PISCIS (Capitulo 6)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

PISCIS (Capitulo 6)

Mensaje por anyianka el Sáb Ene 08, 2011 1:21 pm

Prólogo:

Es una noche lluviosa, en una casa está la luz encendida de la sala, está una mujer sentada en el sofá, en su mano tiene una copa, su cuerpo esta recargado en él, un hombre está furioso, desesperado, camina de un lado al otro, la mira con rencor, coraje, se detiene en frente de ella, su respiración es rápida, la observa, le arrebata la copa y la avienta por lo tanto se truena. Ella se levanta totalmente balanceándose, camina hacia la cantina, él va tras ella. La mujer toma una botella de vodka, bebe de la botella.
--Yumiko – grita el señor -- ¡Ya es suficiente! – le arrebata la botella.
-- ¡No! Dámela – el hombre la mira y se va – que me la des – corre atrás de él, llegan a un pasillo donde se alcanza a ver una habitación que tiene luz – la necesito.
-- mira lo que hago con tu necesidad. – Deja caer la botella, Yumiko lo empieza a golpear.
-- ¡Toshiro! ¡No! – ve su botella en el piso – Te odio. TE ODIO. – lo sigue golpeando.
-- yo te aborrezco – la toma de de los brazos con fuerza – estoy harto de ti, siempre apestas a alcohol, me das asco.
-- ¿Por qué me haces esto? – le cuestiona Yumiko llorando, mirándolo a los ojos.
-- porque no vales nada – la avienta contra el barandal – eres una alcohólica, una basura… no soporto estar contigo, me das asco, me arrepiento de haberme casado contigo – la mira con rencor, se acerca ella – ojala dejaras de existir. – se inca enfrente de ella – matate con tu vicio – se levanta – no me importas – empieza a caminar.
-- Te amo Toshiro – sigue sentada – no te vayas. – él la voltea a ver.
-- yo no te amo – se acerca a ella – lo único que deseo es que te largues de mi vida y de la de mi hijo.
-- mío también.
-- me voy, no tolero verte. – camina. Toshiro atraviesa la sala, llega a las escaleras, las baja con tranquilidad, Yumiko sigue sentada en el suelo y recargada en el barandal. Observa que Toshiro está en el piso de abajo, que se va, ella se levanta y le grita.
-- ¡Vete con tu amante!
-- ¡con mucho gusto! – le grita desde donde está. Toshiro sale de la casa, Yumiko empieza a gritar desesperada maldiciéndolo, se toca la cabeza, se jala el cabello y en su desesperación se pone a llorar, cae de nuevo al suelo, está llorando cuando se da cuenta que en la puerta, donde se alcanzaba a ver luz, está abierta y que un niño, su hijo de 6 años, la observa, Yumiko se levanta furiosa, camina con rapidez a la habitación de su hijo, abre la puerta y su hijo tiene un oso de peluche abrazándolo, esta recargado en el buro que esta junto la cama, en el suelo están sus otros peluches al igual que en la cama. El niño la mira con terror, está totalmente asustado.
-- te he dicho que no estés de metiche. Pero ahora sí vas a entender – el niño tiembla del miedo. Yumiko ve con que fuerza su hijo abraza a su oso de peluche así que voltea a ver a su alrededor, ve los peluches de su hijo, los toma y los comienza a romper, les arranca la cabeza, brazos, pies, los jala hasta romperlos, el niño está llorando, sigue abrazando a su oso de peluche con mucha fuerza. – Dame ese.
-- No mami – llorando – Este no. – Lo abraza con fuerza – me lo dio mi papi.
-- no me interesa – Yumiko forcejea con su hijo por el oso de peluche, como el niño no lo suelta, Yumiko lo golpea en la cara, esto hace que el niño suelte el oso de peluche, Yumiko lo rompe y su hijo está llorando, suplicándole que ya no lo rompa. –¡Cállate Tatsuya! ¡Cállate! – Yumiko se desespera por el llanto de su hijo, se toca la cabeza, trata de taparse los oídos, como no deja de llorar empieza a golpear a Tatsuya con gran fuerza, por donde se le pega, Tatsuya está tirado en el suelo y Yumiko lo sigue golpeando.


avatar
anyianka

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 06/01/2011
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

PISCIS (Capitulo 1)

Mensaje por anyianka el Sáb Ene 08, 2011 1:22 pm

CAPITULO 1

12 AÑOS DESPUÉS.

En una computadora están escribiendo en Microsoft Word lo siguiente:

PISCIS. Del 19 de febrero al 19 de marzo. Un piscis es imaginativo y sensible. Es amable y tiene compasión hacia los demás. Es intuitivo y piensa en los demás. No asume la realidad. Es idealista, mantiene secretos y tiene una voluntad algo débil. Se deja llevar por los demás. A piscis le gusta estar sólo para soñar. Le gusta el misterio y el ridículo. Le gusta perderse. No le gusta lo obvio. Tampoco les gusta a los Piscis ser criticados o escuchar a personas pedantes o creídas. Un piscis tiene una personalidad tranquila, paciente y amable. Son sensibles a los sentimientos de los demás y responden con simpatía y tacto al sufrimiento de los demás. Son muy queridos por los demás porque tienen un carácter afable, cariñoso y amable, y no suponen una amenaza. Los piscis tienden a existir de forma emocional más que de forma racional, no les gusta sentirse encerrados. Los piscis muchas veces se retiran hacia un mundo de sueños en el que sus capacidades pueden aportarles beneficios. Tiene una gran capacidad creativa-artística. Está representado por dos peces atados por la cola y nadando en sentidos opuestos, lo que viene a indicar no solo que piscis es un signo de doble personalidad, sino que puede tener dos personalidades casi completamente opuestas. Es un signo de agua, por lo que el mundo de los sentimientos es lo más importante. Buscan una especie de paraíso que les permita alcanzar la paz, algo que pretender por la arrogancia personal en algunos casos, por la compasión consigo mismo, en otros pueden llegar a ser autodestructivos. (Un chico es quien escribe esto, es de piel blanca, sus dedos están hundiendo las teclas según correspondan, sus brazos tiene cortadas, una en especial es de forma de estrella en la muñeca izquierda) De hecho uno de los mayores riesgos de los nativos de este signo es el caos. Son pacifistas convencidos, sin embargo eso no impide que estén envueltos en la polémica y el debate. Debido a su gusto por la imagen y su tendencia a las relaciones platónicas, suele gustarles la televisión, el cine o la fotografía. En el fondo tienen un espíritu artístico latente, que en ocasiones, aprovechan para mostrar los aspectos oscuros de la sociedad, a los que son especialmente sensibles. Su amor es de tipo romántico y sentimental. Además, saben poner la imaginación y fantasía a su servicio. Sin embargo, en ocasiones, esa tendencia la enfocan hacia relaciones platónicas o ideales que nunca llegan a consumar. (Él viste con pantalón negro, una playera negra, tennis, su cabellos llega a los hombros con un degrafilado de enfrente, lacio y negro)

Los piscis no son egoístas en sus relaciones personales y suelen dar más de lo que reciben en sus relaciones personales. Son personas leales y buscan una unión con la mente y espíritu de su pareja más que una unión sexual. Les gusta el hogar y la familia. El romanticismo es muy importante para ellos, y además poseen ese misterio que hace que las relaciones amorosas sean muy excitantes. Adoran la intriga y la emoción de los primeros encuentros. Se muestran muy generosos con su pareja pues son los que disfrutan más dando que recibiendo. Necesitan que su pareja los haga sentir necesitados y nada les gustará como inventarse infinitos modos de demostrarse que el amor que sientes por esa persona es verdadero. Prefiere sufrir en silencio todo tipo de dolores y preocupaciones antes de ver que la persona que quiere es herida. (La habitación del joven es de color morado con detalles negros, tiene cuadros pintados de ángeles oscuros, estrellas y corazones heridos, tiene un muñeco vudú con alfileres clavados) En más de una ocasión pone a su pareja en un pedestal pero deben de comprender que no todo el mundo es tan sincero ni quieren de la misma manera que nosotros, para que luego no te lleves una desilusión. Al ser un blanco fácil de personas muy seductoras, pero poco sinceras, en más de una ocasión se meten de cabeza en romances poco adecuados y que no harán ningún bien. En el sexo van más allá del amor. Si te has enamorado de uno de ellos y pretendes conquistarlo, debes armarte de una buena dosis de paciencia e imaginación. Para ellos, nosotros, lo más importante y fundamental en esta vida es la fantasía y el romanticismo, muchas veces pueden parecer perdidos en este mundo, como si realmente no vivieran en él. Como signo de agua destacan por su sensibilidad, pero a diferencia de otros signos son también muy vulnerables. (Él deja de escribir, se queda estático por unos segundos, a su alrededor tiene libros abiertos de astrología, psicología e historia, continua escribiendo) Anhelan protección y a alguien que les haga poner los pies en el suelo; si no es así, pueden pasarse de imaginativos y no llegar nunca a la acción, algo que pueda provocar, con toda probabilidad, un intenso ataque de frustración en su pareja. Su imaginación desbordada puede proporcionarles la habilidad de concebir fantasías de muy alto contenido erótico, tan extraordinarias que el que las haya vivido no sabrá decidir si fueron reales o sólo un hermoso sueño. Su forma de hacer el amor es casi mística y con ello aspiran a alcanzar la perfecta unión espiritual. No tienen tanto en cuenta la técnica sexual propiamente dicha o el disfrute físico, sino que más bien valoran la cualidad espiritual y sensual que envuelve está unión. Un piscis es capaz de hacerte el amor pasando suavemente la mano a unos centímetros de tu piel, lentamente, mientras te susurra que está acariciando tu alma. Los piscis son unos conquistadores natos, pero no activos. En realidad, más que expertos en la conquista lo que son es especialistas en atraer a los conquistadores. Más que conquistar prefieren ser conquistados. Algo que no falla con ellos nunca es susurrarles al oído que nuestro encuentro parece cosa del destino. O si esto te parece demasiado convencional, también servirá si le dices que has visto sus ojos en tus sueños. Sexualmente los piscis no son nada reservados, se entregan en cuerpo y en alma a su pareja, sobro todo en cuerpo, sin cautela ni reservas. Y muchas veces su pareja no está a la altura de una entrega tan profunda y completa, lo que les hace sufrir bastante a los Piscis. (A lado de la puerta, esta un mueble que tiene cajones, encima de él hay fotografías familiares cuando era niño) Pero es que todo el mundo no es capaz de vivir una identificación espiritual tan profunda como pretende piscis a través del sexo. Desde luego, con piscis el sexo no es solo piel y sudor, para ellos es un modo de comunicación donde el cuerpo sólo sirve como vehículo para poner en comunicación las almas. Y su capacidad de imaginar y soñar puede hacer que lo consigan si su pareja está dispuesta a dejar de vivir por unos momentos en este mundo pecador para seguir a piscis hasta donde su fantasía los lleve. (Hay una foto donde esta Yumiko embarazada y Toshiro abrazados. En eso se abre la puerta, entra Toshiro)

