Solo debes ser tú (Cap. 30) [Completo]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

Solo debes ser tú (Cap. 30) [Completo]

Mensaje por anyianka el Sáb Ene 08, 2011 2:04 am

Capitulo 1
Es de mañana y voy de camino al instituto, es el primer día de clases, estoy emocionado y nervioso, es increíble como pasa el tiempo. Camino por el parque, observando los arboles, siempre me ha llamado la atención la naturaleza, voy a un instituto de hombres, que mal, yo que quería tener novia. Al fin llegue, es una escuela grande con aéreas verdes. Al llegar al salón noto que faltan compañeros, me siento en la esquina de atrás del salón, a lado de la ventana, coloco mi mochila encima de la mesa y me recuesto en ella. Creo que me he dormido por algunos segundos, escucho más voces, alzo la mirada y observo el salón, hay un grupo de chavos que al parecer se conocen, pero tres de ellos son de un año antes, se ríen a carcajadas, no logro distinguirlos, mi mirada se centra en uno en especial, mis ojos se quedan en él, tiene una mirada profunda pero evasiva, se ve tan feliz, una sonrisa sincera, sus ademanes son provocativos y firmes, se ve tan… ¿ah?, me está mirando, se dio cuenta, ¿qué hago?, no puedo apartar mi vista de él, me sonríe ligeramente, en mi estomago siento como una descarga de electricidad, me siento nervioso, dejo de mirarlo y me acuesto sobre la mochila viendo en dirección a la ventana. Ha llegado el profesor, los tres mayores se van, pero él se quedo, tomo asiento, cerca de la puerta, su cara se torno seria, es raro, intere… auch, me esta viendo de nuevo, me volteo a la ventana, como es que…, claro siente las miradas.
Profesor—hola a todos, soy su profesor de Geografía, soy Humberto Aspa, bienvenidos al instituto. Comenzaremos con la clase.
El profesor se ve tan agradable. … Pero él esta serio, ya no sonríe como hace un momento, esta jugando con sus manos, no alza la mira, me pregunto por qué cambio tan drásticamente.
Profesor – Yamashita Tomohisa
Él responde, se llama Yamashita Tomohisa. Tiene un tic o no sé, se esta mordiendo el labio, se ve…
Profesor – Kamenashi Kazuya
--Presente – respondí, y él me miro, estoy nervioso.
La clase ha continuado, hay un trabajo que se tiene que hacer en parejas, genial!!! No conozco a nadie, el profesor los va a formar. Oh, me ha tocado con Yamashita, se dirige a mí.
--Hola, soy Yamashita.
-- Hola.
-- ¿eres Kamenashi, cierto?
--hai.
-- pensé que yo era el serio.
-- eh?
-- nada, ¿qué vamos a hacer? ¿Qué tema nos toco?
-- ah, …
-- así, tenemos que hacer una exposición sobre el origen de…

No soy capaz de articular palabra ni de oírlas, toda mi atención esta en esos labios, tan… besables. Oh no, en que estoy pensando, no soy gay, he tenido novias, muchas, pero… quiero probar esos labios carnosos, tan…

--¿Kamenashi?
-- ¿eh? – respondo al mirarlo a esos ojos intensos.
-- ¿escuchaste lo que dije?
-- ah, no. Lo siento.
-- vamos a tener que vernos entre semana para tener la exposición lista. No sé, mmm… podemos ir a una biblioteca, o en alguna casa de nosotros.
-- ¿solos?
-- sí. Los equipos son de dos. (Me mira extrañado) ¿Qué sucede?
-- ¿ah? – me mira fijamente, sus gestos ha cambiado, al parecer esta molesto.
-- ¿tienes algún problema conmigo? – Si esta molesto – desde el inicio de la clase me has estado mirando y ahora no me escuchas, parece que estoy hablando solo.
-- Nada ok, continuemos con el trabajo, a ver, aquí dice que… -- me cierra el libro, se acerca demasiado a mi. Sus ojos están sobre mi.
-- dime que sucede. – espera mi respuesta pero teniéndolo tan cerca no puedo pensar, mi mirada se centra en su boca, siento una electricidad por todo mi cuerpo, siento que me muevo solo, y voy a… , me estoy acercando, lo voy a… no, me levanto con rapidez y salgo del salón.
Llego corriendo al baño, me lavo la cara, estoy tan… ¿de verdad lo iba a besar?, que me pasa, no llevo ni dos horas de conocerlo y lo iba a besar, se habrá dado cuenta. ¿Qué hago, no puedo quedarme aquí?

{Yamapi}

Me ha dejado solo, que le ha pasado. Tendrá algún problema o le desagrado, quizás por eso me miraba tanto, y no le pareció trabajar juntos, pero esa no es mi culpa, yo no lo elegí, ahí viene, regreso, tiene el cabello húmedo. Ya ni lo miro, para que, finjo que leo el libro, si le interesa que pregunte, no voy a estar rogando. Se sienta frente a mí, siento sus miradas, no lo miro ni por error.

--etto, nos ponemos de acuerdo. Tú solo dime cuando y donde. – oh, habla. Mmm esta bien, cederé un poco.
-- si, te parece si mañana saliendo de la escuela vamos a la biblioteca.
-- sí. – me pregunto por qué no me mira, todo lo ha dicho sin verme. Ha terminado la clase. – vale nos vemos.

Me dijo y se fue, hey que hago aquí, tengo que regresar a mi lugar, salgo un rato a los pasillos a distraerme mientras inicia la otra clase, me encanta el paisaje. En eso llega mi amigo del alma jajaja.

--¿Qué hay Jin?
-- aburrido, y ¿tú?
-- raro, nos toco trabajar en equipo y me toco con un tipo extraño. Durante toda la clase se me quedaba viendo, y cuando me acerque a él para el trabajo me ignoraba por completo, estaba preguntándole que onda cuando se levanto y me dejo solo, después regresa como si nada y me habla pero sin mirarme.
-- jajaj, quizás le gustas.
-- ¡¿Cómo crees?!, creo que le caigo mal.
-- oye tengo que irme, ah por cierto a la salida nos esperas en la entrada ok, no te vayas.

¿A la entrada?, ahora que planean. De regreso a clases, de verdad que odio la escuela. Ahora matemáticas, no entiendo nada. Pasa el dia de clases normal, con Kamenashi no he cruzado palabra, ni miradas. Estoy esperando a los chavos aquí en la entrada, ahí viene Kamenashi, con las manos en los bolsillos de los pantalones, se detiene me mira por unos instantes y continua con su camino. Que raro es, en eso llegan los chavos con Jin haciendo un alboroto.

--ya listo Yamapi
-- si Toma. ¿A dónde vamos a ir?
-- primero a la plaza a comprar algo de ropa – me respondió Ryo.
-- ya vámonos, no perdamos tiempo—finalizo Jin.

Jin empieza a correr, así que se inicia una competencia, los cuatro vamos corriendo como locos por la calle, me encanta estar con ellos, de verdad que con ellos soy feliz sin importar lo demás, puedo ser real. Los que van al frente de la carrera son Jin y Toma, jajaj tomo impulso y me subo en Toma, pierde el equilibrio por un segundo pero lo recupera y sigue corriendo, Ryo toma impulso y se sube en Jin, así que la carrera continua. Toma y yo llegamos primero, empezamos a recorrer la plaza, hay tantas cosas de mi agrado, pasamos a comer unas hamburguesas, nos la estamos pasando tan bien, somos tan bakas juntos. Nos retiramos de ahí, yo llevo mi refresco, no me lo he terminado, Jin y Ryo están viendo la ropa, Toma esta hablando por el celular, yo estoy recargado en una barra, observando a los pisos de abajo, recuerdo que tenia que decirle algo a Toma, así que doy la vuelta con rapidez y choco con alguien, le he tirado todo el refresco encima, es un chico rubio, o castaño, está enojado, me disculpo repetidamente, en eso el alza la cara, nos quedamos mirando, hasta que llega Ryo.
--¿Qué ha pasado?
-- le tire el refresco encima. De verdad lo siento. Vamos a conseguir algo para que te cambies la playera, lo siento de verdad.
-- ok vamos.
Entramos a una tienda de ropa, de verdad me siento mal, no dejo de verlo, tomamos una playera, le digo que se vaya a cambiar y lo espero afuera, pago la playera. Ya sale, le he dicho que se la he comprado como una disculpa, me siento pésimo, en eso él sonríe y lo miro.
--Ya tranquilo, no pasa nada. Te parece si vamos a tomar algo.
-- ¿cuánto???
-- si, vamos por un algo, lo que sea.
-- sí, ah, soy Yamashita Tomohisa.
-- yo soy Takizawa Hideaki, me puedes decir Takki.


avatar
anyianka

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 06/01/2011
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solo debes ser tú (Capitulo 2)

Mensaje por anyianka el Sáb Ene 08, 2011 2:07 am

Capitulo 2
{Yamapi}
--… me puedes decir Takki.
-- ¡Yamapi! – me ha gritado Toma, volteo a verlo, está molesto.
-- ¿entonces?, ¿vamos?
--lo siento pero me están esperando – señalo a mis amigos – nos vemos, siento mucho lo de tu playera, perdón.

Después de disculparme voy corriendo hacia mis amigos, escucho que él me grita “oye” pero yo me sigo, al llegar con ellos Toma me abraza por el cuello, y yo lo abrazo de la cintura.
--¿sí pensabas ir con él? Ni siquiera lo conoces.
-- ya te salió la mamá celosa, Toma – se burla Ryo.
-- sí, tengo que cuidar a mi hijo que no ande con cualquiera.

Todos nos reímos, siempre jugamos así, como soy el “pequeño” de la pandilla me cuidan mucho, sobretodo Toma que es al que acudo cuando me siento mal, triste, su cariño me hace sentir calor en mi corazón, no es que exista un sentimiento de amor de pareja sino de amor de amigos, así que con él nunca me he peleado, estoy feliz de tenerlo junto a mi. Ahora estamos en el parque jugando futbol con otros chavos, este deporte no se me da muy bien pero me estoy divirtiendo, jaja solo de ver las tonterías que hace Jin me muero de la risa, todos estamos contentos, también veo a Ryo que ríe a carcajadas, que bien me siento.

Ya es otro día, acabo de llegar al instituto, continuo mi camino y entro al salón, veo a Kamenashi durmiendo sobre su banca, dejo mis cosas y salgo al pasillo, me recargo en la barda, estoy viendo el jardín, en eso alguien me abraza, volteo.
--Jin, ¿Qué onda?
-- ¿Qué piensas?
-- ¿mm?, nada. Me gusta el paisaje.
-- ayer la pasamos muy bien, por qué hoy no vamos al cine o sabes que…
-- vayan ustedes, yo tengo que ir a la biblioteca.
-- con ese chicho raro
-- sí
-- ¿Qué sucede?
-- ¿ah?, nada. Bueno… no lo sé. Desperté con esta sensación de vacio. – no lo miro, fijo mi mirada al jardín. Siento la mirada de Jin, siento su beso sobre mi mejilla. -- ¡hey! – lo aparto de mi con una sonrisa, él sabe como hacerme feliz.
-- ¿ya? O ¿necesitas otro? – me va a besar en la mejilla pero lo detengo, este juego me da mucha gracia, jaja, siento una mirada y volteo a la puerta del salón, está Kamenashi observando. Nos quedamos viendo, Jin ha dejado de jugar, supongo que se ha dado cuenta. – Yamapi – me hace reaccionar y al parecer a Kamenashi también, porque se ha ido en dirección a las escaleras -- ¿él es el chico raro?
-- sí. Es Kamenashi Kazuya.
-- vaya.
-- ¿qué?
-- sí te mira muy acá.
-- jaja, ¿a que te refieres con “acá”?
-- te lo dejo de tarea. Me voy a clases.

Me ha ayudado el beso de Jin, me siento mejor aunque me dejo intrigado con su palabra “acá”, ¿a que se refiere?, entro al salón, minutos después llega Kamenashi y el profesor detrás de él, siento su mirada, volteo a verlo, le sonrió como forma de saludo pero él me mira con enojo y desvía la mirada. ¿Ahora que hice? Tal vez Jin se refería a que me ve con desagrado, pero porque no le agrado, apenas llevamos un día de conocernos.

{Kamenashi}

Lo veo pensativo, como triste, al contrario de cuando esta con ese chico del pasillo, con él estaba muy feliz, ese chicho lo beso en la mejilla y lo iba a volver a besar, ¿Por qué se le acerca tanto? ¿Qué son?, estoy molesto, después de la escena que vi él pretende que nada pasa y me sonríe, espera… ¿Por qué estoy tan enojado? Alzo la mirada y está él parado justo enfrente de mí.

--Kamenashi hoy vamos a ir a la biblioteca, no se te olvide. – me levanto.
-- ¿Quién crees que soy para olvidar las cosas? – me ha tomado por estúpido.
-- ¿Cuánto?, ¿Qué te sucede? Te estoy hablando bien.
-- no. – Lo miro desafiante, quiero reclamarle – me estas diciendo estúpido.
-- como quieras, te voy a estar esperando a la salida.

Al terminar su frase sale del salón, ni cuenta me había dado que la clase había terminado. A pesar de hablarle así no ha cambiado la idea de ir a la biblioteca juntos, no sé que me pasa con él pero estoy nervioso de que llegue la tarde, estaba enojado ahora estoy ansioso. Es hora del receso, estoy caminando por el jardín, aun no hago amigos, supongo que no soy fácil de tratar, iniciar de cero es pesado, miro hacia las canchas de basketball está Yamapi con sus amigos y ese chico, están jugando, me siento en el pasto y los observo, de verdad que con ellos él es muy feliz, me hace sentir bien verlo sonreír aunque desearía que este conmigo, ¿QUÉ?, ¿Qué estoy pensando? Acaba de encestar y el chico blanco de cabello entre negro y castaño, con una nariz algo más grande de lo normal lo va a abrazar, Yamapi también lo abraza. Y continúan con el juego. Quizás lo que vi no signifique nada, ese chico también abraza al otro chico blanco con cabello negro, algo bajito a comparación de los demás. En una de sus jugadas han fallado y el balón ha llegado a mis pies, Yamapi viene corriendo por él. Le doy el balón.

--¿Qué haces solo Kamenashi? Ven a jugar con nosotros.
-- ¿eh? – me ha sorprendido, creía que estaba molesto conmigo.
-- ¡ya! – me toma de la muñeca y me levanta – no aceptare un no como respuesta. – Empieza a caminar sin soltarme de la mano, creo que me estoy sonrojando – no quiero discutir.
-- yo… -- solo me dejo guiar.

Llegamos con sus amigos, me miran con curiosidad pero el chico del pasillo tiene una ligera sonrisa. Los tres se acercan a nosotros.
--él es Kamenashi Kazuya, es un compañero de clase.
-- hola – respondí nervioso.
-- él es Jin – el chico del pasillo – y él Toma – el que acaba de abrazarlo – y él es Ryo. Son mis mejores amigos aunque son un año más grandes que yo.
-- sí, somos amigos desde hace muchos años, por eso nos llevamos así. – vaya, Jin acaba de responder a una de mis tantas preguntas.
-- entonces vamos a jugar – dijo Yamapi y yo acepte—estás conmigo y Toma. Empieza. – me lanza el balón.

Comienza el juego, le lanzo el balón a Toma, estamos haciendo nuestra jugada pero fallamos, nos han quitado el balón y han encestado, Ryo y Jin se abrazan. Entre nosotros tres nos damos ánimos y continuamos el juego, sigue fluyendo, nos la estamos pasando muy bien, estoy contento de estar con él. Yamapi me lanza el balón y yo se lo paso a Toma que encesta, ellos dos corren a abrazarse, ya que con este hemos ganado, estoy junto a ellos, dejan de abrazarse, Yamapi me abraza, pero qué… oh!!!!, siento como sus brazos me envuelven, yo también lo abrazo, me olvido de todo y mis manos comienzan a recorrer su espalada hasta llegar a su cadera, creo que le he provoca alguna sensación ya que se ha movido extraño y se ha alejado de mi, él sigue festejando y molestando a Jin, Toma me da un leve abrazo. Ellos se van a su clase, solo quedamos él y yo.
--fue divertido ¿cierto? – me pregunta
-- sí, me la he pasado genial.
-- vamos a lavarnos la cara, estamos empapados de sudor – iniciamos el camino a los sanitarios.
--así que son amigos desde hace mucho tiempo.
-- sí, cuando los conocí tenia como 11 años, somos del mismo rumbo casi. Me es difícil socializar pero con ellos fue fácil y tanto tiempo de estar juntos los adoro, tardo mucho en hacer amigos. – llegamos al sanitario, estamos en los lavabos, nos estamos limpiando la cara. – Oye – lo miro -- ¿Por qué eres así conmigo?
-- ¿A… a… qué te refieres? – se está secando la cara.
-- ¿Cómo decirlo?, a veces parece que te agrado y otras que me odias. Como hace un momento estuviste agresivo y ahora estamos bien. A veces me miras de una forma… -- me mira directamente a los ojos, hay un silencio y me estoy poniendo muy nervioso, tengo miedo de lo que pueda decir – olvídalo. – continua limpiándose la cara. No se que decir, me quedo frente a él – Kamenashi, ¿no te vas a lavar la cara?
-- ¿eh?, ah, sí. – lavo mi cara que sudo aun más por estos segundos de tensión.
-- ¿nos vamos?

Llegamos al salón y cada uno se dirige a su sitio, me ha agradado estar con él y conocer a sus amigos, lo he visto feliz y lo he tenido tan cerca, sentir rodearme con sus brazos ha sido genial. Pasan las clases, estoy relajado y feliz, aunque debo admitir que me siento cansado. Han terminado las clases, estoy arreglando mis cosas, volteo a ver a Yamapi pero se ha ido, no me preocupa dijo que nos veríamos en la salida. Llego a la puerta y está platicando con sus amigos, se están riendo. Yamapi voltea y me hace señas para acercarme, le obedezco.

--entonces los veo mañana, tenemos que ir a la biblioteca.
-- ¿por qué no vienen con nosotros al cine? – sugirió Jin.
-- a la biblioteca no vamos a ir a divertirnos, vamos a hacer tarea – le aclaro Yamapi – nos vemos.
-- sí, hablamos más tarde – le dijo Ryo.
-- vale Yamapi nos vemos mañana, nos vemos Kazuya – se despidió Toma.

Iniciamos el camino…
--¡Yamapi! – Le ha gritado Jin, él voltea – pórtate bien con el “acá” – Jin se ríe, Yamapi me mira y ve a Jin.
-- cállate – riéndose – nos vemos.
Caminamos en dirección al metro, sostenemos una conversación ligera, de nuestros gustos y de donde vivimos, me sorprende saber que vivimos cerca, por momentos decimos una que otra cosa graciosa, me gusta cuando sonríe, le brillan los ojos y es una sonrisa algo tímida. Ya en la biblioteca a lo que íbamos, es un chico que se preocupa porque todo este perfecto, se esfuerza mucho y es de esos chavos que no les gusta perder. Terminamos, no me había dado cuenta de la hora, son cerca de las 8 de la noche, vamos caminando hacia el metro.
--mañana terminamos el trabajo, ¿puede ser en tu casa? – me pregunta.
-- sí, no hay problema.

Ya vamos en el metro, nuestro vagón esta casi vacio, estamos nosotros dos y una pareja, estuvimos platicando y a Yamapi lo venció el sueño, tiene su cabeza recargada en el asiento, yo voy a su izquierda, no puedo dejar de mirarlo, se ve tan dulce, una de sus manos esta abrazando su mochila y la otra esta sobre su pierna, después de razonarlo ganan mis instintos y lo tomo de la mano, sigue dormido, siento su calor, su piel junto a la mía, esta sensación nunca la había sentido. La pareja sale en está estación, los únicos en el vagón somos nosotros, siento las dichosas mariposas en el estomago, lo sigo tomando de la mano, no lo pienso más y comienzo a descender hasta sus labios, si tengo miedo pero ya no soporto más, necesito besar esos labios que me han estado atormentando. Tenemos un leve contacto, esta sensación en mi estomago aumenta, presiono mis labios con los suyos, se sienten suaves, tiene un sabor dulce, no los muevo, cierro mis ojos.


avatar
anyianka

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 06/01/2011
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solo debes ser tú (Capitulo 3)

Mensaje por anyianka el Sáb Ene 08, 2011 2:09 am

Capitulo 3

{Kame}

Tenemos un leve contacto, esta sensación en mi estomago aumenta, presiono mis labios con los suyos, se sienten suaves, tiene un sabor dulce, no los muevo, cierro mis ojos. Me separo de él con delicadeza y temor, pero sigue dormido, lo miro por algunos minutos, han pasado cerca de 10 minutos y sigue durmiendo, me encanta verlo así, se está despertando, yo volteo hacia otro lado, pero me doy cuenta que lo primero que hace es ver su mano, la que yo tenia tomada, y levemente se la va acercando a sus labios, me mira, ¡oh, por Dios!, sí lo sintió, estoy nervioso, no sé que hacer, si voltear a verlo o no. Debo enfrentarlo.

--¿Pasa algo?
-- no – me respondió – tuve un sueño extraño. Ya a la siguiente bajamos.
-- sí.

Comenzamos el camino, Yamapi no habla, va mirando hacia el suelo por donde vamos a pasar, esta pensativo y eso me pone nervioso. Salimos de la estación del metro y la situación sigue igual. Decido romper el hielo.

--¿Sucede algo Yamashita?
-- ¿mm?, no… ¿Por qué?
-- como vas callado y serio.
-- ah, realmente así soy. -- ¿qué sucede?, necesito saberlo. Ni siquiera me mira. Saca su celular y mandaun mensaje.
-- puedo saber con quien hablas.
-- con Ryo, quede de hablarle.-– sus amigos, asshhh, estoy…
-- así que es eso. Para que seas feliz tienes que estar con ellos.
--¿Cuánto?
-- si no estas bien conmigo entonces vete – ¿que me pasa?, pero estoy furioso.
--¿A que viene eso?
-- te estoy hablando bien, estoy tratando de tener una conversación contigo y tú me ignoras, eres cortante y estoy hablando contigo y sacas el celular.
-- ah… eso. Podemos continuar. – comienza a caminar. No sé de donde saco fuerzas pero lo jalo del brazo y lo llevo contra la pared, el movimiento ha sido tan rápido que él pone cara de dolor al chocar con la pared.
-- no nos vamos a ir hasta que me digas que sucede.
-- no Kamenashi, no te lo voy a decir, así que quítate. – da un paso. Lo detengo aventándolo contra la pared. Me coloco muy cerca de él, casi pegando mi cuerpo al de él. Nuestros rostros están cerca.
-- dímelo.
-- no tiene importancia, ya. Vámonos.
-- si tiene importancia, hay algo, dímelo. – coloco cada mano a lado de su cara, él evita mirarme. – ya dime, di lo que sea.
-- si lo digo prometes olvidarlo.
-- sí.
-- es vergonzoso. – Lo miro buscando sus ojos, pero él sigue sin mirarme – en el metro tuve un sueño extraño, soñé contigo… soñé que… me besabas. – oh, por qué tuve que preguntar, me he sorprendido, él me mira apenado, esta sonrojado, su mirada se queda en mis ojos, no nos hemos separado ni un milímetro por lo que estamos muy cerca, mi mirada se dirige a sus labios, él
está nervioso, empiezo a acercarme a sus labios, él no se mueve, solo espera, ya estoy apunto de besarlo realmente, en eso él me empuja. – ¡ves! No te lo tenía que decir. Ahora estás jugando conmigo.

Yamapi comienza a caminar. No puedo evitar sonreír, lo sentí nervioso, estoy feliz, lo alcanzo y lo abrazo por detrás, mis brazos rodean su cintura y lo beso en la mejilla. Él se sonroja aun más.

--¡Ya Kamenashi!, suéltame. —No lo suelto -- ¡suéltame!
-- no. ¿Esto estaba en tu sueño? – no pienso soltarlo, me gusta estar así aunque él crea que es juego para mi es enserio, y si supiera que realmente lo bese no creo que me dejara abrazarlo.
-- no, fue… ¡Kamenashi! Ya.
-- mientras más me digas que te
suelte, menos lo voy a hacer.
– aun sigue insistiendo que lo deje de abrazar – ya te dije Yamapi, no te voy a soltar, así que tranquilo. – se queda tranquilo. Y mira a su alrededor, lo bueno es que la calle esta vacía, no hay gente. Comenzamos a caminar así, yo abrazándolo por detrás -- ¿Qué soñaste?
-- prometiste olvidarlo. –- se sonroja, en su rosto se ve un poco de molestia, lo beso en la mejilla -- ¿Qué haces Kamenashi?, ya deja de jugar -– esta aun más rojo.
-- Jaja. Te ves tan lindo así, todo sonrojado y nervioso.
-- ya déjame.
-- ahora menos. – no quiero separarme de él, ahora que puedo abrazarlo con libertad, sentir su cuerpo como tiembla de nervios, sé que ha de ser raro para él pero por lo menos tengo la excusa de que es un juego por el dichoso sueño. – entonces mañana continuamos con el trabajo.

Continuamos nuestro camino de esta forma hasta que llegamos al punto donde tenemos caminos diferentes, me despido de él, quedamos de vernos al día siguiente. Ahora voy caminando por la calle, estoy pensando sobre como lo tenia abrazado y una idea loca paso por mi cabeza, quizás yo pueda tener una oportunidad con él porque si Yamapi realmente hubiera querido que lo soltara me hubiera golpeado, él es más fuerte que yo, pudo deshacerse de mi fácilmente pero no lo hizo, permitió que lo abrazará y jugará así con él. Llego a mi casa, me dirijo a mi habitación, dejo la mochila y me acuesto sobre la cama, llevo mi mano a mi boca, recuerdo cuando lo bese, aunque fue solo un contacto pero
cuantas emociones tuve, realmente me asuste cuando él estaba raro, pensé que se había dado cuenta pero él creyó que fue un sueño, si supiera. Me levanto y voy a ducharme. Regreso y me acuesto para dormir.

Voy llegando a la escuela, de camino al salón veo a Yamapi en el pasillo, viendo por la ventana, llego
con él, lo abrazo por detrás y le beso la mejilla, Yamapi me avienta y me mira molesto.
--¿Qué sucede?
-- lo de ayer no fue un sueño ¿cierto?
-- ¿por qué lo dices?
-- creíste que dormía y aprovechaste el momento. No dije nada esperando a que fueras honesto y me dijeras que onda. – no sé que decir -- ¿Qué te sucede conmigo? ¿Por qué lo hiciste? – lo único que hago es mirarlo, él se esta desesperando y se esta acercando a mi, yo voy retrocediendo -- ¿Quién piensas que soy? ¡Contesta! – me ha gritado.
-- cuando estés tranquilo hablamos. – me giro y comienzo el camino pero siento su mano sobre mi
brazo, me jala con fuerza y me lleva contra la pared.
-- ¿Por qué eres así conmigo? -– tiene cada mano a lado de mi cara – no entiendo, a veces parece que me odias y otras que te agrado, me reclamas por cosas como si fueras algo más, y me miras como si me des… Tú sabes como. Y ayer el beso, dime que sucede. – esta enojado, lo sé, pero me lo merezco.
-- ¿de verdad quieres saber?
--
No lo pienso más, lo tomo de la cara y lo acerco a mí, a mis labios, lo beso, solo un contacto de labios, siento como se resiste y por eso lo agarro con más fuerza, sus manos agarran mis muñecas con la finalidad de que lo suelte pero no lo voy a hacer hasta que consiga un beso, lo que se llama beso. Empiezo a mover mis labios, a probar los suyos, son carnosos, suaves y un sabor dulce, jalo
con delicadeza su labio inferior, después el superior, él comienza a responderme, haciendo la misma acción que yo, él beso se vuelve más intenso, así que aprovecho para introducir mi lengua, siento la suya, la saboreo, empieza un juego entre ellas. Yamapi me acaricia el cuello, deja sus manos en él, yo bajo mis manos por su pecho hasta llegar a la cintura, lo abrazo para atraerlo más a mí, nos seguimos besando, mis manos no pueden más, lo acaricio por debajo de la camisa, su abdomen, hasta llegar a su pecho, y acariciarlo, siento como sus manos bajan por mi espalda, al oído le
digo -- “Yamapi, quiero tenerte” – él me mira, ve alrededor, me toma de la mano y llegamos a los sanitarios, entramos a uno, cierra la puerta, ahora él inicia el beso, es apasionado, me siento en otro mundo, ya no puedo pensar más que en el deseo que me haga suyo, termina el beso y continua con el cuello, siento como me besa y sus mordiscos, me estremezco al sentirlo, le tomo el rostro, hago que me mire a los ojos, le sonrío y él me responde de la misma manera, lo beso con tanto deseo, sus manos empiezan a recorrer mi cuerpo, y yo hago lo mismo con el de él, deja de besarme, yo le digo – Yamapi, no pares – regresa a besarme con locura, el beso se detiene, -- continua – siento pequeños besos pero yo quiero largos, quiero probarlo todo – no pares, necesito más.
--se hace tarde.
-- por favor continua – busco sus labios.
-- se va a hacer tarde para ir al colegio.
-- ¿de que hablas?
-- Kazuya despierta. – la voz de Yamapi suena como la de mi mamá, abro los ojos, oh, es mi madre. Todo fue un sueño. Que decepción.
-- Hasta que despiertas – me dice mi madre -- ¿Qué clase de sueño tenias que pedias que no parara, que continuara?, ¿Con quien soñabas hijo? –- me ruborizo y me tapo con la cobijas.


{Yamapi}

Llego al instituto, no sé como comportarme con Kamenashi, sé que lo de ayer fue un juego pero me siento nervioso, como pude soñar eso, aun no lo entiendo. Entro al salón, Kamenashi ya está… durmiendo, me pregunto por que siempre esta durmiendo en las mañanas. Dejo mis cosas y salgo a dar un paseo por la escuela, voy a esperar a que él me hable y saber como se comporta conmigo para yo así saber como tratarlo. Voy caminando por el jardín y… ahí esta Toma jugando en la cancha de basketball, voy corriendo hacia él.
--Hola Toma.
-- Yamapi, ¿Cómo te fue ayer?
-- me dejas jugar contigo.
-- no quieres hablar ¿cierto?
-- así es.

Comenzamos a jugar, ya no me sorprende que me conozca tan bien, llevamos varios años de amistad, terminamos de jugar y nos sentamos en el suelo, viendo las nubes.
--¿Qué paso?
-- es raro y vergonzoso. Estábamos bien, normal pero cuando íbamos en el metro tuve un sueño, y cuando desperté no podía ni mirarlo y él me obligo a decirle el sueño, comenzó a jugar conmigo de una forma… de no amigos.
-- ¿Cómo?, cuéntame desde el inicio.
-- soñé con Kamenashi, que íbamos tomados de la mano y él… me besaba. Mmm cuando desperté él estaba a lado de mi, y me pregunto que me pasaba, me comporte extraño, y él se dio cuenta y me hizo un drama, jajja. Me acorralo contra la pared hasta que le contará que onda, mm le dije que soñé que me besaba y hubo un silencio, … se me acerco bastante que pensé que en verdad me iba a besar, no sé que me paso, no me moví hasta que casi sentí sus labios lo aparte de mi, le dije que por eso no quería decirle nada, se estaba burlando de mí, después me alcanzo y me abrazo por detrás y me beso en la mejilla, estaba jugando pero no me soltó hasta que nos despedimos, dos veces me beso en la mejilla, no podía evitar estar nervioso, y ahora no sé como tratarlo.
-- A ver Yamapi, tranquilízate, hablaste muy rápido. Y es como dices Kamenashi solo bromeaba y ese sueño solo fue un sueño, no pasa nada.
Cuando me abrazo… – sé que con él puedo ser sincero –… no me molesto que lo hiciera. Me sentí feliz, nervioso, y con sus besos en mi mejilla tuve una sensación diferente. No soy gay Toma, y tú lo sabes.
-- pero solo fue en ese momento.
-- etto… ayer cuando jugamos basket, él me abrazo de una forma que me provoco algo, y de repente me mira de una forma diferente.
-- Yamapi no pasa nada, tú normal. Quizás es solo un juego.

Después de la charla cada quien se va a sus respectivos salones, quizás estoy exagerando, Kamenashi solo bromeaba, si lo pensamos por un momento así me llevo con mis amigos, a veces Jin es muy cariñoso conmigo, al igual que Ryo de repente empieza su juego de galán y Toma que es como la madre jajaja, eso es gracioso pero siento calor cuando él se preocupa por mi. Tengo que estar normal, entro al salón, ya todos han llegado, entro y Kamenashi me mira y me sonríe, yo le respondo con una sonrisa, voy a mi lugar. Durante las clases no nos hablamos y no me atrevo
a mirarlo, siento sus miradas, eso me pone nervioso. Es hora de descanso, salgo del salón pero me detengo, recuerdo que Kamenashi aun no tiene amigos, volteo al salón ya todos han salido excepto él. Me quedo en la puerta viéndolo.
--Kamenashi – le grito -- ¿Te vienes?
-- – me responde enseguida y con una sonrisa. Me alcanza. Se está riendo.

