin fue el primero en despertar, dio un beso corto a los labios de Kazuya y bajo al comedor, donde su madre servía el desayuno.
-Jin!
-Buenos días- dijo el mayor medio dormido
-Sabes? Anoche llamo tu tío...
-Oh!
-Tu abuelo festejara su cumpleaños.. Este fin de semana, pero le he dicho que tu padre y yo tenemos que atender un negocio.. Así que por favor, convence a Kazuya, para que asistan ustedes dos... seguramente si tu vas, el querrá ir.
-Oh!
-Por favor, cuento contigo hijo- muchas ideas pasaron por la cabeza de Jin, ya que seria un viaje largo, su abuelo vivía en una granja, lejos de Tokio, podrían tener lo que tanto deseaban....

*TO BE CONTINUED**


Última edición por DANNYKAZU el Jue Jun 20, 2013 1:41 pm, editado 1 vez
avatar
DANNYKAZU

Mensajes : 627
Fecha de inscripción : 29/06/2011
Edad : 30
Localización : en el caparazon de kazu

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I love u niichan * akame+incesto* TERMINADO

Mensaje por yuuko_jin el Mar Jun 11, 2013 5:21 pm

Que bonito~~!!! quiero conti dfdfg
Jin ama a su hermano Kame!!
son tan bellos... y Jin es un sucio xD
avatar
yuuko_jin

Mensajes : 199
Fecha de inscripción : 05/05/2011
Localización : en un lugar muy cerca de la JE

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I love u niichan * akame+incesto* TERMINADO

Mensaje por yuhi_ kamenashi el Miér Jun 12, 2013 6:28 pm

kyaaaa!!! estuvo muy bueno ! espero conti
avatar
yuhi_ kamenashi

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 07/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I love u niichan * akame+incesto* TERMINADO