--Tatsuya, te espero abajo.
-- sí papá. – le contesta sin verlo. Toshiro lo observa desde la puerta, él está concentrado en la computadora, Toshiro cierra la puerta. Ueda se levanta, camina hacia su closet, lo abre, saca una sudadera gris, grande para él, se la pone y se coloca una muñequera negra en la muñeca izquierda. Después camina hacia el espejo, se mira y se arregla el cabello para que cubra su rostro. Ueda es un joven delgado, con un lindo cuerpo, delicado pero esconde su belleza bajo sudaderas holgadas. Minutos después Ueda y Toshiro están desayunando, están en silencio, todo está limpio y tranquilo. Toshiro está leyendo el periódico. Ueda acaba de terminar de desayunar. --Ya me voy papá, te veo después.
-- recuerda que hoy tienes que ir a ver a tu madre. – Ueda asiente. Minutos después. En el baño de la casa está Ueda frente el escusado, provocándose el vomito, termina y se lava los dientes, sale del baño, toma su mochila y sale de la casa. Tiempo después, Ueda va caminando por los jardines de la preparatoria, lleva su mochila de lado, lleva abrazando sus libros, en especial una libreta negra. Llega un joven corriendo, por su vestimenta se nota que es lo opuesto a él, se viste como niño nice y es muy lindo físicamente.
-- espérame Ueda – lo toca, Ueda se quita los audífonos que traía.
-- Kame, ¿Qué pex?
-- hoy vamos a la tocada de Jin saliendo de la escuela.
-- no puedo, tengo que ir a ver a mi mamá.
-- pero… ¿tu mamá no está muerta?
-- sí, pero mi papá quiere que vaya a visitar su lapida, hoy era su cumpleaños.
-- aun te duele ¿cierto? Como no si era tu madre. Por eso no tomas.
-- exacto, sobreviví el alcoholismo de mi madre, no quiero terminar así. Morirme por una maldita congestión alcohólica.
En la tarde Ueda está en un cementerio, frente a la lapida de Yumiko, la observa con delicadeza, cada parte de ella, es de color blanca, de porcelana, en ella tiene una placa con el nombre de Yumiko, la fecha de fallecida que fue hace 5 años. Ueda se inca frente a ella, pasa su mano por ella, en especial por la placa, se le corre una lagrima por la mejilla, tiene los ojos llenos de lagrimas, sus gestos son de tristeza, le comienzan a rodar sus lagrimas por su rostro, cierra los ojos y recuerda la imagen de su madre. Empieza a llorar desesperadamente, no puede tranquilizarse aunque trata, se acuesta sobre la lapida como abrazándola, tratando de imaginar que a quien abraza es su madre.


avatar
anyianka

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 06/01/2011
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

PISCIS (Capitulo 2)

Mensaje por anyianka el Sáb Ene 08, 2011 1:23 pm

Capitulo 2

Horas más tarde Ueda va en un vagón del metro, sentado hasta el fondo, solo hay 6 personas en el vagón, Ueda está escuchando música, sus ojos están irritados de tanto llorar, se pone el cabello en la cara para que nadie note que está llorando, de su mochila saca un estuche de navajas, lo abre y toma la navaja más pequeña y delicada, se descubre la muñeca izquierda, donde tiene su dibujo de estrella realizado por cortadas, remarca las cortadas con su navaja, sus gestos son de alivio, ha dejado de llorar, respira profundo y se siente en paz. Él se va limpiando la sangre. Ueda ha llegado a su estación, se baja del vagón, camina por el andén, va subiendo las escaleras mientras un joven las va bajando, observa a Ueda, lo mira con intensidad, Ueda siente su mirada, lo voltea a ver y ve sus ojos, pero enseguida deja de verlo y continua caminando.

Ueda llega a un bar donde esta Kame con 4 chavos que es Jin, el novio de Kame, Koki, Maru y Junno. Enseguida que Kame ve entrar a Ueda corre a abrazarlo y lo acerca con los demás. Conversan por un buen rato, con ellos Ueda es sociable y hace un poco el tonto, no están frio como con su papá u otras personas. Después de platicar se ponen a ensayar, tiene una banda y tocan en el bar. Se hace de noche y Ueda regresa a su casa, esta frente a la computadora terminando su trabajo de Piscis, es una tarea de redacción, y escogió ese signo porque se identifica con la descripción de ellos. Ueda está escribiendo en la computadora:
“Piscis es considerado el signo más sensible, romántico e idealista pero también el más vulnerable, deprimente. Hay una canción de JD Natasha llamada Piscis que nos habla de cómo se sienten, la canción dice lo siguiente: ¿Qué tal, que haces por acá?, ¿me vienes a visitar? ¿Cómo te va, curiosidad? Quizás no eres de verdad, no sé pero no vuelves más, quiero volar, libertad. Nadie dijo que la vida es fácil pero déjame vivir, en momentos me atormento, necesito amor y paz, escapar realidad. Ayer el cielo estaba gris y tú soñabas con un fin, escúchame, ayúdame.”



Es de mañana, Ueda va llegando a la preparatoria, como siempre lleva sus libros abrazándolos, es un apoyo como protección. Ueda va escuchando música, va con calma cuando a su lado viene un chico muy guapo, lo mira con desagrado, a pasar justo a lado de él lo golpea con su brazo y se sigue. Ueda se molesta pero no dice nada. Ese chico llega con un grupo de chavos, platican y se ríen. Ueda presiente que hablan de él, continua caminando, los mira por ciertos segundos y ve al chico del metro mirándolo mientras los demás lo señalan. Ueda sigue caminando hasta llegar a su salón, entra y se va a sentar hasta el fondo. Llega Kame muy emocionado, se acerca a él y se sienta a su lado.
--Ueda, hay un chico nuevo en la preparatoria, esta guapísimo, estaba con Mana y sus amigos.
-- de hecho me encontré con Mana, paso y me golpeo el tarado. Y escuche que hablaban de mí.
-- ¿Por qué no les dijiste nada?
-- Kame, eso es lo que él busca y no soy de su nivel. Mana es tan prepotente, tan…