Llegamos con los chicos que están sentados en el jardín, nos sentamos con ellos, están platicando de mangas, así que me uno a la conversación. Todos reímos y deliberamos sobre nuestros personajes favoritos. Termina el receso y regresamos a clases, las clases continúan y es hora de salir. Espero a
Kamenashi en la puerta del salón mientras él termina de alzar sus cosas, no entiendo por qué siempre es el último. Por fin sale.
--cuanto te tardas.
-- ya, que desesperado. –- me sonríe.
Continuamos nuestro camino, tenia la esperanza de encontrar a los chavos afuera pero supongo que se han ido. Les hablaré más tarde, ahora vamos a la casa de Kamenashi. Vamos saliendo del instituto.
--¿quieres que pasemos a comprar algo?, mi mamá no está en casa.
-- sí, estaría perverso.
-- ¿ah?
-- me refiero a perfecto.
-- ya lo sé, solo que en tu voz suena a… -- sonríe.
-- ¿cómo?
--¡Yamashita! – escucho un grito detrás de mí. Volteo y es el chavo de la plaza.


avatar
anyianka

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 06/01/2011
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solo debes ser tú (Capitulo 4)

Mensaje por anyianka el Sáb Ene 08, 2011 2:19 am

Capitulo 4

{Yamapi}

--¡Yamashita! – escucho un grito detrás de mí. Volteo y es el chavo de la plaza. Me acerco a él. – Hola Yamashita. ¿Cómo estás?
-- hola Takizawa
-- dime Takki. – estoy sorprendido. Kame está atrás de mí.
-- ¿Qué haces aquí?
-- vine a buscarte.
-- ¿a mí? Pero…
-- supe donde encontrarte por el uniforme que traes. – Me sonríe – me debes una salida. – sonrío sin pensarlo.
-- ¡Yamashita! – Kame me ha gritado, volteo a verlo, está molesto – ¿nos vamos?
-- espérame Kamenashi. —se enoja más, lo puedo ver en su rostro. Y en la forma en que mira a Takki.
-- ¿Cuándo vas a salir conmigo? – me pregunta Takki.
-- ¿a salir?, ¿a que te refieres?, mmm es por lo del refresco, ya te di una disculpa y la playera, creo que quedamos bien.
-- lo de la playera no era necesario. Así que por eso quiero salir contigo… para agradecerte. Te apunto mi número – me toma la mano, saca una pluma de su bolsillo, va a escribir en la palma de mi mano. En eso Kame me toma de la mano y me jala hacia él.
-- lo siento pero tenemos que irnos, en otra ocasión hablarás con él – Kame le dice de mala gana a Takki.
-- nos vemos Takki. – Kamenashi me lleva a toda prisa, no me ha soltado de la mano.
-- ¡Yamashita! – escucho el grito de Takki, ya nos hemos alejado bastante, y ya vamos caminando pero Kame no me ha soltado la mano, lo miro y su rostro muestra molestia aun.
Lo conocí en la plaza, el lunes. Derrame un refresco en él y como disculpa le compre una playera.
--¿Y por qué quiere salir contigo?
-- como agradecimiento. – no me mira, pero no me ha soltado de la mano.
-- ¡si claro! ¿Agradecimiento? – está siendo sarcástico. -- ¿no crees que él busca otra cosa? – me quedo quieto, él siente el jalón, me mira. Pero esto no provoca que me suelte.
-- ¿A qué te refieres?
-- es obvio que él está buscando algo contigo, no precisamente amistad. -- ¿está celoso?
-- ¿y si así fuera, a ti en que te afecta?
-- ¡no quiero que salgas con él! – Me lo dice viéndome a los ojos, por la reacción que tuvo después creo que esa respuesta la dijo sin pensar – etto… continuemos.

Seguimos caminando, no sé si no se ha percatado que aun me esta agarrando de la mano pero me agrada está sensación, creo que hace un momento fue una escena de celos, realmente estaba molesto, jaja la forma en que le hablo a Takki, mmm no creo que él me busque para otra cosa como Kame dice. Llegamos a la casa de Kamenashi, no está tan lejos de la mía, me ha soltado de la mano para buscar las llaves, entramos, subimos a su habitación, voy detrás de él. Entramos, es impresionante, es de color azul, cerca de la ventana esta la computadora, justo debajo de la ventana está un sofá, a lado del sofá un ropero, la cama está al otro extremo de la habitación, tiene cuadros interesantes.
--ponte cómodo. – le respondo con un movimiento de afirmación, ya no está molesto, está arreglando sus cosas, prende la computadora, será que a Kame yo también le provoco sensaciones, su actitud fue de celos e hizo su drama enfrente de Takki. El solo hecho de pensarlo me emociona -- ¿quieres algo de tomar?
-- mmm si.
-- bueno, voy por algo para beber.
-- ¿Quieres que te ayude?
-- no, tú espérame aquí.
-- ok, Kame… puedo usar tu compu.
-- sí, ahora vuelvo.
Kamenashi sale de la habitación, miremos a ver que encontramos, estoy en internet pero la curiosidad me mata y veo la carpeta de imágenes, tiene varias carpetas, de amigos y fiestas, me pregunto porque en el instituto aun no ha hecho amigos, tiene una que dice “ai”, la abro, y hay fotos
de Kamenashi con chicas diferentes, abrazados, voy viendo las demás, veo una donde Kame se está besando con una de ellas, siento un dolor extraño, no obstante continuo observándolas, hay más fotos así de Kamenashi besándose pero con chicas diferentes. En eso Kamenashi entra a la habitación, deja los vasos con agua y corre a cerrar la carpeta, me mira con preocupación. Yo desvió la mirada.
--lo siento. – le digo. – no tiene nada de malo tus fotos, te ves feliz. ¿Fueron tus novias?
-- – se queda en silencio -- ¿tú has tenido?
-- sí pero no tantas como tú. – se queda callado, ¡rayos! Creo que sonó raro.
-- ahorita no tengo novia. – Hace una pausa -- ¿Tú… tienes novia?
-- no. Empecemos con el trabajo.
Comenzamos a preparar las diapositivas para la exposición, me siento como deprimido y no logro captar todas las palabras que Kame me dice, lo tengo justo a lado, yo estoy en la computadora, no sé que ha pasado que mi mente está en blanco y no reaccionó hasta que siento su mano sobre la mía que esta en el mouse, lo miro directo a los ojos, él me estaba mirando, que me pasa, no puedo
dejar de verlo.
--Yamapi… reacciona, estás en otro mundo.
-- ah, sí. No sé que onda.
-- ¿Otro sueño?
-- ¿Cuánto? – se ríe
-- podemos hacerlo realidad – murmura
-- ¡¿Qué?!
-- nada. Mira aquí podemos añadir… -- me desvía el tema, pero se perfecto que escuche bien. ¿Será juego? Continuamos con la exposición, han pasado las horas, estoy cansado. – Si quieres yo hago eso Yamapi.
-- va, yo mientras me acuesto un rato – me dirijo a su cama, me acuesto – dormiré un rato.
-- ok. – Kame continua con el trabajo, creo que he dormido por un momento, despierto y Kame está mirándome desde la silla – Ya me canse – se levanta y se dirige aquí, a su cama, se acuesta a mi lado. Lo miro, ha cerrado sus ojos, al igual que mis ojos se están cerrando.


{Kame}


Estamos acostados en mi cama, abro los ojos y al parecer se ha dormido, le hablo pero no responde, me acomodo en la cama para verlo de frente, se ve hermoso, con mi mano comienzo a tocarle el cabello con suavidad, de una forma que pueda arrullarlo. Quiero abrazarlo, besarlo, es el primer hombre que me gusta y me atrae más que las novias que he tenido, lo deseo pero no solo por
el cuerpo o pasión, algo se enciende en mi cuando estoy con él, mi deseo de abrazarlo y mostrarle que puedo llegar a quererlo demasiado, quizás a amarlo. Una chava me dijo una vez que ella no
decía “te quiero” porque para ella era como poseer, desear algún objeto y eso no lo usaba en las personas, que un “te amo” era lo correcto, entonces yo lo voy a amar, es esa sensación que tienes cuando algo va a ser grande, importante. Con delicadeza me acerco a sus labios, lo beso con suavidad, se sienten tan rico, y con el solo contacto se activan mis emociones. El sueño me está venciendo, solo que no estoy consiente en donde he acomodado el brazo. No se cuanto tiempo he dormido, me despierto lentamente, pero no siento a Yamapi a mi lado, abro los ojos y no está, me
levanto… no está en la habitación, ni sus cosas, ¿por qué se fue sin decirme?, me acerco a la computadora y veo que me dejo una nota “Me voy, no quise despertarte. Descansa. Te veo mañana. Bye. Yamapi”.


{Yamapi}


Estoy caminando cerca de la plaza, necesito estar fuera de casa. ¿Por qué ocupa toda mi mente?, solo pienso en él pero ni siquiera tenemos la semana de conocernos, jamás había sentido esto y menos por un hombre, cuando desperté estuve apunto de hacer una tontería, de verdad al verlo tan cerca, su brazo rodeándome, quise besarlo. Estuvo bien que me fuera sin decirle algo. Quizás si
él sintiera lo mismo que yo no me importaría que él también sea hombre, realmente no me importa, lo que me hizo detenerme en el intento de besarlo es que él no es gay, vi bastantes fotos de él con sus novias. Me han tocado el hombro, ¿será él que vino detrás de mi?, volteo temeroso, oh… es…
--Takki
-- Yamashita, por fin sólo.
-- ¿¿eh??
-- siempre estas con tus amigos y te alejan de mí – me rió a carcajadas, sonó tan extraño.
-- eso parece.
-- Vaya, no esperaba encontrarte aquí. Me hizo feliz está casualidad – se pone justo enfrente de mi, con una sonrisa y su mirada es intensa. – Mmm, me debes una salida. ¿Qué te parece si vamos a tomar un café?
Le acepto la invitación, al fin no tengo nada que hacer y no sé como negarme, Takki me dirige hasta llegar a un edificio, no ha dejado de sonreír.
--Tenemos que subir, la cafetería está en él último piso. Te va a encantar la vista.
Esperamos al elevador, entramos en él y estamos subiendo, de repente Takki me mira y sonríe, no sé que esperar, empiezo a arrepentirme. Llegamos al ultimo piso y se abren las puertas del elevador, ¡¡¡Wow!!!, la vista es impresionante y más porque es de noche, me acerco hasta la terraza para
observar mejor, Takki llega a mi lado.
--Te dije que es maravillosa la vista.
Le sonrió, estoy encantado con lo que veo, se ve casi toda la ciudad, los edificios, los juegos del parque de diversiones, todo, ese juego de luces es increíble. Siento la mirada de Takki, lo volteo a ver temeroso, no, mas bien nervioso.
--Vamos a sentarnos.
Nos sentamos, pedimos algo para tomar y comer. Yo sigo viendo todo lo que hay alrededor, para empezar el café está de poca, las paredes son de color rojo y otras de marrón, tiene cuadros de arte moderno y abstracto, cada mesa es diferente, son mesas pequeñas, alrededor de ellas están los asientos que son sillones de color vino o café oscuro y uno que otro es negro, en una pared se
proyectan videos de música.
--Así que estudias en el instituto.
-- Sí, acabo de entrar. ¿Y tú?
-- estoy en la universidad, en Artes
Empezamos una platica de nuestros hobbies, de lo que nos gusta, ha contarnos experiencias, le platico de mis amigos. Es un chavo muy divertido y me la estoy pasando genial con él.


avatar
anyianka

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 06/01/2011
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solo debes ser tú (Capitulo 5)

Mensaje por anyianka el Sáb Ene 08, 2011 2:22 am

Capitulo 5

{Kame}

Acabo de llegar a la escuela, voy caminando por el pasillo, veo a Yamapi y sus amigos platicando, me acerco a ellos y escucho su conversación.
--¿Así que saliste con él? – pregunta Jin, aun no se dan cuenta que estoy aquí.
-- no fue planeado, iba de camino a casa cuando me lo encontré y no me pude negar. – aclaró Yamapi, así que tuvo una cita después de estar en mi casa.
-- ¿Con quién saliste Yamapi? – pregunte, todos me voltean a ver sorprendidos.
-- me encontré a Takki y me invito un café.
¿A Takki? Ok, no pienso escuchar más, continuo con mi camino, me vale que piensen lo que quieran, ¿Qué si estoy celoso? Lo estoy, me siento como si me hubiera engañado, sigo caminando, aun siento sus miradas sobre mi, entro al salón. A los pocos minutos entra la profesora, atrás de ella Yamapi, me voltea a ver, yo finjo que no lo he visto. Las clases continúan, según los demás estoy atento a la clase pero no es así, no quiero estar cerca de Yamapi porque sé que le voy a hacer un drama y no es
lo correcto. Terminan las clases y es hora del receso, me mezclo con los demás y salgo del salón sin cruzarme con Yamapi. Hoy no voy al jardín, por lo regular ellos están en las canchas, quiero evitar verlos hasta estar tranquilo. Quiero llorar del coraje, yo le dije a Yamapi que no quería que saliera con él y no le importo, llego hasta la parte trasera del instituto, donde está la biblioteca, atrás de la biblioteca está un jardín y bancas, me siento en un escalón. Creo que realmente siento algo por él, pero no llevamos ni la semana de conocernos, me he aprovechado de él, lo he besado en secreto y no mido mis acciones, le he hecho escenas como de novios pero él me las responde bien, me ha dado explicaciones que quizás no tenia porque hacerlas.
--Kamenashi – volteo, es Ryo.
-- hola Ryo.
-- ¿Qué haces aquí sólo? Vamos con los demás.
-- no. – se pone enfrente de mí.
-- ¿Paso algo ayer?, ¿Por qué estas enojado con Yamapi? – Lo miro sorprendido – Hasta parece que estás celoso pero no conoces a Takki.
-- lo conocí ayer que vino a buscar a Yamapi. – Volteo a ver a Ryo y tiene una risa burlona -- ¿Qué?
-- ¡¡A ti te gusta Yamapi!!
-- ¡¡NO!! – Ryo se ríe bastante.
-- sabes pensándolo bien, quizás aprovechas estar con él para tocarlo y algo más, ¿o no? – me está enfadando – a ver, ¿Qué hiciste ayer que él estuvo en tu casa?
-- Ya basta Ryo, déjame sólo.
-- entonces sí hiciste algo
-- ¡¡que NO!! Vete Ryo.
-- para mí eso es una afirmación. Te dejo… por el momento.
Ryo se va con una sonrisa burlona, de verdad que él puede llegar a ser insoportable, por momentos es muy divertido y sarcástico pero en momentos como este de verdad lo odio. Lo peor de todo… es que tiene razón, ¿cómo es que sabe todo eso?, de verdad solo será su intuición. Me toca el hombro.
--¡¡que me dejes sólo!!—Se sienta a mi lado izquierdo, su mano continua en mi hombro derecho – Déjame… -- volteo a verlo y es… -- Yamapi. – bajo la mirada, él coloca su cabeza en mi hombro izquierdo.
-- ¿Estás molesto conmigo? -- no le respondo – dime por qué. – Sigo sin responder -- ¿Por qué ayer me fui de tu casa sin avisarte? – Hay un silencio – no quería molestarte, estabas durmiendo y ya era tarde, así que mejor te deje descansar.
-- ¿Y te fuiste con Takki? – no puedo evitar reclamarle.
-- ah… me lo encontré, y solo fuimos a tomar un café. Fue una casualidad.
-- ¿Casualidad? Sí ayer él te vino a buscar al colegio.
-- Sí pero en la tarde fue inesperado, de verdad.
-- claro – lo digo de forma sarcástica, no puedo evitar hacer mi drama – ese chico quiere algo contigo.
-- no, sólo hablamos de la escuela.
– Yamapi se ríe, según él discreto -- ¿De que te ríes?
-- hasta parece que estás celoso. – sigue recargado en mi hombro.
-- Y… si… así fuera. – Yamapi alza su cara, me está mirando pero su barbilla está en mi hombro, yo no lo volteo a ver, sigo mirando al suelo.
-- ¿Y… por qué estás celoso? – No respondo – A Takki acabo de conocerlo apenas el lunes.
-- A mí también.
-- Sí, pero contigo estoy casi todo el día, a parte tú eres más importante, tú me… eres parte de mis amigos. – Pero no son celos de amigo, yo te quiero de otra forma, te quiero para mí – ya Kamenashi, creo que necesitas cariñitos – se ríe, está haciendo algo, lo miro y está haciendo besitos con su boca cerca de mi mejilla -- ¿Ya o todavía no? – me quedo callado, aun no estoy bien, siento que me falta algo, solo pienso en la forma en que Takki lo miraba ayer—Tu silencio significa que aun no. ¿Qué necesitas?
-- un beso -- ¡¡OoooHHH!! ¿Qué he dicho?, Yamapi se ha separado de mí, ya no siento su barbilla en mi hombro, lo miro de reojo y está serio, y al parecer sorprendido, cierro mis ojos de la pena, ahh?? … siento sus labios sobre mi mejilla. Mis facciones se van suavizando, aun siento sus labios sobre mi piel, se separa y se levanta, me da un golpecito en la espalda.
-- vámonos.
Comenzó a caminar y yo detrás de él. No puedo evitar sonreír, él voltea a mirarme directo a los ojos, me sonríe y continúa con su camino. ¿Eso fue un coqueteo?, corro para alcanzarlo, y continuo caminando a su lado.


{Ryo}


Jin y Toma platican sobre el próximo concierto de los Backstreet Boys, están muy emocionados, al parecer van a ir juntos, no puedo creer que Toma dice ser muy rudo, que le gusta el rock y todo ese rollo, ah pero eso sí le encantan los Backstreet Boys. Ahí viene caminando Yamapi con Kamenashi, se ven felices, no cabe duda ese chico quiere con Yamapi.
--¿Dónde estabas Yamapi? – le interrogo Toma.
-- fui por mi baby – responde Yamapi en juego pero la cara de Kame es de sorpresa y alegría.
--Tranquilo que es juego, eh – le digo a Kamenashi burlándome, él me mira fulminante.
Después de un rato de conversación Yamapi y Kame se van a clases, creo que hoy es su dichosa exposición, nosotros nos vamos a clase.

Ya por fin terminamos clases, vamos camino a la salida del colegio, Jin va hablando mucho, nunca se calla y Toma es otro que ama hablar. Nos detenemos justo en la puerta, hemos decido que vamos a salir con ellos y los estamos esperando. Ya por fin vienen, se tardan tanto, mas bien Kamenashi es el
que se tarda, vienen platicando y Kame no deja de mirar a Yamapi.
--Ya, estamos aquí.
-- Como se tardan Pi – le reclamo
-- lo siento, ya vámonos. —comenzamos a caminar pero Kame no. – Vamos Kame, no te quedes atrás. – él le sonríe y alcanza a Yamapi. Es más que confirmado, él quiere con nuestro Pi.
--¡¡Yamapi!! – alguien ha gritado, volteamos y es Takki. De nuevo aquí. – Hola, vine a buscarte para salir por ahí.
-- lo siento pero Yamapi ya quedo con nosotros – Respondió Toma antes que Yamapi. Takki sonríe, tiene una gran sonrisa.
-- Ya veo, ah… vaya. – es obvio que no sabe que decir – de todas maneras, vine a buscarte para invitarte… invitarlos a una fiesta. Es de mi amigo – lo señala, no me había percatado de su presencia – les presento a Ninomiya Kazunari.
-- Hola, pueden decirme Nino – él esta alejado, está recargado en un automóvil negro.
-- Yamapi te doy la dirección…
-- ¿Yamapi? – preguntó ofendido Kamenashi, está que se muere de celos, jajaja, pobre. Siento algo
extraño y no puedo evitar mirar a Nino, su mirada está fija en mí. Dejo de mirarlo y me sigo burlando de Kame.
-- Sí, Yamapi ten, los espero el viernes en la noche, no me quedes… me queden mal. Se la van a pasar increíble. – le da un papel. – nos vemos. Vámonos Nino. – Takki y Nino se sube al auto, se van.
Empezamos a caminar, se nota que Kame va de malas, yo no sé como Yamapi le soporta sus dramas, Toma va platicando con Yamapi y Jin va a mi lado.
--Vamos a ese lugar que les dije, que son como juegos inflables. —sugirió Jin.
Tiempo después llegamos a un parque, que parece bosque, que tiene juegos extremos, gotcha, autos de “carreras”, motocicletas, y hay unos juegos inflables que tienen forma de rin.
--Yo quiero ir al rin, quien pelea conmigo. —Jin todo emocionado.
-- Yo – respondió Yamapi y enseguida se subieron, jaja, están peleando, hay momentos donde Yamapi tiene más fuerza que Jin pero al final gana Jin. Yamapi se baja del rin y Jin se queda festejando.


{Jin}


--¿Ahora quién sigue contra el invencible? – les reto. En eso se sube Toma.
-- Vamos – se coloca en pose de pelea.
--esto es pan comido. – escucho que todos se ríen.
Comenzamos la pelea, le doy unos cuantos golpes cerca de la cara, él se cubre y logra desviarlos, recibo golpes en el rostro, ouch!!! De verdad me ha pegado y en la cara, le regreso el golpe con fuerza que lo tiro, festejo, estoy viendo a todos los chavos que nos ven, en eso volteo y Toma viene a toda velocidad sobre mi, caemos, él sobre mi, yo caigo primero y él enseguida, a unos milisegundos y sus labios caen en los míos, se sienten suaves, aun no se levanta, siento un hormigueo en mi estomago, coloca ambas manos a los lados de mi rostro, separa sus labios y se levanta, lo miro con sorpresa ¿esto ha sido un beso?, me extiende la mano para ayudarme a levantar, se la doy. Me levanto y mi mirada se dirige a Yamapi, que está grabando con su celular. Todos se ríen.
--vamos al gotcha—sugiere Toma. Se baja del rin. Yo voy detrás de él, Yamapi va platicando con Ryo, y Toma con Kame. Me detengo un momento y me toco los labios, ¿Cómo es que esto ha
sucedido? Yamapi voltea a verme, se regresa por mí.
--¿pasa algo?
-- ¿ah? – tiene una sonrisa sospechosa
-- ¿quieres ver el video? – me muestra su celular. Cuando me doy cuenta Toma esta enfrente de mí.
--Yo quiero verlo – le arrebata el celular a Yamapi y continúan su camino. Yamapi me mira nuevamente con esa sonrisa. ¡Oh no!, ¿se grabo el beso? Por qué eso fue un beso, ¿no?


avatar
anyianka

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 06/01/2011
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solo debes ser tú (Capitulo 6)

Mensaje por anyianka el Sáb Ene 08, 2011 2:38 am

Capitulo 6
“Viernes día de la fiesta de Takki.”

--entonces te sucede algo con él.
-- quizás.
-- algo así como… que siempre quieres estar con él, y te sientes mal cuando esta enojado contigo, y… cuando esta serio te preocupas por saber que pasa… y… cuando tienen contacto tú…
-- jaja, sí, ¿Acaso a ti te está sucediendo?
-- ¿eh? – se abre la puerta
-- ya llegó Kame, ya vámonos – nos aviso Jin.
Así que salimos a la sala, y ya estamos listos para ir a la fiesta.

{Yamapi}

Llegamos, es una casa enorme y muy bonita, hay demasiados autos afuera, como somos menores de edad tuvimos que tomar el autobús, esto promete ser una fiesta increíble, claro de universitarios. Ahí esta Takki, se acerca con rapidez a mí.
--¡¡Yamapi!! Que bueno que ya estás… están aquí. – me sonríe y me mira directo a los ojos – pasen, hay de todo, aquí olviden todo y diviértanse. ¡¡Nino!! – su amigo se acerca – si los recuerdas cierto.
-- claro son los del instituto. ¿Quieren algo de tomar?
-- somos menores de edad, no podemos – dijo con molestia Kame, Nino se ríe, ¿se está burlando?
-- entonces a que viniste – se pone enfrente de él. Se miran desafiándose.
-- ya déjalo Nino, ustedes quieren algo. – nos pregunto Takki
-- sí, ¿Qué tienen para tomar? – pregunto Ryo
-- vengan – Takki dijo y enseguida me abrazo por los hombros y comenzamos a caminar. Kamenashi se quedo atrás con Nino. – tenemos vodka, cerveza, tequila, whisky, malibu.

{Kame}

Me acerco a ellos, Takki les está sirviendo, yo ni quería venir, solo vine por él y parece que no existo, ese Takki lo esta abrazando y le sonríe, eso es coqueteo y el otro que ni cuenta se da, según o será que le gusta y por eso se deja abrazar.
--Kame ¿Seguro que no quieres tomar algo?
-- no Jin, gracias. – no lo miro, mi mirada está en Takki y Yamapi.
-- ¿porqué te cae mal Takki?
-- es evidente que quiere algo con Yamapi
-- y si así fuera que tiene de malo, en que te afecta – lo miro, no se que responder, me afecta porque yo siento algo por Yamapi – o… ¿acaso a ti te gusta Yamapi? – me ha sorprendido, tan obvio soy.
-- ¡¡¿cómo crees?!! Jajaja ¿Yo gay? Jajaja, yo nunca me enamoraría de un hombre y menos de él.
-- Yamapi – dijo Jin, con una mirada de sorpresa, volteo y esta detrás de mí.
-- Está genial la fiesta ¿no?, esto sabe genial – nos muestra su vaso con una sonrisa. – me estoy divirtiendo, ¿y ustedes?
-- sí, esto también esta genial – Jin le muestra su vaso.
-- ¡¡Salud!! – dicen los dos al mismo tiempo y se rien, oh por Dios, no sé que decir.
-- Yamapi ven – le grita Takki.
-- – le responde – voy con Takki y los demás. ¡¡Salud!! – se ríe y se va corriendo. Jin me mira.
-- ¿Qué?
-- nada, voy por otro trago.
-- sí.

{Jin}

Esto se puso denso, Yamapi escucho todo, y creo q le afecto, lo vi en sus ojos aunque trato de disimular, Yamapi está con Ryo y Takki, está platicando y se ríen de lo lindo.
--Jin, ¿Dónde estabas?
-- Toma, estaba con Kame.
-- oh, ven vamos a ver que música hay – me toma del brazo y caminamos hasta donde esta Nino. -- ¿Qué canción vas a poner?
-- tengo de todo
-- oye tienes para bailar… -- en eso Toma me abraza por la cintura—muy acá, jajaja – me pega a él. Nino se ríe.
-- pero no hay niñas – les comento.
-- sí lo sé, invitamos a varias pero yo creo que como la casa esta algo lejos supongo que no las dejaron venir o no tenían quien las trajera, de hecho si ven hay apenas como 5 chicas, así que esta es fiesta de hombres.
-- sí, pon esa música, al fin podemos bailar entre nosotros ¿o no Jin?
--ah ja
-- yo bailo con Jin y tú Nino escoge a alguien.-- ¿y cuando acepte bailar con Toma?
-- ¿Yo? – Nino está tan sorprendido como yo.
-- sí, ya sé quien. ¡¡Ryo!! – Ryo, Takki y Yamapi voltean – vengan. – vienen los tres corriendo. Me pregunto donde se metió Kame.

{Kame}

Salgo del baño, y los veo bailando en parejas, Toma y Jin están bailando muy divertidos, se acercan bastante entre ellos, Nino esta con Ryo pero no están bailando, están platicando, Ryo se esta tocando su brazo con la mano izquierda y de repente voltea a otros lados mientras Nino tiene su mirada fija en él, y Takki esta con Yamapi, están bailando pero sin tocarse, pero como la música está muy fuerte Takki le habla al oído. Me siento fuera de lugar y como si todo lo hubiera arruinado, porque dije eso, y quizás Yamapi escuchó. Alguien me toca el hombro, volteo y es una chica hermosa, de cabello negro, lacio y largo, con ojos negros, bueno oscuros.
--Hola, soy Toda Erika, ¿y tú?
-- Kamenashi Kazuya
-- ¿y de quien eres amigo? A ti no te conocía.
-- soy amigo de ellos – los señalo—y a ellos los invito Takki.
-- oh, yo soy amiga de Nino. – ella me sonríe. Le respondo con una sonrisa, ella se acomoda su cabello detrás de la oreja y baja la mirada, se me hace tierno ese gesto, pero sin pensarlo volteo hacia atrás y está Yamapi viéndonos, Takki le está sirviendo otra vez. Takki se da cuenta que Yamapi nos esta mirando y se acercan a nosotros.
-- hola Erika, te presento a Yamapi.
-- hola Erika
-- hola – le sonríe mirándolo a los ojos.
-- ah y él es… -- se acerca a Yamapi-- ¿Cómo se llama tu amigo? – se lo dice al oído, por favor, claro que escuche idiota.
-- soy Kamenashi Kazuya.
-- oh, Yamapi… ella es amiga de Nino, esta bonita ¿o no?
-- sí eres muy hermosa. – Yamapi le sonríe y ella se sonroja.
-- y míralo… -- Takki señala a Yamapi—que no es guapísimo, su cara es hermosa, su piel tersa, esta muy bueno no me lo puedes negar – Yamapi se ruborizo, y sonrió, ella igual.
-- no le hagas caso—dice Yamapi entre risas, Yamapi… Takki te esta tirando la onda y tú…
-- sí mira esos labios…
-- ya Takki, mejor dejémoslos solos, llegamos a interrumpir
-- ah es cierto, perdón Erika, solo quería que lo conocieras, ah es una monada.
-- diviértete Kame, trátala bien. – me dice Yamapi, le sonríe a ella y se va con Takki.

{Ryo}

No lo entiendo, si Kame quiere con Yamapi porque esta coqueteando con esa chica, Takki está abarcando toda la atención de Pi, algo pasó, ellos no han cruzado palabra desde que llegamos. Y Yamapi está tomando demasiado al igual que Jin.
--¿Quieres otra? – me pregunta Nino
--sí, claro. —me sirve.
-- ¿Te estas divirtiendo?
-- si, muy buen ambiente
-- ¡¡Nino!! – le grita Takki.
-- permíteme. – Nino se va con él, Takki le dice algo al oído y Nino le responde con una sonrisa. Takki se va con Yamapi y Nino regresa conmigo. – se acabo el alcohol, me acompañas a comprar
más botellas.
-- ¿Yo?
-- sí tú, ¿Quién más? – ¿tengo q acompañarlo? – ya vamos. – comienza a caminar, como yo no me muevo, me toma del brazo por unos segundos, y decido ya ir con él.

{Jin}

Takki y Yamapi se están sirviendo más alcohol, Yamapi sonríe mucho más, supongo que lo sucedido con Kame no le afecto. Y hablando de Kame aun sigue platicando con esa chica.
--Jin, vamos afuera. – me dice Toma.
-- Si, vamos. – salimos de la casa por la parte trasera, hay un jardín enorme, bueno no se si es jardín parece bosque y se ve hermosa la ciudad. -- ¿Y a que salimos?
-- a fumar. ¿Quieres uno?
-- no. Que vista más maravillosa.
-- sí, siéntate conmigo. – volteo y esta sentado en el pasto, voy a lado de él.
-- no, me voy a ensuciar.
-- ay, ya Jin, siéntate – me toma de la mano, me jala y caigo encima de él, siento un cosquilleo en el estomago, lo miro directamente a los ojos, mi respiración esta aumentando y más al ver sus labios y sentir su cuerpo bajo al mío. Empiezo a acercarme a sus labios, no es que quiera, parece que me muevo solo, pero siento algo en mi mano, me esta quemando -- ¡¡AAAAHHhhh!! Me quema. – me levanto, me siento en el pasto a lado de él, veo mi mano, su cigarro me estaba quemando.
-- ah perdón Jin, no me di cuenta.
-- no te preocupes, fue un accidente – casi lo beso.

