MIS DESEOS CARNALES

Ir abajo

MIS DESEOS CARNALES

Mensaje por DANNYKAZU el Sáb Sep 22, 2012 10:40 pm

MUNDO YOOOOOOOOOOOOO!!
YAA AKI UN FIC QUE DE VERDAD DEBENLEEERSE BAJO SU RESPONSABILIDAD!
eS DENTRO DE LAS COSAS fuertes ke he escrito de las mas fuertes, nada de lenguaje estetico y... naaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!! Ahora si aumente mi kii y mi level.
En parte gracias a mi nalga gemela Janneth jajajajaja hijaa bien sabes k este fic lo hice para ti!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

bueno entonces kien lo lea sera bajo su responsabilidad!
No acepto reproches ni reclamos



Douzo!


Su ágil cuerpo se movía con la gracia de un Dios entre las miradas que lo admiraban a su paso.
Ese andar seguro, varonil, imponente hacia que cualquiera detuviera la respiración para poder admirarle, ver algo así era un hecho magisterial!
Y no es que fuese desnudo mostrando la gracia que dios había tenido con su cuerpo bronceado, era mas bien la sensualidad que irradiaba bajo ese elegante traje negro, el blazer de un botón central y los puños de la camisa de lino blanca sobresaliendo, el cuello ligeramente desordenado, dejando ver la firme piel de su pecho.
Parecía que inclusive la tela de sus pantalones acariciaba la piel de sus muslos de una forma delicada y sutil, rozando su miembro en un andar erótico.
EL pelo castaño perfectamente ordenado, cada cabello era mágico y sobre todo realzaba las facciones masculinas y hermosas que poseía, los ojos castaños, grandes, de mirada severa, penetrante y además, esos labios carnosos, esos labios que podían satisfacer cualquier boca hambrienta, esos labios hinchados que brillaron cuando los lamio distraídamente.
Todas las miradas en el hospital a su paso se posaban sobre el, el gran Yamashita Tohomisa, un empresario joven, apuesto, elegante, comprometido con la hija de un gran ministro, un hombre perfecto y además, un hombre hermoso, sensual.
Pero, que circunstancias le obligaban a ir a ese hospital? ¿ Enfermo? ¿ De visita? ¿Alguna noble causa, como parte de su filantropía?
Bien, no se trataba de una noble causa, no no, ni se trataba de asistir a niños enfermos, se trata de un acto protocolario que tenia que realizar, ni mas ni menos que ir a visitar a su cuñado, si, justamente eso, Dadas sus múltiples ocupaciones no había podido aun presentarse con el hermano de su futura esposa, lo cual para ella era sumamente importante, que su hermano mayor conociera a quien seria su futuro esposo.
Tomohisa se planto frente a la puerta al final del largo pasillo, dejando las miradas detrás suyo, ahora se encontraba en una zona prácticamente vacía, alejada, en la puerta solemne se leía
“ Dr. Nakamaru – Psiquiatra”
Efectivamente, Nakamaru Sensei era un descastadísimo psiquiatra, con innumerables reconocimientos por sus investigaciones en la conducta y la moral.
Yamashita esperaba ver un hombre mayor, con canas, de bigote y regordete.
Pero su sorpresa tras llamar con tres ligeros golpes a la puerta y esperar a que una voz le indicara que podía entrar, fue , encontrarse con un sujeto bastante muy diferente a lo que esperaba, alguien joven, casi de su edad, delgado, de pelo oscuro, nariz prominente y labios gruesos, el cual titubeo un poco antes de interrogarle?
-Yamashita San?
-heer.. Ha! Gomen nasai – Yamashita hizo una formal inclinación- Yamashita Tomohisa dessu – trago saliva- Yoroshiku .
-Deja las formalidades! – respondió Maru con una sonrisa nerviosa y casi tartamudeando- Llámame Maru, es un placer.
Se hizo a un lado indicándole a Yamashita que podía entrar al consultorio, prácticamente forrado en madera de color café, la cual hacia resaltar la piel canela de Pi.
--Así que te casaras con Mari chan?- le interrogo Maru arqueando la ceja