Tiempo después Ueda está en el sanitario, viéndose al espejo, entra a un retrete y vomita, sale, se limpia y lava sus dientes, se levanta la sudadera, observa su abdomen, se arregla el cabello para que le cubra el rostro, camina hacia el jardín, pasa por donde están los amigos de Mana y el chico nuevo, él y Ueda cruzan miradas, Ueda dirige su mirada a otro lado y él lo sigue con la mirada. Ueda llega a un árbol, se sienta debajo de este, saca su libreta y se coloca sus audífonos. En eso ponen una rosa morada en su libreta, Ueda alza la mirada, enfrente de él está el chico nuevo, el del metro, incado frente a él mirándolo a los ojos. Ve que se mueve la boca de él, es evidente que está hablando pero Ueda no se quita los audífonos. El chico nuevo le sonríe, Ueda se quita los audífonos.
--perdón, ¿Qué decías? – la cara del chico es un poco de molestia, pero enseguida le sonríe.
-- que supuse que te gustaban cuando te vi. -- Toma la rosa morada para que Ueda la vea – Hola, soy Gackt. ¿y tú?
-- Ueda
-- yo ya te había visto.
-- si, en el metro.
-- no, en otra parte.
-- claro que no
-- por supuesto que sí, en mis sueños. – Ueda lo mira a los ojos, los dos se quedan viendo. Ueda percibe a Mana y sus amigos viéndolos mientras se ríen, se están burlando. Ueda mira a Gackt, con algo de molestia, le regresa la rosa y se levanta --¿A dónde vas? – Gackt se levanta
-- lejos de ti
-- pero…
-- ¿Qué quieres? – voltea Ueda con molestia
-- que te la quedes – Ueda la toma de mala gana, continua caminando. – Te acompaño – lo alcanza
-- no es necesario.
-- pero quiero hacerlo
-- NO
Gackt se detiene, Ueda sigue caminando, él no entiende que ha sucedido, ve como Ueda pasa a lado de un bote de basura y tira la rosa morada. A él se acerca Mana y sus amigos, se burlan de él. Ueda lo observa desde el segundo piso, se sienta en el suelo. Con él llega Kame, emocionado se sienta a su lado.
--acabo de ver todo. ¿Qué te dijo?
-- estaba jugando conmigo. Mana y sus amigos se estaban burlando cuando él se acerco. Seguramente apostaron.
-- no lo creo. Sé ve que él es un chico muy lindo, ruder pero atractivo. Además esta buenísimo. No todo es malo, aprende a confiar en ti. – Ueda se queda callado, en eso Gackt viene caminando por el pasillo, llega con ellos y se arrodilla frente a Ueda. – bueno yo los dejo. – se va Kame, Gackt le sonríe a Ueda.
-- ¿Qué hice mal? – No le responde, lo mira a los ojos pero enseguida voltea a otro lado – ¿no me vas a decir? – Toca la cara de Ueda, moviéndola para que lo mire a los ojos – esperare tu respuesta viendo tus hermosos ojos – se quedan callados, Ueda comienza a reírse, y Gackt también sonríe.
-- estas idiota. – Ueda se levanta, y comienza a caminar.
-- ¿ahora qué? – se levanta, y va detrás de él.
-- ¿Qué quieres? Deja de molestar.
-- quiero conocerte
-- soy Ueda Tatsuya, voy en 3° año de preparatoria, en el área de arte y humanidades. ¿Ya?
-- no, quiero saber más de ti, de tu forma de pensar…
-- pienso que el mundo es una porquería. Y que todo es una farsa.
Gackt se queda callado, Ueda se va a su salón, pasan las clases y Ueda es un chico inteligente. Ya es hora de irse, Ueda va caminando con Kame, van platicando de trivialidades, en eso Gackt se coloca a su lado. Ueda le hace gestos de desagrado, Kame le sonríe a Gackt.
--Ahora ¿qué?
-- quiero que tú me conozcas.
-- no me interesa. – Kame solo observa la “conversación”
-- soy una persona que no se da por vencido tan fácilmente
-- bien por ti. – Gackt se cansa de la actitud de Ueda, lo toma le brazo y se lo lleva, Kame se empieza a reír pero no los sigue, Ueda va gritando que lo deje, Gackt lo lleva hasta la vuelta del edificio, lo pone contra la pared, Ueda mira impresionado a Gackt.
-- me gustas… -- le dice Gackt con cierta desesperación – y quiero conocerte.
-- no me interesan los hombres. – Ueda logra separar a Gackt de él, da dos pasos pero Gackt lo toma del brazo y lo lleva contra la pared, pega su cuerpo al de Ueda, él se pone nervioso, Gackt observa los ojos de Ueda. – Quítate – Ueda lo quiere alejar pero Gackt es demasiado fuerte y más pega su cuerpo a Ueda, él le pide que se aleje pero Gackt comienza acercar su rostro al de Ueda, él voltea a otro lado para que Gackt no se le siga acercando pero es inútil, sigue cada movimiento, Gackt junta sus labios con los de Ueda, hace presión mientras que Ueda se niega a su beso, Gackt comienza a saborear los labios de Ueda, a acercarse más a su cuerpo, coloca su pierna entre las de Ueda, con su rodilla roza el miembro de Ueda, lo que provoca que él abra la boca y aprovecha para introducir su lengua. El beso es más intenso y Ueda ya no pone resistencia, se está dejando besar, Ueda lo está besando.


avatar
anyianka

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 06/01/2011
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: PISCIS (Capitulo 6)

Mensaje por anyianka el Sáb Ene 08, 2011 1:24 pm

Yo sé que la mayoria lo conoce pero aun asi dejo una foto de Gactk



y les dejo una foto de Mana y Kozi, que por un tiempo estuvieron en un grupo con Gackt



avatar
anyianka

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 06/01/2011
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

PISCIS (Capitulo 3)

Mensaje por anyianka el Sáb Ene 08, 2011 1:25 pm


Capitulo 3

El beso es más intenso y Ueda ya no pone resistencia, se está dejando besar, Ueda lo está besando. Terminan de besarse, se separan lentamente y se quedan mirando, Ueda no sabe a dónde mirar pero Gackt tiene su mirada fija en él.
--hace rato fuiste muy grosero conmigo.
-- ah… ¿sí? – le responde Ueda muy nervioso.
-- y la única forma de perdonarte es que salgas mañana conmigo – Ueda se ríe
-- y a mí que me importa que me perdones o no.
-- quizás necesitas otro beso para aceptar – Gackt comienza a acercarse a los labios de Ueda pero él se mueve impidiendo el beso. Gackt lo besa en la mejilla – te espero mañana a las 7 en la estación Shibuya debajo del reloj, si no llegas juro que te besare y te meteré mano frente a todos. – Ueda se queda impresionado viendo como Gackt se va dejándolo solo. Se espera unos minutos asimilando la información y se toca los labios. Llega Kame corriendo con él.
-- Dime que paso, cuéntame – le dice muy emocionado.
-- supongo que mañana voy a salir con él
-- ¿supones? Aahhh si, tú cita con tu primer chico, tenemos que ponerte muy guapo para que Gackt muera por ti
-- no voy a arreglarme para él.

Kame iba molestando a Ueda. Mientras que en otra parte de la ciudad está Jin caminando por una plaza buscando la playera perfecta para su novio, le había costado trabajo conseguir que Kame lo aceptara, porque su novio era un chico libre, que andaba con uno y con otro y podía meterse con él que fuera sin importarle. Ahora van a cumplir 6 meses de ser novios, recorre toda la plaza, ve tantas cosas, ya cansado y harto de tanto caminar va a sentarse a unas mesas, está revisando lo que compro e imaginando la forma en que se los entregara.
--buenas tardes. Le tomo su orden – Jin alza la mirada y se encuentra frente a él a un joven alto, claro no más que él, cabello castaño, piel un poco bronceada, dientes pequeños, unos ojos serios pero con una luz en especial, tiene una mirada fija. Pero en eso sonríe, su sonrisa es dulce y sus ojos se ven hermosos al hacerse más pequeños. – desea que regrese después.
-- eh – Jin no tiene palabras
-- para tomarle su orden, le dejo la carta
-- ah sí, claro. – el chico se va, es mesero de la cafetería, esta vestido con una camisa blanca, pantalón negro y un tipo mandil largo negro. Jin no podía evitar verlo, ese chico robaba toda su atención, lo veía bromear con un chico más joven que el mesero, de cabello negro, con una sonrisa hermosa, de ojos café, el mesero y ese chico bromeaban, los dos son meseros. Como Jin se le quedaba viendo demasiado el chico le aviso al mesero que su cliente le hablaba, Jin al verlo acercarse se puso nervioso, le tomo la orden y Jin pidió lo primero que leyó. Jin lo observaba discretamente, el mesero se acerco y le dejo la comida, le ofreció sus servicios y se retiro a atender otras mesas. Jin tardaba en comer más de lo normal, saboreaba cada parte. Suena el celular de Jin, contesta y es Kame – hola tortuga, ¿Qué paso?
-- solo quería escuchar tu hermosa voz, quiero verte.
-- sí yo también, tengo algo que darte.
-- ¿Dónde estás?
-- en la plaza, en la cafetería.
-- voy para allá
-- No – responde fuerte, todos voltean a verlo, entre ellos el mesero – mejor nos vemos en el bar de siempre ¿te parece?
-- ok, ahí te veo amor. – Jin cuelga sin decir nada, le habla al mesero, se acerca.
-- dígame ¿Qué se le ofrece?
-- la cuenta por favor. – lo mira intensamente a lo que el mesero sonríe pero comienza a sentirse extraño por la mirada de Jin. Regresa y le dice cuanto tiene que pagar en caja, se despide de él. Jin paga y va caminando por la plaza recordando al mesero, comienza a reírse de la forma en que lo veía y era evidente que el mesero se dio cuenta.

Kame está con Ueda en el parque, Ueda está sentado sobre una mesa de madera y Kame en una banca, Kame acaba de terminar de hablar por celular, su rostro muestra duda.
--¿Qué sucede Kame?
-- le hable a Jin… -- Ueda se le queda viendo sin entender porque su expresión – no me dijo “te amo”, como siempre lo hace.
-- quizás esta ocupado
-- ¿en la cafetería de una plaza comercial? Se negó a que fuera a buscarlo.
-- Kame por favor no comiences de paranoico, Jin te adora, te espero por mucho tiempo a que sentaras cabeza. – Kame sonríe.
-- es cierto. Jin me ama.
Después de esta conversación Ueda va caminando solo por las calle, recordando el beso de Gackt, reconoce que Gackt le gusta y el beso fue impresiónate, su primer beso, sonríe con temor, algo dentro de él no confía en Gackt.

Al día siguiente Ueda va llegando a la preparatoria, busca con la mirada a Gackt y lo encuentra rodeado de sus amigos, Ueda camina cerca de él esperando a que sus miradas se crucen pero Gackt lo ignora por completo, sus miradas se cruzan y Gackt se voltea sin sonreírle, mucho menos a saludarlo, al irse alejando escucha como Mana se burla de él, sigue caminando hasta llegar con sus amigos, Jin y Kame están sentados en el pasto, están abrazados, Koki esta platicando con Maru y Junno.
--Ueda ¿Qué cara tienes? – le cuestiona Junno
-- no me pasa nada – responde acostándose en el pasto, Kame deja de besar a Jin y observa a Ueda.
-- vamos hoy al cine chicos – propone Maru – quiero ver Alicia en el país de las maravillas. – todos están de acuerdo en ir, Ueda tiene sus ojos cerrados y Kame no deja de observarlo, los demás planean en ir al cine hoy. Es hora de entrar a clases, se levantan y enseguida Kame se acerca a Ueda.
-- ¿Qué sucede?
-- no voy a ir a la cita
-- ¿hablas enserio?
-- yo no seré un juguete para ese idiota. ¿A qué hora vamos al cine? – mira intensamente a Kame y enseguida entra al aula de clases, Kame entra después de él. Pasan las horas y es la salida de la escuela, van los seis amigos caminando hacia la salida, en la puerta esta Gackt con sus amigos, mira a Ueda pero él lo ignora, va escuchando música y viendo las tonterías que hace Koki con Jin. Gackt solo observa cómo se va Ueda. Los seis amigos llegan a la plaza, Koki va haciendo el tonto, todos los miran riéndose, Jin lleva de la mano a Kame, pasan a lado de la cafetería y Jin busca con la mirada al mesero del otro día, lo ve atendiendo a una pareja, le parece realmente atractivo, no puede dejar de verlo hasta que choca con una columna, lo voltean a ver y se ríen de él. Llegan al cine, compran los boletos y entran.