{Yamapi}

--¿y mis amigos? No esta ninguno.
-- ah, Ryo creo q fue con Nino por el alcohol, ese chico sigue con Erika y a Toma y Jin no lo sé. ¿Qué? ¿Ya no quieres estar conmigo? – se esta acercando a mi, su mirada es intensa, jajaj me da risa, no puedo dejar de reír. -- ¿Por qué te ríes? – me sonríe
-- creo que ya estoy mal jajjaa
-- oohhh, entonces hay que aprovecharse.
-- ¿Qué? – se va acercando en pose galán – no Takki – voy retrocediendo hasta topar con pared – espera un momento
-- ¿Por qué? – su cuerpo lo acerca más al mío, y sus ojos están mirando mis labios, se esta acercando, oh… me ¿va a besar? Suena su celular. Lo ve sin separarse, creo que es un mensaje,
lo lee, se aleja de mí, no sé si es bueno o malo. – Yamapi tengo que salir por un momento, por favor no te vayas, regreso. No tardo.
-- ok. – Takki se va con rapidez, lentamente miro hacia mi derecha y está Kame mirándome, está a unos cuantos pasos, solo.
-- ¿Qué estabas haciendo con ese tipo? – me cuestiona en tono agresivo.
-- ¿desde que momento estás aquí?
-- desde “entonces hay que aprovecharse” – comienzo a reírme
-- entonces si ya viste para que preguntas, ¿Cuál es tu problema?
-- no entiendes que no soporto verte con él, ver como se te acerca tan provocativamente – Kame se esta acercando hacia mi, me acorrala contra la pared – como aprovecha cada momento para tocarte y casi te besa, me revienta que tú lo permitas, ¿a caso te gusta ese idiota?
-- y sí así fuera qué – siento como mis ojos se han llenado de lagrimas— ¿en que te afecta? Aaahhh ya sé, te dan asco los gays, tú jamás te enamorarías de un hombre y menos de mí. – Corre una lagrima por mis mejillas – perfecto, a mi me vale lo que la gente piense, solo me importa ser feliz. Sabes que, estoy harto de ti, te voy a ahorrar el estar conmigo porque te da asco.
-- eso no es cierto, tú no me das asco, yo te…
-- ¿me odias?, soy repugnante para ti.
-- no pongas palabras en mi boca, quieres saber porque odio que Takki se te acerque. Porque tú me…
-- no pienso oírte – comienzo a caminar, si no me alejo comenzare a llorar
--Yamapi,… Yamapi espera… Yamapi – me toma del brazo, me suelto de él pero en eso caigo y me pego en la cabeza con la mesa de sala. De repente todo es oscuro, solo escucho la voz de Kame gritándome, esa voz va desvaneciendo hasta no escuchar, no soporto la pesadez de mis ojos.


avatar
anyianka

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 06/01/2011
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solo debes ser tú (Capitulo 7)

Mensaje por anyianka el Sáb Ene 08, 2011 2:51 am

Capitulo 7

{Kame}

-- no pienso oírte –comienza a caminar, no puedo dejarlo irse así, sin decirle la verdad. --Yamapi,… Yamapi espera… Yamapi – lo tomo del brazo, se suelta de mí pero en eso cae y se pega en la mesa de sala. Esta cerrando sus ojos – Yamapi, ¿estas bien? Yamapi por favor reacciona, abre los ojos.
-- Kame, mejor súbelo a una habitación. – sugirió Erika.
-- si – cargo a Yamapi como puedo, y lo llevo hasta una recamara donde me indica Erika.
-- esperame aquí Kame, voy a buscar a Nino o a Takki. – Erika sale de la habitación. Yamapi esta acostado en la cama, yo estoy caminado por toda la habitación, mirándolo, esto le paso por mi culpa, discutimos, ¿Yamapi te estoy haciendo daño? Me siento a lado de él, -- perdón Yamapi, mis celosme consumen. Yo no te odio, no me das asco, al contrario, siento algo por ti,mi corazón se acelera al estar contigo, solo deseo estar contigo, te deseo,solo debes ser tú el que me ame y a quien yo ame. – lo beso con delicadeza, al separarme de él veo que tiene la playera un poco arriba, se la acomodo, lo miro, algo en mi se enciende, siento su abdomen, no sé si es correcto, quizás el que se aprovecha de él soy yo, pero ya no puedo más y meto mi mano entre su playera y su piel, comienzo a sentir su abdomen, lo tiene firme y marcado, la voy subiendo hasta llegar a su pecho, toco sus pezones y acaricio su pecho, bajo mi mano despacio, sintiendo cada parte, llego al ombligo, tiene un piercing, ahí detengo mi mano, no lo sé, quiero seguir pero… no me puedo detener, estoy excitado, mi mano sigue bajando hasta llegar a su miembro, lo acaricio, lo siento ahhh, no puedo evitar gemir, es más de lo que esperaba, sin soltarlo desciendo hasta sus labios, lo beso, muevo un poco mi boca y … ehhhh??? Yamapi me corresponde el beso, abro los ojos, siento la lengua de Yamapi entrar en mi boca, pero él tiene los ojos cerrados, me toma del cuello con una mano, y con la otra jala mi brazo haciendo que suelte su miembro, y caigo encima de él, la mano de Yamapi empieza a acariciarme la espalda, subiéndome la camisa, no puedo más y le correspondo aun más, lo beso con pasión, como si mi vida se fuera en eso, quiero probarlo todo, esto no es un sueño, de verdad lo estoy besando, lo estoy sintiendo, mis manos empiezan a recorrer su cuerpo, dejo de besarlo y ahora beso sus ojos, su frente, su pómulo, muy cerca de los labios, la barbilla, ahí lo beso más, bajo a su “nuez” y lo beso mucho más, como succionando, mordiendo suavemente, él me toma del rostro y me esta mirando, yo lo miro, y enseguida lo beso, siento sus labios carnosos, muerdo uno de ellos, y mi lengua entra en su boca, siento la de él.
-- ¡¡¡Yamapi!!! ¡¡¡ Yamapi!!!
¿Dónde estás? – es la voz de Takki, me separo con rapidez de Yamapi, me acomodo la ropa y me voy a una esquina de la habitación. Yamapi ¿está dormido? – Aquí está, ¿Qué paso?
-- se cayo y se golpeo lacabeza, y Erika me dijo que lo subiera.
-- pero ¿está bien?
-- no lo sé, no ha despertado
--sabes que, me lo llevo, lo voy a llevar a su casa. – lo carga
-- pero… ¿tú sabes donde vive?
-- claro. – Takki se lleva a Yamapi. Me quedo sin hacer nada, estoy tratando de calmar mi respiración.
--¡¡Yamapi!! – volteo y es Toma, atrás de él viene Jin -- ¿Dónde está Yamapi? Nos dijeron que se cayó
-- sí, se lo acaba de llevar Takki.
-- ¿se lo llevo? ¿A dónde? – Toma esta bastante alterado
-- ¿Al hospital? – pregunta Jin.
-- no a su casa. – les aclaro
-- pero si Takki no sabe donde vive Yamapi, a donde se lo llevo.
-- tranquilo, quizás lo llevo al doctor – lo esta tratando de calmar Jin.
-- ¿Tú crees?, claro que no. Ese tipo quiere otra cosa de Yamapi y en ese estado. -- ¿Qué?, no lo había pensado, Yamapi no esta consiente de lo que hace y aparte Takki le dijo que estaba bien aprovecharse de eso. – nada más lo toca y lo mato.
-- ¡¡Toma!! Ya cállate – le grita Jin – vamos a buscarlo. – los tres salimos de la habitación.

{Takki}
Estoy cargando a Yamapi, si pesa, parece que todo se arruino, atravesamos el jardín y llegamos al estacionamiento, enciendo el auto, abro la puertas de atrás y lo siento, pero se va de lado y lo acomodo, ah pero caigo encima de él, Yamapi está acostado, se ve tan lindo, lo miro, de verdad es hermoso, sus labios son besables jajaja, él es encamable, sabanable jajaja. Ya, me vale, me acerco a su cara, y desciendo hasta sus labios, se sienten suaves, húmedos, quiero probarlo y muevo mis labios, los saboreo, despacio voy sintiendo sus labios con los míos, jalo con delicadeza su labio inferior, después el superior. Quiero más.
--¡¡Takki!! – escucho un grito, me separo de él, salgo del auto y es Toma, viene corriendo a lado de Jin y Kame. -- ¿Qué haces? ¿A dónde lollevas?
-- lo traje al auto, enseguida iba a ir por ustedes para llevarlos. Yamapi esta bien, está dormido por todo lo que bebió, el golpe no fue tan grave.
-- pero falta Ryo. – dijo Jin.
-- ah sí, acompaño a Nino a comprar alcohol, no ha de tardar. En cuanto llegue nos vamos.

{Ryo}

Vamos en la carretera, ya compramos bastante alcohol, Nino pusomúsica, yo voy viendo por la ventanilla, voy en el asiento de copiloto, veo por la ventana el reflejo de Nino viéndome, y cuando me mira tengo una sensación de miedo, no, mas bien son nervios, este chico me impone. Es tan impredecible, y su mirada a veces es muy directa. Se esta orillando, apaga el auto, lo volteo a ver, se desabrocha el cinturón de seguridad.
--¿Qué paso? ¿Por qué te estacionas?
-- necesito hacer algo, que ya no soporto más. – volteo a la ventanilla. Supongo que va a ir a hacer del baño.
-- mmm, ve rápido, no tetardes.
-- no tardaré – lo volteo a ver y se está pasando a mi lugar, pone una de sus piernas entre las mías, lo tengo frente a mi.
-- ¿Qué haces? ¿Por qué no te bajas por el otro lado?
-- ¿y quien dijo que me voy a salir?
-- ¿eh? ¿Entonces que vas a hacer? – se sienta en mis piernas, él con sus piernas abiertas mirándome a los ojos, con sus manos toca mi cara.
-- esto – aun con sus manos en mi cara se acerca con rapidez y me besa, oh … no, quiero quitarlo, alejarlo, lo agarro de las muñecas para que deje de besarme, tengo mi boca cerrada, no puedo permitirlo, pero él tiene fuerza y no puedo hacer que me suelte. Creo que se ha desesperado porque mueve más su boca, quiere que deje entrar su lengua pero no, no va obtener un beso. Con su mano izquierda me toma de la barbilla, y con la otra agarra mi mano derecha, la toma por la muñeca y siento como va bajando, él la coloca en su miembro, siento como va creciendo, aaahhh… se me escapa un gemido y el aprovecha para meter su lengua, empieza una guerra entre nuestras lenguas, la estoy saboreando, ¿Qué? ¿yo lo…? Sí, Ya no puedo más y estoy correspondiendo a su beso, esto esta aumentando la temperatura, lo beso con pasión, quiero sentirlo más y mis manos lo toman del cuello y lo acerco a mi, siento sus manos ir bajando por mi pecho, por el abdomen y llega a aaahhh… sus manos están acariciándome mi pene. Esto me enciende más. Mi respiración esta acelerándose al igual que la de él, parece como si Nino quisiera comerme todo jajaja, siento como se pega aun más a mí de lo que ya esta y sus besos son más largos y salvajes, oh por dios, me encanta, mis manos están en su espalda, la acaricio por debajo de su camisa. Me muerde el labio, eso me excita más y quiero hacer lo mismo, siento su lengua como saborea la mía. Esta sonando su celular, él no le hace caso, esta tan entretenido conmigo y yo no quiero que se separe pero el celular no deja de sonar, Nino se separa por unos centímetros, sigue sentado en mi, contesta.
-- ¿Qué quieres Takki?—dice con molestia, pero su cara va cambiando, se pone serio y enojado. – sí, está bien. – cuelga. Se levanta y se pasa a su asiento, ¿Qué paso?, enciende el auto y comienza a manejar. No me mira, voltea a su ventanilla y sigue manejando. ¿Qué fue esto? ¿No va a decir algo? Nos acabamos de dar tremendos besos y no dice nada. No se que hacer, volteo lentamente a mi ventanilla. Llegamos sin dirigirnos la palabra. – ya llegamos – Nino apaga el auto y se baja, salgo del auto y lo sigo, no ha sacado lo que compramos, y camina algo rápido, supongo que algo paso, llegamos a otro auto del cual se baja Takki y Jin. – ya te lo traje Takki.
-- ¿Qué pasó? – pregunto
-- Ya nos vamos, Yamapi se cayó y esta inconsciente. Se pego en la cabeza. – me responde Jin, oh… Yamapi, creo que Takki vio mi cara de preocupación que enseguida respondió
-- pero esta bien, solo esta dormido por todo lo que bebió, así que ya se lo van a llevar y te estaban esperando.
-- ah
-- Takki nos va a llevar, así que ya súbete Ryo. – entro en un dilema, quiero voltear a verlo pero y si él no quiere, no me ha dirigido la palabra desde él beso, solo dijo “ya llegamos” y… -- Ryo que esperas. – me subo al auto, en los asientos de atrás, Toma está con Yamapi, Kame esta en
la otra ventana, Jin enfrente a lado de Takki. El auto avanza, y veo por la ventana como Nino camina hacia su auto.

{Toma}
Primero dejamos a Kamenashi, después a Ryo.
--a ti donde te dejo Jin – le pregunto Takki
-- no, yo voy a la casa de Toma con Yamapi – lo volteo a ver, eso no lo esperaba. Takki sigue manejando, Jin va viendo por la ventana, creo que esta enojado, desde que me grito no me
ha mirado, por eso no entiendo que se quede en mi casa. Llegamos por fin, entre Jin y yo bajamos a Yamapi que ya esta reaccionando un poco.
-- ¿saben que hacer? – Nos pregunta Takki – le provocan el vomito si ven que aun nada le echan agua y va a estar mejor.
-- si Takki, gracias por todo. – le dice Jin
-- claro, nos vemos después. – se despide Takki y se sube a su auto. Saco las llaves y abro la puerta.
-- en silencio vamos a entrar, mis papás duermen. – le susurro a Jin. Lo primero es ir al baño. Hacemos que Yamapi reaccione un poco, lo hincamos frente al inodoro, y – yo lo hago, tú detenlo – así que con mi dedo le provoco el vomito. Y repito la acción. – lo mojamos un poco.
-- – es cortante. Entramos a la regadera, al jacuzzi, Jin tiene a Yamapi en sus brazos, yo con la manguera de la regadera le estoy mojando la cabeza.
-- Jin… ¿pasa algo?
-- ¿por qué?
-- cómo no hablas parece que estas enojado.
-- ¿Tú crees? – Parece sarcasmo -- ¿Por qué no le diste las gracias a Takki? Él nos ayudo.
-- él provoco esto.
-- claro que no, Yamapi estaba con Kame cuando se cayó.
-- ¿estás a favor de Takki?
-- ¿Tú estás en su contra? – realmente esta enojado. Cierro la llave del agua.
-- vamos a llevarlo a mi cuarto. Nos vamos a quedar ahí los tres. – entre Jin y yo nos llevamos a Yamapi, lo acostamos sobre la cama. Jin me mira fijamente. -- ¿Qué?
-- realmente ¿Qué sientes por Yamapi?
-- ¿Qué? Es mi amigo
-- ¿en serio?
-- sí, amigo. ¿Qué piensas tú?
-- que a ti te gusta Yamapi.
-- claro que no Jin, no confundas las cosas, quiero mucho a Yamapi pero no de esa forma.
-- ¿ah sí? – se va acercando a mi -- ¿y por qué no soportas a Takki?
-- porque se cosas
-- aja claro. Eso no son celos
-- ¡¡que no Jin!! Yamapi es mi mejor amigo, mi hermano, no puedo decirte lo que sé, son sus cosas.
-- ¿o serán que no existen esas “cosas”? desde el primer día que vimos a Takki, en la plaza, no lo quieres, eres cortante y siempre lo alejas de Yamapi, no me digas que eso es porque
sabes cosas.
-- porque sé que él quiere con Yamapi.
-- ¿Y?
-- que Yamapi no lo quiere a él.
-- ¿te quiere a ti, no?
-- Jin deja de decir estupideces. Él no me gusta y yo tampoco le gusto. Es como si yo dijera que tú por abrazarlo sientes algo por él.
-- Demuéstrame que no te gusta.
-- ¿Cómo?
-- así – me avienta contra la pared, se acerca rápidamente a mí, pone sus manos a cada lado de mi cabeza, me mira directo a los ojos, su mirada se va desviando a mis labios, él me besa, no sé que hacer, me ha sorprendido, toda esta escena fue por celos, él… a él yo le gusto. Jin separa sus labios de los míos, me mira. No resisto más y lo tomo de la cara y lo beso con todo este deseo que tengo de tenerlo. El beso comienza tierno, suave, disfrutando sus labios y él los míos, pero cada vez se hace más apasionado, nuestras lenguas bailan, se saborean. Jin coloca una de sus manos en mi cuello y la otra en mi cintura, mis manos están rodeando su cintura, comienzo a acariciar su espalda, y él me besa más apasionado, deja de besarme y me besa cerca del oído, esta jugando con él y su lengua, esto me hace estremecer, me hace sentir… elevado… su mano se coloca en mi cuello, después en mi cabello, esta jugueteando con él.
-- Jin—susurro, estoy que tiemblo, va dándome besitos por todo el cuello pero se queda en un sitio, lo besa, lo succiona y me muerde, oh por Dios esto es más fuerte – bésame, Jin bésame. – Jin me mira a los ojos y me besa, sus besos son dulces al inicio pero cada vez me provocan más cosas, lo tomo del cuello y lo acerco más a mí, no quiero que deje de besarme, siento sus manos tocarme la espalda, sus manos están bajo mi playera, acaricia mi espalda, pero siento un cosquillo al sentir como sus manos se quedan en mi cadera, aun así lo sigo besando, ese cosquilleo hace más interesante el beso, sus manos se siguen moviendo pero ahora hacia enfrente, siento como recorren mi abdomen, después van bajando y por un momento están entre mi pantalón y mi piel. Pero las sube y ahora están en mi playera, me la está subiendo hasta que se interrumpe el beso y me la quita, yo lo beso y mientras eso pasa le voy desabrochando su camisa, sin separarse de mí, sin interrumpir el beso le quito la camisa, la he aventado, no me interesa en estos momentos donde cayó. Jin abandona mis labios y continua por mi cuello, da pequeños mordiscos, y uno que otro más fuerte, oh… mis pantalones empiezan a molestar, pero Jin parece darse cuenta, me esta desabrochando el pantalón, lo deja caer, yo oh… aaahhh…. Eso del cuello me esta matando… hago lo mismo, le desabrocho el cinturón, y después él pantalón, aun así no se le bajan, Jin cambia de posición y me besa del otro lado del cuello, yo mientras meto mis manos entre su pantalón y sus bóxer, toco su trasero, y lo aprieto, tengo mis manos ahí, lo acaricio provocando que sus pantalones caigan al suelo, mis manos están en sus caderas, y la curiosidad me gana, meto mis manos en su bóxer, siento su piel, su trasero nuevamente, los besos de Jin cada vez son más abajo. Mis manos se mueven dentro de su bóxer, ahora esta a los lados y se van acercando a su miembro, lo toco, esta en mis manos, lo acaricio, ya lo tiene erecto, así que subo y bajo mis manos en él, siento como Jin se estremece. Jin se olvida del cuello, me mira a los ojos y me besa con gran pasión, como si fuera lo único, quiero ser lo único para él, lo sigo acariciando, siento las manos de Jin en mi bóxer, lo esta moviendo con delicadeza, siento como se bajan lentamente con su ayuda, su mano roza mi pene, y el bóxer sigue bajando, esta espera me esta matando, ya por fin lo deja caer, yo hago que su bóxer caiga al suelo, estamos los dos desnudos. Damos un paso para enfrente para ya quitarnos bien todo.
-- quiero hacerlo Toma, te deseo. ¿Quieres continuar?—me dice al oído, eso no se pregunta.
-- sí, quiero que estés dentro de mi. – lo beso, son besos largos, y muy ricos.
-- ¿Dónde? En la cama no podemos. – me besa la oreja, me la esta mordiendo, así no puedo pensar, pero veo el closet
-- ahí—lo señalo y entre besos y caricias llegamos hasta el closet, lo abrimos y hacemos un espacio para entrar, esta alto y entramos bien, algo ajustados por la ropa, Jin me toma de la cadera y me alza, me coloca contra un muro del closet, continua besándome, mis piernas le rodean la cintura, lo abrazo del cuello, Jin coloca dos de sus dedos en mi boca, los saboreo, quita sus dedos y me besa, ahora es su lengua, ahhh… siento como uno de sus dedos entra en mi, pero su beso hace que calle mi gemido, lo mueve al mismo tiempo que el beso sube de intensidad, en eso introduce el segundo, hace el mismo movimiento, el beso tiene pequeños descansos pero continúan, es un sabor tan rico.
-- voy a entrar – me dice al oído, después me muerde la oreja – preparado, bésame, -- lo obedezco, lo beso, su brazo rodea mi cintura, el otro esta en mi trasero y su miembro lo va introduciendo en mi, ahhh, mi grito se queda en su boca, empieza cada vez más rápido y no es dolor, es una sensación fuera de serie, ya que el dolor se ha convertido en placer, su mano esta masturbando mi miembro, mientras que su boca besa todo mi pecho, así continúan el tiempo hasta que él se corre dentro de mi y yo en su mano y pecho. Él lo saborea. Su cuerpo esta sudado, al igual que el mío, él descansa sobre mi hombro, poco a poco vamos bajando hasta estar en el suelo, esto ha sido excitante, lleno de adrenalina, estando en casa, con mis papás durmiendo en la otra habitación, Yamapi en esta habitación, en la cama, nosotros en el closet tratando de no hacer ruido. Jin está acostado en mi pecho, cerca del cuello, esta entre mis piernas, su mano me esta acariciando el rostro. Mueve su cara, y me besa el cuello, la “nuez”, yo beso su frente. – Toma… me gustas. -- ¿le gusto?, sonrío, le acaricio el cabello – siempre sentí algo más fuerte por ti, tenia celos cuando estabas con otros y otras, pero cuando por accidente nos besamos… en el rin, me di cuenta que era otro tipo de sentimiento. Que me gustas mucho.
-- Jin… ese beso no fue accidente, bueno si… cuando caí en ti pude haberme desviado pero era perfecto para probar tus labios así que lo hice, y tarde en separarme, quería conocer tus besos. Jajjaa Yamapi tiene grabado eso en su celular. Desde hace mucho me gustas Jin, y… Esto ha sido wow.
-- de verdad, -- se inca frente a mi, me besa con dulzura, pero seguimos besándonos, Jin con su mano cierra la puerta del closet, y se recarga en ella, me abraza del cuello y hace que este encima de él, el beso sube de intensidad y acaricio su cuerpo, empiezo a besarlo, abandono sus labios y sigo con su cuello, lo beso, lo muerdo y algunos succiono, voy bajando, beso su pecho, y llego a sus pezones, juego con ellos, con mi boca, mi mano acaricia su miembro, Jin se levanta, me abraza del
cuello, se acerca a mi oído – ahora te toca entrar en mi.


avatar
anyianka

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 06/01/2011
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solo debes ser tú (Capitulo 8)

Mensaje por anyianka el Sáb Ene 08, 2011 10:58 am

Capitulo 8

{Yamapi}

Despierto, estoy en el cuarto de Toma, como llegue aquí, volteo y detrás de mi está Jin y Toma durmiendo, están abrazados. Jin lo esta abrazando por detrás, la cara de Jin está en el hombro de Toma, parecen pareja, volteo a mi lado derecho y veo en el buro mi celular, lo agarro y les tomo una foto. Esto me lo va a agradecer Toma, ¿cómo es que terminaron durmiendo así? No recuerdo muy bien todo, solo que discutí con Kame. Se están moviendo, coloco mi celular en el buro, Toma es quien se esta moviendo, Jin supongo que siente porque lo ha soltado y se ha volteado hacia el otro lado. Toma se despierta y se levanta.
--Voy al baño. – dice Toma enseguida de que se baja de la cama. Camina despacio hasta la puerta y sale de la habitación. Jin se ha despertado y me esta viendo.
-- hola, ¿que tal amaneciste?
-- creo que bien, aunque me duele la cabeza.
-- sí, nos dijeron que te caíste. Tan mal estabas Yamapi – se ríe Jin.
-- jajaja sí, tome demasiado. Casi no recuerdo que paso ayer. De hecho, ¿cómo termine aquí?
-- Toma y yo estábamos afuera y Erika nos aviso que te habías caído y que estabas con Kame en una habitación. Fuimos a buscarte pero solo estaba Kame, nos dijo que Takki te había llevado y fuimos a buscarlo, y él te llevo al auto, esperamos un rato a que llegara Ryo y ya nos trajo.
-- ¿Ryo donde estaba?
-- acompaño a Nino a comprar botellas.
-- ¿Y por que te quedaste con nosotros?
-- ¿ah? – se abre la puerta, es Toma.
-- dice mi mamá que nos preparo el desayuno, hizo unos ricos chilaquiles, vamos. – su mirada se dirige a Jin, volteo a ver a Jin y esta viendo a Toma. Algo paso.
-- ¿Qué pasa?
-- que vamos a desayunar chilaquiles – me responde Jin, se levanta de la cama, yo hago lo mismo. Salimos de la habitación, bajamos a la cocina, esta la mamá de Toma sirviéndonos.
-- buenos días señora, ¿Cómo ha estado? – la saludo.
-- muy bien Tomo. – Me responde – Que milagro tenerte aquí Jin.
-- sí señora, vendré más seguido. – sonríe y enseguida mira a Toma. Sí, algo paso entre ellos. Estamos desayunando los tres, su mamá nos hace compañía, entre Toma y Jin hay miraditas sospechosas, su mamá nos ha dejado solos, le pido a Jin que me pase un pan, y veo su mano, tiene algo.
-- Jin, ¿qué te pasó? – le cuestiono.
-- Toma me quemó con su cigarro. – sigue comiendo.
-- ¿cómo fue?
-- por accidente caí en él y cuando me di cuenta su cigarro me estaba quemando. – dice sin mirarme, me mira y se me queda viendo. -- ¿y a ti que te paso ahí? En el cuello.
-- ¿a mí? -- ¿yo? – no lo sé.
-- la fiesta de ayer nos dejo mal, tomamos demasiado. – Comenta Toma – creo que el más sobrio fue Kame
-- sí, él no tomo nada – dice Jin, es verdad, eso hace que recuerde sus palabras, por eso tome más. – y Ryo también estaba bien, no lo vi happy y menos borracho. Tú tomaste mucho Yamapi.
-- jajjaa sí, con decirte que no recuerdo cosas.
-- yo estaba happy pero recuerdo todo – dice Toma mirando a Jin.
-- yo… -- sonríe con nerviosismo. – también me acuerdo de todo. Y más por la cruda.
Reímos y continuamos, después de comer vamos a la habitación de Toma, les digo que tengo que ir al sanitario. Jin dice que tiene que irse y Toma lo acompaña a la puerta, yo voy al sanitario. Llego al baño, me miro al espejo y es verdad, tengo algo en el cuello, esto es un chupetón, y mi labio está… ¡¡Oh por Dios!! ¿Qué hice ayer?

{Toma}

Llegamos a la puerta, no quiero que se vaya, desde que despertamos no hemos estado los dos solos, no sé que decir o que hacer, Jin también está callado, ya nos dijimos que recordamos todo lo ocurrido. Abro la puerta y salimos.
entonces nos vemos el lunes. – le digo para romper el hielo. Jin voltea a verme, se pone frente a mí.
--sí, nos hablamos. -- ¿dijo nos hablamos? Me toma del rostro con ambas manos, lo miro sorprendido y me besa, siento sus labios húmedos y suaves, saboreando los míos, le respondo el beso mientras coloco mis manos alrededor de su cintura. Termina el beso, su mirada esta en mis ojos –nos vemos. – Se separa, me sonríe y continua caminando, no puedo articular palabra – adiós. – me dice y con su mano igual. Llega a la salida y se va corriendo. Ooohhhh, jajaja, me beso, me toco los labios. Wow, estoy seguro que tengo una cara de estúpido, estoy como alucinado, no puedo evitar sonreír, me siento en el escalón de la entrada, solo de recordar su sonrisa, su beso, sonrío como idiota. Me tocan el hombro, volteo y es Yamapi.
-- mira – me dice al momento que me muestra su celular, es una foto de Jin y mía durmiendo abrazados. Lo miro con sorpresa. – ahora si me vas a decir que paso. – sonrío y creo q me sonrojo.
-- pues… oh – no sé como decirle.
-- ya dime, es obvio que algo paso, sus miradas, sus indirectas, la forma en que estaban abrazados. – ay, ya. Se lo voy a decir, es mi mejor amigo.
--paso acá y acá
-- ¿Qué?
-- en la fiesta, es verdad, tome mucho y… empecé como a provocarlo, mmm bailamos juntos y me le acercaba demasiado, y después salimos, y estaba fumando. Ya ves como es Jin, que no se quería sentar porque se iba a ensuciar entonces lo jale de la mano, y te juro que ahora si fue accidente, cayo en mi, y te lo juro que él me iba a besar, lo sé, ya casi me lo daba cuando empezó a gritar “me quema”, con el cigarro le estaba quemando la mano, por eso tiene esa marca. Mmm después ya nos dijeron que te habías caído y fuimos a buscarte, creo que a Jin le dieron celos y por eso me grito, durante el camino no hablamos y él le dijo a Takki que se iba a quedarse con nosotros en mi casa. Ya aquí pues me… fue como una escena de celos, que si acaso yo sentía algo por ti, es obvio que no y Jin me dijo que se lo demostrará y… me beso, y… hubo acá y acá.
-- ósea que…
-- si, tuvimos sexo. Y no una fueron 5 veces. No tienes idea Yamapi, fue genial.
-- ¿Dónde lo hicieron si yo estaba en la cama?
-- en el ropero.
-- no manches Toma.
-- jajaja, si lo sé pero me encanto. Lo volvería hacer muchas veces más.

{Yamapi}

Ya tiene rato que salí de la casa de Toma, voy casi llegando a la casa de Kame. Después de contarme como estuvo todo con Jin, jajaja…che Toma, esta muy contento. Y después de hablar de Kame, Toma me convenció que es mejor aclarar todo con él, porque es extraño que tenga estás marcas de noche de pasión. Dice que solo estuve a solas con Kame en una habitación a puerta
cerrada, será que paso algo entre nosotros, pero él dijo que nunca se enamoraría de mí. Tengo que armarme de valor y de una vez saber la verdad, le voy a decir lo que me pasa con él, quizás Toma tenga razón y Kame tiene miedo de admitir que le gusta un hombre y sobretodo yo, no es por elevarme el ego pero yo sé que le atraigo y más de lo que el desearía. Aparte tuve este sueño donde veía a Kame sobre mí, besándome. Si, le voy a decir que onda con lo que paso anoche, viendo su
reacción sabré como fue, después le voy a soltar que me atrae y… no puedo creerlo, mis piernas se inmovilizan, no puedo moverme, siento una punzada de dolor, como un cubetazo de agua… está Kame besándose con Toda Erika.

{Kame}

Separó a Erika de mí y veo a Yamapi viéndonos, ¿en qué momento llegó? Erika se da cuenta que me he quedado paralizado, voltea a donde estoy mirando con asombro, ve a Yamapi. Él hace una cara extraña, sonríe y se acerca a nosotros.
--Hola Erika. ¿Cómo estás?
-- Yamapi, no es lo que parece. – trato de aclarar. Él me mira directo a los ojos, serio.
-- ¿Entonces que fue? – me cuestiona Erika, esto no ayuda. Yamapi le sonríe.
-- esta bien Kame, me alegro por ustedes. Solo venia a platicar contigo pero será en otra ocasión. Nos vemos. – comienza su camino.
-- no – hago que se detenga, voltea a verme -- ¿de que querías hablar?
-- después hablamos, estás ocupado. Así que los dejo. Adiós Erika. – Yamapi continúa caminando. Siento que mis ojos se llenan de lágrimas, no puedo dejar de mirar como se aleja cada
vez más de mí.
-- es realmente atractivo ¿cierto? – comenta Erika, a que viene ese comentario, la miro. – me hubiera fijado en él si no fuera por Takki, le gusta Yamapi. Lo bueno es que te conocí.
-- ¿Por qué lo hiciste?
-- fue solo un comentario. A parte tú me gustas. – se acerca a mí.
-- no me refiero a eso, ¿Por qué me besaste?
-- que tiene.
-- no somos nada.
-- ¿y?
-- realmente que quieres Erika.
-- a ti.