-Hai! Siii.. sii.... –Pi estaba notablemente nervioso-
-Valla, me gustaría charlar amplio contigo, por favor, ponte cómodo! –Le sonrió de nuevo Maru, invitándolo a sentarse en el gran mueble en donde atendía cómodamente a sus pacientes.
-Seré psicoanalizado? –Bromeo pi-
-Para nada! Solo quiero que estés cómodo.
Pi se sintió “ obligado” tratándose de un psiquiatra, se sentía intimidado, por lo cual se desabrocho el botón del blazer y se retiro este, dejándolo en el perchero de madera pulida, se sintió mas cómodo con la camisa de lino blanca que dejaba ver su perfecta y trabajada figura, paso la mano por el pelo para acomodarlo un poco y se recostó en el sofá de piel color crema, con un único respaldo lateral, en donde recargo el peso de su ancha espada, sumamente nervioso, era su primera vez en el psiquiatra y aunque no iba como paciente, se sentía peor que un psicópata siendo juzgado.
Maru se sentó frente a Yamapi, quien de verdad se sentía ya incomodo... Su primer encuentro con su futuro cuñado y ya sentía que estaba juzgándole.
-Dime Yamashita, -comenzó Maru- Que expectativas tienes de tu vida marital?
Joder! El tipo iba al grano, ¿ Que expectativas tenia? ¿ como tenia que responder a eso?
Eso era como una sucia guerra en donde el enemigo había lanzado una bomba nuclear antes de comenzar las negociaciones de paz!
Y es que; a decir verdad, Pi no tenia ninguna expectativa de su vida matrimonial, al fin de cuentas era un matrimonio arreglado, en donde el no estaba plenamente interesado, sin embargo había aceptado obediente y se estaba comportando a la altura de las circunstancias.
- Bueno.. sobre eso... – trato de pensar en algo rápido- Pues, me gusta...ria, que las coas se desarrollen según el momento, según el instante en el que estoy viviendo..- o algo así?-
-Así que vives según el momento? –Le cuestiono Maru-
Doblemente jodido
-Bueno, no! , soy un hijo obediente, en realidad no llevo una vida libertina..
-no? – cuestiono Maru intrigado-
-No.. nunca ha sido así..
-Entonces debes tener deseos reprimidos.... – Afirmo Maru
-Deseos reprimidos? –Se sorprendió Pi, nunca había pensado en ello-
-Definitivamente, veamos, haremos un rápido ejercicio – Un brillo audaz cruzo por la mirada de Maru-
-Pero.... yo... – Pi no tenía la más jodida idea de que estaba pasando justo en ese momento-
-Yamashita, me preocupa que más adelante tus deseos reprimidos salgan a flote, por eso descubriremos en breve si tienes algún secreto o deseo reprimido.
Pi rodo los ojos asqueado, ¿ que pretendía ese sujeto?
-Bien Yamashita, cuéntame... que opinas de las relaciones de sexo?
-que.. que.. opino de que?
-Hum.. el sexo es una necesidad compleja del ser humano, hombres y mujeres, pero es independiente del amor, y de la moral, por ejemplo, puedes ser un hombre recto frente a los ojos de la sociedad y tras puertas cerradas puedes ser alguien que disfrute plenamente de un orgasmo.
Yamashita solo abrió los ojos y dejo caer la mandíbula, ¿Cómo estaban llegando a esta charla?
-Pero... no.. yo
-Es así Yamashita San, fantasías, juegos, erotismo, eso es otra parte que hace sentir al ser humano pleno. Espero que no seas de esas personas que al momento de disfrutar de su cuerpo se limitan y actúan tontos, ingenios, sumisos y en realidad terminan disfrutando a medias, cuando pueden dejar que su cuerpo goce, sienta, cuando pueden perder la cordura y ser alguien más, ...
Pi estaba por ponerse de pie, pero algo llamado curiosidad lo obligo a mantener su cuerpo en aquel sofá.
-Dime Yamashita- siguió Maru- has tenido buenas experiencias sexuales?
-En ralidad... si, bueno, ya sabes.... hago lo que tengo que hacer.
-Y que es lo que tienes que hacer?
-Pues besar... penetrar... llegar a eyacular...?