En otra parte de la plaza, justamente en la cafetería esta Mana con Kozi y otros tres amigos. Acaban prácticamente de llegar, están esperando a que un mesero los atienda, el mesero se acerca a ellos, es el mismo que impresiono a Jin. Mana se le queda viendo intensamente, el mesero no puede evitar sentirse incomodo, lo miran de arriba abajo, estudiando cada parte de su cuerpo, el mesero voltea a ver discretamente a su amigo, el mesero les deja la carta y se retira. Se acerca a la barra a platicar con su amigo que también es mesero.
--¡que suerte tienes! Conquistas a todas las chicas – le dice su amigo
-- no seas baka, son hombres.
-- ¿de verdad? – se ríe – si parecen mujeres y te están comiendo con la mirada. – el amigo ve que le hablan al mesero – te hablan – el mesero voltea y se dirige a la mesa. Con una sonrisa forzada los atiende.

En la estación Shibuya esta Gackt esperando a Ueda, son las 7:15 pm y aun no llega, Gackt comienza a desesperarse, caminando de un lado hacia el otro. Mientras que en la plaza, Ueda y sus amigos van saliendo del cine platicando que fantástica es la película y que increíble es Johnny Deep.
--Vamos a tomar un café – propone Maru, Jin voltea a verlo
-- no, un café no, mejor un helado ¿Qué opinas amor? – Kame le dice a Jin sosteniéndole la mano.
-- un café estaría bien.
-- ahora me contradices – Kame hace pucheros, Jin sonríe y lo toma de las mejillas, le sonríe y enseguida lo suelta.
--está bien, lo que decidas tortuga.
-- Vamos por el helado – grita Kame haciendo que todos lo sigan, pasan frente a la cafetería, Jin va detrás de todos, con las manos en los bolsillos, buscando con la mirada al mesero, pero esta vez no lo ve y continua con su camino. Están afuera de la plaza, alrededor de la fuente comiendo su helado, Jin no puede evitarlo y está escuchando una conversación:
-- el mesero esta buenísimo
-- tiene un gran trasero, muy bello y bien formado
-- te apuesto a que del pecho está mucho mejor, se le marca en su camisa.
-- ese chico va a ser mío, o dejo de ser Mana. – Jin voltea y se encuentra con Kozi, Mana y sus amigos, que siguen riéndose.
-- oye Mana, como te atreviste a tocarle el trasero, se controlo bastante para no golpearte, gracias a que llego el gerente no te hizo nada.
-- te digo que está muy bien formado. – Jin se queda pensativo, Kame se da cuenta y lo observa, se coloca frente a él pero se da cuenta que no tiene reacción alguna, lo besa en los labios, solo así reacciona Jin.
-- ¿Qué te pasa?
-- nada, estoy pensando que maravillosa es mi vida al tenerte a mi lado – lo abraza. Después se van a pasar el tiempo al bar, a ensayar sus canciones, seguir tomando un poco, durante todo del tiempo Ueda no dejaba de pensar en Gackt, se dio cuenta de la presencia de Mana y Kozi en la plaza, fingía no verlos y disfrutar el momento pero a su mente solo llegaba la idea que Gackt lo esperaba, así es como se durmió, pensando en él. Al día siguiente la misma rutina de todos los días, un desayuno con su padre, una conversación vacía y un sentimiento de soledad inmenso, su autoestima cada día disminuye más, sobretodo recordando como Gackt lo ignoro, eso solo confirmaba sus sospechas de que estaban jugando con él. Justo ahora va caminando por los jardines de la preparatoria, escuchando música visual, llega a la explanada donde hay demasiadas personas caminando, siente que lo toman del brazo y lo jalan, Gackt está justo enfrente de Ueda, abraza a Ueda por la cintura, lo toma del cuello y lo besa, algunos de los que van caminando se quedan observando pero otros se siguen, Ueda pone resistencia, queriendo golpearlo pero Gackt es mucho más fuerte que inmoviliza a Ueda, después de tanto luchar Ueda se deba besar y comienza a corresponderle. Kame los ve de lejos y sonríe, enseguida abraza a Jin y lo besa. Las manos de Gackt comienzan a bajar por el trasero de Ueda, coloca una de sus manos ahí y lo acaricia, Ueda al sentirlo abre los ojos y lo avienta, logra separarlo de él, voltea a ver a su alrededor, y algunas personas se le quedan viendo.
-- te dije que si no ibas a la cita te iba a meter mano frente a todos. – lo jala de la mano y lo acerca a él, lo besa nuevamente y Ueda no se puede negar, pero en eso Ueda lo golpea en sus partes a Gackt, haciendo que el beso se interrumpa, y Gackt cae al suelo tocándose sus partes del dolor que le da. Ueda lo mira.
-- has lo que quieras pero nunca saldré contigo. – Ueda se acomoda sus audífonos y continua su camino hacia el aula de clases.[/justify]


avatar
anyianka

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 06/01/2011
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

PISCIS (Capitulo 4)

Mensaje por anyianka el Sáb Ene 08, 2011 1:27 pm

Capitulo 4

Son las 4 de la tarde, Jin está caminando por la plaza, frente a él va Kame mirando los aparadores muy emocionado, Kame decide entrar a una tienda y Jin lo está esperando afuera, recargado en el aparador, voltea a su izquierda y viene caminando el mesero de la cafetería junto con otro chico, van platicando entre ellos, Jin siente nervios, no deja de observar al mesero pero este pasa frente a Jin sin siquiera verlo, aun así Jin lo sigue con su mirada, y esa mirada se dirige a una parte del cuerpo, su trasero.
--Jin – le grita Kame, Jin voltea alterado -- ¿Qué miras?
-- nada, nada. – continúan caminando, Jin no deja de mirar hacia la cafetería, Kame está muy emocionado viendo toda la ropa.
-- ¿ya te aburriste? – pone puchero, Jin voltea a verlo, le sonríe. -- ¿quieres esperarme en la cafetería en lo que termino?
-- sí, te espero ahí…o mejor me hablas y voy a donde tú estas.
-- mmm… te veo en la cafetería – Kame se dirige a otra tienda de ropa, Jin toma las bolsas y camina nervioso, sonriendo hacia la cafetería, al entrar ve al mesero acomodándose su delantal negro, Jin se queda observándolo por lo sexy que se ve, el mesero voltea a verlo, le sonríe, ya que termina de acomodarse el delantal se acerca a él.
-- Hola
-- Hola – le responde con una sonrisa, el mesero pone una cara extraña como de risa y nervios.
-- pase por favor. – lo guía hasta una mesa, Jin se sienta y acomoda sus cosas sin dejar de mirar al mesero, mientras que el mesero se acerca a su compañero, el cual mira muy alegre la situación. El mesero regresa, le entrega la carta – regreso en unos minutos para tomar su orden.
-- claro, gracias – responde Jin con una mega sonrisa, el mesero regresa con su amigo. Están platicando y por momentos voltean a ver a Jin. En eso entran a la cafetería Mana, Kozi y Gackt. Las chicas y algunos chicos voltea a ver a Gackt, los hombres miran a Mana creyendo que es mujer. El mesero los ve entrar, su cara es de molestia, su amigo le da un golpe en el hombro, el mesero sonríe y se acerca a la mesa de ellos, Jin no deja de verlo. Mana se le queda mirando intensamente.
-- Buenas tardes, les entrego la carta. – comienza a darle una a cada uno.
-- a mí mejor entrégame otra cosa – le dice Mana en tono sensual, mirando su trasero, el mesero gira un poco su cuerpo para evitar que lo siga mirando.
-- en un momento regreso a tomarles la orden.
-- ya te dije que quiero. – le insiste Mana, el mesero lo voltea a ver.
-- en un momento les tomo la orden. – dice lo más amable que puede, se acerca a otras mesas, se acerca a Jin. -- ¿Qué va a ordenar? – le pregunta con una sonrisa sincera.
-- un mokaccino y un pay de queso con frambuesa. – el mesero escribe en su libre.
-- en un momento se lo entrego. – Jin se da cuenta de cómo miran a SU mesero, siente ciertos celos al ver como Mana se come con la mirada al mesero, Gackt se ríe al verlos. El mesero regresa a tomarle la orden a Mana y sus amigos, todos lo miran fijamente, el otro mesero observa la situación -- ¿Qué van a ordenar? – pregunta preparado para anotar en su libreta.
-- un café americano y un pan de plátano – responde Gackt mirándolo fijamente, el mesero escribe.
-- yo… un tres marías – dice Kozi – y un bombón cajetoso.
-- eso no lo vendemos, ¿está en la carta? – busca el mesero en la carta que tiene Kozi
-- lo tengo frente a mí – el mesero entiende la indirecta y se separa.
-- una malteada de coco, y… un pastel de chocolate.
-- ok, en un momento se los entrego. – comienza a caminar.
-- espera – le dice Gackt, el mesero voltea.
-- ¿si?
-- le gustas a mi amigo, -- señala a Mana, -- se llama Mana, ¿quieres salir con él hoy? – Mana lo mira moviendo su lengua provocativamente.
-- lo lamento, estoy en horario de trabajo.
-- entonces después del trabajo – Mana lo acaricia de la espalda, el mesero se mueve incomodo.
-- el fin de semana vamos a hacer una fiesta de disfraces. – comenta Kozi
-- serás mi pareja – Mana lo toma del brazo, acercándolo a él, Jin ve la situación, se levanta al ver como Mana jala mas al mesero y le dice algo al oído.
-- ¡¿Qué te sucede?! – habla fuerte el mesero, realmente molesto.
-- me gustas – le dice tratando de tocarlo, en eso llega el otro mesero. Le da un golpecito en la espalda al mesero.
-- Big Brother… te buscan. Yo me encargo de esto.
-- gracias Little Bro, esta es la orden. – El otro mesero se queda atendiendo a Mana y los demás. Jin observa como SU mesero entra enojado a la cocina, quitándose el delantal.
-- ¿cómo te llamas? – le pregunta coqueteando Kozi al otro mesero.
-- Junpei, en un momento les traigo su orden. – Junpei se va, en minutos llega con Jin para entregarle su orden, Jin se pone algo triste, no ve salir a SU mesero. En eso entra Kame muy emocionado jalando de la mano a Ueda.
-- Jin… mira a quien me encontré – Jin y todos voltean, las miradas de Gackt y de Ueda se cruzan, Kame se lleva a Ueda con Jin – amor – besa a Jin -- ¿Qué tienes? – no le responde, se da cuenta que Junpei se le quedo viendo. Pasan las horas y Mana ni sus amigos se han ido, Kame está haciendo tiempo para ver que pasa entre Ueda y Gackt. – Ueda… ahí está Gackt
-- lo sé
-- ve con él
-- estás loco, si lo que menos quiero es estar con él. – Ueda se le queda viendo. Gackt también lo mira. Kozi se levanta y se acerca a la mesa de ellos.
-- hey chicos, vamos a hacer una fiesta de disfraces el sábado, ¿Qué dicen? ¿van?
-- por supuesto – responde Kame con una sonrisa.