{Yamapi}

Vaya, me equivoque, duele. Voy caminando sin una dirección, estoy en la plaza, no quiero llegar a casa, quiero estar sólo. Que iluso soy, Kame no me ve de la misma forma que yo a él. Esto debe acabar, si no lo hago me voy a atormentar. Solo de recordar esa imagen de ellos besándose, está fuera de mis posibilidades.
--Yamapi—volteo y es Takki.
hola, no esperaba verte.
-- ni yo.
--¿Qué tienes?
-- ¿eh?, nada.
--¿Qué tal la cruda? – eso me hace recordar mi borrachera
-- jajaja, algo molesta jajaja. – Él también se ríe – estaba mal, jaja con decirte que no recuerdo ciertas cosas.
-- ¿ah sí?, que recuerdas. ¿Recuerdas algo conmigo? – ahora que lo pregunta, si recuerdo que intento besarme pero me da pena decirlo. -- etto… que estábamos tomando, platicando. Ni siquiera recuerdo nuestras pláticas.
-- vaya, ja pero yo sí recuerdo todo lo de ayer. Te confieso algo, hice algo que nadie se di cuenta, ni siquiera esa persona.
-- de verdad, ¿Qué hiciste?
-- ¿Cómo te lo explico? – se queda pensativo, sonríe y con rapidez se acerca a mis labios, me besa, solo es contacto, estoy tan sorprendido que no me he movido, Takki comienza a mover sus labios en los míos, con dulzura, y su cuerpo se esta acercando más a mí, me toma por la cintura y me pega a él, su lengua pasa por mis labios, jala con delicadeza mis labios, esta sensación me empieza a gustar y me estoy dejando guiar, voy cerrando mis ojos, ahora yo también estoy probando sus labios, vuelve a pasar su lengua por mis labios y los abro, permito que entre y se encuentre con la mía, siento como una de sus manos se coloca en mi cuello mientras la otra aun me tiene de la cintura. Yo lo abrazo de la cintura con una mano y con la otra en su espalda. El beso va aumentando de intensidad, tengo esta necesidad de probarlo todo, conocer cada parte de su boca. El beso se
detiene, su frente esta recargada en la mía, nos miramos a los ojos, sonríe. – esto hice cuando dormías, pero fue mejor ahora. – me mira a los ojos nuevamente, y su mirada se dirige a mis labios, me besa, ahora sus manos están en mi cuello, yo lo abrazo, acaricio su espalda, siento su mano jugar con mi cabello. Nos separamos, veo a mi alrededor, había olvidado que estábamos en una plaza, la gente ni nos mira, me siento bien con él, seguro, así que lo abrazo, coloco mi cabeza en su hombro, él se sorprende pero me abraza con fuerza.


avatar
anyianka

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 06/01/2011
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solo debes ser tú (Capitulo 9)

Mensaje por anyianka el Sáb Ene 08, 2011 11:06 am

Capitulo 9

{Toma}

Es domingo y tengo que bañar a Jam, mi perrito. Estoy en el jardín bañándolo, ha sonado el timbre pero mi madre ha ido, estoy enjabonando a Jam, alzo la mirada y veo que Jin sale de mi casa.
--Hola Toma, vine a verte. – me sonríe, se que le estoy sonriendo como idiota, con tan solo verlo me provoca tanto.
-- Jin, no lo esperaba.
-- quería verte. – Ve a mi perro – estás bañando a Jam. Te ayudo.
-- sí. – Jin se acomoda su pantalón para no mojárselo, se lo dobla, le doy el cepillo, lo estamos bañando, tenemos las manos llenas de shampoo, le pido a Jin que me pase la manguera, va por ella, hace ademan de mojar a Jam pero me moja a mi unos segundos, empieza a reírse, él continua enjuagando a Jam. Tomo una jícara y le aviento agua con el shampoo. Jin se sorprende y me moja con la manguera, es así como comenzamos una guerra, Jin no deja de mojarme, yo le aviento agua, pero no puedo contra él así que tomo la cubeta y se la aviento, Jin termina totalmente empapado. Cuando nos percatamos que Jam se ha ido nos detenemos.
-- Jam, ven acá – le grito. Llega hasta los pies de mi madre.
-- chicos ¿terminaron?
-- no mamá. – ella me da a Jam.
-- terminen, les he preparado algo.
-- gracias señora. – mi mamá se va y ahora si terminamos de bañar a Jam, lo secamos y lo dejamos ser libre por el jardín, entramos a la casa, mi madre me sugirió que le prestara ropa a Jin porque esta mojado, así de que vamos de camino a mi habitación. Entramos. – Toma puedo poner música.
-- sí, -- Jin se acerca a la computadora, y pone música algo fuerte – mira Jin si quieres te puedes poner est… -- me abraza por detrás, sus brazos me rodean, me besa la oreja.
-- ¿Qué me puedo poner? – siento su respiración en mi oído, debo de controlarme.
-- está playera y el pantalón – me muerde el lóbulo. Deja de abrazarme y agarra la ropa que le he dicho. La puso sobre la silla del escritorio.
-- ¿Y tú que te vas a poner?
-- mmm esto. – lo tomo.
-- ¿te ayudo? – se va acercando.
-- no Jin, mis papás están abajo. – se acerca demasiado, con una sonrisa que… ¡¡oh por Dios!! Contrólate Toma.
-- por eso puse música. – pone sus manos en mi cinturón, de un jalón me acerca él. Me besa, interrumpo el beso.
-- no,… Jin. – me está desabrochando el pantalón, se acerca a mi cuello, lo besa – Jin… ¿y… si… -- no puedo ni hablar – ¿nos pueden descubrir?
-- así es más interesante – me besa, su beso me eleva, sentir como sus labios saborean los míos, yo pruebo los de él, solo siento como sus manos me están quitando el pantalón, nuestro beso se vuelve apasionado, desesperado, lo abrazo del cuello, nuestras lenguas están bailando, sus manos están en mi playera, me la esta subiendo, interrumpimos el beso, alzo las manos para que él me quite la playera, estoy en bóxers, Jin me avienta a la cama, él se quita el pantalón, se coloca encima de mi, esta hincado, se deshace de su playera, yo lo veo con deseo, lo tomo por el cuello y lo dirijo a mi boca, lo beso como si nada existiera, esto esta subiendo de temperatura, los besos son
perfectos, sus manos están por todo mi cuerpo, siento sus caricias, abandona mis labios, me besa el cuello y así va bajando, hasta llegar a los pectorales, ahí lo besa más, siento como me muerde y succiona, mis manos están en su cabello, lo muevo según mis emociones, cada que me provoca algo más intenso, sus manos están en mi cadera, comienza a bajarme el bóxer, me los va bajando lentamente mientras él me va besando, hasta llegar al abdomen, Ooohhh … Dios, no puedo soportar más, voy a gritar, Jin sigue con su camino de besos, no se detiene, me da un beso cerca del pene, esto me provoca una reacción desconocida para mí, me levanto, ya me quito los bóxers, Jin me mira con una sonrisa que no puedo soportar y lo beso, volvemos a estar acostados sobre la cama, me esta acariciando mi miembro, abandona mis labios nuevamente, sigue besando hasta llegar a los pectorales, ahí vuelve a besar, morder y succionar, me besa de nuevo en la boca, no se como le hace pero logra quitarse sus bóxer sin olvidarse de mis labios.
--¡¡Toma!! – escucho los gritos de mi madre a lo lejos. Me levanto un poco.
--Jin… mi mamá
-- sshhh – coloca dos de sus dedos en mi boca, los saboreo, Ohhh… estoy tan excitado, quiero tenerlo ya pero también siento como si nos fueran a descubrir y él continúa con sus besos que me vuelven loco.
-- ¡¡Toma!! ¡¡Jin!! – sigue gritando mi mamá, Jin abre mis piernas, se coloca, me levanta un poco.
-- Jin… Jin… pero mi mamá.
-- me gustas, te necesito – me besa más apasionado, poco a poco su miembro está entrando en mí, mis piernas rodean su cintura y mis manos están en su espalda, acariciándola y en momento apretando, una de sus manos está en mi pene. Volteo a la puerta y veo como empieza a girar la manija.
-- Ya vamos mamá… -- grito, Jin no deja lo que está haciendo. Se ha detenido la manija.
-- ¿Por qué tardan? – mamá no es momento para una conversación.
-- aun no terminamos… de cambiarnos – Jin me sonríe, continua con sus besos en mi cuello y masturbándome, y sigue embistiéndome
-- no tarden. – me responde, por fin. Creo que se ha ido, ya no puedo más, necesito gritar, así
que lo tomo de la cara y lo beso. En eso los dos nos corremos, él dentro de mi, y yo entre los dos. Nos acostamos, dejamos que nuestra respiración se tranquilice.
-- me encanto – me dice Jin con su sonrisa.
-- a mi igual.
-- repetimos – se coloca encima de mí, me besa. – para la próxima. – Se ríe – vamos tu mamá nos esta esperando. -- Nos vestimos entre besos, nos peinamos y como si nada hubiera pasado bajamos al comedor. Mi padre y mi mamá están sentados en la mesa, nos sirven de comer y parece que devoramos la comida, pedimos más.

Es lunes y estoy en la cafetería de la escuela platicando con Yamapi:
--… bajamos y comimos muchísimo, jajaja.
--…che Toma, con tus papás ahí.
-- jajaja lo sé pero fue increíble. Después de comer estuvimos en el jardín platicando, después jugamos con Jam y futbol, cuando nos cansamos de jugar nos sentamos en el jardín y platicamos de muchas cosas, después vimos una película con mis papás. Se fue cerca de las 10 de la noche, cuando se despidió de mí, me dio un beso que wow. – Yamapi se ríe, supongo que por las caras que hago -- ¿y tú?
-- ¿Yo? Mmm pues salí con Takki ayer, fuimos a la plaza y estuvimos ahí, tomamos un café y fuimos de compras.
-- ¿estás feliz?
-- – sonríe pero parece una sonrisa forzada.

{Kamenashi}

Estoy llegando a la escuela, necesito hablar con Yamapi, el sábado ni el domingo pude hablar con él, llego al salón, nadie está, ¿aun no habrá llegado? Salgo al pasillo y lo alcanzo ver que va caminando por las canchas con Toma, salgo corriendo, en las escaleras chocho con Jin.
--Kame, ¿A dónde vas?
-- con Yamapi, está con Toma en las canchas.
-- ah, te acompaño. – Los dos seguimos corriendo hasta llegar a encontrarnos con Toma y Yamapi.
-- Yamapi, necesito hablar contigo – me mira sorprendido, Jin y Toma se han ido a sentar a unos escalones, nosotros estamos a unos cuantos metros, Yamapi se sienta en los escalones – lo del sábado, de verdad no fue nada, ella llegó y de repente me…
-- estoy saliendo con Takki
-- ¿eh? Pero… ¿por qué? – Yamapi tiene la mirada hacia abajo.
-- decidí intentarlo.
-- ¿Por qué con él? – mis ojos los siento llenos de lagrimas, él sigue sin mirarme.
-- tenias razón él buscaba algo más en mí, me lo dijo y así lo decidí.
-- Yamapi… pero yo te…
-- si quieres dejarme de hablar lo entiendo.
-- ¿Por qué dejaría de hablarte?
-- por ser gay. – me mira a los ojos, ¿está llorando? Baja la mirada, se levanta – tú dijiste que jamás te enamorarías de un hombre y menos de mí. Si quieres alejarte, lo entenderé. – empieza a caminar, qué ha sido esto. No logro moverme, él… se esta alejando de mí. Suena la campana de inicio de clases, voy detrás de Yamapi, él entra y se va a su lugar, yo continuo hasta el mío. Estamos en clases pero yo tengo mi vista en él, siento un dolor que no puedo describir, que me oprime el pecho, se me dificulta respirar, mis ojos se llenan de lagrimas y más al recordar su mirada llena de lagrimas, nunca lo había visto así, quiero abrazarlo y quiero gritarle que él me importa mucho más de lo que imagine, pero soy un cobarde, por eso lo perdí. Él esta jugando con su lápiz, se detiene y me voltea a ver con tristeza, esto me duele mucho, no soporto más y por mis ojos corren lagrimas, me levanto con rapidez y salgo del salón. Estoy tratando de mantener la calma pero cada vez me es más difícil, llego al baño, me miro al espejo y mis lagrimas corren sin cesar por mi rostro, tengo una sensación de frustración, coraje, dolor, presentía esto, porque dije tanta estupidez, porque dije que nunca me enamoraría de él si… yo lo… -- ¿Por qué? – grito con todo este dolor,Yamapi… me siento, recargándome en la pared, estoy llorando desesperadamente, no puedo detenerme.
-- ¿Kame? – Es Jin, acaba de entrar al sanitario -- ¿qué sucede? – Lo miro, no puedo hablar, este nudo en la garganta me lo impide -- ¿te paso algo? ¡¡Kame!! Respóndeme.
-- Yamapi anda con Takki.
-- sí, eso parece. Pero eso que tiene que ver contigo.
-- ¡¡amo a Yamapi!! – le grito.


avatar
anyianka

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 06/01/2011
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solo debes ser tú (Capitulo 10)

Mensaje por anyianka el Sáb Ene 08, 2011 11:10 am


Capitulo 10

{Kame}

-- ¡¡amo a Yamapi!! – le grito. – soy un idiota, porque no se lo dije. Dije estupideces el día de la fiesta, y él malinterpreto todo.
-- y si lo amas. ¿Por qué dijiste que jamás te fijarías en él?
-- me dio miedo, miedo que ibas a pensar, miedo que él no quisiera estar conmigo.
-- ¿y por qué no se lo dices?
-- él eligió estar con Takki. – Estoy llorando nuevamente – lo perdí.
-- todo está en ti, no lo puedes perder. Tienes dos opciones, decirle que lo amas o ser su amigo y apoyarlo en todo. Si no te arriesgas, no ganas.
-- quiero que él sea feliz, he entendido que Yamapi no es un objeto, y mucho menos de mi propiedad, siempre le hice escenas de celos, me molestaba que estuviera con Takki, contigo.
-- ¿conmigo?
-- sí, solo quería que él estuviera conmigo, por eso me enoje en la fiesta y dije eso.
-- Kame aun es tiempo que le digas lo que sientes.
-- no, aun que me duela. Él eligió a Takki… y le deseo lo mejor.
Hace rato que Jin me ha dejado solo en el baño, necesitaba desahogarme con alguien. Me lavo la cara y salgo, voy caminando por el pasillo, veo a Yamapi que esta sentado en una banca del jardín, decido ir con él. Me acerco por detrás, aun no me ha visto, lo abrazo, él se ha sorprendido.
--Te quiero mucho y siempre voy a estar contigo pase lo que pase. No me alejes de ti, no me dejes solo. – las lagrimas sale de nuevo de mis ojos. Yamapi también esta llorando, veo como sus lágrimas corren por su mejilla. Continúo abrazándolo.



Han pasado los días, es verdad me es doloroso saber que él ve a Takki, Yamapi no me cuenta sus cosas con Takki, por una parte esta bien porque no lo soportaría pero por otra quiero saber. Sé que se quedan de ver en la plaza y de ahí se van al café o de compras, yo no le pregunto por él, más que lo suficiente de “¿Cómo te fue?, ¿Cómo está?” a lo que solo responde “bien”. Nuestra relación ha mejorado, siempre estamos juntos y bromeando. Jin se la pasa con Toma, para todo están juntos. Ryo está algo extraño desde la fiesta pero eso no impide que siga molestando a todos. Y de Erika me ha estado buscando, aun no entiendo como es que paso ese beso que Yamapi vio, ella llego de repente y solo me beso, y Yamapi ya estaba ahí, para empezar como supo donde vivía, porque tanto interés, y sus comentarios de Yamapi y Takki me sacan de onda, ¿por qué siempre tiene que mencionarlos? Es como si supiera algo, he estado pensando en intentarlo con ella pero Jin me aconseja que no, porque la estaría engañando y me haría daño a mi mismo. Ya no quiero pensar en Yamapi como algo más pero me es imposible, cuando estoy con Erika solo recuerdo a Yamapi, los besos que le di, y esa marca que tiene en el cuello me hace recordar cuando casi lo violo porque eso iba a hacer, él estaba borracho, no sabia que hacia. Me pregunto como es que Takki logro que él lo aceptará. Me tocan el hombro, volteo y es Yamapi. Se sienta a lado de mí.
--¿Qué haces aquí Kame? – estamos en el jardín, sentados en el pasto.
-- Nada, solo estoy pensando.
-- sabes no quiero ir a clases. ¿Nos quedamos aquí?
-- sí, no me gusta matemáticas.
-- yo las odio. Voy a dormir un rato. Puedo acostarme en ti.
-- sí.
-- estira las piernas. – lo hago y Yamapi se acomoda, coloca su cabeza en ellas, cierra sus ojos. –sabes contigo me siento tranquilo, me relajo. – le sonrío, empiezo a acariciar su cabello, al poco tiempo él se ha quedado dormido. Me gusta esta sensación cuando él está así conmigo, cuando me dice que le hago sentir bien hace que en mi aparezca una pequeña esperanza. Mi mente esta en blanco, Yamapi se esta moviendo, se gira, con su rostro en dirección a mí. Sigue dormido, me gusta tocar su cabello, hacerlo hacia atrás, hacerle este cariño me da mucho calor en mi corazón. – Kame, ¿Qué hora es?
-- ya va a empezar la próxima clase.
--¿Qué?—se levanta con rapidez, su rostro queda frente al mí, nos quedamos viendo, nuestras miradas se dirigen a nuestros labios, suena el celular de Yamapi, él se voltea y contesta – Moshi moshi… así, esta bien, nos vemos… sí, adiós. – imagino quien puede ser, mejor no pregunto.
-- Yamapi vámonos que no llegamos a clases. – nos levantamos. – si gano me invitas un helado. – se me queda viendo con cara de no entender jajaja, empiezo a correr lo más rápido que puedo y él se da cuenta y corre detrás de mí, viene sonriendo, me encanta verlo feliz, se está acercando pero yo aumento la velocidad, llegamos al salón casi al mismo tiempo pero…-- ¡¡gane!! Me debes un helado.
-- esta bien. Aun que hiciste trampa
-- claro que no. – entramos riéndonos, las clases se pasan rápido. Ya por fin terminamos el día y ya vamos saliendo los cinco. Ya estamos en la puerta y en eso se acerca Takki.
-- Hola Pi, vine por ti.
-- hola, quedamos de vernos en la plaza
-- lo sé pero quería sorprenderte. – Nos ve a los demás – hola, tiempo sin verlos.
-- hola – le responde Jin
-- hola Takizawa – trate de decirlo con mucha naturalidad, él se ha sorprendido al igual que todos.
-- hola… Kamenashi.
-- tenemos que irnos, así que te vemos mañana Yamapi. Te cuidas Takki, adiós – se despide Ryo. Todos nos despedimos y seguimos a Ryo. Yamapi y Takki se han ido al carro de él.

{Yamapi}

Takki me esta hablando pero nada de lo que dice logro retener, no le estoy haciendo caso, ¿está bien que este con Takki?
--Yamapi
--¿qué pasa?
-- ¿Qué opinas?
-- etto… perdón… no te estaba escuchando.
-- ¿paso algo?
-- no. ¿Qué vamos a hacer hoy?
-- necesito comprar unas cosas así que vamos a la plaza y de ahí vemos que hacemos -- ¿otra vez a la plaza? – Pasa algo Yamapi.
-- no, ya sé podemos ir al cine, si es que vamos a estar en la plaza.
-- sí me parece genial… pero primero compramos las cosas.
Llegamos a la plaza, Takki tiene que comprarse ropa así que vamos a las tiendas a ver que hay, quiere comprarme algo pero no me parece, no quiero que piense que soy interesado, seguimos viendo las cosas, ya estoy aburrido, me gusta venir con mis amigos, con ellos es diferente.
--mira Yamapi, entramos aquí – es una tienda de accesorios
-- no, te espero aquí Takki.
-- no tardo – entra a la tienda, de repente las cosas son aburridas con Takki, no entiendo que tiene de genial una plaza, podríamos hacer varias cosas que solo venir a comprar y tomar café. Me gustaría ir a algún parque de diversiones o solo caminar por la ciudad pero como él es mayor quizás eso le aburre. Estoy viendo hacia los pisos de abajo, hay unos chicos que están corriendo por todo el piso de abajo, eso provoca una sonrisa en mi, seguramente así nos vemos nosotros cuando venimos. En eso veo como alguien me coloca un collar, que tiene un anillo volteo y es Takki. -- ¿te gusta? Yo tengo uno igual. – veo el anillo, es liso de plata, como de un centímetro de ancho, tiene escrito “aishiteru” alzó la mirada, Takki me está viendo, nos miramos a los ojos y él me besa -- ¿te gusta?
-- sí es muy lindo. – me besa nuevamente, sus besos son tiernos, dulces, termina de besarme y me acaricia el rostro, lo miro a los ojos. Me sonríe.
-- vamos a comer y después vamos al cine va. -- ¿a comer? ¿Lo mismo otra vez? –Yamapi vamos. – llegamos al restaurante, pedimos de comer, estamos en la parte de la terraza. Takki me platica sus cosas pero no me interesa, estoy demasiado aburrido, sin querer bostezo – Yamapi, ¿te aburro?
-- ah… es que Takki llevamos haciendo lo mismo todos los días y eso es tedioso. – No lo miro – No quiero caer en la rutina. – sigo sin verlo, solo siento sus labios en los míos, su beso comienza tierno pero cada vez me besa con mayor desesperación, introduce su lengua y esta saboreando la
mía, él me toma de la cara, siento sus manos, yo lo abrazo del cuello. Termina el beso mordiendo mi labio, lo jala un poco. Me ha sorprendido.
-- te voy a hacer muy feliz, te lo prometo. – Se cambia de lugar para estar más cerca de mí, esta frente a mi, su mirada es intensa, está en mis ojos – vamos a hacer todo lo que tu quieras, vamos a hacer cada momento inolvidable. – le sonrío, su sonrisa es hermosa, de las más lindas que he visto, se acerca a mí, me besa, yo me adapto a su ritmo y lo beso con la misma intensidad. Suena un celular, Takki deja de besarme, mira la pantalla – espérame Yamapi, voy a contestar – se aleja de mí, me agrada que me diga esas cosas, me hace sentir muy feliz, regresa. – Yamapi, lo siento tengo que irme, me hablo Nino necesita que lo vaya a ver, es importante, no puedo ir al cine contigo pero si quieres ve tú – me da dinero.
-- No Takki, -- le regreso el dinero – no es necesario. Mejor me voy a casa y para la próxima vamos al cine.
-- está bien. Adiós amor. – me besa y se va. Me quedo sentado, terminando mi comida. ¿Qué le habrá pasado a Nino? Takki iba con cara de preocupación, acabo mi comida y pido la cuenta. Voy camino a la salida de la plaza, voy viendo la ropa, solo los escaparates, pero que… creo que… sí es Ryo, está en esta tienda, entro.
-- Ryo, ¿de compras?
-- Yamapi, ¿no estabas en tu cita?
-- ah sí, pero Takki tuvo que irse, no sé que problema tuvo Nino.
-- ¿ah sí? – Se queda pensativo -- ¿me acompañas a comprar mis cosas?
-- – entramos a las tiendas, yo también me estoy probando ropa, escogemos cada cosa que una persona coherente no usaría, aun que no lo crea todo se le ve bien a Ryo.
-- I´m a sexy man.
-- jajaja, muy atractivo. – Comenzamos a jugar, Ryo va caminando muy sexy, yo voy detrás de él, soy su acosador – hey, guapo… chiquito… biscocho… si que ha avanzado la ciencia que hasta los bombones caminan
-- jaja, Yamapi de donde sacas
eso. – nos reímos, si que somos unos bakas – mira, esa chaqueta me gusto – entramos, estoy viendo el aparador, Ryo sale del probador y decide comprarla, yo lo espero afuera, volteo a mi derecha y veo a…
--¿Nino?
-- Yamapi, hola.
-- ¿Qué haces aquí? ¿Y Takki? – Me mira sorprendido como si no supiera de que hablo -- ¿Takki no estaba contigo?[/justify]


avatar
anyianka

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 06/01/2011
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solo debes ser tú (Capitulo 11)

Mensaje por anyianka el Sáb Ene 08, 2011 11:19 am

Capitulo 11

{Ryo}

Estoy pagando la chaqueta, escucho que Yamapi habla con alguien, me acerco a la puerta y logro escuchar pero al oír el nombre me detengo.
--¿Nino?
-- Yamapi, hola.
-- ¿Qué haces aquí? ¿Y Takki? ¿Takki no estaba contigo?
-- ¿Conmigo?... Ah, sss sí. Sí. – decido salir de la tienda, necesito comportarme normal, como si él no me afectara, Nino me ve sorprendido, enseguida mira a Yamapi. – pero tiene tiempo que terminamos de hablar.
-- ¿entonces lo viste aquí? – le interroga Yamapi.
-- ¿aquí? Mmm….
-- sí, hace como media hora que se fue.
-- ah sí, si lo vi aquí pero hablamos y supongo que él creyó que ya te habías ido y por eso se fue, sí así fue. – Me mira – Hola Ryo – no sé pero su saludo se me hizo como su salida, él ya me había visto y no dijo nada.
-- Hola Nino, ¿así que estabas con Takki?
-- sí pero ya se fue. – me mira. Vuelve a mirar a Yamapi – los dejo, tengo cosas que hacer. Adiós. – se va Nino, Yamapi está un poco pensativo.
--¿Qué piensas? – le interrogo.
-- se me hace extraño, pero no importa. Sinceramente ya estaba aburrido con él. – a mi también, Nino no tenia ni idea de lo que hablaba Yamapi, me molesta que solo me use como su salida, porque eso fue su saludo, solo para librarse de las preguntas de Yamapi. – Ryo en que piensas.
-- en nada, ¿por qué? ¿No puedo estar callado? – finjo molestia, él se ríe.
-- te conozco, desde que viste a Nino te comportas diferente. Mmm, haciendo memoria siempre que hablamos de la fiesta te comportas extraño. ¿Qué hiciste eh?
-- ¿yo?, ¿Qué hiciste tú? Tienes un chupetón que aun no se te quita por completo. – Yamapi se ríe.
-- no tengo ni idea, tan mal que estaba no recuerdo. Pero tú… jajaja, evades la respuesta. Te fuiste con Nino. – No puedo evitar quedarme serio, miro a Yamapi y esta viéndome atentamente, su sonrisa se ha ido -- ¿Qué paso? ¿Todo bien? ¿Estás bien?
-- tranquilo Pi, sí pasó algo. Me beso.
-- ¿Te beso? Oohhhh, pero… que hiciste.
-- lo bese.
-- ¿cómo fue?
-- estábamos en el coche y él se detuvo, se paso a mi lado, se sentó encima de mi y me beso, me resistí pero hizo que lo tocara… ahí, y no pude evitar y ya cuando me di cuenta lo estaba besando y manoseando. – me río, eso me da gracia, y más la cara de Yamapi.
-- no lo puedo creer. ¿Y tegusto?
-- sí Yamapi, fue una cosa increíble, pero nos interrumpió Takki porque le hablo por teléfono y desde ahí Nino no me dirigió la palabra hasta ahorita.
-- me hubieras dicho para dejarlos solos
-- no Yamapi, siento que solo me hablo para librarse de tus preguntas.
-- ¿quieres que investigue?
-- no, me voy a hacer el indiferente, hasta que él me busque
-- ¿y si no lo hace?
-- me quedare esperando, jajaja. A parte te tengo a ti, bombón jajaja. – lo abrazo. Continuamos con las compras, de hecho solo veíamos, después fuimos a los juegos, a las maquinitas y estuvimos un buen rato hasta que anocheció. Vamos caminando por el parque con dirección a nuestras respectivas casas, una duda viene a mi mente – Yamapi. ¿Por qué decidiste salir con Takki?
-- mmm…, etto… quizás…
-- lo sabia, no lo quieres.
-- es muy rápido para decir “lo quiero” me agrada, a veces me hace reír mucho y…
-- a veces, hoy no. Hoy estabas aburrido.
--sí, me hace sentir querido, protegido. Me gusta cuando me abraza, me hace sentir seguro y sus besos me agradan. Cuando me beso por primera vez me hizo sentir bien, me dijo que me va a hacer muy feliz.
-- no te fuerces a querer a alguien que no te nace ese sentimiento. – Me mira con tristeza – Tú no estás solo, nos tienes a nosotros y hasta ese Kame, esa tortuga. – sonrío y logro que Pi sonría, -- ven acá bebé – lo abrazo con fuerza, después de unos minutos él se separa.
-- pueden vernos… jajaja. No te preocupes yo estoy bien, estoy feliz. De verdad.

{Yamapi}

Ryo y yo nos separamos, voy de camino a casa, solo pienso en lo que dijo Ryo “no te fuerces a querer a alguien” solo de recordar la frase mis lagrimas corren por mis mejillas, mis ojos se inundan de ellas. Me pesa caminar, y se me hace un nudo en la garganta. Suena mi celular, he recibido un mensaje, lo abro “descansa amor, estaremos juntos hasta la eternidad. Takki” ¿estoy haciendo lo correcto?

{Ryo}

Ya es tarde, todo esta oscuro, voy caminando por un parque, yo sé que Yamapi esta triste, ¿Por qué se aferra a estar con él?, aunque la tortuga no es de mi agrado pero se nota que Pi esta mejor con él. Ese auto comienza a preocuparme, va muy despacio y casi a lado de mi, es un auto negro, llevo rato caminando y que me sigue, estoy tratando de actuar normal, como si no me diera cuenta. Me detengo, seguramente estoy alucinando, pero el auto se detiene, camino y el auto avanza, me vuelvo a detener, esto no esta bien, siento un escalofrío, camino de nuevo, el auto avanza a mi par, estoy caminando más rápido, y ahora… empiezo a correr lo más rápido que puedo pero el auto acelera cada vez más, estoy a punto de dar vuelta a la derecha pero el auto se estaciona con rapidez y sin cuidado enfrente de mi, casi se sube al pavimento, estoy tan impactado que no puedo moverme, la puerta del piloto se abre, y sale de Nino, oh… ¿Qué hago?, se acerca a mí, no puedo moverme, mis piernas están congeladas, pero finjo estar seguro de mi, que no crea que me intimida.
--¿Por qué corres de mi? – me dice mientras se va acercando a mí.
-- ¿Qué querías que pensará, ah?
-- se ríe – ¿te asuste?
-- no idiota. ¿Te quitas?, voy a pasar
-- ¿y si no quiero?
-- te quito.
-- ¿ah sí? ¿Cómo? – está frente a mi, a unos escasos centímetros, no sé que hacer. -- ¿Qué esperas? – es obvio que no puedo pasar por ahí, así que me doy la vuelta y comienzo a dar unos pasos pero él me jala del brazo y me avienta contra el auto, él se pone enfrente de mi, una de sus piernas esta entre las mías, y sus manos están a ambos lados de mi cara – no pensé que fueras tan cobarde.
-- no lo soy. Solo que no vales la pena. – quiero alejarlo, lo quiero aventar pero solo logro moverlo muy poco.
-- ¿no valgo la pena? Te voy a demostrar que sí – me besa, quiero alejarlo, no le voy a dar gusto, tengo la boca bien cerrada, con mis manos trato de aventarlo, están en su pecho pero es inútil. Se a desesperado, quiere que abra la boca pero no lo hago, siento su pierna como se mueve entre las mías, como su cuerpo se va pegando más al mío. Esta haciendo opresión sobre mi miembro, realmente no sé que hace, solo siento como su cuerpo me rosa. Esto comienza a gustarme, y en un gemido abro leve la boca y él aprovecha para meter su lengua, si me gusta, me enciendo por completo pero le muerdo el labio, lo jalo con fuerza y así interrumpo el beso, lo veo, le esta sangrando el labio, él se aleja de mí, se lo toca, yo retomo mi camino pero en eso siento como me jala del brazo, no sé en que momento abrió la puerta de los asientos de atrás, me avienta dentro del auto, caigo en los asientos, él entra y se coloca encima de mi – no te vas a escapar. – vuelve a besarme, ahora sus besos van subiendo de intensidad, pongo resistencia, me muevo pero es imposible, esta sobre mí, es fuerte, como estoy tratando que deje de besarme, me toma las manos con una mano, las coloca arriba de mi cabeza, no puedo creer que tenga tanta fuerza, sigue besando con desesperación, ooohhh su mano, la siento en mi pene, la mueve, me esta masajeando, ahhh… se me escapa un gemido, e introduce su lengua, empieza una batalla con la mía, ooohhhh Dios, esto esta fuera de control, creo que mi cuerpo se deja llevar, ya no pone resistencia, ha dejado mis manos, y comienza a recorrer mi cuerpo, ya cuando me doy cuenta yo también lo estoy besando con la misma desesperación o quizás más, coloco mis manos alrededor de su cuello, sus manos están en mi abdomen, me esta subiendo la playera, siento sus manos debajo de ella, llega a mis pezones y los masajea, sus manos bajan de nuevo, se separa de mi, mi boca desean sus labios, lo miro directo a los ojos, se va acercando lentamente a mi , pero no se acerca por completo, ¿Por qué no me besa?, necesito más, creo que se da cuenta de mi desesperación porque sonríe, desciende pero no a mis labios, esta besando mi lunar que tengo en el rostro, lo muerde, termina ahí y sigue besándome pero en el cuello, va bajando lentamente hasta llegar a la clavícula, ahí muerde y succiona con más intensidad. Mis manos juegan con su cabello, lo masajeo. Me besa en la boca, ya lo necesitaba, empieza a subirme la playera, interrumpe el beso para quitármela, continua besándome, me esta desabrochando el pantalón, AAhhhh, ha metido su mano en mis bóxer, me levanto un poco, pero él se coloca sobre mi sin dejar de masturbarme, esta sensación más sus besos me llevan a otra dimensión, algo que ya no puedo controlar, con su otra mano agarra una de las mías y la lleva hasta su pene que ya esta creciente, supongo que quiere, así que le desabrocho el cinturón, sus manos están en mi cadera, comienza a bajarme los pantalones junto los bóxer, me los baja hasta las rodillas,
detiene el beso, observa con detalle mi miembro como esta erecto por la excitación, sonríe, baja hasta él, lo besa, y lo lame, y no puedo más, abre su boca, comienza a saborear solo la punta,
esta sonando el celular, no le hacemos caso, cada vez se lo va introduciendo a su boca, el celular no deja de sonar, Nino se detiene, toma con molestia el celular. Contesta -- ¿ahora que quieres Takki?... estoy ocupado…. – esta hincado sobre mí – ya, ya lo sé… ¿qué?—me mira, -- espérame – sale del auto, que inoportuno es pero… no, yo que iba a hacer, que estoy haciendo, estoy semi desnudo, bueno desnudo, no. Me acomodo el pantalón, salgo del auto, Nino está hablando por teléfono, se mueve de un lado a otro, no me ha visto, me voy por la parte de atrás del auto, sin que me vea me voy corriendo al otro extremo de la calle, me meto al parque, para así él no logre verme, me estoy vistiendo, alcanzo a verlo, termina de hablar y va al auto, jajaja su cara es de sorpresa, no lo puede creer jajaja, me escape, jajaja, mira hacia todos lados, se ha enojado ya que patea la llanta, con cuidado de no hacer ruido me voy entre los arboles hasta llegar al otro extremo del parque, llego a la calle y corro hasta estación del metro.


avatar
anyianka

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 06/01/2011
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solo debes ser tú (Capitulo 12)

Mensaje por anyianka el Sáb Ene 08, 2011 11:24 am

Capitulo 12

{Kame}

Estoy en el salón de clases, hay más compañeros pero Yamapi no ha llegado. Volteo hacia la puerta y veo que Ryo viene corriendo, entra.
--¿Dónde está Yamapi? ¿Y Yamapi?
-- aun no llega.
-- necesito hablar con él, voy a buscarlo. – Ryo se da la vuelta y Yamapi está entrando por la puerta -- ¡Yamapi!, ven, necesito contarte algo
-- pero… -- me mira
-- vamos. – Ryo se lo lleva de la mano, ni siquiera dejo sus cosas, ahora que se traen esos dos, algo paso. Después de un rato salgo del salón, me quedo en el pasillo viendo hacia el jardín, alcanzo a ver a Yamapi sentado en una banca y Ryo caminando enfrente de él, le esta contando algo por los movimientos que hace con las manos, Yamapi esta muerto de la risa.
-- Kame – volteo, es Jin -- ¿Qué miras?
-- a Ryo y Yamapi, están muy felices.
-- no te pongas celoso. – me abraza por el hombro
-- no lo estoy, solo digo que se ven felices.
-- Jin – volteamos y es Toma, esta serio y mira a Jin, él deja de abrazarme.
-- Toma, hola – le digo para romper esta tensión.
-- no pienses mal,-- lo va a abrazar -- solo estamos viendo a Ryo y Yamapi.
-- ni quien piense esas cosas. – se acerca -- ¿Qué ven? Ya no están.
-- estaban ahí hace unos segundos. – le confirmo.
-- nos vamos Jin
-- sí, nos vemos Kame. – Toma se adelanta, y Jin va detrás de él, creo que Toma llego de malas, Jin lo alcanza y lo abraza por detrás y así se van caminando. ¿A dónde se habrán ido Yamapi y Ryo? Voy camino al baño, me urge, me detengo en la entrada, escucho su voz.
-- hoy vamos a ir al planetario, compre boletos y ya tengo todo listo, Takki me dejo elegir el lugar, y que ahora íbamos a hacer lo que yo quisiera, eso de las plazas no me gusta.
-- ¿y que tiene de grandioso el planetario?
-- siempre imagine ir con la persona a la que amo y ver juntos las maravillas del espacio -- ¿a la persona que ama?, ¿eso dijo?
-- pero tú no lo quieres, y mucho menos lo amas -- ¿eh? – entonces porque quieres ir con él
-- no lo sé Ryo, solo creo que esa ha de ser una experiencia maravillosa, siempre he querido ir. Estar tomados de la mano y…
-- que cursi eres jajaja. – se escuchan más cerca, me muevo a mi derecha y me oculto, salen
-- ¿Por qué no una cita doble?
-- cállate Pi. – se van riendo. Ahora si entro al baño. Yamapi no quiere a Takki, Ryo lo dijo y Yamapi no lo negó, no lo quiere, eso significa que aun tengo oportunidad. ¿Pero porque está con él?