Mensaje por DANNYKAZU el Jue Jun 20, 2013 1:41 pm

AJAJAJA YOOOOOOOOOOO!!!! BUENO, AQUI LA SEGUNDA PARTE
DOUZOOO

Jin pensó que esta era la oportunidad que realmente necesitaba para entregarse de lleno a Kazuya, así que realmente no protesto... estuvo feliz de convencer a su pequeño hermanito.
-Madre- Jin trato de no parecer emocionado ante esa idea- pero, no creo que Kazunii desee ir, ya sabes que es algo... especial. En la granja no hay las cosas que a el le gustan... nada de computadoras, internet, incluso la señal en su móvil es...difícil
-Jin, lo sé, por eso realmente te suplico que trates de convencerlo... por favor
-Trataré, pero... no prometo nada...- Jin había aprendido a ser buen actor.
Termino el desayuno y subió a convencer a su hermanito de la aventura que les esperaba.
-Kazu... bebe, despierta- Kame aun estaba dormido, así que Jin muy amorosamente lleno de pequeños besos el rostro de su hermano menor, hasta llegar a sus labios, sabia perfectamente que a este punto Kazuya ya estaba despierto y dejándose mimar un poco.
-Jiiin... es temprano- Kame alzo el cobertor, invitando s Jin a entrar en él, y dado que Jin no tenia mas planes para esa mañana, salvo estar con su amado hermano, accedió.
-Kazuya... hay algo que debo contarte- comenzó mientras lo rodeaba con sus brazos, acariciando su espalda y dándole un beso corto.
-Que sucede niisan?
--Kame... escúchame con atención... este fin de semana,  el abuelo celebrara su cumpleaños con una fiesta... mis padres no pueden asistir y pensaron que seria buena idea mandarnos a nosotros... podemos pasar unos días...
-Jin me niego!- como Jin predijo, kazu hizo un puchero-
-Kazu, amor, escúchame, son 6 horas de viaje... donde estaremos solos tu y yo.. Es la única oportunidad que tenemos de estar solos.. Podemos tomar el tren ligero, e ir los dos... tomados de la mano.. Como si fuésemos una pareja real... Al llegar a la casa del abuelo.. Pues, seremos un poco mas discretos, pero seguro tendremos muchas oportunidades amor.. Tal vez, incluso sea posible lograr lo que tanto deseas.
-Nisaan- los ojos del menor brillaron- lo dices en serio? Como una pareja? Me tomarías de la mano y me besarías, frente a más gente?
-Claro que si, estaremos en u lugar diferente, nadie nos conoce amor... hagámoslo.. Hazlo por mí.. Además, la playa esta cerca.. Tomémonos un par de días.. Y hagamos que esos días sean nuestros.
Esto definitivamente convenció a Kazuya de ir, aunque claro.. Pese a que estaba emocionado tubo que fingir que no le hacia para nada feliz la idea.
El viernes por la noche se encontraban cenando en el comedor, con sus padres, siguiendo indicaciones para llegar, ya que era su primer viaje solos.
Kame estaba tan emocionado, que no pudo contenerse mucho, tenía que sentir a Jin, quien estaba frente a él, del otro lado de la mesa. Kame lentamente comenzó acariciar con el pie, la pierna de su hermano mayor, quien peleaba por parecer tranquilo mientras seguía la charla con sus padres.
Kazuya travieso, comenzó a deslizar su pie lentamente sobre la ingle de su hermano, sintiendo como de a poco el mayor despertaba ante sus extrañas caricias, y es que, estar frente a Kazuya, frente a sus padres y con ese pequeño demonio torturándolo, lo ponía duro, lo ponía en aprietos y lo ponía excitado..
Kazu sabia que cuando de alguna manera lograran llegar a su cuarto Jin lo castigaría por hacer travesuras.
Y así fue, justo cundo sus padres se retiraron para ver la TV, y Jin pudo andar hasta su habitación, Kame sabia que tendría un merecido.
Amaba cuando Jin lo “ castigaba”.. Y su castigo consistía en darle un par de nalgadas, Jin se sentaba en la esquina de la cama y kazu, como buen niño, bajaba su ropa, exponiendo sus glúteos blancos, acomodándose en el regazo de su hermano y dejando que este le diera suave algunas palmaditas , amaba hacer esto cuando Jin estaba excitado, por que podía sentir el grueso miembro de su hermano contra su pelvis, erguido, duro, húmedo.