Ya es sábado, están los seis frente a la casa de Mana. Están vestidos de piratas.
-- ¿Por qué tenias que decir que sí Kame? – le cuestiona Ueda.
-- es cierto, esos tipos son unos pesados. – se queja Junno.
-- vamos a divertirnos, entren chicos. Amor quita esa cara – besa a Jin, lo toma de la mano y todos entran a la casa, esta las luces apagadas, lo único que alumbra son las luces de hacer y una que otra lámpara de lava, la música es solo visual, la cara de ellos no es de agrado pero la de Ueda sí, observa cada lugar atentamente. Hay un escenario improvisado, justo ahí está cantando Gackt, se queda mirando a Ueda, canta intensamente sin dejar de ver a Ueda, al verlo sobre el escenario y cantando siente una atracción hacia él. Jin está buscando por todo el lugar con su mirada.
-- era de esperarse que no vendría después de que lo molestaron tanto – piensa Jin algo desanimado. Pasan un buen rato en la fiesta tomando y bailando, Junno, Maru y Koki ha conocido a unas chicas y están bailando muy juntos. Kame y Jin se están besando en la esquina de las escaleras, casi comiéndose, saboreando sus labios, jugando con sus lenguas y acariciándose sus miembros, suben con cuidado de no caer las escaleras hasta llegar a una habitación, enseguida Jin se lleva a Kame hasta la cama, lo avienta y se coloca sobre él, lo besa desesperadamente, desvistiéndolo lentamente.

Mientras en otra parte de la casa esta Ueda caminando, llega a un balcón, en eso se acerca Gackt.
--Note la forma en que me mirabas – le dice Gackt con una mirada intensa.
-- no te hagas ilusiones. Me gusta ese género de música.
-- ¿de verdad? No lo imagine.
-- ¿quieres una cerveza o un trago?
-- no gracias, no tomo.
-- ¿un cigarro?
-- no fumo.
-- vaya… ¿Qué puedo ofrecerte?
-- soda esta bien.
-- espérame aquí. – Gackt entra a la casa, Ueda se queda contemplando la luna. Regresa Gackt con una coca-cola en lata. – aquí tienes
-- gracias. – sigue contemplando las estrellas y la luna.
-- te gusta la astronomía. ¿Esa no es la osa mayor?
-- no, no lo es. Y sí me gustan las estrellas, también la astrología.
-- vaya, así que puedes saber de mi vida.
-- quizás, pero no me interesa.
-- que cruel eres – Ueda se ríe, y Gackt sonríe al verlo feliz -- ¿te había dicho que mi apodo es Eros?
-- ¿de verdad? – le responde fingiendo sorpresa.
-- me dicen Eros porque en la mitología grie…
-- hace referencia al Dios del amor. Eros en la mitología Griega, Cupido en la mitología Romana. Hay un mito sobre Eros y una princesa mortal llamada Psique, era tan hermosa que los hombres no se atrevían a pretenderla porque era inalcanzable, era tan bella que Venus, la madre de Eros, le tenía envidia y mando a su hijo a conseguirle un marido horrendo pero el que se caso con Psique fue Eros, ni siquiera la princesa lo sabia hasta que hizo caso de las ideas de sus hermanas, previamente Psique se embarazo por esa razón sus hermanas la visitan. Psique con el miedo de que su esposo fuera un monstro, toma una lámpara y un cuchillo – Ueda se lo está contando, haciendo como actuación – Eros se dio cuenta y la expulso del palacio por haber traicionado su confianza, que su castigo a su traición era perderlo y se la paso vagando por la tierra en su búsqueda. Venus se negaba a recibir al hijo de Eros por lo tanto le puso pruebas a Psique, todas las paso aunque en la tercera Eros la ayudo, le dijo que él lo iba a resolver todo. Asi que Zeus no soportaba ver que dos enamorados estuvieran lejos y permitió que Psique se volviera inmortal para que se amaran siempre.
-- wow, que lindo. Tú eres Psique, mi bella esposa, o diré esposo. – Ueda voltea a verlo – Recuerda soy Eros. -- Ueda sonríe -- así te ves realmente guapo. -- Ueda es alumbrado por la luz de la luna y algunas velas, Gackt tiene fija su mirada en el rostro de Ueda.
-- dicen que el alma de Psique se vuelve mariposa nocturna de verano, que vuela a la luz en busca de su amado.
-- ¿te encanta la historia?
-- sí, es evidente ¿no? Me fascina, mi plan es estudiar Historia del Arte. Me apasiona el arte, la cultura, la historia. ¿y tú qué quieres hacer con tu vida?
-- aun no lo sé, quiero volar, quizás sea piloto. No lo sé. – ambos se miran y sonríen. Ueda mira su reloj, son las tres de la madrugada.
-- es hora de irme.
-- no vas a esperar a tus amigos.
-- no, seguramente están muy entretenidos. Gracias por la soda. – la deja en una mesa y camina en dirección a la salida, sale por el jardín, Gackt está en el balcón, se le queda viendo.
-- Ueda – le grita, Ueda voltea a verlo. -- ¿te acompaño? – le responde que no, moviendo su mano, continua su camino y Gackt baja corriendo las escaleras, sale de la casa, corre hacia la entra principal, llega a la calle, voltea a ambos lados pero no ve a nadie, se queda ahí suspirando. – te me volviste a escapar.

Al día siguiente, en la noche, en la plaza esta Jin comprando con el pretexto de ver al mesero, pasea por la cafetería, viendo a lo lejos, que están cerrando. Esta algo lejos así que no lo ven, pero él logra ver que Junpei y SU mesero se están quitando el delantal.
--Big Bro… puedes cerrar, tengo una cita con una baby. – le dice tocándolo de un hombro y sonriéndole.
-- claro Little Bro. Últimamente sales mucho eehhh galán.
-- claro que sí, las chicas me aman. – se ríe el mesero.
-- que modesto eres.
-- sí conocieras mis cualidades no me dejabas – se le acerca provocativamente.
-- quítate – lo avienta mientras se ríe – te conozco completito y no me prendes ni para el arranque.
-- que malo eres.
-- ya vete Junpei, llegaras tarde. Y eso de la impuntualidad es lo mío. – se ríe. Junpei sale de la cafetería bromeando aun con su amigo. Sale. Jin se acerca lentamente pero el mesero ya está cerrando, Jin se sigue acercando, el mesero termina de cerrar, empieza a caminar rápido, Jin guarda cierta distancia, no comprende lo que hace pero su cuerpo manda y sigue a SU mesero. Van caminando por una calle algo oscura, el mesero se coloca sus audífonos, y al parecer va bailando. Jin sonríe al verlo, en eso ve que jalan a SU mesero dentro de un callejón, Jin corre a acercarse y cuando llega ve a su mesero tratando de defenderse de tres tipos, no logra distinguir bien, ve que él forcejea y da golpes pero también los recibe, un tipo le pega en el rostro, Jin se va acercando, distingue que dos de ellos están vestidos de negros, estilo visual y el otro es Mana, toman al mesero de sus brazos y lo llevan contra la pared, Mana se acerca a él, con una mano en su miembro y la otra en su cuello, se acerca a besarlo, el mesero cierra los ojos. Jin deja caer sus cosas y corre a golpear a Mana, impidiendo el beso. Enseguida Jin voltea a ver al mesero, los dos se quedan viendo y en eso Mana golpea a Jin en el rostro.


avatar
anyianka

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 06/01/2011
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: PISCIS (Capitulo 6)

Mensaje por anyianka el Sáb Ene 08, 2011 1:27 pm

les dejo una foto de Mizobata Junpei... al ver la foto supongo q tendran una idea de quien es el mesero. Y es verdad, q se dicen Big Brother y Little Bro.



avatar
anyianka

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 06/01/2011
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

PISCIS (Capitulo 5)