-Y eres salvaje? Delicado? Feroz?
-Pues. Soy normal!
-normal? No lo creo, irradias sensualidad Yamashita, así que espero que mínimo seas un amante que pueda explotar una y otra vez, alguien que sienta excitación con cada roce, alguien que desee mas y mas, alguien que estalle de placer.
-Yo hago eso..
-No, no lo haces, tu solo te tiras a una tía y listo.. pero veamos, cierra tus ojos y escucha mi voz..
-Que?
-Hazlo! – Le ordeno Maru.
Pi obedeció y cerró los ojos, dejando escapar un suspiro de preocupación.
-Muy obediente Yamashita San, ahora para iniciar este ejercicio me colocare sobre ti – Y mientras daba la indicación Maru paso una de sus piernas sobre Pi rodeando su cuerpo y se coloco sobre su pelvis.
-Que haces? ¡ - grito Pi al sentir a Nakamaru sobre su miembro-
-Calma, te dije que te relajaras, intento que tu cuerpo experimente – Respondió Maru con toda la naturalidad el mundo
-Experimentar? Estas loco? Con el hermano de mi prometida?
-Calma, dejemos la moralidad y la persona que eres fuera de aquí, bien? – siguió Maru con normalidad- aquí dentro eres quien nunca te atreverías ser- sonrió de lado y humedeció sus labios con la lengua antes de seguir- ahora dime, que sientes si rozo mis nalgas sobre ti? – y comenzó a moverse en pequeños círculos sobre el miembro de yamashita.
-¿Qué voy a sentir? Asco!
-Noo no, mira, esto es así, permíteme mostrarme- siguió Maru- yo ahora que estoy sobre ti, siento mis nalgas calientes, un poco De calor en mi miembro, me gustaría mucho liberarlo y mostrártelo, me encantaría sentir tus manos sobre el.
-de que hablas maniaco?
-Inténtalo, olvídate de que somos hombres, de que eres mi cuñado, deja eso, solo concéntrate en hacerme saber tus mas secretos deseos sexuales.
La voz de Maru era tan confiada y en parte estaba convenciendo a Yamashita sobre el hecho, despertando la curiosidad y algo mas...
-Bien, lo que siento en este momento son unas jodidas ganas de patearte el trasero
-Vamos bien! – le animo Maru, como alentándolo a mas- Yo siento como mi glande comienza a humedecerse lentamente, siento correr ese tibio liquido que emana de él...
-Bien seguiré tu jodido juego, siento unas puñeteras ganas de que me la chupes, contento?
-Muy bien? Explícame, por que quieres que lo haga? –Maru parecía un niño abriendo un regalo deseado, lleno de expectación y celebrando cada repuesta-
-Por que quiero sentir tu lengua lamiéndome, quiero sentir que te la meto toda en la garganta, que te tragues mi semen.
-Vamos bien, el primer paso va bien! – celebro de nuevo Nakamaru- Ahora cierra los ojos, además de decirme lo que deseas, debes dejar tu cuerpo ser libre, por ejemplo, si tus manos desean palpar mi pene puedes hacerlo, si quieres chupármela puedes hacerlo, si quieres introducírmela y follarme bien duro dímelo, y hazlo...
-Bien la verdad es que en este momento me encantaría que me masturbaras a mi, me estoy comenzando a sentir tan caliente que me vale que seas un tío y me vale quien jodida seas, solo necesito rápido que me des placer- En algún muy remoto lugar de la conciencia, Yamapi se desconocía así mismo, hablando de esa forma tan vulgar, era tan excitante-
-tan rápido deseas placer? Y donde queda el erotismo? –le reprocho Maru- sabes? Deberías quitarte esa camisa, de lo contrario la llenaras de sudor
Tomohisa obedeció y medio furioso se retiro la camisa, dejándola sobre la silla en donde antes estaba Maru
-Bien sensei, muérdeme los pezones, anda, lámelos! –le ordeno Pi, Maru sonrió triunfante y mas cuando Tomohisa lo tomo del pelo y lo jalo hasta poner la cara de Nakamaru contra sus pezones, Maru comenzó a lamer y a mordisquear el pezón derecho, jugueteando, sintiendo como se ponía bien duro su miembro, al igual que la piel de Yamapi se tensaba cuando le encajaba los dientes.