-Niisan.. He sido mal chico... déjame .. Ayudarte- Dijo kame poniéndose de rodillas ante Jin, liberando su miembro y dándole una buena sesión con su lengua.
Era emocionante saber que sus padres se encontraban a poca distancia, distraídos viendo tv, tener que callar los gemidos, incluso cuando Jin eyaculo en la boca de su pequeño hermano.
Kazu aun tenía ganas de más..
-Pequeño... debes descansar, mañana será un largo y gran día... Vamos amor...
-Jin.. Pero yo quiero hacerte algo más
-Amor, te prometo que estos días, seré tuyo totalmente... mañana tendremos una gran aventura .. Vamos descansemos por hoy.
Y así con la emoción de un gran viaje ambos se fundieron en un profundo y suave beso, para en algún momento quedarse dormidos.
La tan esperada mañana por fin llego!
Kazu realmente tubo que actuar que odiaba irse, y Jin, neutral como siempre.
Sus padres los llevaron a la estación de trenes, justo a tiempo.
Por ser una fecha no feriada, no había mucha gente, además de que era temprano, las 6:30 am...
Los hermanos abordaron el tren.. Y se dirigieron hacia la cabina al final, aquella que estaba realmente vacía.
Se instalaron en sus asientos y así comenzó su viaje, tomados de las manos, en cuanto el tren avanzo y salió de la estación tuvieron la necesidad de besarse, de demostrarse amor.. eran libres de hacerlo!
Así que Jin, con zuma delicadeza tomo el rostro de kazuya, pare besarlo lentamente, saborear sus labios, deleitarse con los juegos de su lengua y beber de ese néctar que la saliva de su hermano menor le ofrecía.
Se besaron hasta que sus labios estuvieron cansados y satisfechos del otro... hasta que estaban agotados.
Kame apoyo la cabeza sobre el pecho de Jin, quien lo rodeo en un abrazo cálido, mientras acariciaba sus brazos.
-Descansa un poco.. Amor
Kazuya no pudo evitar sonreír, al sentirse realmente como la pareja de Jin, y no como su hermano menor.
A la mitad de su destino, el tren hizo una parada, por el altavoz les fue notificado que disponían de un espacio de 30 minutos para comprar.
Ambos bajaron del tren, tomados de la mano, estaban en un lugar donde nadie los conocía, podían ser cursis y ridículos, era un pequeño privilegio que no podrían darse estando de vuelta en casa, así que aprovecharían al máximo.
Encontraron una tienda pequeña y compraron algunas golosinas y sodas para el viaje.. Realmente kazuya solo deseaba comer de los labios de Jin y sabía que el mayor le cumpliría ese capricho.
Ya estaban de regreso y encontraron una tienda de recuerdos y cosas... A Jin le llamo la atención algo.. Un pequeño anillo... si que kame lo notara decidió comprarlo, conocía tan bien los dedos de Kame, aquellos dedos que había sostenido éntrelos suyos tantas veces.
Al regresar al tren, se colocaron en los asientos que habían escogido y kame le pidió a su niisan que lo alimentara.
Jin probó con un pequeño trozo de chocolate, llevándolo a sus labios para así, depositarlo con un beso en los de kazuya... esto era la gloria, kazuya se negó a comer por si mismo... Y Jin feliz lo alimento.
Incluso el zumo de uva... Jin lleno su boca con el, para unir sus labios a los de kame y así dejar que el liquido bajara por la garganta del menor, era una manera de hacerle sentir que le pertenecía, que haría lo que fuera por el, y era la forma de kame de demostrarle que aceptaba absolutamente todo de Jin.
Su romántico viaje, llego por fin a su destino.
Un pequeño pueblo... lejos de la civilización. Tuvieron que caminar un rato, por una zona que a Kazuya ahora, le parecía hermosa, un camino empedrado, lleno de arboles... solitario, pero eso le permitía ir de la mano de Jin.
Al fin, llegaron a la granja... una casa grande estaba al centro.. Era una casa muy bella y muy tradicional.
A kazuya le daba algo de nostalgia este ligar, lo asociaba a las veces que estuvo aquí cuando pequeño...
-Kazuya!! Jin! – la abuela los recibió, feliz de ver a sus dos nietos
-Obachaan! – Kame corrió hacia ella como un pequeño.
Saludaron a los abuelos, quienes no se cansaban de repetirles que estaban emocionados y que habían crecido mucho, que ya eran todos unos hombres apuestos.