{Yamapi}

Ya por fin termino la semana, estamos todos afuera platicando, estoy esperando a que llegue Takki, Ryo está muy feliz, como no, después de aquello, está molestando a Kame, Jin también juega con ellos pero Toma esta algo extraño. Voy con él.
--¿Qué tienes?, ¿estas enojado? – Me mira, no dice nada, eso es un sí -- ¿Con Jin?
-- no ha pasado nada entre nosotros.
-- ¿se han peleado?
-- no, es muy lindo pero no ha pasado nada de acá y acá. Míralo – lo volteo a ver, esta jugando con Kame, lo esta despeinando – cada día habla más con él. Hoy lo tenía abrazado. – no sé que decir, ¿Kame y Jin? No, eso no puede ser.
-- no pienses mal. Ya todos somos amigos, ¿o no?
-- sí, pero él es mi novio. – realmente esta enojado, y Jin ni cuenta se da.
--Ya me voy, los veo mañana – se despide Ryo, se va corriendo.
-- yo también ya me voy, adiós. – dice Toma y comienza a caminar, Jin lo voltea a ver, abandona su juego con Kame
-- Toma espérame – le grita – nos vemos mañana chicos – se va corriendo, alcanza a Toma.
-- ¿Qué tiene Toma?, desde que llego esta molesto.
-- no lo sé Kame.
-- ¿te vienes?
-- no, estoy esperando a…
-- Takki, bueno, nos vemos Yamapi, te la pasas bien.
-- – me sonríe y se da la vuelta, mi celular esta sonando, contesto – Takki, te estoy esperando… ¿no vas a venir? – Kame se detiene y voltea a verme
-- lo siento vida pero tengo muchas cosas que hacer, me es imposible – al otro lado del teléfono, es Takki.
-- pero ya compre los boletos, ya tengo todo listo.
-- cámbialos, otro día vamos. ¿Si corazón?
--¿Dónde estás? – estoy realmente molesto
--¿eh?
--¿Qué donde estás?
-- ah… ya te dije, haciendo un trabajo.
-- sí pero en donde.
-- ya vas a empezar, estoy lejos de acuerdo. Adiós Yamapi. Te hablo mañana. – me cuelga. Desgraciado, hoy lo odio. Volteo y Kame me esta viendo.
-- ¿A dónde ibas a ir?
-- al planetario, pero ya no, voy a ver si los puedo cambiar – comienzo a caminar.
-- Yamapi – volteo a verlo – recuerdas que me debes un helado… quiero que me lo pagues hoy.
-- vamos a comprarlo.
-- sí, pero primero vamos al planetario. – sonrío sin pensarlo
-- ¿Qué?
-- siempre he querido ir, tienes los boletos, ya tienes todo preparado así que, ¿Por qué no vamos juntos?
-- pero…
-- ¿ah, me estas rechazando?
-- jajaja, no. Esta bien, vamos.
Empezamos nuestro camino hacia el metro, Kame va sonriendo y yo estoy sorprendido, no esperaba que mi cita fuera con él.

{Jin}

Vamos en el vagón del metro, Toma está molesto y aun no se porque, trato de hablar con él pero es cortante, vamos sentados, estoy a su izquierda.
--Me vas a decir que te pasa. ¿Por qué estás molesto conmigo?
-- no te das cuenta.
-- no, necesito que me lo digas. No te he hecho nada…
--exacto
-- ¿Qué? – a que se refiere – yo te quiero.
-- no parece, le haces más caso a Kame que a mi.
-- eso no es cierto.
-- lo abrazas y lo tocas, juegas con él.
-- si pero él solo es mi amigo.
-- claro, según tú. – está enojado
-- ahora sabes lo que yo sentía.
-- ¿de que hablas?
-- estás celoso. – Me mira molesto – como yo lo estaba cuando te la pasabas con Yamapi abrazándolo, tocándolo, y siempre estabas atento de él.
-- pero es solo mi amigo
-- igual que Kame, es solo mi amigo, y sé cosas de él, como tú sabes de Yamapi. Solo somos amigos, y yo te amo. – me mira sorprendido.
-- ¿por que has estado así conmigo?
-- ¿Cómo?, pero siempre estoy contigo.
-- si pero ya no… me tocas – se ha sonrojado, tiene la mirada hacia abajo.
-- te refieres a… acá y acá. Toma, te quiero mucho y quiero respetarte, demostrarte que no solo es sexo, que para mi eres mucho más. Que puedo estar contigo a pesar de no acostarnos.
--sí, yo también te quiero mucho pero… -- sigue sin mirarme – fáltame al respeto – lo dice en voz baja, jajja, me esta proponiendo algo.
-- ¿seguro? Porque ya llevo tiempo aguantándome eh, y no me importa el lugar.
-- ¿Qué? – Toma tiene su mochila sobre sus piernas, así que coloco mi mano derecha debajo de la mochila, voy moviendo mi mano hasta llegar a su miembro, cuando llega la cara de Toma es de sorpresa y algo más. – Jin, no. Aquí no. – lo masajeo, lentamente, me encanta sentirlo y ver la cara de Toma, como disfruta pero a la vez su temor de que se den cuenta, porque si hay bastante gente. Me acerco más a él, y mi mano empieza a ir más rápido, empiezo a sentir como Toma empieza a excitarse, que le molesta el pantalón, con cuidado se lo desabrocho e introduzco mi mano bajo sus bóxers, él reacciona moviéndose bruscamente pero trata de controlarse, comienzo a masturbarlo, yo también estoy muy excitado, así que con mi mano izquierda coloco mi mochila sobre mis piernas. Como avanza el metro la gente va saliendo, cada vez hay menos, yo continuo con mi trabajo muy bien. – Jin, ya... para.
-- me gusta sentirte. – se lo digo al oído. Quedan como tres personas aparte de nosotros pero ya no me importa, así que con mi mano izquierda busco la cara de Toma, lo volteo hacia mi y lo beso, nuestros besos no son tiernos, son salvajes, nos necesitamos, son de deseo. Los besos cada vez son más apasionados, nuestras lenguas se saborean, siento sus manos en mi rostro, como me acaricia, me encanta el beso, interrumpo el beso para besarlo en el cuello, y seguir masturbándolo, la cara de Toma es de deseo, y la mía mucho más, siento como se corre en mi mano, lo dejo descansar, mientras lo beso. Nos damos cuenta que bajamos a la siguiente estación, así que nos acomodamos todo. Ya llegamos a la estación y bajamos del metro. Vamos callados pero no por aburridos, sino que el deseo no nos deja hablar, ya quiero estar con él y no puedo esperar más, pasamos por una plaza, lo tomo de la mano y entramos, Toma no entiende que pasa, llegamos a los sanitarios.
--¿Qué hacemos aquí Jin?
-- vamos – llegamos hasta el ultimo baño, hago que entre y yo con él. No le doy tiempo de hablar, lo beso desesperadamente, empiezo a acariciar su cuerpo, y él el mío, siento sus manos en mi espalda, desabrocha mi pantalón, y me lo baja con todo y bóxer, ahora es Toma quien me besa el cuello, lo succiona, siento como me muerde pero eso me prende más, sus manos están en mi miembro, lo acaricia de forma desenfrenada, me quita la playera, nos besamos, mis manos están desabrochando su pantalón, se los bajo, voy haciendo un camino de besos desde su boca, pasando por el cuello, la clavícula, su pecho, su abdomen, le quito el pantalón con los bóxer, lo tomo del trasero y lo alzo, estamos en una esquina, hago que chupe mis dedos, y comienzo a introducir uno por uno mientras lo beso, ahora beso su cuello, ya empiezo a entrar en él, para callar los gritos lo beso, siento como sus manos aprietan mi espalda, no me duele, me enciende, el dolor ha desaparecido, solo es el deseo, empiezo despacio pero va aumentando hasta perder la cabeza, me corro en él, y él en mi cuerpo. Salgo con cuidado de él mientras nos abrazamos. Nuestras respiraciones se están tranquilizando, estamos abrazados.
-- ven a mi casa. – me dice al oído. Le sonrío y lo beso. Después de unos minutos nos acomodamos la ropa, y salimos de los sanitarios, vamos caminando hacia su casa, llegamos, solo esta su mamá en la cocina.
-- hola señora, de nuevo aquí.
-- Jin, hola. Me alegra verte. Eres bienvenido.
-- gracias.
--Toma tengo que salir, regreso como a las 10.
-- ¿Y papá? – cuestiona Toma
-- va a llegar más tarde, tiene trabajo. Bueno, chicos los dejo. Hasta luego Jin.
-- adiós señora. – se va la mamá de Toma.
-- vamos – me agarra de la mano y subimos a su habitación. Cierra la puerta con seguro, enciende su estéreo a todo volumen. Solo lo observo, me mira y me besa. Detiene el beso, me mira a los ojos, en eso me avienta a la cama, él se coloca encima de mí, me besa, oh por Dios me encantan sus besos, finaliza su beso mordiéndome el labio, me quita la playera, me vuelve a besar, mis manos están en su espalda, le voy a quitar su playera pero me toma las manos y continua besándome, va bajando sus besos, en el ombligo me muerde, mientras desabrocha mi pantalón, se separa de mi y me lo quita con todo y bóxer, estoy totalmente desnudo y él no, me levanto un poco hacia él lo beso, intento quitarle la playera pero me es inútil, de nuevo toma mis manos, continua besando todo mi cuerpo, mi pecho, el abdomen, el ombligo lo muerde, él va bajando, sus manos ahora están en mi pecho, acariciándome. Mi pene esta erecto y lo besa, lo lame, no puedo pensar, me agrada la sensación, comienza a introducírselo en la boca, primero despacio pero cada vez va más rápido e
introduciéndolo más, YA, no puedo evitarlo, estoy gritando del placer, gimiendo, solo digo su nombre, y parece encantarle porque lo hace con mayor velocidad, esta sensación invade todo mi cuerpo y me corro en su boca, se lo ha bebido todo, lo abandona y se coloca encima de mi, me mira a los ojos, -- Te amo Jin.—me besa. Se inca encima de mi, se quita su playera y regresa a besarme, lo beso con mayor intensidad, lo acaricio. Lo voy a hacer mío de nuevo, muchas veces más.


avatar
anyianka

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 06/01/2011
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solo debes ser tú (Capitulo 13)

Mensaje por anyianka el Sáb Ene 08, 2011 12:19 pm

Capitulo 13

{Yamapi}

Salimos del metro, vamos caminando hacia el planetario, llegamos, el edificio es circular, de color blanco y grande. Llegamos, dejamos las cosas en paquetería y entregamos los boletos, pasando la segunda puerta Kame estira su mano hacia a mi.
--Vamos. -- ¿quiere que lo agarre de la mano? – me vas a hacer esta grosería, anda, vamos. – como no reacciono él toma mi mano, nuestros dedos se entrelazan, entramos a la primera sala que es la de física recreativa, hay bastantes experimentos que nos hacen entender las cosas, aquí nos soltamos y cada uno se va con el que más le interese. Terminamos de ver todos y Kame me toma de la mano, seguimos caminando y comentando lo que acabamos de ver, de verdad nos sorprende como todo funciona, llegamos a la zona del acuario, hay 6 peceras monumentales, llegamos a la sala del espacio pasamos por un túnel donde por todos lados se proyectan las constelaciones, los dos vamos sorprendidos, wow me encanta el espacio, ver las estrellas y más con él, tomándolo de la mano. Me hace feliz ver que también disfruta del lugar tanto o igual que yo, mira detenidamente todo mientras caminamos por el túnel, voltea a verme y me sonríe, seguimos caminando, veo entre ellas a la osa mayor.
--Kame, mira – la señalo, él llega y me abraza por detrás, sus brazos me rodean por la cintura
-- es impresionante, como si estuviéramos ahí. – me dice. Continuamos observando, me sigue abrazando y siento un tipo de electricidad por todo mi cuerpo – continuemos – me toma de la mano y seguimos. Hasta llegar a una sala de cine, nos sentamos, nos proyectan un video sobre el universo, estamos tan impactados de la belleza y lo enorme que es, son una cosa de nada en él. Al final del video explican las constelaciones, terminan y los asientos se hacen hacia atrás, estamos acostados, el techo se abre y se ven las constelaciones –es maravilloso Yamapi.
-- sí. Mira ahí esta sagitario – apunto hacia la constelación
-- wow, mira – apunta hacia el lado izquierdo, su cuerpo queda casi encima del mío – Pegasus – seguimos viendo, pero él sigue sobre mi, lo abrazo con mi brazo derecho, lo acerco a mi, me sonríe y continuamos observando, ahora proyectan los diferentes planetas. Hemos terminado el recorrido como si fuéramos pareja, vamos comentando del planetario, estoy tan contento y mucho más ver la cara de ilusión de Kame.
-- Ahora vamos por tu helado.
-- claro – llegamos a un parque, nos acercamos a la nevería. Compramos dos helados de cono, uno de vainilla, el mío y el de Kame es de chocolate. Nos vamos a sentar a unas bancas que están hechas de madera de pino. – Yamapi, me la pase increíble. Me encanta compartir estos momentos contigo.
-- yo… estoy feliz… de estar… contigo. – nos quedamos viendo, nos estamos acercando, nuestros rostros están a poca distancia, miro sus labios, continua el acercamiento…
-- mira que bicho más lindo – nos interrumpe una niña de 5 años que juega con otro niño.
-- Ahhh… -- grita Kame – aun tenemos tiempo, tengo que mostrarte algo maravilloso. – me toma de la mano y nos vamos corriendo. Llegamos a la estación del metro, vamos en el vagón platicando. Llegamos a nuestro destino y salimos. Llegamos al museo de Arte Moderno. Kame compra los boletos y entramos, estoy viendo las obras, cuando Kame me toma de la mano y me lleva hasta una sala que esta cerrada, con un vigilante, entramos entre cortinas negras, el cuarto es oscuro, no logro ver, me guio con la mano de Kame, entramos y es asombros…
-- wow, Kame esto es maravilloso – hay cientos de luciérnagas volando – parecen estrellas. – no salgo de mi asombro, camino por la habitación, levanto mi mano tratando de tomar alguna, es una belleza.
-- sabia que te iba a encantar. – nos quedamos viendo, sonreímos, nos quedamos observando todo, no hablamos, es como si estuviéramos en el paraíso, me siento feliz, asombrado. – Yamapi, tenemos que irnos. – salimos del museo.
-- es impresionante, Kame no puedo creerlo, wow.
-- aun no anochece, tenemos tiempo de ir a otro lado. ¿Vamos?
-- vamos.

{Kame}

Yo se a donde tenemos que ir pero aun no le digo, quiero sorprenderlo, me encanta verlo sonreír, me hace sentir tan feliz, que nada mas existe que él, no quiero que este día termine. Llegamos al metro, vamos algo lejos, Yamapi aun no lo descubre, se ha quedado dormido en mi hombro, yo lo tomo de la mano, estoy pendiente de las estaciones. Que bueno que Takki le cancelo la cita, jamás hubiera podido estar así con él. Vamos llegando, despierto a Yamapi.
--Yamapi, despierta – lo muevo hasta que abre los ojos – mira por la ventana – me obedece, sus ojos se hacen grandes de la sorpresa
– vinimos al mar, wow Kame. – sonríe, llegamos por fin a la estación, nos vamos corriendo, salimos de la estación y después de ciertos minutos llegamos a la playa, Yamapi va corriendo, antes de llegar al agua se quita los zapatos y calcetas, hago lo mismo, nos acomodamos el pantalón y entramos en el agua, nos estamos mojando, nos aventamos agua, corremos por toda la playa como locos, Yamapi llega corriendo y se sube a mi espalda, no aguanto su peso y caemos al agua, yo encima de él, nos quedamos mirando, siento esta necesidad de besarlo, me voy acercando a él y en eso él golpea el agua, me salpica, continuamos con nuestros juegos, ya es noche y seguimos en la playa, hicimos una fogata y estamos sentados cerca de ella.
--¿Y Erika? – me cuestiona.
-- no pasa nada, solo ese beso que viste, que no me explico como sucedió.
-- ¿Por qué?
--tocaron a la puerta y mi hermano me dijo que me hablaban, pero no dijo quien, por alguna extraña razón pensé que eras tú, salí y no vi a nadie, estaba en medio de la calle cuando sentí el beso de Erika, cuando la separe tú ya estabas ahí. No entiendo como es que paso. Yamapi créeme, así fue, te digo la verdad. Erika si es muy linda pero no me interesa.
-- ¿la has visto después?
-- si, como dos veces, me estuvo buscando pero solo platicábamos, nunca paso algo más.
-- entonces ¿no andarías con ella?
-- no, porque no la quiero. Te quiero mucho más a ti. – me mira sorprendido. -- ¿Y Takki? ¿Por qué decidiste andar con él?
-- quizás como un escape.
-- ¿Por qué?
-- me sentía solo, desilusionado y él me hizo sentir querido. Me confeso que me había besado en la fiesta y por eso decidí darle una oportunidad, aunque ahora que lo pienso
-- ¿Qué?
-- dudo haber hecho lo correcto.
-- Yamapi, lo que dije en la fiesta… no es verdad. Eres increíble, -- bajo la mirada, me da pena – daría cualquier cosa por estar contig…o – me toma del rostro, lo miro directo a los ojos, su mirada es intensa pero agradable, se va acercando a mis labios, comienzan a unirse con delicadeza…
-- ¡Yamapi! – un grito nos separa, volteamos y es Takki. Yamapi me mira sorprendido. Takki se acerca y lo jala del brazo, hace que se levante -- ¿Qué estas haciendo? – Yamapi se suelta con brusquedad de él
-- nada – le responde molesto – no hicimos nada.
-- ¿Cómo que nada? Casi lo besas Niégalo – le esta gritando, no sé que hacer.
-- sí, lo iba a besar ¿y qué? – Oh por Dios. Esto me hace feliz, no que este discutiendo sino que sea él quien me iba a besar.[/justify]


avatar
anyianka

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 06/01/2011
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solo debes ser tú (Capitulo 14)

Mensaje por anyianka el Sáb Ene 08, 2011 12:21 pm

Capitulo 14

{Kame}

-- ¿Cómo que nada? Casi lo besas Niégalo – le esta gritando, no sé que hacer.
-- sí, lo iba a besar ¿y qué? – Oh por Dios. Esto me hace feliz, no que este discutiendo sino que sea él quien me iba a besar.
-- Soy tu novio – le grita Takki.
-- Yamapi es mejor que me vaya – le digo algo avergonzado.
-- Desde cuando lo hubieras hecho. – me responde Takki
-- No le hables así – Yamapi esta realmente molesto, solo soy espectador de lo que sucede.
-- lo vas a defender
-- es mi amigo
-- soy tu novio
-- me importa más mi amigo.
-- Yamapi, me voy, te veo en la escuela.
-- lárgate – me grita Takki.
-- deja de molestarlo Takki, Tú explícame que haces aquí.
-- te molesta que te haya interrumpido.
-- quizás
-- deja de hablarme así – le grita con desesperación, Takki me mira que aun sigo cerca, toma del brazo a Yamapi y se lo lleva hasta su auto. Solo veo que discuten, Yamapi no quiere entrar al auto. Nunca había visto así de molesto a Yamapi. Un día perfecto termino así. Decido ya irme.

{Yamapi}

Estamos fuera de su auto discutiendo. Takki esta desesperado pero de verdad estoy molesto, no sé si es que por fin iba a besar a Kame o porque cada vez sospecho más de él.
--se supone que estabas lejos, que tenias mucho trabajo.
-- sí así es
-- entonces que haces aquí.
-- vine a buscarte
-- ¿ah sí? ¿Y porque aquí?
-- se me ocurrió – comienzo a reír
-- no soy estúpido Takki. Tú no estabas aquí por mí.
-- ahora insinúas que yo soy el infiel cuando en realidad eres tú, ibas a besar al idiota de Kame, y lo aceptaste en mi cara, yo que me la paso pensando en ti, que abandono mi trabajo para estar contigo.
-- si se nota
-- puedes dejar de comportarte así. Sube al auto
-- no quiero
-- ¡¡que subas!!
-- no, no quiero verte. No hice nada malo, acepto lo que dije y sí lo iba a besar. Si quieres terminar por mi esta bien. – comienzo a caminar. Siento como él llega a abrazarme por detrás.
-- no quiero terminar, te amo Yamapi, te amo.
-- lo siento, pero yo no te amo. – me voltea a él.
-- yo puedo hacer que me ames
-- quizás… no debemos forzar algo que no existe. – suena su celular, lo mira, siempre es lo mismo, mejor me voy, esto se acabo.

Al día siguiente, sigo acostado en mi cama, tengo flojera, bueno es sábado. Mi celular esta sonando, lo tomo del buro, veo quien habla y es Takki, no quiero contestar, lo dejo debajo de mi cama y continúo con mi sueño, a pesar de q no deja de soñar, no le pongo atención. Horas después decido levantarme, tomo una ducha y me arreglo, necesito ver a Kame, tengo que hablar con él, siento que ya es momento de decir la verdad, acabar con Takki y arriesgarme con Kame. Ya estoy listo, tomo mis llaves y salgo de la casa.
--Yamapi – volteo, es Takki – hola, como no me respondes vine a buscarte
--tenemos que hablar Takki, no podemos continuar. Terminemos ¿sí? – suena su celular
-- Yamapi, espérame, deja respondo esta llamada, es de mi jefe.
-- – mientras más rápido termine con él todo será más sencillo. Takki se aleja un poco, no logro escuchar su conversación. Termina y regresa conmigo.
-- vamos a otro lugar, a hablar te parece.
-- pero yo voy a ir a otro lado.
-- vamos, a la plaza y discutimos sobre nosotros, sea cual sea el resultado, te llevo a donde quieras.
-- esta bien, vamos. – nos subimos a su auto, durante el camino no hablamos, Takki ha estado recibiendo mensajes, y los contesta entre cada alto. Llegamos a la plaza, vamos caminando hacia la zona de alimento, pasamos por una cafetería que esta en el centro del segundo piso, siempre he querido comer aquí, se ve tan delicioso, volteo hacia las mesas y… siento como mi expresión cambia, no puedo creerlo de nuevo Kame con Erika besándose, Takki al verme sorprendido voltea y me abraza por el hombro.
-- creo que ya son novios – volteo a verlo, él me sonríe – me lo dijo Erika. – volteo a ver a ellos y siguen en el beso, Kame la esta agarrando de los brazos, Erika lo tiene tomado de la cara con ambas manos. Kame la separa de él y se da cuenta de mi presencia, se va a levantar – vámonos de aquí – me lleva abrazado, vamos caminando, estoy shockehado, esto no puede ser real. Estamos ya en las mesas, Takki habla y habla pero no retengo nada de información, siento ganas de llorar pero no puedo permitir que él me vea así, es que no es cierto, Kame no me mintió, yo lo sé no lo hizo, ayer fue sincero, lo vi en sus ojos. – Yamapi, ¿me estas escuchando?
-- no Takki, lo siento, es mejor que me vaya. – me levanto.
--¡¡No!! – Se levanta – te llevo.
-- no es necesario.
-- yo te llevo, no te vas a ir solo. – Takki paga la cuenta y nos vamos por el elevador, los dos vamos callados, siento la mirada de él pero no me importa, solo quiero estar lejos de aquí. Ya vamos en su auto, voy viendo por la ventanilla, me siento engañando, me sentía especial para él,
que ingenuo. Me doy cuenta que no vamos hacia mi casa.
-- Takki, ¿a donde me llevas?
-- ah es que tengo que ir por unos papeles a mi casa, los recojo y te llevo. – solo lo volteo a ver. Continuamos el camino, nunca había ido a su casa, llegamos, se estaciona frente un edificio.
-- te espero aquí
-- acompáñame
-- pero solo vas por los papeles.
-- si pero quiero que conozcas mi casa. Vamos, ¿sí Yamapi?
-- esta bien, pero rápido. – entro a su departamento, es de color vino, sus muebles negros.
-- siéntate – pone música.
-- oye, dijiste que solo venias por unos papeles.
-- si pero ya que estamos aquí, tengo algo para ti, siéntate Yamapi. – se va a su habitación. Lo espero de pie, quiero irme ya. Pero no sé como regresarme. – Yamapi, ven. – Voy, entro, es grande su habitación, es roja con detalles negros, su cama es de madera oscura, en la cama hay un estuche, él está al otro extremo de la habitación – ábrelo. – lo abro, es un reloj muy fino, me sorprende su belleza. Cierro el estuche.
-- no puedo aceptarlo – se sorprende.
-- ¿Por qué no? Te lo estoy dando de todo corazón.
-- lo sé, gracias pero no esta bien. – se acerca a mi, me pone nervioso, me acaricia el rostro, me abraza fuertemente.
-- te amo Yamapi, quiero demostrártelo de todas las formas posibles
-- Takki, yo… -- me mira directo a los ojos – no te a… -- me besa con desesperación. Siento como saborea mis labios, introduce su lengua, empieza a jugar con la mía, dejo de poner resistencia y le correspondo el beso, no da tiempo ni de respirar, su beso cada vez es más intenso y me cuesta trabajo seguirlo, durante esto, me va dirigiendo hacia la cama, esto comienza a preocuparme, no interrumpe el beso, hace que me siente, después que me acueste y él sobre mi, siento sus manos bajo mi playera, he abierto mis ojos, miro hacia todos lados, que me toque no me agrada, deja de besarme, y se va hacia el cuello, me lo besa, y muerde, lo succiona, no me gusta, siento sus babas, -- Takki, no… -- me besa de nuevo en la boca, igual de apasionado pero siento que no me deja respirar, tanta es mi sensación de que me asfixio que lo separo con brusquedad de mí.
-- ¿Qué sucede?
-- no me dejabas respirar – me sonríe y me besa nuevamente, comienzan a desagradarme sus besos, solo observo su habitación, me besa el cuello, sus manos continúan acariciándome, -- Takki, no… -- continua con su camino de besos, quiero vomitar, -- Takki ya, tengo asco, voy a… -- me besa en la boca, no me gusta, siento que vomito, su mano esta bajando por mis pantalones, entra en ellos, bajo mis bóxers, toca mi miembro, -- ¡¡¡NNooo!!! – Lo aviento, cae al otro extremo de la cama, -- no quiero, me da asco, no soporto ni tus besos.
-- Yamapi nos estamos divirtiendo – me toma del rostro, me besa, cierro bien mi boca, con gesto de asco – Yamapi – me grita.
-- que no quiero, me das asco –, le grito levantándome un poco, enseguida siento como su mano izquierda me ha golpeado en la cara, me la ha volteado a mi lado izquierdo, corre una lagrima por mi mejilla, me toco la boca y tengo sangre.
-- te lo aguantas – me toma de las muñecas y me acuesta en la cama, me esta besando por todo mi cuello. Me besa en la boca de forma desesperada. Mis ojos lloran en silencio.


avatar
anyianka

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 06/01/2011
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solo debes ser tú (Capitulo 15)

Mensaje por anyianka el Sáb Ene 08, 2011 12:25 pm


Capitulo 15

{Yamapi}

-- que no quiero, me das asco –, le grito levantándome un poco, enseguida siento como su mano izquierda me ha golpeado en la cara, me la ha volteado a mi lado izquierdo, corre una lagrima por mi mejilla, me toco la boca y tengo sangre.
-- te lo aguantas – me toma de las muñecas y me acuesta en la cama, me esta besando por todo mi cuello. Me besa en la boca de forma desesperada. Mis ojos lloran en silencio. Deja de besarme en la boca, estoy tratando de no llora, ser fuerte para enfrentarlo pero estoy tan nervioso, estoy temblando del miedo, se inca sobre mi, creo que es una oportunidad para escapar, me muevo pero él hace presión y solo puedo moverme de mis brazos, trato de de moverme, no puedo, con mis manos lo golpeo en el pecho, así que me toma por las muñecas y coloca mis brazos a mi costado, él encima de ellos, de mi cuerpo, estoy atrapado, me continuo moviendo con desesperación, esto hace que impida que él se quite la camisa, se ha molestado, -- deja de moverte – me ha gritado al momento de colocar su mano derecha en mi cuello, no puedo respirar, me estoy ahogando, me suelta, mientras toso, Takki se ha quitado su camisa, lo volteo a ver, se esta desabrochando el pantalón, no puedo más y comienzo a llorar y gritar como desesperado.
-- ¡¡¡¡NNNNoooo!!!! Por favor no – continua besándome en la boca, lo golpeo como puedo a pesar de tener atrapadas mis manos en las de él, me besa el cuello, me muevo intentando que se aleje, todo es imposible.
-- quiero verte – comienza a levantarme la playera. Lo estoy impidiendo al no levantar las manos, me estoy aferrando a él, apretándole hasta provocarle dolor, enterrando mis uñas en él. Se aleja de mí, me da una cachetada realmente fuerte, este dolor me inmoviliza, -- no importa, lo que quiero está abajo,-- lo mira sorprendido, tengo miedo, que va a hacer, no por favor, que se detenga, se levanta, se aleja un poco dejándome libre los pies, me doy cuenta que su pene esta erecto, me esta desabrochando el cinturón, sin pensar más en un movimiento rápido lo golpeo en su miembro con ambas piernas, él cae al suelo, me levanto corriendo hasta llegar a la sala, él viene atrás de mí, veo un florero de cristal, lo tomo
-- No te acerques. – da unos pasos – que no te acerques, te odio. Te odio.
-- ¿y tú crees que yo te amo? realmente creíste que te amo. – Se ríe -- Jamás me enamoraría de alguien como tú, tan patético, deprimente, eres tan poca cosa, que el sexo llega a ser cansado.
-- perfecto, así no tienes porque desperdiciarlo en mí – tomo mis cosas, dejo el florero, esta sorprendido, esa respuesta no la esperaba. Abro la puerta.
-- Eres raro – me grita, me detengo – por eso las personas no te quieren, mira a los que te rodean, tu padre te abandono, a Kame no le interesas, lo de ayer seguramente para él es un juego, tú eres su juguete, seguramente esta experimentando. – Trato de demostrarle que no me afecta lo que dice – lo sé por Erika, ha estado con ella lo sabias, y no una, varias veces. Le dice que la adora, ni siquiera dice que eres su amigo, los viste hoy besándose, no le importaste. Él te puede jurar que te dice la verdad, ah… ¿le crees?, en la fiesta hasta yo escuche lo que él siente por ti… asco. Y yo, solo te quería para tener sexo, después te iba a botar como la basura que eres, eres inservible. – No digo nada, estoy luchando contra mi para no llora, no dar señal de dolor -- ¿no vas a decir nada?
-- no. Tienes toda la razón. Soy inservible así que, que te parece si me boto solo. Esto se acabo, hasta nunca… amor. – me arranco el collar que me dio y se lo aviento, salgo del departamento, cierro la puerta, camino normal, respiro profundo, no puedo llorar, aquí no. Tomo el elevador, verdad o mentira me ha dolido en el alma, siento un hueco, quiero llorar, deseo desaparecer. He llegado a planta baja, salgo del edificio, no sé donde estoy, para donde ir pero no puedo quedarme, decido irme hacia la izquierda, sigo caminando y no conozco ningún lugar, empiezo a correr con desesperación, corro como si él viniera atrás, he corrido muchas cuadras, ya no soporto las piernas, ya no soporto este dolor, ya no puedo más, lloro incontrolablemente, salen lagrimas y lagrimas, y mi pecho duele mucho más. Llego a un parque, decido entrar, es muy grande, llego ha sentarme a una banca, estoy tratando de controlarme, me he calmado por un momento. Él celular esta sonando, lo veo, es Takki, solo de ver su nombre en la pantalla siento un escalofrió, un miedo y ganas de escapar, así que aviento mi celular lo más lejos que pueda, choca con un árbol y se parte a la mitad, me voy corriendo entre los arboles, buscando una salida, escapar lo más lejos de él, empiezo a tener una paranoia, siento como si él viniera atrás de mí, tengo mucho miedo, resbalo y me golpeo en la mano con un árbol, ya no puedo, estoy cansado, me quedo sentado bajo el árbol, me recargo en él, muchas frases vienen a mi mente:
-- no, porque no la quiero. Te quiero mucho más a ti. Yamapi, lo que dije en la fiesta… no es verdad. Eres increíble, daría cualquier cosa por estar contig…o
-- a Kame no le interesas, …ha estado con ella lo sabias, y no una, varias veces. Le dice que la adora, ni siquiera dice que eres su amigo, los viste hoy besándose, no le importaste. Él te puede jurar que te dice la verdad, ah… ¿le crees?, en la fiesta hasta yo escuche lo que él siente por ti… asco. Y yo, solo te quería para tener sexo, después te iba a botar como la basura que eres, eres inservible.
Quien dice la verdad, a mi mente vienen imágenes cuando estaba con Takki, que estábamos bien, con Kame, los dos insinúan que me quieren y el resultado es otro. Ya no quiero pensar, ya no quiero recordar, me duele mucho recordad como Kame se besaba con Erika, me duele, me da miedo recordar como me tenia Takki, sus besos, sus manos me dan asco, me siento sucio, esto no paso, dime que esto no paso, no aguanto más, ya no quiero sentir, ya no. Continuo llorando sin control, solo siento como mis lagrimas corren por mis mejillas, con mis brazos abrazo mis rodillas, y coloco mi cabeza en ellas, ya si poner resistencia saco todo el dolor que tengo. Estoy viendo a lo lejos una pareja de novios, como él la protege, la cuida tomándola de la cintura, guiándola por el camino, acariciando su rostro. Besándola con tal ternura que logro sentir su amor. Verlos me tranquiliza, hace que mi mente este en blanco, que logre estabilizarme, no se como pero me he quedado dormido, siento una paz inmensa.