-chúpamelos andaa! – Jadeo Pi y Maru de inmediato comenzó lamer y a succionar los pezones de Pi. Deleitándose con el sabor que dejaba el rastro del jabón de baño combinándose con la sal de su sudor y la saliva propia, lo cual lo hacían un delicioso manjar.
Maru hizo un poco de presión con los dientes sobre el pezón izquierdo de pi y sintió como de a poco el miembro de Yamashita hacia presión contra sus nalgas, llevándolo a una tortura por que su miembro comenzaba a palpitar y se sentía presionado bajo la tela.
-haa... muérdeme... mas fuerte... me estas calentando, si sigues así seguro que querré metértela toda.- De nuevo Maru hizo caso obediente y mordió con mas fuerza los pezones del otro que jadeo ante tal excitación.
-Sensei, me gustaría sentir la piel de sus nalgas entre mi miembro, sobándomelo, déjeme rozar su entrada con mi punta, estoy muy mojado.
-Perfecto! Pero antes de eso, muéstrame lo que tienes para mi- le pidió Maru, ante lo cual pi bajo su cremallera y haciendo aun lado la tela, introdujo su mano para liberar su enorme miembro, era de un tamaño imponente, sobretodo por el grosor que tenia, la piel morena, las venas marcadas y el glande brillante por la humedad de su excitación se mostraban frente a Maru, a quien se le hizo agua la boca por probar el sabor de aquellas secreciones que emanaban del orificio el otro y lo hacían lucir apetitoso.
-Estarás de acuerdo conmigo que es injusto Yamashita San que yo siga jodiendome con la ropa, permíteme mostrarte lo que puedo ofrecerte- Dijo Maru muy divertido. Se puso de pie mientras Yamapi arqueaba una ceja intrigado. Por favor, comienza a acariciarte! – Lo invito Yuichi, como si se tratase de una cordial invitación a un café- No quiero que esa hermoso miembro disminuya de tamaño, por favor, mastúrbate frente a mi, déjame ver como te la sacudes. No te preocupes si te corres- prosiguió- Se muy bien como lograr que luzca así de nuevo, te gustara, anda.
Y así Yamapi comenzó a palpar su hombría, aprisiono en la palma de su mano su pene y comenzó a acariciarse, subiendo y bajando a lo largo, con su pulgar acariciaba la punta húmeda y en un arrebato carnal se atrevió a recoger con dos dedos un poco de la sustancia hialina que emanaba y se llevo los dedos ala boca, succionándolos, laminándoselos mientras seguía masturbándose con la otra mano, Maru sonrió complacido ante tal acto que Tomohisa repitió en varias ocasiones, apenas escurría un poco de viscosidad sobre su glande, de inmediato la recogía con los dedos y los llevaba a su boca para deleitarse de su propia sabor de excitación.
No noto cundo Maru se deshizo de su camisa, de la bata blanca, los zapatos, el pantalón, pero no pudo apartar la vista cuando se quito el bóxer y se poso frente a el, que seguía moviendo su mano con fiereza, noto que Maru también estaba mojado, incluso mas que el, pudo ser testigo de esa línea hialina que emanaba del miembro de Maru y caía al piso, no eran gotas, era en realidad una humedad viscosa, palpable, y quiso comprobarla, así que paso los dedos en el hilo hialino y se sentía tibio, lo esparció en sus dedos y después los lamio, probando así a Nakamaru.
Muy bien Tomohisa, que más te gustaría? – Pregunto un habido Nakamaru
-Sensei, deseo que me metas la lengua, penétrame con la lengua, onegai, - De verdad Yamashita estaba rogando. Y Maru se sorprendió ante tal petición-
-Si es lo que deseas, bien, retírate el pantalón primero y, es cundo amo este mueble, te colocas en cuatro por favor, voy a lamerte cuñado.