La hora de la comida paso entre charlas y recuerdos, y al fin!
Llego la noche.
El abuelo de Kazuya, insistía en darles dos habitaciones, pero Jin le explico que estaban bien con una, además le conto al abuelo que Kame tenia miedo... El abuelo divertido e inocente se trago el cuento y los instalaron e una alcoba grande, donde de inmediato se enceraron para poder saciar su sed de besos.
Niisan... podemos tomar un baño?.. Estoy sudado...
-Kame, amo tu sudor..
-Lo se, pero amaras mas mi cuerpo desnudo bajo la ducha.. Créeme
-valla... estas incontenible esta noche.
Anduvieron hasta el cuarto de ducha y Kame descubrió con fascinación que había una pequeña tina blanca...
-Valla Jin.. Parece que tu plan fue realmente perfecto...
Jin se encargo de desvestirse y desvestir a Kazuya entre miles de besos, mientras la tina era llenada con agua tibia. Jin de verdad que amaba profundamente a su hermano menor.
Jin se introdujo primero a la pequeña tina, apoyando su espalda contra la baldosa blanca, Kame entro después, sentándome en medio de las piernas de Jin, apoyándose su espalda contra el pecho del mayor.
Jin acaricio los brazos de Kazu, su abdomen, mientras apoyaba su cabeza en el cuello del menor, que soltaba risitas nerviosas. Precian realmente una pareja de enamorados... Y no es que en casa no se ducharan juntos, obviamente lo hacían, pero esta vez tenían esa pequeña libertad de estar fuera, muy lejos de casa y de poder estar solos.
Kame se sentía sumamente ansioso, el menor era demasiado demandante de la atención, y los mimos de Jin...
-Jin...
-Dime amor...
- Nunca me has contado como te gustaría que fuera nuestra primera vez...
-Kazu, pequeño... nuestra primera vez...compenetrados he?
-hum- Jin comenzó a rozar la ingle de su hermano menor, deslizando sus dedos por la piel de kazu, sintiendo como lentamente el miembro de su hermanito se ponía duro.
-Kazu, en nuestra primera vez, lo único que deseo es que te sientas satisfecho, que lo disfrutes, y que entiendas lo mucho que te amo
-Haaa.. Jin.. Yo te amo mucho niisan
Jin comenzó a masturbar con una mano a Kazuya, mientras que con la otra acariciaba las nalgas del menor, disfrutando de las formas  que sentía, lentamente comenzó a jugar con la entrada de Kazu, aquella zona que aun no había tocado... que aun no había tomado .
Kame se estremeció ante las nuevas caricias de Jin, sintió como lentamente su hermano introducía una pequeña porción de su dedo medio en su interior, jugando a tocarlo todo, mientras con la otra mano seguía masturbándolo.
-haa.. Jin...
-Shhh Kazu, no queremos despertar a los abuelos.. Así que no hagas ruido amor..
Kazuya comenzó a respirar más lento, mordiendo su labio y apretando los bordes de la tina para evitar gemir.
Mientras Jin seguía deslizándose en su interior, introduciendo su dedo , y cuando estuvo totalmente dentro, comenzó a moverlo, acariciando cada espacio de kazuya, cuando sintió que los músculos de su niichan se relajaron, Jin retiro su dedo, ganándose una protesta de parte de su hermanito, misma que fue callada cuando ahora un dedo mas se sumaba ala intrusión, acariciando, dilatándolo, jugando.
Y cuando dos no fueron suficientes, un tercer dedo hizo su entrada.
Llevaban ya mucho rato en la tina, su piel estaba arrugada y el agua ya estaba fría, pero eso estaba bien, algo necesitaban para contrarrestar  lo caliente de sus cuerpos.
Una vez que Kame estuvo acostumbrado a esa sensación nueva, Jin comenzó a simular con los dedos, el movimiento de una penetración, sacándolos y metiéndolos de golpe en el cuerpo del menor, que se aferraba más y más a la baldosa, arqueando la espalda, segado de lujuria, de placer.
-Jin.. Métemela! Por favor métemela!
  Kame estaba rogando,  sin embargo Jin no le dio aun ese pequeño placer que el menor pedía casi a gritos, abandono el miembro de kazuya, y llevo su otra mano a la boca del menor, haciendo que Kazuya lamiera sus dedos, para así contener sus gemidos.