Estoy durmiendo lo sé, siento como unas manos acarician mis piernas, van subiendo lentamente hasta mi miembro, unos besos por toda mi cara, que buscan mis labios, unas manos que acarician mi pecho, tengo miedo de abrir los ojos, abro mis ojos y veo a Takki frente a mi, con su sonrisa, me besa desesperadamente, me tiene tomado del cuello, con la otra mano me acaricia, me es repugnante, mis ojos lloran nuevamente, quiero gritar pero no puedo, su boca me lo impide, me desabrocha el pantalón, él los tiene abajo, va a introducir su pene en mi, --¡¡¡NNNNOOOOOO!!! – grito con todas mis fuerzas, salto del susto, ha sido un sueño, una pesadilla, no quiero verlo, no quiero. Me he dado cuenta que es de mañana, no hay gente, cuanto me he quedado dormido. Me levanto, estoy buscando mi celular… ah, es cierto, lo rompí. Ahora como regreso a casa. A penas traigo dinero, lo saco de mi bolso, sí me alcanza para el metro. Así que salgo del parque, voy caminando, encuentro una tienda y pregunto por la estación del metro más cercana, ya me informan y sigo sus instrucciones, llego ahí, entro, estoy esperando en convoy, llega, se abren las puertas, está casi vacio, supongo porque es muy temprano, me faltan varias estaciones, así que me acomodo, coloco mi mochila sobre mis piernas y logro dormir otro poco, no sé si realmente estoy dormido porque siento como mis lagrimas salen de mis ojos, a parte tengo mucho frío. Lo bueno es que hoy es domingo, no hay escuela, voy a llegar a encerrarme, bañarme, dormir. Me duele el rostro, lo había olvidado, los golpes realmente dolieron, ya estoy más tranquilo, lo bueno es que no paso nada. Gracias a un descuido de él, logre escapar. He llegado a mi estación, me bajo y camino hacia la salida, voy caminando por la calle, me pesa mi cuerpo, siento mis ojos hinchados, pesados, llevo mis manos dentro de los bolsillos, viendo hacia abajo, he llegado a mi zona, ya casi llego, estoy cerca, camino por en medio de la calle, he llegado a mi casa, alzo la mirada y esta Kame sentado en la entrada, con la misma ropa de ayer y temblando del frio. Él se ha dado cuenta de mi presencia, se levanta.


avatar
anyianka

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 06/01/2011
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solo debes ser tú (Capitulo 16)

Mensaje por anyianka el Sáb Ene 08, 2011 12:26 pm

En este capi la cancion Solo para ti de Camila, en cierta parte de la historia.

Capitulo 16

{Yamapi}

He llegado a mi casa, alzo la mirada y esta Kame sentado en la entrada, con la misma ropa de ayer y temblando del frio. Él se ha dado cuenta de mi presencia, se levanta, no se que le he causado que corre a abrazarme.
--Yamapi, estaba preocupado, te estoy esperando desde ayer. – Continua abrazándome –¿Dónde estabas?, Takki vino a buscarte. Te estoy marcando al celular pero nada. – mis ojos vuelven a llorar, ¿Por qué no puedo dejar de llorar? – Yamapi – se aleja para verme, su rostro se vuelve preocupante --¿Qué pasó? ¿Estás bien? – me limpia mis lagrimas.
abrázame, abrázame. – me abraza muy fuerte, yo también lo abrazo, lloro sin control, él también llora, lo sé porque siento caer sus gotas en mi hombro. Después de un momento de tranquilizarnos, entramos a mi casa. -- ¿Y mi mamá y mi hermana?
-- tuvieron que salir. Las vi irse.
-- Oh, vamos – subimos a mi habitación. Me siento en la cama, tengo la mirada hacia abajo, mis ojos se inundan, él me mira fijamente, lo miro. Se acerca a mí, se sienta a lado, me toma del
rostro y lo voltea hacia él.
--¿Qué te paso Yamapi? ¿Quién te hizo esto? – Me toca los dos moretones que tengo en la cara, me ha dolido y estoy seguro que he hecho gestos -- ¿Takki?
-- – trato de no llorar – me negué a acostarme con él y me golpeo, quería obligarme, casi lo logra pero pude golpearlo y escapar.
-- Lo mato, es un desgraciado. Voy a matarlo—se levanta con rapidez y se dirige a la puerta, corro a abrazarlo por detrás.
-- No, deja ya todo así. No me dejes sólo – se voltea hacia mí, me abraza, me siento seguro, logra que me tranquilice.
-- Yamapi, siéntate, voy por algo para ponerte en los golpes – me sienta en la cama. Él se va pero a los pocos minutos llega con una pomada, gasas y hielos, me pone hielo en los golpes, después me unta la pomada.
Quizás Takki tiene razón, no soy digno de ser amado. Siempre he estado solo. Kame me esta curando las heridas, yo me siento muy triste, ya no quiero pensar, no quiero recordar.




{Kame}

Estoy curándole las heridas, Yamapi tiene los ojos llorosos, su mirada perdida, quiero abrazarlo, hacerle sentir todo el amor que le tengo, desgraciado de Takki, lo ha lastimado, ¿tanto lo ama?
--Yamapi, ¿amas a Takki?
-- no, nunca lo quise. – está tratando de no llorar, mejor ya no le pregunto, continuo curándolo, me parte el corazón verlo así, me quedo mirándolo, sé que está mal aprovecharme porque esta vulnerable pero deseo hacerlo feliz, que sienta cuanto lo amo. Yamapi sigue con la mirada perdida, me acerco sutilmente a sus labios, lo beso con ternura y cuidado. Él se ha sorprendido, no me separa, se ha quedado inmóvil, comienzo a mover mis labios sobre los de él, me separo unos milímetros de él. -- ¿Qué haces?
-- amándote, -- me mira sorprendido, estoy loco pero juraría que le brillan los ojos – ya no puedo más, te amo Yamapi – con mi mano derecha la coloco en su rostro, lo beso con dulzura, poco a poco va correspondiendo mi beso. Mis labios están entre los suyos, el beso es delicado, despacio, todo empieza a desaparecer, solo existimos él y yo. Sigo probando sus labios, jalándolos con delicadeza, el beso va subiendo de intensidad poco a poco, es un beso largo, es como si estuviera volando, nada importa, solo él. Yamapi ha introducido su lengua en mi boca, despacio empieza a tener contacto con la mía, se saborean, se conocen, empiezan una guerra tranquila, la intensidad del beso se ha elevado, Yamapi me toma del rostro, siento sus manos sobre mi cara, un cierto peso en mi cuerpo que hace que me acueste en su cama, él no se separa de mi, el beso sigue, estamos acostados, él sobre mi, sigue besándome con tal intensidad que no puedo pensar, yo coloco mis manos en su espalda, me gusta sentirla, tan bien formada, esa línea que recorre la espalda hasta llegar a sus pompis, me gusta esa curva, acaricio toda su espalda con suavidad, sentir cada parte. Una de sus manos abandona mi cara y comienza a bajar, por mi hombro, continua hasta el brazo, y llega a la cintura, se coloca al costado y comienza a subir con delicadeza, esta siguiendo el contorno de mi cuerpo, sentir que me toca me enciende, me provoca una electricidad llena de nervios y felicidad. Interrumpe el beso, nos quedamos mirando por algunos segundos, me sonríe, yo le sonrió, baja a mis labios y me besa, sus labios son suaves, delicados, su beso esta lleno de amor, lo sé, me transmiten tanta paz, felicidad. No estoy seguro pero aun así lo voy a hacer, voy bajando mis manos hasta su cadera, siento su playera y la tomo con mis manos, comienzo a subírsela, hasta llegar a los brazos, él me mira y los alza enseguida, le quito la playera, la aviento, él retoma el beso, nuestras lenguas bailan, se saborean, ahora puedo sentir su piel, su espalda me provoca. Yamapi continua besándome, cada vez con mayor intensidad, yo sigo su ritmo, siento sus manos sobre mi pecho, me esta desabrochando la camisa, pero ha tenido problemas en el penúltimo botón, así que interrumpo el beso, lo miro y le sonrió, de que todo esta bien, él me sonríe cuando se da cuenta que lo ayudo a desabrocharme la camisa, me la quito y la aviento, lo tomo del cuello y lo acerco a mis labios, el beso esta lleno de pasión, siento una necesidad de él, de conocer todo. Abandona mis labios y comienza a besar mi cuello, va bajando con un caminito de besos, con su mano izquierda me esta acariciando la cintura, la cadera y baja hasta la pierna, sus manos en mi cuerpo son calidades, y por donde pasa se activa cada partícula de mi cuerpo, siento mariposas en el estomago cada que siento que toca mis puntos débiles, sus besos continúan bajando por el pecho, succiona y muerde, una corriente de electricidad recorre todo mi cuerpo, continua bajando hasta el abdomen, me besa cerca del ombligo, siento un ligero contacto de su lengua en él, me levanto un poco, él queda hincado y yo sentado, nos miramos, nos besamos y como si nos hubiéramos puesto de acuerdo nos desabrochamos los pantalones, yo a él, y él a mí. Continuamos besándonos, interrumpo el beso, para continuarlos en su cuello, lo beso, lo muerdo, mientras voy bajando sus pantalones, encuentro su “manzana”, la muerdo, la beso y succiono, he logrado quitarle los pantalones, solo se que han caído al suelo, entre cada mordida que le doy veo a Yamapi como disfruta de mis besos, como su respiración al igual que la mía se han alterado, me besa en la boca, la intensidad cada vez es mayor, la respiración igual, yo respiro de su boca y él de la mía, nos acostamos en la cama, sus manos recorren mi cuerpo, las mías comienzan en la espalda y se colocan bajo sus bóxer, tocando sus glúteos. Siento sus manos entrar entre mi pantalón y mis bóxer, me los esta bajando, me besa el cuello, lo muerde, baja al pecho, continua besándome por todo mi pecho, mi abdomen, llega al ombligo, oooohhhh, su lengua esta jugando ahí, continúan sus besos, continua bajando, mi respiración aumenta aun más, sus manos están en mis pantalones y bóxers, los esta bajando lentamente, mientras el continua besándome cerca de mi miembro, siento su respiración sobre él, me quita los pantalones junto con los bóxer, estoy desnudo, Yamapi esta en bóxers, pero enseguida se los quita, se acuesta sobre mi y me besa, nuestros cuerpos se sienten, se rosan, nuestros miembros también, chocan entre si, cada vez más excitados, su mano derecha va bajando por mi pecho, no deja de besarme, su mano ha llegado a mi miembro, lo acaricia, su mano esta conociendo cada parte de él, empieza a subir y bajarla, esto me enciende, en el beso aumento la intensidad y mi pene ya esta erecto, a más no poder – Yamapi… te amo, te amo – lo digo con trabajo por la respiración tan acelerada, lo beso con desesperación, quiero sentirlo todo, probarlo todo.
-- Te amo Kame – seguimos besándonos, acaricio su espalda, su trasero, escuchar de su voz decir “te amo” me hace feliz, me provoca una sensación agradable que no quiero que termine, me provoca a más. Tomo su mano y meto dos de sus dedos en mi boca, los saboreo, Yamapi me mira nervioso, lo sé.
-- ¿seguro?
-- sí, te amo, te quiero. – me besa con ternura, solo dura unos segundos, se inca, se coloca entre mis piernas, se acuesta sobre mi, saboreo una vez mas sus dedos, me besa en la boca al momento en que introduce el primer dedo, me ha dolido pero no tanto, lo necesito dentro de mi que no me importa el dolor, solo quiero estar con él, ser todo suyo. Sus besos ayudan a no sentir dolor, me dan placer, los besos son muy intensos, la respiración parece estar al tope, introduce el segundo dedo, continuo besándolo, me besa el cuello, me muerde el hombro, yo beso su oreja y la muerdo un poco, la jalo, se acerca a mi odio.
-- ¿listo? Voy a entrar.
--
-- si quieres parar solo dime ok.
-- quiero que estés dentro de mí, quiero ser tuyo. – Lo beso – te amo.
-- bésame – lo beso, durante nuestro beso siento como su miembro va entrando en mi, despacio, no duele tanto, el dolor desparece conforme su movimiento, entra despacio, cuidando de no lastimarme, sus embestidas van despacio, poco a poco aumentan, ahora es rápido, me estoy volviendo loco, busco sus labios, lo beso con desesperación, mis manos están en su espalda que ya esta empezando a sudar, sentir su sudor me enciende mucho más, nuestros cuerpos están unidos, AAhhhh, Dios, esto es sensacional, lo amo. Empezamos a gemir, él me besa por todo el cuello, la clavícula, mis piernas rodean su espalda, yo aprieto su espalda, beso su hombro.
-- Te amo. – lo beso en la boca, su mano la siento en mi miembro, empieza a masturbarlo, a tal grado que no estoy consiente de nada, es un placer fuera de lo común, mientras continuamos haciéndolo nos decimos que nos amamos y gritamos nuestros nombres, Yamapi continua, no quiero que termine, me encanta, beso su cuello, muerdo su hombro, lo abrazo con fuerza, lo beso apasionadamente, a los pocos minutos me corro en su mano y él dentro de mi. Nuestras respiraciones se van tranquilizando, sale de mí con cuidado, está sobre mí.
-- Te amo Kazuya – me lo dice mirándome a los ojos, en mi corazón siento una alegría inmensa, como si mi corazón late mucho más rápido. Me besa. Cierro mis ojos. Siento como me abraza para quedar de frente. Lo miro a los ojos, tiene una luz especial.
-- Te amo Tomo – lo abrazo, él queda acostado, yo sobre él, abrazándolo, mi pierna derecha esta entre sus piernas, nuestros pies están juntos, me abraza por la cintura. Siento como sus brazos me rodean, me estoy quedando dormido en su pecho. Lo abrazo con fuerza, no quiero perderlo, no voy a perderlo. Siento que me besa la frente, me levanto un poco para quedar frente a él y lo beso.


avatar
anyianka

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 06/01/2011
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solo debes ser tú (Capitulo 17)

Mensaje por anyianka el Sáb Ene 08, 2011 12:30 pm

Capitulo 17

{Yamapi}

Despierto, no sé cuanto tiempo hemos dormido, me doy cuenta que estamos totalmente desnudos y sin nada que nos cubra, así que jalo un poco la sabana para taparnos, lo abrazo, sigue dormido sobre mi pecho, abrazándome. No puedo creerlo, es como si estuviera soñando, pero ahora ya le pertenezco y él a mí. Lo beso en la frente, se empieza a mover, me mira directo a los ojos, me sonríe y me besa. No sé que decir, después de lo que hicimos, ¿que se hace?
--Yamapi. – Lo miro – tengo que explicarte, Erika…
-- no es necesario, creo en ti.
-- pero quiero que sepas que yo no la quiero, yo no…
-- ahora sé que tú me quieres, es todo lo que necesito saber.
--Yamapi, tengo que confesarte algo – se ha puesto serio, esto me preocupa.
-- ¿Qué?
-- mmm, he hecho cosas sin que tú te des cuenta – no me mira, esta con su dedo jugando en mi pecho
-- ¿cosas buenas o malas?
-- mmm ese es el punto, no lo sé. – me esta haciendo dudar – recuerdas que en el metro, la primera semana que nos conocimos, me dijiste que soñaste que te bese.
--
-- mmm, no fue un sueño. Si te bese. – Estoy sorprendido, feliz pero impactado, me mira – es que estabas tan lindo durmiendo, y desde el primer día tenia unas ganas de besarte que vi la oportunidad y lo hice. Pero tú dijiste que fue un sueño, así que no dije más.
-- ¿Por qué no me dijiste?
-- tenia miedo, a parte no fue la única ocasión – lo miro cuestionándolo – cuando fuiste a mi casa y te quedaste dormido, también lo hice.
-- Kame,
-- y una más que fue más que un simple beso.
-- ¿algo más?, pero yo no recuerdo.
-- mmm, jajaja Yamapi me da pena.
-- dime
-- recuerdas el chupetón que tenias… yo te lo hice.
-- Kamenashi, -- me empiezo a reír de la sorpresa, no lo esperaba, cómo es que no sé nada. -- fue en la fiesta, te caíste, estabas tomado y me aproveche, te… toque, te acaricie… ahí – se ha
sonrojado – y Yamapi, tú me jalaste y me besaste, nos besamos, y casi pasa algo más si no fuera por Takki.
-- Vaya, entonces no fue un sueño. Yo al día siguiente venia a decirte que sentía algo por ti pero te vi con Erika y termine andando con Takki. Si me lo hubieras dicho, todo lo que nos hubiéramos ahorrado.
-- Sí pero yo no sabia que tú también sentías algo. Pero ahora, estás conmigo. – me toma de la barbilla y me besa. – Yamapi, no te parece raro que siempre que Erika salía conmigo tú aparecías.
-- no lo había pensado.
-- eso estuve pensando en lo que te esperaba, ah que por cierto si me enfermo es tu culpa.
-- si te enfermas te cuidare. – lo beso. -- ¿Qué estuviste pesando?
-- solo dos veces me ha besado, la primera el sábado después de la fiesta, no sé como supo mi dirección, y porque llego justo a esa hora, ella acababa de llegar y enseguida me beso, cuando la separe tú estabas ahí – ni me lo recuerdes Kame, me dan celos – y ayer, ella me cito en la plaza, estuvo recibiendo mensajes, estábamos hablando de tonterías, cosas sin importancia y de repente me tomo del rostro y me beso, yo la quise alejar tomándola de los brazos, cuando la aleje estabas ahí con Takki. – ahora que recuerdo…
-- Takki hacia lo mismo, solo enviaba mensajes, después de estar en la plaza no envió ni recibió mensajes. ¿Crees que ellos estén de acuerdo? Takki… hablaba de Erika y tú.
-- Erika hablaba de Takki y tú. Creo que ellos tienen algo que ver, tenemos que investigar.
-- no quiero que estés con Erika.
-- Jajaja, ¿celos? Yo te voy a cuidar, voy a estar contigo.
-- siento raro que me digas que me vas a cuidar.
-- tengo que proteger lo que más quiero.
-- Oh – me he sonrojado, lo sé, me mira con una sonrisa. – Ya Kame.
-- Entonces voy a ver a Erika – volteo a verlo con cara de no te atrevas, comienza a reírse. -- Jajaja, Celos, “celos de tus ojos cuando miras a otra chica, tengo celos “– está cantando –“celos” – se ríe, deseo matarlo, no tengo celos – “Celos de tu boca cuando besas a otra chica, tengo celos, celos”
-- Ya cállate – me pongo encima de él, Kame me mira con una sonrisa, sus ojos brillan, -- no tengo celos
-- aja
-- te voy a callar – lo beso, saboreo sus labios, sus labios están entre los míos, jalándolos con suavidad, me ha abrazado de la espalda, siento sus manos, el beso comienza a subir de intensidad, siento sus manos en mi trasero, continuo besándolo, él va a introducir su lengua cuando me separo – voy a bañarme – me levanto de la cama, se me queda viendo con cara de me las pagas, jajaja lo deje con ganas, para que deje de jugar, me pongo los bóxers y voy hacia la puerta, lo volteo a ver y sé ha dormido, eso creo. Salgo de la habitación, llego al baño, abro la llave de la regadera, coloco la toalla, me quito los bóxers, ya que el agua esta caliente entro, siento como el agua cae en mi cuerpo, siento muy rico, he cerrado mis ojos para sentir aun más el agua, siento unos brazos que me rodean por detrás, abro los ojos y volteo, sí, es Kame, estamos de frente.
-- a mi no me dejas con las ganas – me toma del rostro y me besa, el beso es apasionado, nuestras lenguas luchan, sus brazos me han rodeado mi cuello, yo lo abrazo de la cintura, el beso continua subiendo de intensidad, es como si nada existiera, la sensación mas hermosa, besándonos, nuestros cuerpos desnudos y bajo el agua, terminamos el beso, nos quedamos viendo y nos sonreímos, sus manos las coloca en mi cintura, me abraza, yo también lo abrazo, me empieza a besar el cuello, siento sus besos recorriendo mi cuello, hasta llegar a la oreja, la muerde, continua besándome el cuello cerca del oído, siento como me muerde y succiona, con mis manos recorro su espalda, pero las manos de Kame comienzan a bajar y se han colocado en mi trasero, y aun no las quita, en momentos las oprime, me mira directo a los ojos, su mirada es de deseo, me besa, termina el beso jalando mi labio, lo muerde. Me besa del otro lado del cuello, sus manos siguen en el mismo lugar, sus besos van bajando hasta llegar a la clavícula, succiona y besa con intensidad. Me mira y me abraza con fuerza, se comienza a mover haciendo que nuestros miembros se rosen y se emocionen. – te digo que es lo que más me gusta de tu cuerpo. Tu boca – me besa con pasión, siento que mi alma se va en ello – tus ojos – me besa los parpados, y a lado del ojo derecho me besa y lo muerde con suavidad, me provoca una sensación fuera de lo conocido – tus mejillas, -- me las besa – tu pómulo – lo besa y muerde – tu cuello, -- lo esta besando, me muerde en la nuez, sus besos van por todo mi pecho, me besa los hombros, los pectorales, va bajando y comienzo a ponerme nervioso, sus manos siguen acariciando mis pompas. Llega al abdomen y lo muerde en diferentes zonas, juega con mi piercing, se aburre ahí y continua bajando, se va acercando a mi pene ya erecto, sigue besando, siento sus labios en él, mis manos están en los hombros de Kame, él se acerca cada vez más a la punta, estoy fuera de control, lo lame con delicadeza, saboreando cada parte, así hasta recorrerlo todo, mi respiración esta acelerada, me cuesta trabajo y comienzo a gemir, creo que eso le agrada por ha sonreído, su boca esta en la punta, va introduciéndolo lentamente a su boca, va aumentando la velocidad, Dios esto me esta volviendo loco, me encanta, me hace sentir… ooohhh… ya es tanta mi excitación que me corro en su boca, se la ha tragado, me deja y regresa a mis labios, ya estoy loco, lo llevo contra la pared, donde nos cae más agua, lo tengo ahí, besándolo, beso su cuello, lo muerdo y succiono en un sitio en especial, para que vean que es mío, mientras que mis manos recorren su cuerpo desde su pecho hasta llegar a su miembro, lo acaricio lentamente, conociendo cada parte de él, una de mis manos están en su miembro haciéndole cariños y la otra en su trasero, continuo en su cuello, ya que creo que es suficiente voy besándolo por todo el pecho, sus hombros y recorro su brazo hasta llegar a su mano, la tomo y hago que me abrace del cuello. Busco sus labios y lo beso con intensidad mientras que mis manos lo masturban, veo en la cara de Kame le esta gustando, sus besos están deliciosos y salvajes, sus manos están en mi cuello, acercándome mucho más a él, entre besos me dice – hazlo, entra – humedezco mis dedos con su saliva, voy introduciendo los dedos en él, mientras nuestros besos continúan, en eso lo cargo, haciendo que sus piernas rodeen mi cadera, sus manos siguen en mi cuello, después de un momento empiezo a introducir mi miembro, con cuidado mientras lo beso, escucho sus gemidos, comienzo a hacerlo más rápido haciendo que nuestras respiraciones se vuelvan locas, mis embestidas son cada vez más rápidas, nos besamos con desesperación, para que él también sienta placer lo sigo masturbando, lo recargo en una esquina para poder continuar sin problema, me corro en él, y Kame en mi mano, nos estamos besando mientras salgo de él con cuidado.
--Onii-chan, Ya llegamos – es mi hermana, ha gritado, volteo a ver la puerta.
-- cerré con seguro Yamapi – continuo besándolo, me aleja un poco -- ¿Qué vamos a hacer? No pueden saber que estamos bañándonos juntos. Y que estamos haciendo… -- lo beso, le muerdo el labio y no lo suelto.
-- quiero más. – le digo mientras beso su cuello. Tocan a la puerta.
--Onii-chan, ¿te estas bañando? ¿Estás sólo? Cuando termines bajas a comer.
-- Sí Rina.
-- mis cosas Yamapi, están en tu cuarto.
-- no te preocupes, no entran. Que se me hace que hoy te quedas conmigo.
-- Tengo que ir a casa.
-- Esta bien, pero quiero más – lo beso, siento como sus manos me acarician.

{Toma}

Estoy con Jin en el parque, estamos viendo las estrellas, me tiene abrazado, estamos sentados en el pasto, yo entre sus piernas, sus brazos me rodean, en eso ambos recibimos un mensaje, nos miramos sorprendidos, cada quien lee su mensaje, terminamos de leerlo y nos miramos.
--Es Kame – me dice Jin.
-- Es Yamapi
-- tuvieron acá y acá – decimos al mismo tiempo, comenzamos a reírnos.
-- Tú como sabes Jin
-- te dije que yo sabia cosas de Kame, él me dijo que quería a Yamapi pero que respetaría la relación de él con Takki, me pregunto como es que paso.
-- Oh, Yamapi me conto que le gustaba Kame pero lo vio besándose con Erika y por eso anduvo con Takki. ¿Cómo es que ahora están juntos?
-- Yamapi te dijo algo más
-- no, solo que tuvieron acá y acá, que mañana me cuenta, Y Kame que te dijo.
-- lo mismo, que esta feliz.
-- ¿Por qué no me dijiste Jin?
- ¿Por qué no me dijiste Toma? Pero sabes, -- me abraza con fuerza – estoy contento por ellos, se quieren y ya habían tardado en decirlo, aunque ahora no sé que pase con Takki.

{Yamapi}

Ahora voy de camino a casa de Kame, voy a dejarlo, vamos tomados de la mano. Después del baño, baje a cenar con mi familia, y Kame se escondió en mi habitación, ya que aproveche que estaban distraídas, Rina en su cuarto con la computadora, y mamá en la cocina le dije que iba a jugar al parque, y así salimos en silencio. Estoy algo cansado, me encanto estar con él y tantas veces. Vamos caminando, de repente me voltea a ver, me sonríe y se sonroja. Llegamos a su casa, nos quedamos de frente, lo tomo del rostro y lo beso, él me abraza de la cintura.
--Yamapi… ¿Qué somos ahora?
-- Pues novios – me sonríe y me besa.
-- sí, te amo – me besa y se mete corriendo a su casa. Sonrío, como es que ahora se ha puesto tan nervioso y penoso después de todo lo que hemos hecho. Voy de regreso, no estamos tan lejos, en unos cuantos minutos llego. Voy caminando, siento paz, tengo que contarle todo a Toma, ya casi llego, comienzo a sentir un frio por detrás, como si alguien viniera atrás, tengo miedo de voltear, esta sensación esta creciendo, siento una opresión, tengo miedo, ya sin pensarlo comienzo a correr, siento que alguien viene detrás, puedo jurarlo, que esta por alcanzarme, corro lo más rápido que puedo, llego a mi casa y cierro la puerta, subo corriendo a mi habitación sin prender la luz. Veo por la ventana, se va un auto negro.


avatar
anyianka

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 06/01/2011
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solo debes ser tú (Capitulo 18)

Mensaje por anyianka el Sáb Ene 08, 2011 12:35 pm

Capitulo 18

{Ryo}

Es lunes y acabo de llegar a la escuela, estoy en el salón de Yamapi, platicando con él, bueno solo hemos cruzado hola y como estás, Yamapi esta acomodando sus cosas, se sienta sobre la mesa de su asiento, yo estoy a lado, lo miro, algo en su cuello llama un poco la atención.
--Yam… -- estoy a nada de preguntar cuando llega Kame, toma del rostro a Yamapi y lo besa, ¿Qué es esto? Los miro sorprendido, se siguen besando que no pretenden terminar. Ya por fin se separan y Kame me ve sorprendido, y se ha puesto rojo.
-- no me di cuenta que estabas aquí – me dice todo nervioso. Lo miro, él tiene una marca de chupetón, se le nota mucho más que a Yamapi.
-- ¿Ustedes dos… tuvieron sexo? – Los dos se han puesto rojos y se voltearon a ver – eso es un sí.
-- Somos novios – me responde Yamapi
-- ¿y Takki?
--terminamos, eso te lo contare después. – se me queda viendo – necesito que me ayudes con algo. A descubrir unas cosas.
-- ¿Yo?
-- Takki no es lo que parece, es un perro, y hay algo que… siento que él ha planeado algo con Erika.
-- ¿Cómo que?
-- están en complicidad contra nosotros – dice Kame.
-- ¿Y que quieres que haga?
-- que averigües que se traen
-- ¿y como lo voy a hacer?
-- sal con Nino
-- ¿Qué? – me levanto de la impresión – No, no.
-- por favor, creemos que algo pasa. Ayúdame, después de que te cuente lo vas a entender.
-- vamos a hacer algo Yamapi, si Nino me busca va, salgo con él, pero yo no lo voy a buscar.
-- Sí, está bien.
Terminamos la conversación, Yamapi y yo salimos, vamos al jardín, estuvimos platicando, ahora él se va a su salón y yo voy camino al mío, me ha contado todo y Takki me las va a pagar, presiento que Takki oculta algo, estoy en el salón, Toma y Jin se la pasan hablando entre ellos y se acercan demasiado, me siento desplazado, fuera de lugar, ellos aunque no lo digan, lo sé, son pareja, y ahora Yamapi y Kame también, y yo… ¿Qué voy a hacer?