Mensaje por anyianka el Sáb Ene 08, 2011 1:30 pm

Capitulo 5

Enseguida Jin voltea a ver al mesero, los dos se quedan viendo y en eso Mana golpea a Jin en el rostro, cae al suelo, Mana se va sobre él. El mesero se levanta y jala del brazo a Mana, lo golpea en la cara, los otros tipos se levantan y uno le pega al mesero, Mana le sostiene la cara al mesero.
--No te vas a librar de mí – se acerca a besarlo, el mesero le da una patada en su miembro, provocando que lo deje.
-- y yo no permitiré que me toques.
-- Déjalo ya… lárgate – le grita Jin, Mana lo voltea a ver.
--Ah pero si es el princesito ¿Dónde dejaste a tu princesa?
-- Vete. – le grita Jin, Mana se acerca lentamente a él, lo toma del cuello y lo lleva contra la pared, le susurra algo al oído, lo suelta y le hace señas a sus amigos para que se vayan. El mesero y él se quedan solos.
-- ¿Qué te dijo?
-- nada.
-- ¿lo conoces? – Jin asiente.
-- Sí… vamos en la preparatoria, pero solo lo conozco de vista.
-- oh… -- se hace un silencio, el mesero se sacude la ropa – Gracias.
-- te acompaño a tu casa
-- no es necesario
-- quiero hacerlo, conozco a Mana… siempre anda cerca – sonríe el mesero, asiente, comienzan a caminar en silencio total, hasta que Jin decide hablar -- ¿y cuál es tu nombre?
-- Yamashita Tomohisa. Puedes llamarme Yamapi. ¿y el tuyo?
-- Akanishi Jin – se hace un silencio, van caminando solos por la calle – sí que eres acosado, mira que tener a Mana sobre ti.
-- Sí, ni me lo digas. Desde la primera vez que fue al café está sobres – se ríe – no creí que un hombre haría algo así por mí. ¿Tienes novia? O porque dijo lo de la princesa.
-- mmm… no tengo novia… precisamente. ¿Tú? – lo mira
-- No.
-- ¿solo te dedicas a trabajar en la cafetería?
-- estudio segundo año de preparatoria, y trabajo en las tardes. ¿Tú?
-- solo estudio, estoy en tercer año de preparatoria, ah y tengo una banda con mis amigos y mi n… amigos.
-- guay, un día me invitas a escucharlos. Es aquí – se detienen frente a un edificio – vivo con un amigo Junpei… trabaja conmigo como mesero.
--Yamapi – escuchan un grito, voltean, es Junpei que llega caminando. Se queda mirando a Jin y a Yamapi -- ¿Qué haces con él?
-- me salvo… -- se ríe – me atacaron y él llego. Te presento a Jin, Jin… él es Junpei.
-- hola – lo saluda Jin.
-- hola – le responde, no deja de observarlo. – Yamapi te veo arriba, nos vemos Jin. – entra. Se quedan solos.
-- ¿en qué piso vives?
-- en el cuarto piso, departamento 208. ¿Vives lejos de aquí?
-- algo… Yamapi me das tu número de celular… para avisarte de un día que toque la banda.
-- claro, no hay problema – le da su número, después se despiden, Yamapi entra al edificio, Jin se queda mirando, sonríe, en eso suena su celular, ve que es un mensaje, enseguida responde “voy en camino, no tardo, besos tortuga”, lo envía.

Dentro del departamento 208. Junpei está preparándose algo de cenar, entra Yamapi. Lo observa.
--de nuevo… ¿Qué hacías con ese tipo?
-- te dije que me salvo, ese tipo… el tal Mana me ataco en un callejón, estuvo a punto de besarme y me toco… aquí – se señala su miembro – y Jin llego, golpeo a Mana y me ayudo a defenderme.
-- mmm ¿y… que hacia ahí Jin?
-- no lo sé, pero le agradezco que llegara. ¿Qué te sucede?
-- ay big bro, eres más grande que yo y no te das cuenta.
-- ¿de qué hablas?
-- ese tipo, Jin, quiere contigo.
-- no… no.
-- sí, cuando va a la cafetería solo te observa… pero te diré algo… por mí no hay problema pero Jin… tiene
novio.
-- ¿eh? No, él me dijo que no tenía novia
-- y así es, no tiene novia pero si novio, no te metas en problemas
-- no Junpei no confundas las cosas, a mi no me gusta Jin, no me gustan los hombres.
-- no lo digo por eso – se pone frente a él – ese chico tiene novio, yo los vi, en la cafetería… se besaron, no te metas en problemas ¿de acuerdo? – termina de prepararse sus cosas y se va a sentar al sofá, Yamapi se queda pensativo.

Al día siguiente, Ueda llega, va caminando y en la puerta se encuentra a Gackt recargado en la puerta, pasa de largo, no lo saluda. Gackt sonríe al verlo, enseguida va detrás de él, lo abraza por los hombros, recarga su cabeza con la de Ueda.
--Hola Pisque
-- Cállate idiota, quítate – intenta separarlo pero Gackt es más fuerte.
-- No hasta que digas que sí.
-- Mi respuesta es NO
-- pero que carácter… ni siquiera has escuchado la pregunta.
-- no hace falta, es NO. – Gackt se queda callado, van caminando por el pasillo, todos se les queda viendo, Ueda intenta zafarse de él pero cada vez se aferra más.
-- Se trata de ir…
-- te dije que NO
-- puedes escucharme – lo lleva contra la pared, colocando su mano en la boca de Ueda – no me dejas alternativa. Calladito te ves más bonito. Aun que no puedo ver tus labios besables…. Aaaauuuch – grita al sentir la mordida de Ueda. – Ok, tengo boletos para la exposición de Inquisición para el viernes. ¿Quieres ir? – quita su mano de la boca.
-- ¿en serio? – Sonríe – claro que quiero.
-- lo sabía, ahora no me negarás esto. – se acerca con rapidez y lo besa. Coloca sus manos en el cuello de Ueda, acercándolo más a él para profundizar el beso, logra sentir nuevamente la lengua de Ueda jugando con la de él, después de unos segundos Gackt deja de besarlo, se aleja lentamente observando el rostro de Ueda ruborizado, le sonríe y se aleja, voltea
y con la mano se despide de él. Ueda no deja de ver como Gackt se va, ya que desaparece por el pasillo lleva su mano a sus labios.
-- Te vi. – llega corriendo Kame, lo abraza – Te vi besándote con Gackt, esto no puede ser más perfecto.
-- Cállate Kame… él… él me beso a la fuerza.
-- pero bien que le correspondiste. – Abraza a Ueda por los hombros y se dirigen a su salón – Sí, exactamente, esto me huele a romance.
-- no sabes nada.
-- Claro que sí, no me mientas. La forma en que lo miras, esa pequeña sonrisa que tienes… como brillan tus ojos…
-- Kame cállate – voltea y le grita, ve que Kame se queda viendo algo, voltea y ve a Jin que sale con sus cosas del salón, mientras que todos entran. – Kame…
-- ¿A dónde va? Tenemos clases.
-- quizás al sanitario – Kame sonríe.
-- sí… voy con él – se va corriendo detrás de Jin, Ueda entra al salón, llega hasta donde está Koki y Junno, platica con ellos.

Kame va detrás de Jin sin hacer ruido, quiere sorprenderlo, ve que Jin saca su celular y manda un mensaje, Kame sonríe y enseguida saca su celular para ponerlo en silenciador, ve que termina y lo guarda, Kame observa su celular esperando que llegue el mensaje, lo sigue hasta el jardín, está nervioso, tiene incertidumbre. Jin se dirige a la salida, Kame no entiende que sucede, Jin entra al sanitario, Kame se espera unos segundos, enseguida entra y lo ve arreglándose el cabello frente el espejo.
-Hola amor – Kame corre hacia a él, lo toma de rostro y lo besa intensamente, Jin se deja llevar, corresponde el beso, sus lenguas se tocan y juegan entre ellas, sus manos recorren sus cuerpos, Jin toca a Kame del trasero y la espalda, Kame baja sus manos por el pecho de Jin hasta llegar a su miembro, lo masajea sobre la ropa, Jin deja escapar gemidos de placer, Kame sonríe y continua besándolo mientras le desabrocha el cinturón, el botón y le bala el zipper del pantalón, introduce su mano bajo la ropa interior de Jin, comienza a masturbarlo lentamente, Jin lo toma del cuello y dirige hasta el retrete, entran y cierran la puerta.

En otro lado, está Yamapi con Junpei en su departamento, Junpei y Yamapi están revisando los gastos del mes, se dan cuenta que no les alcanza, ya que han subido la renta. Yamapi estaba leyendo un mensaje en su celular, lo guarda.
--¿Qué vamos a hacer Big Bro?
-- Tenemos que pagar agua, luz, y todo ese rollo. Nuestro departamento es de tres habitaciones, desocupemos esa habitación que usamos como estudio, y podemos rentarla.
-- Sí me parece estupendo, si… Yo me encargo de poner los anuncios… ¿A dónde vas? Hoy no tienes clases. – Le cuestiona al ver que se pone la chaqueta y toma sus llaves.
-- Voy por unos boletos de una banda.
-- ¿a quién vas a ver? Lady Gaga… ah… no ella es solista. Yo quiero ver a Lady Gaga.
-- Yo igual, pero esté es un grupo nuevo… luego te digo que se me hace tarde.
-- Sí, nunca sales a tiempo. No llegues tarde al… trabajo. – No termino de decir ya que azoto la puerta. Junpei se queda observando las cuentas, se dirige a su habitación, toma algunas fotos y corre hacia su computadora, se sienta frente a ella y comienza a hacer los carteles.

Yamapi está en un parque, sentado en una banca de madera, mirando a un lado y a otro. Comienza a desesperarse.
--No llegue tan tarde. ¿Se habrá ido? – pasan los minutos, Yamapi se acuesta en la banca, saca su celular y manda un mensaje “Que onda Jin, ¿no me esperaste?”, lo envía, guarda su celular. Pasan 15 minutos, se sienta. Saca nuevamente el celular y marca, suena una vez y desvían la llamada. – No entiendo, ¿para qué me cito si me iba a dejar plantado? – Se levanta un poco molesto. Camina hasta salir del parque con las manos en su chaqueta.

En el baño de la preparatoria, en el retrete Kame esta tranquilizando su respiración en el hombro de Jin, él sale lentamente del cuerpo de Kame, calmando su respiración, tiene abrazado a Kame y en una mano tiene su celular, revisa los mensajes. Mientras Kame lo besa en el cuello responde “lo siento, se me atravesó algo. Te compensare. Nos vemos en la tarde. Jin”, lo envía.