Fue tal el placer que Kame experimento al perder su virginidad con los deliciosos dedos de su hermano mayor, que se corrió, haciendo que su semen se esparciera en la bañera.
Lentamente, Jin retiro los dedos del interior del menor, y espero a que Kazuya estuviera recuperado para sacarlo de la tina.
Le coloco la toalla y cuando estuvieron en la cama, Kazu no permitió que Jin se masturbara para calmar su palpitante y dolorosa erección, esta vez prefirió darle una buena mamada a su hermano, que termino expulsando el semen en la boca de Kazuya, quien feliz lo trago.
Se abrazaron esa noche, desnudos, bajo el cobertor, sintiendo sus cuerpos adaptarse al del otro... eran un solo corazón latiendo en dos cuerpos.
Al día siguiente Jin fue despertado por el aroma del tocino friéndose... Lentamente beso a su pequeño  kazu, logrando que el otro se removiera entre sus brazos.
-Anda.. Es hora d despertar
-Jin.. Pero es temprano
-NO  te quieres perder el desayuno.. Anda amor, así podremos hacer algunas cosas. Con esta idea en mente Kazu decidió levantarse y vestirse, antes de salir de la habitación rodeo el cuello de su niisan y lo beso profundamente. Sabían que no tendrían un tiempo a solas en el día, así que quería saciarse del otro. Jin lo rodeo en un cálido abrazo y disfrutaron de ese beso, hasta que el estomago de Jin hizo ruido y los obligo a separarse.
La expresión divertida de Kazuya hizo sonreír también a  Jin y así salieron a desayunar con los abuelos.
El desayuno transcurrió con una alegre charla sobre sus actuales estudios, sobre chicas y esas cosas.
Después de medio día, Kame y Jin salieron a dar una caminata, había demasiada gente en la granja, debido a los preparativos de la fiesta que se ofrecería a media tarde.
Kazuya y Jin anduvieron cerca del lago, donde estaba el pequeño embarcadero.
Llegaron hasta la cabaña del abuelo, la cual era acogedora, el mayor solía utilizarla cuando llegaba muy cansado o muy tarde después de un día de pesca, y se alojaba allí, tenia lo necesario .. Una pequeña habitación con una confortable cama y una pequeña ducha... Estaba a 15  minutos andando hasta la casa principal.
Pero estaba cerrada, así que los hermanos solo disfrutaron del paisaje y de la compañía del otro, disimuladamente Jin tomaba la ano de Kazuya,  discretamente, cuando nadie observaba depositaba un beso en la mano del menor.
La tarde cayó sobre la pequeña granja y con ella diversas familias que acompañaban a celebrar, Kazuya y Jin lucieron trajes que los hacían ver sumamente atractivos.
Algunas chicas, hijas de conocidos del abuelo trataron de ser sutiles al coquetearles, pero claro, algunas fueron más lanzadas.
Sobre todo con Jin, era imposible no notar a tan sensual hombre.
Pero esto no molesto para nada a su hermano menor, el era  feliz observando como las pueblerinas hacían de todo por un poco de atención de su niisan, mientras Jin solo tenia ojos para él, kazuya estaba realmente seguro del amor que Jin sentía por  él.
Después de la cena, se abrió una pequeña pista de baile, iluminada con algunos faroles y claro, por las estrellas de la noche.
LA música era suave, para parejas... de esa música romántica que lleva un vals lento y romántico, sensual..
Algunas de las chicas, invitaron a Jin  y a su hermanito a bailar, pero ellos se negaron.
Cuando el abuelo se acerco a ellos para incitarlos Kazuya hizo un puchero y protestó.
-Yo solo bailare con niisan... Con nadie más
Al abuelo le pareció tierno ver a su adulto nieto actuando tan infantil.. Y les concedió bailar juntos.. Total.. Eran hermanos y era natural que Kazuya fuera posesivo.
Y así, con su objetivo logrado, Kame se puso de pie ante la invitación que su hermano le hizo.. Tomados de la mano anduvieron hasta la pista de baile, donde Jin coloco una mano sobre la cintura de Kame, con delicadeza y Kame apoyaba una mano en el hombro de Jin, tomando su mano libre con sutileza, atrayéndolo hacia si, y danzando lentamente, muy despacio.
Todo mundo los veía bailar , los veían con ojos de ternura, mientras ellos se miraban con ojos de amor.