Pi sintió que los vellos de su espalda se erizaron ante la imagen mental que visualizó, de inmediato y con desesperación se desabrocho el pantalón, se retiro los zapatos, y dejo caer sus ropas al piso, dudo un segundo antes de quitarse el bóxer, pero lo hizo al fin y coloco las rodillas sobre el gran sofá, apoyando después su peso sobre sus codos, dándole a Nakamaru una vista única de su trasero, separo un poco las piernas permitiendo que sus nalgas se separaran y dejaran ver su entrada.
Maru de pie, detrás de Yamapi, comenzó a besar y mordisquear sus nalgas, Pi se retorcía cuando sentía el aliento caliente chocar contra su ano, sus músculos se contraían y jadeaba.
Nakamaru seguía besando los alrededores del orifico de Pi, lamiendo, mordiendo, o simplemente acariciándolo con los labios.
-Joder! Méteme la lengua desgraciado! –Refunfuño Pi desesperado por ese placer que quería experimentar. Maru rio por la impaciencia del otro, pero fue accesible y comenzó a lamer la separación de sus nalgas, rozando su entrada con al lengua, provocándole espasmos que hacían que sus músculos rectales se contrajeran.
Comenzó con leves roces, para después comenzar a succionar la piel suave y húmeda de Pi.
-Sabias Yamashita que tu ano también se lubrica? Estas mojado, jodidamente mojando.
-Jodeme, con la lengu.....a..... me..te...mela! – jadeo Pi, enrojecido, y salivando en exceso.
Maru comenzó a trazar círculos sobre la entrada de Yamashita Saboreando el extraño liquido que escurría de las paredes de Tomohisa, lentamente fue acostumbrándose y comenzó a meter la lengua en aquel lugar, empujándose , empujando la cara contra aquel hombre, comenzó a acariciarlo y deslizo la nariz, ante lo cual Pi gimió sonoramente.
Esta en la gloria, sentir la húmeda y dura lengua de Nakamaru penetrándolo era la gloria, sentir ese calor y sus músculos contrayéndose era lo mejor que había experimentado.
Pero tato placer y las veces que sus músculos se tensaban lo cansaron.
-Sensei, siéntate! Le ordeno Pi.
Maru se sentó en el lugar en el que antes estaba Pi, recargando su espalda en sofá, Yamashita estaba aun a gatas, justo frente a Maru, por lo cual solo gateo un par de pasos y manteniendo la mirada en Nakamaru se metió de lleno el peno de este en la boca, succionándolo, arremetiendo contra su propia garganta.
Algunas lágrimas se asomaron en los ojos penetrantes de Pi, pero siguió con su labor, tratando de degustar todo el miembro de Nakamaru, que si bien no era tan grueso como el suyo, era bastante largo y estaba sumamente duro.
Sabía salado, ácido, amargo pero delicioso. El sentir la mucosidad en la boca era demasiado excitante, jugar con esa sustancia envolviéndole la lengua. Chupaba y lamia a voluntad propia el pene de Yuichi, pasaba la lengua de arriba abajo y trataba de introducirla en el orificio de Nakamaru, lo que provocaba que el otro se retorciera de placer, y así estuvo Pi, lamiendo y besando, succionando y mordisqueando un largo rato, hasta que su hambre fue saciada y sus labios lucían aun mas voluminosos e hinchados.
Fue entonces cuando con el cuerpo adolorido se puso de pie y se reacomodo en la posición e la que antes estaba Maru, salvo que esta vez Pi estaba encima, con las piernas a los costados de la cadera de yuichi, quien casi eyacula al ver la siguiente acción de su familiar político.
Que tomo el miembro de Nakamaru y lo mantuvo derecho, mientras flexionaba las rodillas y reducía la distancia entre el pene de su cuñado y su entrada, cuando sintió el húmedo y caliente glande de Maru rozar sus nalgas, comenzó a moverse en círculos, disfrutando del tacto de la húmeda y suave piel en la suya, y es que el glande de Nakamaru esa suave, lubricado, se sentía muy estimulante al tacto, deseo pasarlo por sus pezones y restregarlo en ellos, pero ahora tenia una necesidad mayor, quería aprovechar esta oportunidad en al que su conciencia estaba como drogada y no le impedía absolutamente nada, al contrario, lo alentaba a mas y mas locuras.