Por fin terminaron las clases por hoy, estamos esperando a Yamapi y Kame, estamos platicando los tres: Jin, Toma y Yo, cosas de la escuela, realmente no pongo atención, en eso llegan Yamapi y Kame. Yamapi se acerca a mí y nos alejamos de ellos.
--Entonces ¿puedo contar contigo? —me cuestiona
-- Sí Pi, pero ya te dije que solo si él me busca eh.
-- – está serio. – Ryo, ayer paso algo extraño
-- Si tuvieron acá y acá – sonríe por ciertos segundos.
-- jajaja eso estuvo muy bien, me refiero cuando fui a dejar a Kame y regrese a casa, sentí que alguien me seguía, y corrí hasta llegar a mi casa, ya en mi habitación vi por la ventana y era un auto negro.-- ¿auto negro? – pensé que quizás era Takki, pero su coche es rojo. – ¿un auto negro? Oh… -- Ryo ¿pasa algo?
--Yamapi – le grita Kame -- ¿nos vamos?
-- Sí, nos vemos Ryo, me hablas por cualquier cosa ok.
-- Solo si me busca
-- sí Ryo, adiós. – toma de la mano a Kame y se van caminando, van bromando y molestándose entre sí.
-- Ryo, ¿te vienes con nosotros? – me pregunta Toma
--– ya vamos caminando, no pongo atención en la conversación, ¿un auto negro?, ¿será Nino?, cuando lo vi en el parque, él iba en un auto negro, o Takki le pidió su auto para vigilar a Yamapi.
--Ryo, aquí nos dividimos, te vemos mañana – se despide Jin
-- Nos vemos Ryo – ahora Toma.
-- adiós – se van caminando hacia la izquierda, yo sigo derecho, estoy nervioso, pero qué puede pasar, no sé si pueda ayudarlo, tengo miedo de cómo puedo reaccionar hacia él, ya he llegado a mi zona, voy caminando, por fin en casa, me pregunto que estarán haciendo esas dos parejitas, jajaja mejor ni preguntarlo. Estoy en frente de mi casa, ¿mis llaves?, ¿Dónde deje mis llaves? Estoy seguro que las guarde en la mochila, de la desesperación coloco mi mochila en el suelo, me hinco para buscarlas.
-- ¿buscas esto? – oh por Dios, esa voz. Volteo y es Nino con mis llaves, me levanto.
--Jaja, te he sorprendido.
-- ¿Qué haces con ellas?
-- me las encontré.
-- eso no es cierto. Me las das.
-- No. Te las voy a dar después de que salgas conmigo.
-- Pues… quédatelas. – tomo mi mochila y camino hacia mi puerta, mmm quizás pueda entrar por la ventana.
-- Sí me parece perfecto, quedarme con las llaves. Así puedo visitarte en la noche. Ahora tengo como entrar – volteo a verlo.
-- Dámelas.
-- Jajaja, ¿Qué quieres que te de? Especifica – ya entendí su proposición.
-- Eso no, las llaves.
-- vamos a un café.
-- no quiero.
-- ¿Entonces en tu casa?
-- esta bien, vamos a un café, pero dame las llaves para cambiarme.
-- sí, ven por ellas. – voy, me acerco a él, tiene en su mano las llaves, estirándola, agarro las llaves, pero en cuestión de segundos él me toma la mano, me jala hacia él y me besa. De lo sorprendido que estoy no me muevo, solo fue contacto de labios pero aun así provoco muchas cosas, él se aleja y abre la puerta. – Te las doy, las llaves, en el café. Eres capaz de no salir. Así que apúrate, recuerda que puedo entrar. – me dirijo a la puerta, tomo mis cosas, cierro la puerta y voy a cambiarme. Ay Yamapi, lo que hago por ti. Termino y salgo de mi casa, se me queda viendo, me pone muy nervioso – vamos – nos acercamos a su auto, si, es negro. ¿Él sabrá algo? Me abre la puerta. – Entra – lo hago y él entra del otro lado, va manejando, vamos en silencio, estar sentado aquí me recuerda tantas cosas, el primer beso que me dio, después atrás lo que casi pasa. -- ¿Pensando en lo que pudo pasar aquel día?
-- No, pensando en como me puedo librar de ti. – miro por la ventanilla, cómo es que él adivina todo lo que pienso. Escucho que se ríe. Llegamos a la plaza, continuamos nuestro camino hasta llegar al café, nos sentamos y se acerca el mesero a atendernos, Nino pide lo mismo para los dos. Estamos en una mesa para dos, lo que significa que estamos demasiado cerca, se me queda viendo, estoy nervioso pero le sostengo la mirada, se acerca con rapidez, me va a besar, si quiero pero me muevo, se queda cerca de mi cara. -- ¿Qué haces?
-- Estamos en una cita.
-- Una cita no significa besos -- ¿Qué dije? Acepte que estaba en una cita con él, Nino sonríe. – y puede ser con X persona. – nos traen nuestros alimentos. Empezamos a comer. Suena su celular, revisa quien es.
-- Voy a contestar, no tardo. Si te vas no te doy las llaves. – me mira, desvío mi mirada, ya que Nino camina, lo sigo con la mirada, me levanto detrás de él, contesta -- ¿Qué paso Takki? – me coloco detrás de la pared para escuchar – Sí ya estoy con él, -- me busco porque Takki se lo pidió, no porque yo le interese, -- aun no le pregunto, Takki ya… ¿A dónde estás?... no, no puedes venir a la plaza, estoy con él aquí, te va a descubrir… pues llévalo a otra parte… -- ¿llévalo? – Ya me voy, es capaz de escaparse… -- me voy con rapidez a la mesa, me siento y como gran parte de mi plato como si lo hubiera comido con calma. ¿Qué oculta Takki?, creo saber qué. -- ¿Está rico?
--
-- quiero saber más de ti. ¿Desde cuando conoces a Yamapi? – órale, y querías saber de mí
-- desde la primaria
-- ¿todos se conocen desde la primaria?
-- Jin, Toma, Yamapi y yo.
-- ¿Y Kame?
-- cuando iniciamos este año. Se empezó a llevar muy bien con Yamapi desde el primer día. ¿Desde cuando conoces a Erika?
-- a Erika… desde pequeños, vivíamos por el mismo rumbo e íbamos en la misma escuela – se ha quedado callado, mirando su café, ¿fueron algo más?
-- ¿Cómo es ella?
-- es una niña muy linda, dulce, inteligente, frágil, tierna…
-- ¿Fue tu novia? – me mira sorprendido.
-- etto… no
-- pero tú sientes algo por ella.
-- podemos cambiar de tema. – me siento raro, con un leve dolor. – Así que Yamapi se empezó a llevar muy bien con Kame.
-- sí.
-- ¿Y por qué?
-- van en el mismo salón, a parte sintieron afinidad desde el primer momento en que se vieron. ¿Tienes mucho de ser amigo de Takki?
-- sí, nos conocimos en la secundaria, hacíamos muchas cosas juntos, ya sabes, saltarse las clases, ir a fiestas, la pasábamos muy bien, empezamos a confiarnos todo, a ser como hermanos.
-- siempre lo ayudas, sea lo que sea.
-- sí, es mi mejor amigo. ¿Tú no harías eso?
-- sí. ¿Y Takki también es amigo de Erika?
-- sí, ella empezó a juntarse con nosotros a finales de secundaria, y ella se… es nuestra amiga.
-- ¿mis llaves? – alza la mirada para encontrarse con la mía
-- no te vayas
-- no lo hare, sólo dame mis llaves.
-- confiaré en ti – las saca de su bolsillo y me las da, las guardo.
-- ¿Y… para que quieres que me quede?
-- me siento muy bien contigo, me gusta platicar contigo. – mejor dicho, quieres sacarme información de Yamapi y Kame.
-- ¿Qué piensas estudiar? – ¿ah?
-- aun no lo sé, quiero disfrutar el instituto, a mis amigos y hacer todo lo que quiera.
-- yo estoy estudiando dirección y producción.
-- ¿de verdad? Wow, ha de ser algo increíble.
-- sí lo es, es impresionante todo lo que puedes captar, y a parte mi sueño es hacer una película, ser el guionista y director. He aprendido muchas cosas, como estoy a inicios, pues los movimientos de cámaras, los planos de toma, la fotografía. – está emocionado contándome todo lo relacionado a su carrera, todo lo dice mirándome a los ojos, trata de explicarme cómo funciona una cámara réflex, su revelado y todo ese rollo. De sus trabajos, no se cuanto tiempo hemos pasado hablando sobre ello – Ah, por cierto, tengo un ejercicio sobre fotografía de cuerpo humano, necesito un modelo -- ¿ah? – sé mi modelo.
-- ah… no, jaja no.
-- vamos, ¿Por qué no?
-- no
-- pero dime ¿por qué no? – Se va acercando a mí -- ¿te doy miedo?
-- ay… claro que no – se acerca aun más
-- entonces se mi modelo.
-- no – esta demasiado cerca que no soy capaz de mirarlo. Por debajo de la mesa siento su mano en mi pierna, va subiendo hasta tocar mi miembro, esto me provoca una emoción, y volteo hacia él, en eso me besa, siento sus labios moviéndose en los míos, saboreándolos con ternura, estoy tan sorprendido que tengo abiertos los ojos como platos. Pero me voy dejando llevar por su beso tierno, que cierro los ojos y comienzo a corresponderle, suena su celular, se separa y lo ve, siempre el celular. Lo observa, lo cierra y regresa a mis labios, su beso es despacio, es ternura, estoy siguiendo su ritmo. Suena su celular de nuevo, observa la pantalla y va a contestar, se aleja de mí, pero alcanzo a oír.
-- ¿ahora que Takki? Seguimos en la plaza,… ya estás aquí, no te puedo dar mi auto, estoy con él Takki, lo tengo que llevar a su casa… aun no me dice nada, pero no te preocupes, ya sé como sacarle información – ah va, me esta utilizando, los besos no fueron reales, de mi bolsillo saco dinero y lo dejo en la mesa, sin que se de cuenta salgo del café, voy directo a la salida pero… mejor no, Takki y Nino se traen algo, voy a espiarlos. Estoy en una tienda donde se alcanza a ver el café, termina de hablar Nino y se da cuenta que ya no estoy, se molesta al parecer. Paga la cuenta y sale de ahí, sin que se de cuenta lo voy siguiendo, llega a la zona de la comida, esta buscando supongo que a Takki, y oh… ahí está, pero… se esta besando con otro, Nino lo ha visto y se dirige a él, los interrumpe y los saluda, platica con ese chavo, Takki y él están tomados de la mano, saco mi celular, hago el mayor acercamiento posible y tomo una foto, continúan platicando, Nino le hace una seña a Takki, así que los dos se levantan, Nino se ha apartado de ellos, Takki toma del rostro a ese chico y lo besa, aprovecho para tomar una foto del beso. Takki y Nino se van, ya que es seguro que se fueron me acerco a ese chico.
-- Hola, ¿Cómo te llamas?
-- hola, soy Imai Tsubasa
-- ¿Quieres tomar algo? – le estoy coqueteando, lo miro con intensidad, me sonríe.
-- no, gracias.
-- ¿Por qué no?
-- tengo novio, de hecho esta por aquí.
-- oh, ¿y cuanto llevan?
-- dos años, se llama Takki.
-- ¿Dos años? wow, entonces no tengo oportunidad.
-- no.
-- adiós, y no le digas a tu novio, que pena. – me voy, así que Takki tiene novio, una relación de dos años, ¿y Yamapi?, le mintió, y Nino lo sabia. Voy al sanitario, entro y los veo, pero ellos no me ven, me oculto tras de la pared.
-- ten el auto, ya no lo necesito. Se me escapo por tu culpa.
-- ¿Y que te dijo?
-- nada, solo lo que nosotros sabemos.
-- te llevas a Tsubasa
-- ya déjalo en paz, tú la regaste, no debiste forzarlo y menos decirle todo eso.
-- entiende que lo quiero para mí, no lo voy a dejar hasta que sea mío. Nos vemos.
-- ¿Qué vas a hacer?
-- voy a sorprenderlo cuando regrese de su cita con ese idiota. Ya me voy, ah Nino… -- ¿que va a hacer?, salgo corriendo a toda velocidad, trato de no chocar con las personas, llego a la entrada y tomo un taxi, ya ahí le marco a Yamapi, no me responde. Contesta, has de estar haciendo cochinadas con Kame, oh, ahora que recuerdo Yamapi no tiene celular, marco al celular de Kame, me contesta.
-- Kame, ¿Dónde están?
-- estamos en la casa de Yamapi, vamos de salida.
-- Pásame a Yamapi.
-- ¿Qué sucede?
-- Tú pon a Yamapi al teléfono.
-- Ryo ¿Qué pasa? – es Yamapi.
-- no salgas de tu casa.
-- pero Kame y yo vamos a salir.
-- no lo hagas, quédate en casa, no salgan, hazme caso, llegando a mi casa me conecto y te platico.
-- es el auto verdad, es él, cierto.
-- sí, va directo a tu casa.
-- ok, entonces te espero, adiós – cuelga, ¿Cómo que me espera?

{Yamapi}

Cuelgo con Ryo, volteo a ver a Kame que me mira preocupado.
--¿Pasa algo?
-- sí, Ryo está mal y viene a mi casa a platicar, quiere que lo ayude en algo.
-- ¿Qué le paso?
-- no lo sé, me lo va a decir cuando llegue. Tortuga, ¿te importaría irte? Perdón, pero tengo que apoyarlo, seguramente quiere hablar conmigo a solas.
-- esta bien Tomo, cualquier cosa me marcas ok. – lo beso, y lo abrazo.
-- háblame cuando estés en casa ok, te conectas y platicamos por Messenger
-- sí, jajaja, no vivo tan lejos
-- te amo Kame – lo beso, dura bastante, lo beso como si fuera el ultimo. No quiero que lo sea.
-- ¿Todo bien Yamapi?
-- sí, me hablas ok. Adiós.
--te amo – me besa, es largo y lleno de emociones, se va corriendo. Estoy en mi habitación, frente a la computadora, aun no me marca, ni nada, estoy en el msn, como no conectado, suena el teléfono, lo tomo, no digo nada. -- ¿Yamapi?
-- ah Kame, si, ya estás en casa
-- sí, voy a conectarme ok, te veo en unos segundos
-- si, yo estoy como no conectado ok. – colgamos y ya estoy frente la computadora, se conecta Kame y estamos platicando, sigo con la luz apagada, se ha escuchado un auto, me acerco a la ventana, observo, de nuevo el auto negro, es Takki, tengo miedo.


avatar
anyianka

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 06/01/2011
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solo debes ser tú (Capitulo 19)

Mensaje por anyianka el Sáb Ene 08, 2011 12:44 pm

Capitulo 19

{Yamapi}

Al día siguiente en la escuela, estoy platicando con Ryo en la cafetería, no puedo creer que solo jugó conmigo, me equivoque pensando que él podía ser una solución para mi, pero realmente la pase muy mal, ahora no quiero tenerlo cerca, he visto las fotos, creo que ya lo sabia, siempre recibía llamadas, su infidelidad me sorprendió pero no me afecta, nunca lo quise pero estoy asustado por mi, por Kame, ¿por qué se aferra a mi?, ¿por qué me espía?, estoy asustado de lo que me pueda hacer.
--Deberías dejar a Kame.
-- No, no lo voy a dejar. No le voy a dar el gusto de separarme de él.
-- ¿Y si Takki le hace algo?
-- no lo va a hacer, el problema es conmigo. Pase lo que pase no voy a dejar a Kame.
-- Piénsalo
-- no tengo nada que pensar Ryo.
-- Entonces consíguete un celular por cualquier cosa. Te dejo, voy a clases. – Ryo se va, yo camino hasta el jardín, me siento en la banca, ¿debería dejar a Kame?, no, eso no puedo pensarlo. Pero no entiendo, si tiene a su novio porque me persigue, que quiere. Tengo que proteger a Kame, alzo la mirada y está Kame, viene caminando hacia mí, se inca enfrente de mí.
-- ¿Qué tienes?
-- nada.
-- Te veo preocupado, ¿sucede algo?
-- cosas de Ryo.
-- mmm, ¿tú?
-- ¿yo qué?
-- ¿estás bien?
-- sí.
-- mmm, algo en mí me dice que no lo estás, creo tener una solución – me besa, cierro los ojos, sus besos me tranquiliza, son dulces, como si lograra sentir todo su amor por mí – vamos – me toma de la mano y vamos caminando, vamos hacia el salón, de momentos Kame me voltea a ver, sé que esta preocupado por mi, ¿Cómo le demuestro que estoy bien?, bueno… no lo estoy pero… vamos pasando por los sanitarios, continuamos nuestro camino, Kame me mira, siento su mirada, en eso siento que me jala de la mano, me lleva dentro de los sanitarios, me suelta, ¿qué hace?, está revisando en todos los baños.
-- Kame ¿Qué haces? – me mira con una sonrisa, va sobre mi, me avienta contra la pared, me besa apasionadamente, sus manos están en mi pecho, van bajando, llegan a m cintura, ahora las siento detrás, como van bajando hasta mi trasero, ya ahí las deja y aprieta un poco. Me separo de él. –Aquí no, estamos en la escuela. – me continua besando, me muerde el labio, me sonríe y vuelve a besarme, me esta desabrochando el cinturón, y el pantalón, siento sus manos bajo mi bóxer, en mi trasero, me separo de él, Kame me esta besando el cuello, -- Kame nos pueden ver, pueden entrar.
-- no me importa, quiero estar contigo. – me besa, comienzo a responderle, si nos ven pues ya que, lo beso con la misma pasión o más, lo abrazo del cuello, coloco una de mis manos en su cabello, lo acerco más a mi boca, la otra va bajando por su espalda, sus manos ya no están en mis pompas, ahora están enfrente, así que hago lo mismo, bajo mis manos, le desabrocho el cinturón y el pantalón, lo estoy tocando, los besos son cada vez más intensos y llenos de adrenalina, la puerta esta abierta, cualquiera puede entrar, aparte nos reflejamos en el espejo, -- vamos, quiero tenerte ya, quítame los bóxers, -- lo obedezco, le quito los pantalones con los bóxers, nos reímos, me baja los bóxers junto con los pantalones, Kame me tomaa del cuello de la camisa, me acerca a él, lo tomo de la cintura y él me rodea con sus piernas, -- entra ya.
--¿Aquí? No. Necesito prepararte.
-- no, así ya, estoy listo. – lo llevo hasta los lavabos, lo acomodo ahí.
-- Si te lastimo dímelo.
-- Tú nunca me lastimas, hazlo ya. – comienzo a entrar en él, despacio, lo beso para callar sus gritos, su dolor que le pueda provocar, estoy entrando en él, con mi otra mano, tomo su miembro, lo masturbo para darle placer, el dolor se esta pasando, mis embestidas son más rápidas, no dejamos de decirnos cosas, de gritar de placer, la adrenalina esta todo lo que da, me besa el cuello, siento sus manos bajo mi camisa, ahora yo lo beso en el cuello, lo muerdo, sigo dentro de él, por el espejo alcanzo a ver que alguien va a entrar.
-- Kame, viene alguien.
-- entremos a uno – sigo dentro de él, como puedo me muevo, y alzamos la ropa, entramos a un sanitario, nos quedamos callado – tú sigue – me dice al oído, sigo con mis embestidas, tratamos de no hacer ruido, escuchamos como entran al sanitario, el agua cuando se lavan las manos y pasos. Creo que se ha ido, Kame me besa en la boca, en eso él se corre en mi mano, enseguida yo dentro de él, me abraza, me muerde el oído. – te amo.
-- yo también – lo beso con ternura, voy saliendo de él con cuidado, ya estamos tranquilos, nos estamos vistiendo, Kame me toca mi pompa, lo volteo a ver, se ríe.
-- me gustan – sé que me he puesto rojo, él sonríe, nos seguimos vistiendo, nos ayudamos con los cinturones y a acomodarnos la camisa, abrimos la puerta del sanitario y… oh sorpresa, está Ryo sentado en los lavabos, los dos nos quedamos impactados, nos quedamos en la puerta.
--Ya terminaron – el ambiente se vuelve tenso, todos estamos callados, Kame y yo nos volteamos a ver. – Se pasan, están en la escuela. – Kame y yo bajamos la mirada. – agradezcan que fui yo y no otro, jajaja. Tanta es su calentura. Ya hablen, me hacen sentir extraño.
-- No manches Ryo, el susto que nos metiste. – le digo algo nervioso.
-- No manchen ustedes. Ya vámonos. – salimos del baño, vamos callados. – Jajaja, ya digan algo. Estuve a nada de verlos en acción. – lo volteamos a ver, nos ponemos rojos. – Bueno los dejo para que se les pase, pero directo al salón. – Ryo se va, nos quedamos viendo y nos empezamos a reír. Ya llegamos a la siguiente clase.

{Ryo}

Llego a mi salón, si soy mala onda, les voy a contar a Jin y Toma, al fin somos amigos, y esos dos también traen algo entre ellos.
--Ryo, te tardaste – me dice Jin.
-- que creen, jajaja me encontré a Kame y Yamapi en el baño teniendo acá y acá.
-- no es cierto.
-- Si Toma, jajaja, los hubieras visto, los dos súper rojos jajaja. Ya, no se hagan, si ustedes
también.
-- ¿Cómo sabes? – me cuestiona Jin.
-- es obvio. ¿Desde cuando?
-- desde la fiesta de Takki – me responde Toma. Él profesor ha llegado, me voy a mi lugar. Me dio risa la cara de Yamapi cuando me vio en los lavabos. Aprovechan cada momento, Jin y Toma están bien, Yamapi y Kame están bien, ¿y yo?, pasa por mi mente Nino, pero él solo me utiliza. Bueno yo también lo voy a utilizar, le voy a sacar toda la información acerca de Takki y Erika, todo por Yamapi. Eso no yo me lo creo, pero lo voy a ayudar. Terminan las clases, vamos afuera, aun no salimos de la escuela, estamos en la entrada, vienen caminando Kame y Yamapi, Jin va a abrazarlos.
--Ya nos dijeron eh, acá y acá en el baño. – Yamapi voltea a verme, no puedo dejar de reírme, no sé como he volteado a la entrada que veo el auto de Nino llegando, corro hacia Yamapi y me lo llevo a un lado.
-- Yamapi ahí esta Nino. Quédate aquí hasta que me lo lleve
-- ¿te vas con él? Que sacrificado.
-- Ya cállate, quizás vino a vigilarte, a ver como eres con Kame, me voy con él y después salen. Voy a fingir no irme con él.
-- jajaja, te haces del rogar pero bien que quieres.
-- nos vemos Yamapi. – Salgo, me despido de ellos, salgo como si no lo hubiera visto, no hace nada, será que no vino por mí, no me grita ni nada, tengo q seguir caminando, siento que me jalan del brazo, sí es él. -- ¿Qué haces aquí?
-- te dije que necesitaba un modelo.
-- búscalo en otro lado. – continuo con mi camino.
-- me tienes miedo.
-- así piensas convencerme. – oh, no pienso lo que digo.
-- ósea tengo oportunidad – me doy la vuelta y continuo caminando. Me toma del brazo y me lleva hasta su coche, trato de poner resistencia, entro en el auto, cierra la puerta y rápidamente se sube él. No hablamos, me hago el enojado, llegamos a su universidad, entonces es verdad lo del modelo, dijo cuerpo humano, esto comienza a preocuparme. Llegamos hasta un edificio, sale del auto, yo hago lo mismo, me voltee a ver, me acerco a él, me toma de la mano y me lleva hasta llegar a unos cuartos, que dicen estudio, entramos a uno, cierra la puerta, es enorme, de color blanco, con luces grandes y todo para fotografía, hay unas sabanas de el suelo, objetos a los lados. Nino se acerca a un escritorio, toma una cámara. – Mira, ven. – Le hago caso – esta es una cámara réflex digital, y esta es una cámara réflex análoga, mira, este es el pentaprisma – le quita el lente a la cámara, me muestra el pentaprisma – esto es lo que hace que se de la foto, la digital es igual solo que ya no tienes que revelar. Pero mi trabajo es con la réflex análoga.
-- Oh, es interesante.
-- Si, y es en blanco y negro. Estas fotografías si son bien cuidadas salen hermosas. Tienes que cuidar la luz y la velocidad. Mira, -- me acerco – este es el obturador, que mide la velocidad, y este de aquí, el diafragma, -- alzo la mirada y me encuentro con la de él. Me alejo.
-- ¿Qué quieres que haga? – me sonríe
-- deja tus cosas ahí, -- me señala el escritorio, me acerco, tiene su laptop.
-- puedo verla.
-- sí. Yo mientras preparo las cosas. – estoy en su computadora, entro a sus documentos, y después a imágenes, tiene muchas fotos, entro otra vez a sus documentos y busco el historia del Messenger, aquí hay una carpeta que en la dirección de correo dice Takki, obvio es de él, y otro de Erika, le han hablado por teléfono, salió del estudio, aprovecho para copiar esas carpetas a mi USB, se esta tardando, ya termino, la desconecto y cierro eso, entra Nino, se acerca a mi, abro cualquier carpeta de las imágenes, eh… abrí una de él. – Me estás viendo – se acerca por detrás
-- solo veía las fotos.
-- Vamos a empezar, quítate el suéter, y los zapatos, la camisa por afuera ok. – hago todo lo que me pide, se acerca a mí, me coloca en medio, comienza a tomar fotos, estoy nervioso, pero conforme pasa el tiempo me estoy divirtiendo, Nino de repente bromea y dice cada cosa que me mata de risa, es cuando más fotos toma. Se detiene, deja de tomar fotos, se acerca a mí. – No te
muevas – lo miro a los ojos, me esta desabrochando la camisa, siento como sus manos rozan mi pecho.
-- ¿Qué haces?
-- No te muevas.-- Me está quitando la camisa – Ahora son sin ropa. – me le quedo viendo a los ojos, y él también me mira.


avatar
anyianka

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 06/01/2011
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solo debes ser tú (Capitulo 20)

Mensaje por anyianka el Sáb Ene 08, 2011 12:50 pm

Capitulo 20

{Ryo}

No te muevas – lo miro a los ojos, me esta desabrochando la camisa, siento como sus manos rozan mi pecho.
-- ¿Qué haces?
-- No te muevas.-- Me está quitando la camisa – Ahora son sin ropa. – me le quedo viendo a los ojos, y él también me mira.
-- No.
-- No te muevas, no te voy a hacer nada. – Me mira directo a los ojos – confía en mí – ya no hago nada, no sé si esta bien creer en él, aún así lo voy a hacer. Me ha quitado la camisa, me ha dejado en pantalones, me toma fotos, yo hago las poses que él me dice, me plática cosas, para hacer amena la situación, deja la cámara, va a buscar algo, regresa con una bata, me la da – póntela – lo hago – quítate los pantalones y los bóxer.
-- pero…
-- hazlo, no pasa nada. No te voy a hacer nada. – lo pienso un poco y al final accedo, me quita la ropa, solo estoy en bata, Nino arregla todas las cosas para la siguiente sección de fotos, coloca unas sabanas en el piso, estoy realmente nervioso, apaga las luces, solo deja las grandes que están en el centro, -- Ryo, ven, mira, te vas a colocar como yo te diga, yo lo hago y después tú, ¿ok? – le digo sí con la cabeza, se acuesta sobre la sabana, un pie esta casi recto, tiene un leve doblez, la otra esta doblada pero teniendo la planta del pie en el piso, una mano esta sobre un pectoral, la otra cubriendo su miembro. Se levanta. – Ahora tú, no pasa nada, voy a preparar la cámara – lo miro, estoy nervioso, me quito la bata, Nino esta tan metido en su rollo de la cámara que no me mira, me acuesto sobre la sabana como él lo hizo, miro que ya esta en la cámara, enfocando, la deja y se acerca a mí – la cara hacia arriba y un poco atrás – me toma de la barbilla y me hace levemente hacia atrás la cara, -- la mano va más hacia este lado, -- me coloca la mano más arriba, siento el roce de su piel con la mía, sus movimientos son lentos, -- tu mano debe de estar sobre tu pene – toma mi mano y la coloca encima de mi pene, su mano lo rosa, me provoca una electricidad por todo mi cuerpo, me coloca mejor la pierna, siento su roce, cierro los ojos – así me parece perfecto, cierra los ojos, yo te aviso ok, cuando termine de tomar las fotos. – tengo los ojos cerrados, solo escucho los disparos de la cámara. Son cerca de 6 disparos. Abro los ojos y está enfrente de mí, me asusto, intento levantarme. – no te levantes, te voy a acomodar para la siguiente foto – no digo nada, estoy que tiemblo, no puedo hablar de los nervios o serán las ganas que tengo de que me toque. me toma los brazos, los dos me los dobla para colocarlos encima del rostro, que los puños estén en mi cabello, la cara hacia atrás, siento como su mano va pasando por encima de mi pecho, toma una de mis piernas y la dobla un poco hacia arriba, la otro la dobla igual, supongo que ha cambiado de idea o no ha quedado porque me dobla más esa pierna, después toma la otra, pero su mano antes de llegar a la otra mano roza mi miembro, estoy tratando de controlarme y no se de cuenta, coloca la primer pierna un poco encima de la otra. – Voy a tomar las fotos, yo te aviso – solo sé que las esta tomando de donde esta mi cabeza, escucho los disparos de la cámara. – vas a seguir acostado ok, espera voy por unas cosas – lo observo, va por una rosa, y otra sabana – te voy a acomodar – se pone encima de mí, esta de pie, se inca, estando yo entre sus piernas, me alza colocando sus manos en mi espalda, nos quedamos viendo, coloca mis brazos hacia atrás, haciendo que mi peso se quede en ellos, de una vez me coloca la cara hacia atrás, pero sigue sobre mi, lo siento tan cerca, su respiración sobre mi piel. Se levanta, ahora esta en mis piernas, mi pierna izquierda la deja un poco extendida, la derecha la dobla más, sus manos están en mi pierna, no las mueve, se ha quedado quieto, después se levanta y va por la rosa y la sabana, la sabana la coloca cerca de mis brazos pero en el suelo, siguen su camino, da una leve curva y pasa por encima de mi abdomen, del lado de la pierna derecha, y pasa por mi miembro terminando en el suelo, Nino esta acomodando la sabana en esa parte, siento como su mano toca mi pene, lo roza al estar acomodando la sabana, lo ha hecho como 5 veces, si me sigue tocando no voy a poder controlarme más, parece que lee mi mente, se ha levantado y la rosa la coloca en mi pecho, ahora toma las fotos, se acerca a mi, quita la rosa y la sabana, se pone sobre mi, sus piernas a mis costados, está de pie, -- estira tus pies y sube tus brazos, solo voy a tomar al abdomen – y así lo hace, se ve sexy con su cámara, que estoy pensado, solo ha tomado como 4 – ahora de pie. – Me da la mano, se la doy y me ayuda a levantarme, me dice que me mantenga de pie, toca mis piernas para acomodarlas – ahora voy a tomar esta parte – pasa su mano sobre mi abdomen rosando mi pene, me hace vibrar, se acerca con la cámara, solo es esa parte, pero ESA parte, ¿acaso me tomará ahí?, toma varias. -- ¿Te pongo nervioso? No has hablando desde que iniciamos los desnudos.
-- es… raro.
-- ya casi termino. Ahora de pie, con esta sabana, toma,-- me la da en la mano izquierda, me sube un poco esa mano, en la mano derecha coloca el otro extremo, la sabana tiene que cubrirme mi miembro, así que Nino lo está acomodando, sus roces me están provocando mucho deseo, tarda en acomodarlo, cada vez siento más cerca su mano, la ha dejado ahí, no la mueve, no quiero que sienta que ya estoy excitado, con la otra mano acomoda la sabana, por fin quita su mano, se coloca para tomar las fotos y las hace. – no te pongas nervioso por lo que sigue, prometo no hacer nada.
-- ¿Qué… qué sigue?
-- fotografías que hablen de amor.
-- ¿eh?
-- acuéstate, te acomodo – no me muevo, -- no va a pasar nada, hazlo por favor – me acuesto, -- tus brazos colócalos fuerte, derechos, tu palma en el suelo ok, abre tus piernas, dobla está pierna – me toca la pierna izquierda, la dobla un poco, la derecha esta recta y separada, Nino se levanta, se acerca a su cámara, se quita la playera, y sus zapatos, prepara algo en su cámara y regresa a colocarse entre mis piernas, sus manos están a lado de mi trasero, su palma en el suelo, inclinado hacia mí, su boca muy cerca de la mía, demasiado cerca, miro sus labios y él los míos, se escuchan los disparos de la cámara. – me regalas uno.
-- ¿un qué?
-- di si o no. – me mira directo a los ojos. – El que calla otorga – me besa, sólo une sus labios a los míos, cierro los ojos, se escuchan de nuevo los disparos de la cámara. Termina, se aleja de mí saboreando sus labios. Yo sentí muy lindo. Se levanta, acerca el tripie, acomoda la cámara a una altura donde según él salgamos en plano médium-shot, se vuelve a colocar sobre mí, tengo los brazos como en la toma anterior, él se acerca, y coloca su mano izquierda debajo de mi espalda, y toca mi hombro, la otra la tiene a lado de mi cuerpo, me besa el cuello, hago mi cara hacia atrás, se toman las fotos. – sólo faltan dos. Levántate – me da la mano, me ayuda a levantar, va a colocar su cámara, regresa a mí, me coloca frente la cámara, que deje mis manos a mi costado, él se está quitando la ropa, se ha quedado desnudo, arregla su cámara y va conmigo, se pone detrás de mí, su mano izquierda pasa por mi pectoral y la coloca en mi hombro derecho, su mano derecha la coloca oohhh… en mi pene, cubriéndome, lo toca bien, mi respiración ya no lo puedo evitar, es demasiado, -- voltea a verme, -- lo hago – bésame – le digo que no con el rostro, --lo hare yo – me besa, pero ya no solo es contacto, ha introducido su lengua, me esta besando apasionadamente, con intensidad, escuchamos los disparos de la cámara, han terminado y él sigue tocándome y besándome, va bajando lentamente su mano en él, me deja de besar – espérame, ya la última – se va a la cámara, regresa conmigo, me toma la mano izquierda y la pone en su cabello, la otra la pone en su trasero, su mano izquierda está en mis pompas, su mano derecha en mi espalda cerca del hombro izquierdo, me besa, nos estamos besando, suenan los disparos de la cámara, siento su lengua como entra en mi boca, nuestros cuerpos desnudos juntos, continuamos besándonos, y tocándonos, no se como nuestros pies se han atorado en las sabanas y caemos al suelo, caí sobre Nino, se me queda viendo – creo que debemos parar. -- ¿Qué esta diciendo? Me coloco encima de él, con mis piernas a su costado.
--No, para que me provocas – lo tomo de los brazos, y bajo hasta su boca, lo beso, él me corresponde, nuestras lenguas se conocen, se saborean, nunca puso resistencia así que lo suelto, coloco mis manos en su rostro, sus manos están acariciando mi espalda, lo beso en el cuello, mis manos van recorriendo su cuerpo mientras yo comienzo un camino de besos por su pecho, nos acomodamos, quedamos acostados frente a frente, besándonos, y abrazados, con mis manos sigo recorriendo su cuerpo, toco su miembro, él me besa el cuello, lo muerde. Va haciendo su camino de besos, llega a mis pectorales, juega con mis pezones con su lengua, lo muerde con ligereza, continua su camino de besos, llega al abdomen y continua bajando, lo tomo del rostro y lo traigo a mi boca, lo beso con intensidad, siento sus manos como me acarician el cuerpo, muerdo su labio y lo jalo, los besos son intensos, nuestras respiraciones aceleradas, ya esta sobre mi, me abre las piernas, me levanta un poco, lo estoy viendo, el mete en mi boca dos de sus dedos, los saboreo hasta cansarme, termino, él los saca y los dirige hacia abajo, me besa en la boca, siento como va entrando un dedo, pero sigo el beso de Nino, lastima un poco, entra el segundo, su beso es desesperado, termina de prepararme y me levanta, empieza a introducir su miembro en mi, grito, una mezcla de dolor y placer, me besa, entra despacio pero con él tiempo continua subiendo de velocidad, no dejo de gemir, el placer es demasiado, sentir sus besos, sentirlo dentro, como sus manos recorren cada parte de mi cuerpo, y una mano se ha colocado en mi miembro, lo esta masturbando, aumenta mucho más, no voy a tardar. Estamos sudando, lo siento en su cuerpo y me gusta, muerdo su hombro, lo acerco más a mí. Me corro en su mano, y él dentro de mí. Se acuesta sobre mi pecho, sale de mi con cuidado, me abraza, nuestras respiraciones se están calmando. Estamos en silencio, Nino se levanta, se coloca sobre mí, me mira a los ojos. No dice nada, solo me mira, baja lentamente a mis labios, me besa.