Bailaron un par de piezas, y cuando las miradas dejaron de estar sobre ellos, Jin guió a kame, entre los invitados, alejándose del centro de la pista de baile, alejándose lentamente de la fiesta, yendo hacia el embarcadero.
-Jin? Yo quería seguir bailando... era nuestra primera vez en algo así
-Perdóname Kazu, pero no me gusta que la gente te vea...
-Jin.. Pero
-Además.. Hay algo...
Cuando llegaron a la pequeña cabaña, Jin le mostro con orgullo a Kame la pequeña llave que abriría esa puerta.. Ambos sabían lo que eso significaba.
De inmediato estuvieron dentro, consumiéndose en un beso apasionado.
-Aquí podemos seguir bailando kame...
-Jin baka!- kame mordió el cuello de Jin
-Kazu, amor... despacio
-Jin, esta noche no me pidas que me contenga.. Ya me contuve por mucho tiempo
-Bien Kazuya, esta es tu noche.. Nuestra noche... estoy a tu merced.
Jin de verdad se tomo su tiempo para ir desprendiendo lentamente cada botón del saco de Kazu, rozando levemente, haciendo presión con sus dedos. Quitarle la ropa a su hermanito era algo excitante, algo prohibido, un pecado carnal.. Pero uno que extrañamente lo llevaba al cielo del placer.
Una vez fuera el saco, desato la corbata plateada , y la lanzo a algún lugar.. Los botones de la camisa iban cediendo lentamente entre los dedos de Jin, mientras sus miradas estaban fijas, Kazu se relamía los labios, ansioso por sentir esas promesas de placer que Jin le había hecho.
-Kazu, eres hermoso- Jin susurro, sin perder el contacto visual
-niisan...
-Kazuya, amo tus ojos... –Jin beso cada parpado del menor- Kazuya, tu cuerpo me pone duro, es imposible, vivimos juntos, dormimos juntos y nunca estoy satisfecho, siempre quiero más de ti- la camisa se abrió por completo dejando expuesta la blanca piel del pecho de kazuya.
-haa.. Jin... me excitas tanto... un día de estos tengo miedo de saltarte encima delante de nuestros padres...
-tanto así me deseas ¿- pregunto Jin levantando una ceja
-Niisan.. Eres la única persona a la que amo... desde que recuerdo, siempre has sido tú...
-Mi pequeño amor... – Jin deslizo lentamente la camisa de kazuya, exponiendo lentamente los hombros del menor, después acariciando sus brazos hasta que la prenda dejo el cuerpo de kazuya, Jin se inclino y comenzó a chupar los pezones de su hermanito, quien enterró los dedos en el cabello del mayor, guiando los movimientos.
Jin se deleitaba con los pequeños pezones de kazuya, mordisqueándolos, chupándolos, lamiéndolos hasta ponerlos duros, eran pequeños, pero eran deliciosos.
Mientras se entretenía con estos pequeños deleites, Kazuya se ocupo de desabrochar su cinturón y el pantalón, lo bajo hasta sus muslos junto con el bóxer, dejando expuesto su miembro erecto.
Tomo el pelo de Jin, para alejarlo de su pezón izquierdo y lo miro con lujuria ..
-Chúpamelo.. Por favor...-  Kame desvió la mirada hacia su latente miembro y Jin esbozo una pequeña sonrisa.
-Calma... eres un desesperado, niichan déjame hacer mi trabajo.
Jin empujo unos pasos a Kame hacia el lugar donde estaba la cama, por la presión kazuya se sentó en el borde y Jin se encargo de despojar toda la ropa del menor, acariciando sus muslos y sus piernas en el acto, dejándolo recostado, mientras el, se deshacía de su propia ropa, de una manera sumamente sensual, kame sentía la ansiedad crecer en el al ver como su hermano se desprendía de la camisa, dejándolo admirar su abdomen, sus brazos, y después dejándolo apreciar el miembro de Jin, mas grande y grueso que el de Kazuya, pero un miembro delicioso.
Una vez totalmente desnudo, Jin miro a Kame con ojos de lujuria y, para sorpresa del menor, su niisan decidió darle un pequeño show para disfrutar.
Comenzó a masturbarse lentamente frete a él.
Kame estaba fascinado viendo como su hermano se tocaba, era tan delicioso, tan prohibido... tan inmoral y tan placentero.
Los habilidosos dedos de Jin se cerraban a lo largo de  su miembro, tocándose con lenta tortura, acariciando su cabeza, trazando pequeños círculos, Kazuya disfrutaba al ver los gestos de placer que Jin le mostraba, verlo con los ojos entrecerrados y jadeando era la locura.