Siguió jugando, rozando el glande de Nakamaru contra su piel y de apoco lo posiciono en su ano, fue dejándose llenar muy lentamente y apenas se hubo introducido la punta comenzó a moverse lentamente, haciendo que Yuichi jadeara y enterrara los dedos en los hombros de Yamashita quien no pudo retener un grito cuando Nakamaru aprovechándose de la situación empujo a Pi con fuerza hacia si mismo.
-No me jodas! – lloriqueo Yamashita incapaz de siquiera levantarse, pues todo el miembro de Maru estaba ahora dentro suyo.
-Tranquilo, no era acaso lo que tu mismo deseabas?
-Due...leeee...
-Claro y si lloriqueas te dolerá mas, mejor disfruta, siente como estoy llenándote, podrías contraer tus músculos y no sabes el placer que eme darías, dime? Te gustaría que me corriera en ti?
-Oh! Quiero sentirte mojándome! Métemela toda sensei, andaa, follame bien duro!
Ante las desbordadas suplicas de Yamashita, Hacamari no se contuvo y se sintió sumamente tentado, así que lo tomo desprevenido y comenzó a lamer los labios del otro, delineando su forma con la lengua y en reacción Tomohisa encontró con su lengua la de Nakamaru y comenzó a lamerla, literalmente estaban lamiendo, sus lenguas desliándose una sobre otra fuera de sus bocas, jugando a enredarse y a repelerse, eran sensaciones únicas.
Yamapi comenzó a contraer sus paredes con intensidad al tiempo que comenzaba a cabalgar sobre el miembro de Nakamaru.
En realidad eran movimientos firmes y cortos, era como un galopar intenso, donde subía sobre el miembro caliente de yuichi y se dejaba caer de nuevo penetrándose cada vez mas, sintiendo como Maru llenaba por completo su espacio y sintiendo efectivamente como un liquido tibio envolvía el pene de Yuichi.
Mientras subía ala gloria y aterrizaba chocando con los testículos de yuichi, sus lenguas seguían envolviéndose, de ven en vez Yamashita capturaba la lengua de Maru con los dientes.
-Eres delicioso, estas apretado y si sigues jadeando así me voy a correr – Le gimió Maru a Pi
-Por favor, quiero sentir tu leche tibia en mí, mójame sensei
Gimoteo Pi entre besos y comenzó a moverse con frenesí, su pene temblaba en cada embestida, sus testículos chocaban de lleno con el pello púbico de Yuichi y sus paredes se contraían estrujando deliciosamente el miembro de Nakamaru que comenzaba a tener pequeños espasmo que aumentaban la excitación de Pi.
Y así entre todas la emociones, entre jadeos, y sonidos extraños, entre diversos aromas a piel, a sudor a sexo Nakamaru se corrió dentro de pi, quien en respuesta al tibio liquido lechoso de su cuñado arqueo la espalda, momento que Nakamaru aprovecho para besar y morder rápidamente los pezones duros y saborear la piel morena de aprendiz.
Cuando las últimas gotas de semen de Maru fueron expulsadas y su miembro comenzó a perder rigidez, Yamashita lentamente y con las rodillas temblando se puso de pie, se apoyo en el escritorio y llamo a Maru
-Chúpamela! –Maru estaba temblando y le resulto un lio ponerse en pie, apenas llego ante Yamapi este lo tiro del pelo y le obligo a arrodillarse y disfruto cuando Maru comenzó a chupar, succionando su hombría, deglutiéndola y saboreando el sabor que emanaba Pi.
Yamashita siguió penetrándolo con violencia, Maru soltaba lágrimas, pero estaba disfrutando también del momento, así que siguió en su labor hasta que sintió como Pi comenzaba a tensarse y como su miembro tenía sacudidas ligeras en su lengua y sintió que se atragantaba con el espeso liquido de Yamashita inundando su garganta.
Logro no tragarlo todo y dejo una pequeña porción en la lengua, se puso de pie y beso a Yamashita, compartiéndole el sabor de su propia escencia.
Su semen se mesclaba con su saliva y hacia ese el final perfecto a su primer encuentro sexual.