Por el jardín de la preparatoria viene caminando Maru, platicando con unos compañeros, se queda paralizado, mirando fijamente a un sitio… en ese sitio esta Gackt besándose con una chica delgada, estatura media, de cabello negro largo, vestida de falda y saco rojo, con cadenas que caen de la falda. Se besan intensamente.


avatar
anyianka

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 06/01/2011
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

PISCIS (Capitulo 6)

Mensaje por anyianka el Sáb Ene 08, 2011 1:31 pm

Capitulo 6

Enseguida Maru llega al salón, se dirige hasta donde esta Ueda, lo toma de la mano y lo saca del salón, se lo lleva muy lejos, llegan hasta el jardín que parece bosque, suelte a Ueda.
-- ¿Qué te sucede Maru?
-- Vi a Gackt besándose con una chica
-- ¿de verdad?
-- sí… Ueda no te sientas mal
-- ¿Por qué me sentiría mal? Ese tipo no me interesa en lo más mínimo. – dice indiferente, Maru se le queda viendo. – ¿Eso era lo que tenias que decirme? – Maru asiente, Ueda se da la vuelta y camina hasta llegar al salón, va caminando y voltea a su derecha, ve a Gackt con sus amigos y abrazando a una chica de saco y falda roja, cabello negro largo, deja de verlos y continua caminando hasta llegar al salón y sentarse, segundos después llega Maru y se sienta en su lugar sin dejar de ver a Ueda, no le cree que todo esté bien. Koki está sentado frente a él, voltea a verlo.
-- Ey Ueda sabes algo de Jin y Kame
-- no tengo idea, han de estar haciendo sus cosas
Comienza la clase y Ueda pone atención, pero realmente esta pensando en quien era la chica que estaba con Gackt, si acaso esa chica es la que vio Maru besándose con él, siente un dolor en su pecho y solo pasa por su mente que fue un idiota al imaginar que un hombre como Gackt se fijaría en él.

En otro lugar, va Yamapi caminando por la calle, con las manos en los bolsillos de su chaqueta, lee el mensaje de Jin y enseguida cierra el celular, está molesto porque lo ha dejado plantada, pasa por una tienda de pintura, voltea y se queda pensativo frente a ella, decide entrar, compra pintura blanca, compra brochas, rodillo, todo para pintar, sale de la tienda, como puede sale con todas las cosas de la tienda, los galones pesan demasiado, toma un taxi. Media hora después llega a su departamento, abre la puerta y Junpei voltea a verlo.
-- ¿Qué trajiste BigBro? – se acerca a él.
-- pintura, arreglemos esa habitación para de una vez rentarla – Junpei asiente, ambos se cambian la ropa, usando vaqueros de mezclilla sucios o rotos y una playera sin mangas, sacan todo de la habitación y comienza a limpiarla, a pintarla, entre ellos están jugando, Yamapi observa como Junpei está pintando muy concentrado, y por detrás le pasa la brocha, se ríe y en eso voltea Junpei, persigue a Yamapi y lo pinta, comienzan una guerra de pintura… corren de un lado a otro de la habitación, dejando caer gotas de pintura en el periódico que acomodaron en el suelo, se pintan por completo, se ríe los dos tratando de tranquilizar su respiración. – Ya, basta… fue suficiente – se ríe. Pero continúan jugando.

En la preparatoria está Ueda sentado en el jardín, debajo de un árbol que deja caer sus hojas secas, está dibujando en una libreta, una chica con alas, se da cuenta que alguien se acerca pero sigue como si nada. Se sientan a su lado.
-- Hola – voltea a ver, es Gackt, lo mira con frialdad.
-- Ah… hola. ¿Qué quieres?
-- que grosero eres. Yo solo quería hablar contigo
-- entonces habla.
-- ¿Qué te sucede conmigo? ¿Te he hecho algo?
-- Deja de fastidiar Gackt – toma sus cosas y se va a levantar pero Gackt lo toma de la muñeca y lo detiene.
-- o mas bien… ¿Por qué no te he hecho algo? – se le queda viendo con ganas de matarlo, intenta soltarse.
-- estás idiota, cuando entenderás que no me interesas – nuevamente se va a levantar pero Gackt lo jala con fuerza y enseguida lo avienta hacia atrás, acostándolo en el pasto, se coloca encima de él, deteniendo ambas muñecas de Ueda con fuerza, y sentado sobre sus piernas de forma que no pueda moverlas. – Basta Gackt, déjame – grita molesto.
-- No… no lo hare. No te esfuerces Ueda – desciende a besarlo, Ueda hace fuerza, moviéndose pero Gackt es tan fuerte que lo controla, Ueda cierra sus ojos con fuerza, aferrándose a no abrir sus labios, Gackt los disfruta, saboreándolos y jalándolos, pasa su lengua sobre los labios de Ueda, pero no logra nada, deja caer su pesado cuerpo sobre Ueda, sin dejar de besarlo, una mano la dirige a la entrepierna de Ueda y lo masajea constantemente, hasta lograr lo que deseaba… Ueda dejo escapar un gemido y Gackt aprovecho para introducir su lengua, al ritmo del beso fue masajeándolo, haciendo que Ueda perdiera toda fuerza y solo dejarse hacer. Ahora que había conseguido tener a Ueda así no dejaría escapar la oportunidad, lo besa con intensidad, saboreando su lengua y escuchando los leves gemidos que salen de la boca de Ueda mientras se besan, Ueda no se mueve, y Gackt aprovecha en tocarle todo el cuerpo, le desabrocha el pantalón e introduce su mano bajo el bóxer de Ueda, él gime muy fuerte al sentir el tacto de Gackt.
-- Basta… no lo hagas – pide entre jadeos, Gackt sonríe, y lo besa mientras lo masturba, Ueda gime cada vez más rápido, con gran sonrojor en su rostro, Gackt le besa el cuello con intensidad, mordiéndolo con fuerza, la respiración de Ueda se ha vuelto loca y no se controla, Gackt se alegra por lo que ha logrado y aumenta su ritmo. – Detente por favor… ya… ya no sigas… Gackt déjame… déjame – le grita golpeándolo en el rostro con una piedra, Gackt deja de masturbarlo y se toca el rostro.
-- Maldito Ueda… si bien que estabas disfrutando – le grita quejándose, Ueda se levanta como puede ya que esa parte le molesta bastante, se acomoda el pantalón, y se va caminando lo más rápido que puede, voltea a ver y Gackt sigue acostado en el pasto moviéndose por el dolor en la cara. Ueda llega al baño, entra y se encierra en uno, se baja el pantalón y él solito se atiende, corriéndose y cayendo en el inodoro, coloca sus manos a ambos lados del retrete.
-- No iba a darle el gusto… aaahhh lo odio… me… me… hace sentir… lo odio – se acomoda el pantalón, sale y se lava las manos, se va hasta el salón, llega y ya están Kame y Jin.

Minutos después en el departamento de Yamapi y Junpei, ellos están sentados en el centro de la habitación, observando que a pesar de su guerra de pintura la habitación quedo muy bien.
--Nada mal – dice Pi, Junpei lo voltea a ver.
-- Ahora ¿Qué sigue?
-- Vamos a comprar una cama y todo lo necesario. Vamos antes de irnos al trabajo.

Las clases han terminado, Ueda y sus amigos están afuera de la puerta de la preparatoria, están platicando y bromeando, Jin se acerca a Kame y lo toma de la mano, lo aleja de los demás.
--Amor tengo que irme… ¿nos vemos en la noche?
-- ¿A dónde vas sin mí? – pregunta notablemente celoso y sorprendido.
--Voy a la plaza pero no puedes ir conmigo
-- ¿Por qué no?
-- porque… mmm… te comprare un regalo pero quiero que sea sorpresa, si tú vas dejara de ser sorpresa. – le sonríe, le acaricia el rostro. Kame lo mira con una enorme sonrisa – ni se te ocurra seguirme… quiero que una sorpresa
-- ok… ok… me iré con Ueda... pero nos vemos en la noche ¿cierto? – le sonríe y lo besa, enseguida va por Ueda, lo toma de la mano y se van juntos, Kame voltea a ver a Jin con una gran sonrisa, Jin se despide de los demás, se dirige a la plaza con sus manos en los bolsillos, llega a la plaza, camina hasta el café en busca de Pi, logra verlo platicando con Junpei y acomodándose el delantal, entra.
-- Yamapi… hola, vine a entregarte los boletos – lo voltean a ver, Yamapi le sonríe y se acerca a él pero Junpei lo observa, como analizando lo que dice y hace.
-- Hey Jin, hola. Pasa – lo hace entrar a la cafetería, Junpei le da una sonrisa forzada a Jin.
-- ¿Boletos de qué? – pregunta Junpei.
-- Jin tiene una banda y nos ha invitado a una tocada, vamos Junpei
-- oh… si, si claro vamos – dice fingiendo emoción que Pi se la cree. – solo viniste a eso Jin
-- sí y ah… tomar algo – sonríe. Yamapi lo atiende, se dirige a la barra donde esta Junpei, le da la orden y mientras la preparan Junpei y Yamapi hablan.
-- me alegro que también quieras ir con nosotros, ¿verdad que es buena onda?
-- Yamapi me caga Jin, no lo soporto ok… no quiero dejarte a solas con él
-- Uuuuu ¿celoso?
-- Baka… no quiero que tengas problemas por culpa de Jin
-- Junpei no los tendré, a mi no me gustan los hombres ok, Jin me cae bien… somos amigos, solo eso – lo despeina y le lleva las cosas a Jin.