Jin lo miro de pronto..
-Ven kazu.. Se un buen hermanito y hazlo por mi- le ofreció su duro miembro y Kame, no tardo en rodearlo con sus manos, acariciándolo mientras mantenía la mirada en Jin.
-Esta bien así.. niisan?- pregunto con tono inocente, pero sus movimientos no eran nada inocentes.
-Vas muy bien kazunii.. a niisan le gusta que lo hagas así
-Yo amo a niisan y hare todo lo que me pida.
-Que niño tan obediente- Jin acaricio la cabeza de kazuya- ahora, dale un poco mas de placer a tu hermano.. niisan quiere que te lo metas en la boca.
- niisan.. eso esta bien?
-Lo esta pequeño, anda, pruébalo- la voz ronca de Jin hacia que el cuerpo de kazuya timbrará de placer, nunca había visto a su hermano en este estado, lujuria pura, y verlo así, solo para él, lo excitaba.
Así que obediente se introdujo el miembro de Jin en la boca, chupándolo lentamente hasta sacarlo de nuevo
-Esta bien como lo hago niisan?
-Muy bien Kazuya, aprendes bien, ahora desliza tu lengua... lame toda la piel.. y después mételo de nuevo en tu boca... chúpalo Kazuya, te va a gustar.
Kame obedeció y lamio el largo miembro, y al volver a la punta lo introdujo en su boca, Jin dio pequeñas embestidas que provocaron algunas lagrimas en Kazuya, pero, podía tolerarlo.
Jin retiro su miembro  de aquella calidez y del placer que le daba la boca de su hermanito y lo empujo contra la cama. Tomo la pierna de Kazuya y comenzó a besarla mientras iba ascendiendo hasta los muslos del menor.
- Kazunii..
-haam...
-tócate para mi... vamos.. obedece a tu niisan
Kazuya comenzó a masturbarse, tal como Jin lo había hecho antes, mientras el hermano mayor
Jin se puso de pie y se retiro, decidió colocarse en el pequeño sofá que estaba perfectamente frente ala cama, sentándose mientras observaba a Kazuya masturbarse para él.
Cuando Jin considero que Kazuya estaba dándose mucha atención, decidió invitarlo a  algo.
-Kazunii.. ven.. – Jin extendió una mano
Kazuya jadeante y con la mano llena de líquido pre seminal se puso de pie, andando con pasos seductores hasta Jin.
-Date la vuelta – ordeno el mayor, kazuya obedeció- ahora inclínate
-Jin!
-Inclínate! – Jin dio una nalgada a Kame- has sido un niño malo, no me etas obedeciendo...
Kazuya, decidió hacer lo que pedía su hermano, aunque sentía un poco de vergüenza al estar tan expuesto.
Apoyo sus manos sobre la pequeña mesa de madera que estaba frente a el y se agacho, dejando su entrada a merced de Jin, quien no desaprovecho ni un segundo y decidió probar de aquella carne que estaba frente a él.
Devoró cada centímetro de la piel de su hermanito, saboreo cada rincón, penetrando a Kame con la lengua, empujándola dentro del menor que sentía que sus piernas temblaban por tanto placer.
-Ahora.. Kazunii... móntame!
Esta era la orden que Kazuya estaba esperando, lo que tanto había deseado, el no quería una primera vez llena de cosas cursis, y Jin  sabia perfectamente. Kazuya quería explotar de placer, quería sentir la hombría de Jin, quería sentirse vulnerable, quería algo salvaje y Jin se lo estaba dando. Esa era la mayor prueba de amor.
Kame dio media vuelta, temblando y se coloco frente a Jin, el mayor tomo las piernas de Kazu y rodeo su cadera con ellas, acomodándose al borde el pequeño sillón, Kazuya se impulso con sus talones  y guió con una mano el miembro de Jin, hacia su entrada.
Temblaba de placer anticipado, sabía que seria doloroso, siempre lo había creído y, efectivamente era doloroso.
Una lenta agonía que o partía en dos, pero a la vez un creciente placer al sentir que su hermano entraba en su interior.
Seguro se iría al infierno por tanta lujuria, seguro se irían al infierno por hacer esto, por que eran hermanos, pero, incluso en el infierno estarían juntos, por que se amaban.
Jin aun no penetraba completamente a Kazuya, pero sabia que era doloroso para el menor, así que lentamente salió del menor, embistiéndolo de nuevo, pero solo entrando un poco en su hermanito.