avatar
DANNYKAZU

Mensajes : 627
Fecha de inscripción : 29/06/2011
Edad : 31
Localización : en el caparazon de kazu

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: MIS DESEOS CARNALES

Mensaje por Princesa Saranini de Ueda el Dom Sep 23, 2012 12:56 am

wow super pervertido es ese sensei!!!! como vera a la cara de su hermanita? 0.0

danny sos mega pervertida, felicidades!!
avatar
Princesa Saranini de Ueda

Mensajes : 2587
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 29
Localización : en UEPOPUTOPIA : soy la princesa hada que sirve al principito Ueda

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: MIS DESEOS CARNALES

Mensaje por DANNYKAZU el Dom Sep 23, 2012 3:15 am

Jajajaja my princess!! Siii soy biiien perver!y esperatéva k haga mi primer hetero!
avatar
DANNYKAZU

Mensajes : 627
Fecha de inscripción : 29/06/2011
Edad : 31
Localización : en el caparazon de kazu

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: MIS DESEOS CARNALES

Mensaje por Princesa Saranini de Ueda el Dom Sep 23, 2012 1:54 pm

jajaja ya quiero leerlo

lastima que eran parientes XD ese hermano como va a ir a la boda? ;_;
avatar
Princesa Saranini de Ueda

Mensajes : 2587
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 29
Localización : en UEPOPUTOPIA : soy la princesa hada que sirve al principito Ueda

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: MIS DESEOS CARNALES

Mensaje por xiochermm3 el Vie Oct 12, 2012 2:00 pm



jajajaja bakadanny xD y yo todavia diciendote q pi seguro habia violado al pobre de nakamaru xDDDD

wuaaaaaaaa nunca me imagine a yuichi tan pervertido, si al final resulto q el se violo al pi sisisisisi eres pervert master sama xD yo casi me atragando con el café xDDDDDD


x q tienes q hacer un hetero??? haz otro yaoi con una pareja igual de sorprendente xDDDD
avatar
xiochermm3

Mensajes : 1355
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Localización : abrazando a mi kazu

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: MIS DESEOS CARNALES

Mensaje por YuukiCrossII el Lun Oct 29, 2012 11:38 pm

lo ame explote kyaaaaaaaaaaa soy una pervertida amo leer yaoi y mas si es lemon
avatar
YuukiCrossII

Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 29/10/2012
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: MIS DESEOS CARNALES

Mensaje por Musashi_Ushinaru el Vie Dic 14, 2012 7:36 am

Me desaparesco un mes y medio (desaparición forzada por cierto) y cuando vuelvo tu me recibes con semerenda OBRA DE ARTE!!!!!!!!!!!!!!!!! *.* KYAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA Ya sabes que amo toda pareja qu eincluya a Nakamaru y me has matado y revivido al juntarlo con YamaPi!

Mega recontra, hiper pornoso el fic! lo adore hasta con la stripas!

La personalidad de Maru era tan identica a la de un doctor, me fastidiaba cuando hablaba con esa profesionalidad que representa a los medicos XD osea que lograste meterlo en el papel, uuuuuuuuuuuu Pi de SEME! *.* (todo un sueño!). Me encantaria saber como terminara todo esto (Un capi más tal vez?)

Gracias por el fic nee-chan!! I LOVE U!
avatar
Musashi_Ushinaru

Mensajes : 69
Fecha de inscripción : 05/07/2011
Edad : 26
Localización : Venezuela

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: MIS DESEOS CARNALES

Mensaje por Usagi el Dom Ene 20, 2013 2:03 pm

me ukeaste a Pi! xDDDDD estuvo super hiper genial!!! me encanto >w<.!!!

super perver y morboso ><... like! xD
avatar
Usagi

Mensajes : 90
Fecha de inscripción : 13/09/2011
Edad : 28
Localización : con Teshi a mi lado♥ *w*

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: MIS DESEOS CARNALES

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.