Pasa la semana, donde Junpei y Yamapi se la pasan arreglando la habitación, hay días que Jin va a ver a Yamapi al café y acompaña a Junpei y a Pi a su casa, Junpei no soporta a Jin cada vez es más notorio, Mana y sus amigos siguen acosando a Yamapi, van a verlo y hacen lo posible por que Yamapi los atienda. Jin después de dejar a Yamapi y Junpei va a la casa de Kame, entra por la ventana y tiene sexo, en la madrugada se va a su casa a arreglarse. Gackt ha tratado de acercarse a Ueda pero este lo evita o lo ignora por completo, Ueda ha visto a Gackt con aquella chica y su coraje crece, se siente utilizado.

Junpei y Yamapi están en su departamento, observando como quedo la habitación, con su cama, su buro, escritorio, closet, tocador y un sillón. Junpei le toma fotografías, y se va a sentar frente su computadora. Hace el cartel y Yamapi está detrás de él observando todo lo que hace, dando ideas de que escribir y como acomodarlo.
--No quedo nada mal
-- Claro que no, si lo hizo el grandísimo Junpei – Yamapi se ríe y le da un golpe en la cabeza, anda vamos ya al colegio, se acerca al sofá y toma su mochila, Junpei termina de guardar todo y apagar su portátil, toma la usb y va por sus cosas, sale detrás de Yamapi, van caminando por la calle. -- Acompáñame a imprimir los carteles
-- ok vamos – lo abraza por los hombros, van a imprimirlos a Lumen, salen de ahí y llegan a su preparatoria, Junpei le da carteles a Yamapi para que los pegue en el camino hacia su salón, y él se lleva otros, llega a el corredor principal, en el muro de anuncios lo coloca.
-- vaya… ¿tú rentas? —Junpei escucha y voltea a su lado izquierdo, encontrándose con un chico de cabello negro algo largo, tez blanca, ojos entre negro y café, labios bien definidos -- yo soy extranjero, acabo de llegar y busco un lugar donde quedarme. —Junpei le sonríe, a pesar de su acento logra entenderle.
-- sí claro que sí, mira aquí está toda la información, en el departamento estamos un amigo y yo, ¿entonces si te interesa rentar? —Junpei lo mira esperando la respuesta con algo de incertidumbre, el chico lee con cuidado la información.
-- sí claro que sí, queda cerca de aquí y no es tan caro, me aceptas como inquilino
-- claro que sí, no hay problema, cerremos el trato… – le estrecha la mano, se queda pensativo – Por cierto… ¿Cuál es tu nombre?

En otra preparatoria van caminando por el pasillo Kame y Ueda, van en camino al salón de clases.
--Ueda… es viernes —le dice Kame, lo abraza por los hombros – Hoy es tu cita
-- No voy a ir.
-- Ueda no puedes dejarlo plantado, anda ve… Gackt esta buenísimo.
-- Entonces tíratelo tú y a mi déjame tranquilo
-- encantado lo hacia pero a Gackt tú le interesas
-- deja de está molestando – Kame se enoja, lo toma de los hombros y lo lleva contra la pared, cerca de un pasillo, en ese pasillo está Gackt escuchado la conversación, intentando que no lo vean.
-- ¿Qué paso para que no quieras ver a Gackt? Y hablo enserio… dime la verdad, somos amigos… no puedes mentirme
-- Vale. Maru lo vio besándose con una chica
-- ¿celos?
-- obvio no… es solo que él esta jugando conmigo… yo no sere su juguete – se quita de encima a Kame y comienza a caminar, atrás de él va Kame.
-- Eso no es así. – escuchan los dos y voltean, encontrándose a Gackt detrás de ellos – yo no estoy jugando contigo Ueda
-- creo que me habla Jin – se va corriendo, Ueda continua caminando, Gackt lo jala del brazo.
-- que esperes – hace que lo mire, se pone frente a él – ¿Quién te dijo eso?
-- un amigo
-- ¿y le vas a creer más a él?
-- obvio… es mi amigo – Gackt se queda pensativo, voltea a ver a Ueda.
-- ok no te lo niego, bese a una chica pero no es lo que parece, ella es mi amiga y un tipo la ha estado acosando, no la deja tranquila y la única forma que ella encontró para que la dejara en paz fue diciendo que soy su novio, y por eso la bese para que el tipo la viera y la dejara de molestar, pero ese beso es insignificante, no como los tuyos – lo toma del rostro, se va acercando para besarlo.
-- Ni se te ocurra hacerlo
-- pero… ¿qué?
-- déjame ya Gackt, consíguete a otro
-- pero yo te quiero a ti… sólo a ti – lo besa, Ueda se resiste pero va correspondiendo al beso, se separa de él. – Recuerda… hoy es nuestra cita, te espero en la estación del metro Shibuya… a las 6 pm – le dice con una sonrisa y se va caminando, Ueda se queda pensativo y se toca los labios.

Ha terminado las clases de Yamapi, está guardando sus cosas cuando escucha el celular, ve que es Junpei y contesta.
-- Little Bro
-- Big Bro quita los carteles ya tenemos inquilino, es un extranjero, es buenísima onda, y no puso peros por la renta…
-- tan rápido conseguiste a alguien, eres un master… nos vemos en 10 minutos en la entrada para ir a la cafetería ok, y me platicas todo. Bye – cuelga, termina de guardar todo y se va corriendo por los pasillos, llega justo a tiempo con Junpei, se van platicando de que por fin tendrán dinero, Junpei le cuenta como es el chico, que es un año menor que Pi. Llegan a la cafetería, comienza a trabajar más felices y juguetones de lo común, en eso entra Jin por la puerta, Yamapi se acerca a él y lo lleva a una mesa. – Jin…, estamos muy felices, conseguimos inquilino para nuestro departamento —Junpei lo ve y se acerca, le encanta arruinarle el momento a Jin.
-- ¿rentaban? Me hubieras dicho… – le dice con una sonrisa a Yamapi. Se ríe Junpei.
-- jajajaja no gracias – Jin se le queda viendo con ganas de asesinarlo, Pi solo se rie por el comportamiento de su amigo. En eso suena el celular de Junpei, se aleja para poder contestar.
-- se nota que le caigo mal a tu amigo
-- no, para nada. Junpei es así con todos, se lleva pesado —le sonríe, en eso llega corriendo Junpei.
-- sssiiiii… tengo una cita, quiere salir conmigo de nuevo… – Yamapi se ríe por la emoción de Junpei, Jin lo observa con una sonrisa tratando de caerle bien – vamos a ir a un club a bailar, quedo de llevar a unas amigas, vamos Pi… dice que su amiga esta hermosa… – se ríe Yamapi, sonrojándose, Jin finge una sonrisa, esta que muere de celos – hey Jin ¿nos acompañas?
-- sí claro.
-- ok… nos vemos en la noche ok. – le da la dirección del club, Junpei sigue tan emocionado contando lo que siente por esa chica.

Es de noche, Jin va llegando al club, le dijo a Kame que su mamá se había puesto enferma y cuidaría de ella, al llegar ve a Junpei y Yamapi en la entrada, lo voltean a ver y lo saludan, Junpei lo abrazo por los hombros… lo que nunca hace, entran al club, están en la mesa platicando, Junpei recibe una llamada y contesta, se va.
--Hoy Junpei me trata muy bien
-- Esta feliz, esa chica le gusta mucho
-- A mi también me gusta alguien
-- ¿sí? ¿Quién?
-- si te dijerá que está justo frente a…
-- llegaron las chicas más hermosas del mundo – interrumpe animado Junpei, Yamapi y Jin voltean a verlo, se levantan, Junpei se hace a un lado de la chica que le gusta, la abraza y deja que sus amigos vean a las otras dos chicas, Yamapi no puede evitar hacer contacto visual con una de ellas, Jin se da cuenta y siente celos. – les presento Kanjiya Shihori – la chica que esta abrazando – y ellas son Kitagawa Keiko – la chica que hizo contacto visual con Yamapi – y Aibu Saki – se saludan y se presentan, se sientan alrededor de la mesa, Junpei está platicando muy a gusto con Shihori, Keiko platica con Yamapi y él de cierta forma coquetea, Saki le hace preguntas a Jin, tratando de tener una conversación pero es casi ignorada, se da cuenta que Jin mira de forma extraña a Yamapi.
--Keiko ¿quieres bailar?
-- sí, vamos Yamapi – lo toma de la mano y se van a la pista, Junpei voltea a ver la cara de Jin y no para de reír, logro lo que quería, enseguida él toma la mano de Shihori y se van a bailar a lado de Keiko y Yamapi.
-- no piensas moverte… vamos a bailar – le dice Saki algo molesta, Jin va con ella, están bailando, Jin no deja de mirar a Yamapi, se queda paralizado al ver como Yamapi se acerca peligrosamente a Keiko y la besa, Saki voltea, se da cuenta de lo que mira Jin y lo mira nuevamente, se acerca a su oído levantándose en puntillas – eres gay y te gusta Yamapi ¿cierto? —se aleja de él, Jin la mira muy impresionado y con temor.


avatar
anyianka

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 06/01/2011
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: PISCIS (Capitulo 6)

Mensaje por anyianka el Sáb Ene 08, 2011 1:32 pm

Les deja fotos de las tres lindas chicas, ellas salen en Buzzer Beat junto con Yamapi y Junpei, de hecho Kanjiya Shihori sale en esa serie de novia de Junpei, muy lindos los dos.

ok les dejo las fotos.... ¿se imaginan quien será el inquilino?

KANJIYA SHIHORI



KITAGAWA KEIKO



AIBU SAKI



avatar
anyianka

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 06/01/2011
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: PISCIS (Capitulo 6)

Mensaje por mayi el Lun Ene 10, 2011 11:16 am

pobre mi tasu enterarse k gack besa a otra chica esta lindo el fic espero que lo continues
avatar
mayi

Mensajes : 171
Fecha de inscripción : 07/01/2011
Edad : 21
Localización : haciendo tutumeme con Tatsu

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: PISCIS (Capitulo 6)

Mensaje por favs el Vie Feb 03, 2012 4:36 pm

continuala anda sip :D
avatar
favs

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 17/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: PISCIS (Capitulo 6)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.