Así lo hizo varias veces, saliendo y entrando cada vez un poco más y al fin, logro dar una estocada donde el cuerpo de Kazuya lo recibió por completo.
Jin dejo de moverse
-Kazunii.. tú tienes el control.. móntame
Kazuya rio divertido y comenzó a moverse sobre Jin, sentía como el miembro de su hermano mayor palpitaba dentro de él, sin saber como, comenzó a contraer sus paredes y vio que la cara de placer de Jin aumentaba.
Así como también aumentaban los movimientos, que al principio eran rítmicos, pero después fueron perdiendo la sintonía, eran movimientos bruscos, realmente estaba cabalgando el miembro de su hermano mayor, que lo tenia sujeto por las caderas para aumentar a profundidad y la fuerza de sus embestidas, ambos jadeaban y fueron presas de un beso desordenado.
.kazu.. no aguanto mas—dijo Jin enredando su lengua con la de Kame y antes de lo que Jin esperaba, sintió el espeso y caliente semen de Kazuya en su pecho, escurriendo.
-Haaa.. Jin.. yo... lo siento- Kame estaba jadeando
-Pequeño, ahora es mi turno.. te voy a llenar
Jin comenzó a embestir con violencia el cuerpo de Kame, que casi gritaba de placer, estaba súper sensible y sentía que perdería el conocimiento en cualquier conocimiento.
El miembro de Jin creció en el interior de Kazuya y termino lanzando pequeños chorros de su semen, dentro de su hermano.
Las uñas de kame  se enterraron e la piel del mayor.
Ambos jadeaban, ambos necesitaban aire, ambos estaban cansados.
Y así, en esa posición, Jin se recostó, sintiendo el cuerpo liviano de Kazuya sobre el de él, mismo que abrazo y acomodo con ternura sobre su regazo, manteniendo la cabeza de kazuya sobre su pecho.
Cogió el saco y arropo el cuerpo de Kame. Y así se abandonaron en un largo sueño.
Jin despertó cuando los rayos del sol comenzaban a iluminar la habitación.
Despertó a su hermanito y se ducharon juntos mientras se acariciaban, se vistieron y sin hacer mucho ruido regresaron a la casa principal, donde entraron de puntillas y se colaron hasta la habitación.
De inmediato se cambiaron las ropas, Y justo cuando estaban por meterse de nuevo a la cama, su abuelo los llamo para ir a desayunar.
Temerosos salieron , pero al parecer nadie había notado su pequeña fuga de anoche, aunque si notaron algunas marcas en los brazos del menor.
Kame invento que había jugado luchitas con Jin y la mañana paso con ellos dos regresando al cuarto a dormir.
Al atardecer despertaron
-Jin.. te amo, disfrute mucho ser tuyo
-Kame, siempre serás mío.. yo también disfrute, pero me temo que ahora tengo ganas de hacértelo todo el día
-Niisan, me gustaría hacerlo en casa, en la cocina, en la sala,
En el jardín.. jajá, bueno, pensaremos como hacer realidad todas tus fantasías Kazunii
-Eres el mejor hermano del mundo Jin. Te amo.- Kame beso a su hermano y sus días en la casa del abuelo estuvieron llenos de pequeños “escapes”.
No es malo amar a tu hermano, no deja de ser amor...
avatar
DANNYKAZU

Mensajes : 627
Fecha de inscripción : 29/06/2011
Edad : 30
Localización : en el caparazon de kazu

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I love u niichan * akame+incesto* TERMINADO

Mensaje por xiochermm3 el Vie Jun 21, 2013 10:12 am

 en serio q eres pervertida bakadanny jajaja akame incestuoso xD 
avatar
xiochermm3

Mensajes : 1355
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Localización : abrazando a mi kazu

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I love u niichan * akame+incesto* TERMINADO

Mensaje por Ecatheriina el Jue Ago 08, 2013 11:34 am

Hahaha, aww, el incesto xD <3
Me gusto mucho Danny ^///^ Los AKame se aman mucho, que cute.

Buen trabajo ;))

(hace mucho q no venia por aqui, de cuanto mas me habre perdido, me pregunto ><)
avatar
Ecatheriina

Mensajes : 268
Fecha de inscripción : 23/09/2011
Edad : 22
Localización : En la camita acurrucada con Kame ^^ <3

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I love u niichan * akame+incesto* TERMINADO

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.