{Kame}

Acabamos de salir de una tienda de teléfonos celulares, Yamapi se ha comprado uno, ahora vamos caminando tomados de la mano. Yamapi me jala hacia él, me abraza por él hombro, volteo a verlo, no puedo evitar sonreírle, y más cuando él me ve con esos ojos llenos de ternura, que le brillan, y su sonrisa. Sé como hacer que se ponga rojo, coloco mi mano en su pompa, como me gustan, grandecitas y bien formadas. Se ha puesto rojo, pero no me dice nada, sé que le gusta. Ya no esta triste ni pensativo desde lo que hicimos en el baño, algo me oculta pero no lo voy a forzar, esperare a que él me lo diga, pero sé que no es conmigo, conmigo esta muy bien. Llegamos al parque, nos sentamos en el pasto, estoy entre sus piernas, recargado en su pecho. Yamapi esta viendo su nuevo celular.
--Tómanos una foto Yamapi. – me sonríe, nos acomodamos y la toma. – quiero un beso. – se ríe y me lo da, le quito su celular, lo beso y tomo fotos de nosotros besándonos. – me gustan tus labios.
-- mis pompas.
-- jajaja, sí. ¿Qué te gusta de mí? Tómame fotos para ti. – Me siento frente a él sobre sus piernas.
-- tu boca, -- me toma una foto de mis labios, -- amo tu sonrisa, tus ojos – los besa, los vuelve a besar, se toma una foto besándolos, -- tu cuello adoro morderlo – me muerde, no puedo detenerlo, e gusta que haga eso, siento su lengua y sus dientes. Lo abrazo del cuello para que él siga, se a detenido – continua, muérdeme – me hace caso, sigue mordiendo y succionando, esto me provoca demasiado, no quiero que pare. Mis manos van bajando hasta llegar a sus pantalones, se los desabrocho y meto mi mano debajo de los bóxers, lo acaricio, siento como esto le agrada, me besa más el cuello, cuando le provoco mucho más me muerde, se esta poniendo duro, me gusta, comienzo a masturbarlo. Cada vez más rápido, siento como su respiración se acelera, mi pantalón ya me molesta, en eso abandona mi cuello y me besa los labios, están apasionados y ahí se corre en mi mano. Que ni crea que voy a sacar mi mano, ahí se va a quedar. Tomo con otra mano su celular, tomo una foto de cómo mi mano esta dentro de su pantalón, que se note que lo tengo muy bien cuidado. – me gusta mucho más, es mío. —Yamapi se ríe, aun esta nervioso porque mi mano sigue en él.
-- Ya sácala.
-- No.
-- aquí no podemos.
-- no se dan cuenta de mi mano. – lo acaricio. – y no la voy a sacar eh. ¿Qué te dijo Ryo cuando se fue?
-- ah, que luego hablábamos – lo beso en el cuello – y… Kame.
-- me encanta ponerte nervioso. – lo beso en la boca, me abraza, siento sus manos en mi espalda.

{Ryo}

Terminamos y nos estamos vistiendo, Nino me besa entre momentos, me sonríen, platicamos de tonterías pero me hace reír, veo como está alzando todas sus cosas, él rollo lo quita a la cámara y lo guarda aparte, ya que tiene todo, va por mí, me besa, y nos levantamos, abre la puerta y esta Erika. Nino se queda impactado.


avatar
anyianka

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 06/01/2011
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solo debes ser tú (Capitulo 21)

Mensaje por anyianka el Sáb Ene 08, 2011 12:53 pm

Capitulo 21

{Ryo}

Ya que tiene todo, va por mí, me besa, y nos levantamos, abre la puerta y esta Erika. Nino se queda impactado. La mirada de Nino está fija en ella, Erika lo mira, no sé a donde mirar, ¿que sucede?
--¿Qué haces aquí? – le cuestiona Nino.
-- querías que hiciera las fotos contigo, ¿no? – enseguida que Erika termina de hablar volteo a ver a Nino.
-- ah… pero ya no.
-- ¿Por qué?
--ya las hice… con él.
-- ¿Y por qué con él?
-- ¿Por qué no? Si no te importa vamos de salida.
-- Nino espera, necesito hablar contigo. – Voltea a verme – a solas.
-- Si quieres a solas será en otro momento, no lo puedo dejar. – me hace feliz, que haya dicho que no me puede dejar.
-- vamos a hablar atrás.
-- Ryo espérame. – se van, me acerco un poco, no hago ruido para poder escuchar. -- ¿Qué quieres Erika?
-- ¿Te molesta que haya venido? Si a ti te encantaba que yo fuera tu modelo.
-- Sí Erika pero las cosas han cambiado. – su voz es más tranquila.
-- ¿Han cambiado? Oh.
-- ¿De que querías hablar?
-- ¿seguro que no nos escucha?
-- No nos escucha.
-- Takki quiere vernos en la noche en las cabañas, que es importante, que ya tiene el plan resulto y nos necesita. Ah. Y quiere que vaya a buscar a Kame.
-- ¿Te gusta Kame?
-- por supuesto que no.
-- entonces por qué le sigues el juego a Takki.
-- tú sabes por que. ¿Y tú?
--¿Yo qué?
-- no te hagas, tú sólo estás con Ryo porque Takki te lo pidió. -- ¿Qué? ¿Qué he hecho?, —Entonces, ¿te vas conmigo a las cabañas? -- me alejo de ahí, tomo mi mochila y salgo del estudio, todo es un plan, me deje llevar por mentiras, algo quiere, hay algo detrás de esto, siento un dolor, me siento engañando, usado… voy caminando, mmm la salida… creo que es por allá. Él iba a hacer las fotos con Erika. No debió pasar, no debí de haber creído en él. Me jalan del brazo, volteo, es Nino, lo miro, me abraza con fuerza. Su respiración es acelerada, supongo que venia corriendo.
-- ¿Por qué siempre te me escapas? – no sé que decir, siento mis ojos llorosos -- ¿Por qué no me esperaste? – no tengo valor de reclamar, sé que me voy a arrepentir pero estoy feliz de que haya venido por mi, lo abrazo. Sé que me va a herir, pero quiero vivir está mentira. Se separa de mí, me toma de los hombros y me besa, cierro los ojos, termina, me toma de la mano y nos vamos caminando hasta llegar a su auto. Entramos y vamos de camino a casa. -- ¿Por qué estás tan callado?
-- ¿mmm? – Luce preocupado, quizás piense que escuche la conversación – Pienso en lo que pasó. ¿Y qué somos?
-- ¿Qué quieres que seamos? – quiere que yo le diga todo, el que creo la mentira fue él, mínimo que lo haga bien, volteo a la ventanilla. Voy viendo el panorama de la ciudad, siento su mano sobre la mía, la toma y la coloca en su pierna, lo miro sorprendido, -- no la quites, así puedes sentirme tuyo. – suelta mi mano y continua manejando, dejo mi mano en su pierna. – Mañana voy a revelar el rollo, ¿Quieres venir conmigo?, es algo muy interesante estar en el cuarto de revelado. Te mostrare como funciona.
-- Sí, estaría.
-- entonces paso mañana por ti al instituto. – le digo si con el rostro, volteo a ver por la ventanilla, por más que quiera creerle, las palabras de Erika están en mi mente, estamos en un alto, siento su mano en mi barbilla, me gira hacia él y me besa.

Ya es otro día, quedo de venir por mi a la hora de salida, estoy con Yamapi en la cafetería, le he contado lo que escuche y lo que pasó, no dice nada, solo me mira.
--Ryo – lo volteo a ver – ya no me ayudes.
-- pero Yamapi
-- Te quiero Ryo, no quiero que te lastimen.
-- Ay, ¿quien está mal?, ósea… yo soy fuerte y hasta crees que… -- siento como me abraza, veo a Kame viéndonos – Ya suéltame que ahí esta tu novio psicópata. – me suelta, lo voltea
a ver. Kame viene caminando hacia nosotros.
-- no soy novio psicópata. – atrás de Kame vienen Jin y Toma.
-- Chicos, tenemos plan para hoy. – dice Jin, en eso Yamapi toma de la cintura a Kame y lo sienta en sus piernas, pone su cara en su hombro, todos vemos atentos a Toma que es el único que ha quedado de pie.
-- Hace tiempo que no salimos todos juntos, que les parece si vamos al karaoke o a jugar a un parque.
-- yo no puedo, tengo cosas que hacer pero vayan las parejitas – les digo poniéndome de pie –así pueden manosearse con gusto – me alejo de ellos, se me han quedado viendo con una cara de quererme golpear, continuo caminando, siento como alguien llega por detrás y se sube en mí, volteo y es Jin, ahora me tiene abrazado por el cuello, me despeina, los demás vienen atrás caminando. Ya deja de abrazarme, y estamos platicando de tonterías como siempre, en eso lo sorprende Yamapi porque llega corriendo y se sube en él. Las clases han terminado, estoy en la entrada, Yamapi llega sólo, ¿Dónde dejo a Kame? -- ¿Y tu novio psicópata?
-- fue al baño
-- ahora no fuiste a hacer acá y acá con él. – se ríe
-- no, hoy no. ¿Seguro que no te vienes con nosotros?
-- mañana, va. – se me queda viendo, su mirada se dirige a la entrada, volteo y está Nino esperándome – Me voy, no les digas que me fui con él. Esto queda entre tú y yo.
-- ok, adiós. – se despide, llego con Nino y me dirige hasta su auto. Nos saludamos y nos preguntamos como estuvo nuestro día, después ya no hablamos, estamos en el auto y vamos de camino a su universidad. Estamos en silencio, pero no es incomodo, de hecho es agradable y más escuchando su música, voy viendo por la ventanilla, me relaja, con su mano derecha toma mi mano izquierda, nuestros dedos se entrelazan, aun no decimos nada. Siento el calor de su piel. Después de un tiempo más llegamos, bajamos del auto, él me dirige, yo solo lo sigo, pasamos por los estudios, me quedo viendo, me recuerdan a lo de ayer, Nino me toma de la mano y seguimos caminando, llegamos a donde dice cuarto de revelado, entramos y tiene como un pequeño laberinto, pasamos una puerta, la si
guiente ya esta oscura y solo tiene una lámpara de luz roja, pasamos otra puerta y tiene un pasillo, abre la puerta y entramos, esta casi oscuro, lo único que alumbra son dos lámparas rojas cerca de la puerta. Es un cuarto grande, paredes blancas, pero como todo esta oscuro casi no se nota, la puerta es de metal y color rojo. A los lados hay lazos que cuelga, al fondo, es decir enfrente de la puerta, están las ampliadoras, y en el centro una mesa larga con bandejas.
-- deja tus cosas en este mueble, como está oscuro no sabemos que onda y podemos caer, es peligroso. – le hago caso, dejo mis cosas en ese mueble, me siento en un banco alrededor de la mesa del centro, lo veo pasar a un cuartito oscuro, con luz roja, está sacando químicos y los disuelve en agua, tiene dos jarras, ha sacado un bote en forma de vaso con tapa, no se que es, ha sacado varias cosas, se sienta conmigo, a un lado, estoy mirando todo con curiosidad, cuando me doy cuenta mi mirada se encuentra con la de él, me sonríe – te explico, este – el vaso según yo – es un tanque de revelado, este de aquí, este palito que tiene dentro es donde se colocan los carretes, este, que parece como una rueda, esta tapa se pone en el tanque cuando ya tiene los carretes adentro, tiene este hoyito que se une con el palito, y ahí se colocan los líquidos, después pones la tapa y hacen unos ciertos movimientos con sus tiempos. – se me queda viendo – ¿me explique?
-- mmm sí pero, no entendí ciertas cosas. El carrete para que es.
-- aquí se coloca el negativo, primero es romper el rollo, bueno lo que cubre la película, después se coloca en este carrete, y empiezas a moverlo y la película se va colocando, pero como esto, que es el revelado, se hace en absoluta oscuridad, debes tener cuidado con la película, no poner tus dedos en ella, o que se doble, y debes escuchar muy bien porque si se oye raro es que estas metiéndolo mal. Que te parece si tú revelas este rollo.
-- no, es tu trabajo, tengo miedo de arruinarlo. Mejor después, va.
-- Está bien, antes de apagar la luz tengo que acomodar todo – acomoda primero el tanque vacio, después el tubito, después la tapa que va por dentro y al ultimo la tapa, enfrente el carrete, tijeras y el rollo – voy a apagar la luz – se levanta y apaga las luces, no veo ni madres, escucho el banco cuando se sienta de nuevo – no puedo romper el rollo, ah ya, ahora saco la película, y la voy a colocar, -- se escucha como va moviendo el carrete, empieza despacio pero cada vez va más rápido – ya, -- se escucha como coloca todo dentro del tanque. Ya no escucho nada, siento sus labios sobre los míos, los mueve despacio, separándolos y uniéndolos, el beso ha terminado pero sus labios van rozando mis labios, ya no los siento, abro los ojos pero es como si nunca los hubiera cerrados, no veo nada. Enciende las luces rojas, se acerca. – ahora el revelado – coloca el liquido, ahora esta moviéndolo y contando el tiempo, tienen que ser 20 segundos en movimiento y 20 quieto, repetirlo varias veces, cerca de 7 veces, regresa el liquido a una botella, ahora le pone agua, repite, y después hecha el fiador, repite 7 veces, ya que termina regresa el liquido en su botella, y al tanque le pone agua, repite ciertos tiempos, ya ha terminado, nos dirigimos al lavabo, ahí enjuaga la película muy bien y ya zafa el carrete, cuelga la película en un lazo. – tenemos que esperar a que seque. – me toma de la mano y nos vamos a sentar en el suelo, recargándonos en la pared, se me queda viendo, con su mano me acaricia la cara, la deja en el cuello, se acerca y me besa, cierro los ojos y me dejo llevar por la sensación, sus labios saborean mis labios, de repente los aleja y vuelve a besarme, su lengua roza mis labios, me besa y la introduce. Deja de besarme, se coloca encima de mi, cada una de sus piernas a mi costado, me toma del cuello con ambas manos y me besa apasionadamente, lo abrazo de la espalda. Sus labios son suaves, tiernos, me siento en otro mundo con sus besos, sus manos sobre mi cuello. Termina de besarme, se levanta, me da la mano y me ayuda a levantarme. Vamos a ver los negativos, se han secado, lo quita, nos sentamos alrededor de la mesa del centro – ahora lo tengo que cortar en tiras de 6 negativos cada uno. – solo lo miro, me parece asombroso el estar aquí, es increíble y no solo por estar con él, sino el proceso es magnifico. Esta cortando toda la película, ya que termina va de nuevo por los líquidos, coloca 4 charolas, la primera con el revelado, la segunda con agua, la tercera con fijador y la ultima con agua. – mira, ven. – nos acercamos a una amplificadora, me enseña como funciona, como tiene que ser el papel y como saber que lado usar, para que funciona el filtro y todo lo que tiene la amplificadora, esta haciendo la primer foto, en la amplificadora se refleja por la luz, es donde ya nos estábamos besando bien acá, tiene un aparato para contar el tiempo, apaga la luz, aprieta el botón y solo se ve la luz por ciertos milisegundos, quita el papel, esta en blanco, lo mete en el revelado y wow, se empieza a ver la imagen.
-- Es increíble, wow. Nino esto es genial.
-- es maravillosa la fotografía, ¿no crees?
--
-- ahora tú, sácala del químico, pásala al agua, después al fijador, tiene q estar ahí por algunos minutos y por ultimo en el agua. – hago lo que él me dice. Sacamos la foto del agua y la vamos a colgar, me besa muy lindo y continuamos, sigue amplificando las fotos, y estoy ayudándole a colocarla en los químicos, estoy tan feliz que no dejo de sonreír, él me responde con una hermosa sonrisa y de repente algunos besos. Hemos terminado con todas las fotos, estoy viéndolas que están colgadas, en eso siento sus brazos que me rodean. – El modelo está muy bueno.
-- Sí, que cuerpazo. – me río. Él me sonríe. Mi mirada se centra en una foto, donde estamos los dos, besándonos, donde su mano esta por mi hombro y la otra cubriéndome mi pene, esa foto se me hace muy linda, la luz es perfecta, todo es perfecto, siento sus besos en mi cuello, y viéndola me provoca.
-- esa foto, me encanta. Transmite mucho.
-- sí, es hermosa. – me continua besando el cuello, me voltea hacia él y me besa, sus manos empiezan a recorrer mi cuerpo, suena su celular, …che celular, siempre. Nino va a contestar, se ha puesto nervioso.
-- Ryo, voy a contestar, no tardo. – sale del cuarto, lo sigo en silencio, alcanzo a escuchar la conversación, bueno lo que él dice. – Ahora que Takki,… si voy a ir pero estoy ocupado… pues con quien, me pediste distraer a Ryo, ¿no?, ¿ya terminaste de hacer eso?, entonces para que molestas… ay, como crees, si lo que menos quiero es tocarlo… un rato más y lo llevo a su casa. No le he preguntado, … ¿Qué he estado haciendo?, no es estúpido, no me dice las cosas tan fácilmente, vale voy a colgar, … ¿ahora que?... ¿Erika? ¿Qué te dijo?... voy a ir a buscarla dejando a Ryo., vale… -- me alejo de la puerta, con rapidez me voy a sentar al suelo, recargándome en la pared. Siento feo, siento un dolor, pero tengo que estar bien, cualquier cosa que me pregunte se la regreso. Entra, volteo a verlo, se me queda viendo, bajo la mirada. Se inca frente a mi y me besa, no le correspondo pero parece no darse cuenta porque continua. La carne es débil y correspondo a sus besos, poco a poco me va acostando en el suelo, ahora esta sobre mi, me besa, siento como sus manos recorren mi cuerpo, sus besos ahora pasan al cuello y una frase viene a mi mente “si lo que menos quiero es tocarlo“, con mis manos lo separo de mí y me levanto.
-- Nos vamos.
-- ¿Por qué? – se acerca a mi, me toma del cuello, me va a besar. Me quito.
-- Ya me quiero ir, me llevas o me voy.
-- ¿Y si no me quiero ir?
-- Pues me voy.
-- ¿Qué te pasa?
-- Ya me aburrí. – se me queda viendo como ofendido, enojado, no lo sé, no quiero verlo más –entonces me voy. – tomo mis cosas.
-- espérame, alzo todo y nos vamos. – me siento en un banco, estoy viéndolo, esta guardando todo. Termina y nos vamos, subimos al auto, me dice algo que no logro retener y me sonríe, yo también le sonrió, me toma del rostro y me besa, pero enseguida me muevo.
-- tengo sueño – me recargo con mi rostro hacia la ventanilla, me hago el dormido, solo siento su mirada sobre mi, hemos llegado a mi casa, me despierta con un beso.
-- te veo mañana.
--sí. Nos vemos – salgo del auto, escucho que me habla pero no volteo, entro a mi casa. Subo a mi habitación, lo veo que aun sigue ahí. Me acuesto en mi cama, estoy así por un largo tiempo, suena mi celular, lo veo, es un mensaje de Jin “Ryo, conéctate tenemos tarea, tienes las hojas de biología, conéctate”, ¡¡Madres!! Lo olvide, el trabajo es para mañana, donde tengo las hojas, las busco por todas partes, veo mi mochila, la abro y tiro todas las cosas en el suelo, veo las hojas y a lado la USB, eso también lo había olvidado. Conecto la USB a la compu, abro la carpeta que copie de la laptop de Nino, hay una conversación con Takki, la abro, dice:
Takki__: Quiero que lo busques, sal con él uno que otro día, hazle creer que sientes algo por él, juega un poco, después sácale toda la información. Destrúyelo.
Nino__: No quiero salir con él, no quiero tocarlo, no quiero besarlo, no quiero nada. Me da asco.
Takki__: si lo haces te ayudo con Erika. Te lo prometo.
Nino__: Júralo, está bien. Por Erika lo soportare.


avatar
anyianka

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 06/01/2011
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solo debes ser tú (Capitulo 22)

Mensaje por anyianka el Sáb Ene 08, 2011 12:55 pm

La cancion Nada que decir, de Erik Rubin, en una parte del capi. Espero les guste el capi.

Capitulo 22

{Yamapi}

Ryo me cito temprano en la cafetería de la escuela, me ha contado todo lo que leyó en esa conversación, no puedo creerlo, ¿Quiénes son en realidad ellos tres? Todo lo que les mueve es el dinero, a pesar de ir en una universidad privada, tener autos, casas enormes, hombres y mujeres a su alrededor quieren más. Ryo descubrió que Takki solo esta con el tal Tsubasa porque asi tiene su futuro asegurado, es el hijo del director de la universidad y su jefe, promueve sus pinturas y como es novio de su hijo le ayudara a dar una exposición de todas sus obras, por eso no lo deja. Erika está enamorada de Takki, sabe que esta con Tsubasa solo por interés, tiene la esperanza de que Takki se fije en ella, por eso hace todo lo que él le pide, a Erika no le mueve el dinero, sino el amor, ella estudia arte dramático y esta por estrenar una obra, Nino… está enamorado de Erika, y esta ayudando a Takki con la condición de que Erika le haga caso. Ryo sigue enfrente de mí, sé que hay algo más detrás de lo de Nino, se ha enamorado lo sé y me duele en el alma verlo decaído. Respira profundo y continua hablando.
--Tienen un plan, ese plan es ponerle un 4 a Kame, -- ¿un 4? – tienen planeado citarlo, Erika lo va a invitar a salir, le van a poner algo en la bebida, de hecho ya la consiguió Takki, y lo van a dormir, iban a plantar la escena de que tuvieron acá y acá, Nino… según se convertiría en mi pareja y me invitaría a su departamento, y planean que ese día tú estés conmigo y así descubrieras el “engaño”, y así Takki consolarte. – me río, no sé si por sorpresa, sarcasmo o no sé.
-- Es de película, obviamente eso no iba a pasar. No hay forma de caer.
-- Vamos a contarle a los demás. Kame necesita saber por si lo invitan a salir.
-- No entiendo, si Takki tiene a su novio, para que me acosa.
-- Takki solo quiere acostarse contigo. – eso es cierto, él me lo dijo. – a parte se cree el mega galán.
-- Sabes pensé que su plan era algo peor. – realmente me asustaba al sentir a Takki cerca. Por una parte me siento aliviado pero al ver a Ryo, me siento triste, tengo que preguntar. -- ¿Y Nino? ¿Lo vas a ver?
-- No
-- pero no me dijiste que quedo de venir por ti.
-- ah sí, pero no pienso irme con él. Voy a salir con ustedes recuerdas. ¿Y a donde vamos a ir?
-- no sé Toma. ¿Cómo lo vas a tratar?
-- lo voy a hacer sentir basura, algo que ya use y que tire. – Esta enojado, dolido. Mejor ya no digo más. Toca la campana para entrar a clases, nos vamos juntos y después nos separamos. Horas después Kame y yo estamos en el jardín, sentados bajo un árbol, le he contado todo tal como me lo pidió Ryo, claro haciendo excepción en que Ryo y Nino acá y acá.
-- Tomo, no te preocupes, -- me mira a los ojos – siempre voy a estar contigo – me besa. –Estoy esperando, eh. – se coloca frente a mi, parando su boquita para que lo bese, sonrío, se ve muy lindo, lo beso con ternura. Terminamos de besarnos, Kame se coloca entre mis piernas, recargando su espalda en mi pecho, me toma las manos y hace que lo abrace por la cintura, esta jugando con mis manos. – Yamapi… ¿cuando vamos a tu casa?
--¿a mi casa? Cuando quieras, ¿por qué?
-- mmm, ¿te explico? – asiento, conozco esa cara de Kame, es cuando quiere tener acción, toma una de mis manos y la lleva hasta colocarla en su miembro, claro sobre la ropa. Me mira a los ojos, y me besa, su beso es apasionado, e introduce su lengua, mueve mi mano sobre su miembro, entiendo la indirecta y lo masajeo, lo aprieto levemente, Kame me esta mordiendo los labios de repente, tiene mi labio inferior entre sus dientes.
-- ¡¡SE ESTAN FAJANDO!! – Kame se ha asustado, y me muerde el labio, lo jala por la sorpresa y creo que me esta sangrando. Volteamos y es Ryo. Se está riendo – Esa mano Yamapi – me doy cuenta que aun sigue en el miembro de Kame, la quito y me toco el labio.
-- Yamapi lo siento. – me dice Kame al ver mi labio.
--… che Ryo – se sigue riendo sin parar.
-- siempre tengo que verlos yo. – se riendo. – Ya nos vamos, los esperamos afuera. Bueno, los dejo para que terminen sus 4 letras, S-E-X-O.
-- Ya cállate Ryo. Ya vamos – Ryo se va caminando, Kame aun me mira preocupado, lo beso para que cambie esa cara, me toma del rostro y me besa con cuidado de no lastimarme, pero yo aumento la intensidad del beso, yo estoy sentado en el pasto, recargado en el árbol, Kame esta hincado sobre mi, mis piernas están entre las de él, nuestras lenguas ya se conocen, se saborean, mis manos se colocan en sus pompis.
--Oigan, -- es Ryo de nuevo, dejamos de besarnos -- lo de SEXO era broma eh. Ya vámonos. – Kame y yo nos miramos, y nos levantamos, vamos caminando, Kame me toma de la mano. – Ya los traje, -- llegamos con Jin y Toma – estaban en plena acción. –le pego en la cabeza a Ryo.
-- Eso no es cierto,… estábamos por empezar – nos reímos todos, la cara de Ryo cambia cuando se da cuenta que Nino está en la puerta. Me mira y enseguida va con él.



{Ryo}

Me molesto al verlo en la entrada, como tiene cara de seguir con el juego. Llego con él, me va a saludar de beso pero me hago para atrás.
--¿Qué haces aquí?
-- quedamos en salir hoy.
-- ¿ah sí?, UUyyy, lo olvide. Tengo planes. Adiós.
-- hey, espera. Quedamos en algo.
-- voy a salir con mis amigos.
-- pero quedaste conmigo.
-- pero ya te dije que voy a salir con mis amigos.
-- los prefieres a ellos que a mí.
--Obviamente. Son mis amigos.
-- ¿y yo?
-- exacto, ¿tú que eres para mi? No te adjudiques un rol que no tienes. Adiós – comienzo a caminar, me jala del brazo, me besa a la fuerza, lo empujo -- ¿estás idiota? ¿Cómo se te ocurre aquí?
-- ¿Por qué no? ¿Te da pena?
--sí, me da pena que me vean contigo. – se ha molestado, lo veo en su rostro
-- voy contigo.
-- ¿eh?
-- voy contigo y tus amigos. – me río.
-- no
-- – me toma de la mano y vamos hasta donde están Yamapi y ellos – me invitan con ustedes hoy.
-- ssssííííí. – responde Yamapi, ¿Yamashita?, lo miro a los ojos con molestia.
-- nos vamos en mi auto. -- Todos siguen a Nino, me he quedado atrás, Yamapi se me acerca.
-- venganza por las 4 letras. – se ríe, lo miro con odio, es juego pero… ash. – Ryo, piensa, está en tu territorio, puedes hacerle lo que quieras, hacerlo sentir menos.
Ya vamos en el auto, voy en el asiento del copiloto, Nino me voltea a ver de vez en cuando, pero lo ignoro, estoy pensando que hacer, algo que le duela. Yamapi va abrazando a Kame, y van platicando de tonterías, se ríen bastante, Toma le esta contando algo a Jin, mueve demasiado sus brazos y Jin esta muerto de la risa. Toma dijo que íbamos al karaoke, ya sé, jajaja la que se le espera, después de hoy no creo volver a verlo. Llegamos al karaoke, nos asignan una habitación, nos llevan bebidas y botana. Como siempre Jin y Toma toman el micrófono y comienzan a cantar, todos los estamos viendo, Nino esta sentado a lado de mi, hace ademan de hablarme y me levanto con rapidez, comienzo a jugar con Jin y Toma. Asi me paso toda la tarde, evadiéndolo, haciéndolo sentir invisible, de repente Toma le dirige la palabra, o Yamapi pero para cosas como “ahora cantan tú” “quieres más”. Lo he estado ignorando, y cada vez su cara es de molestia, vamos a ver hasta donde aguanta. Me siento a lado de Nino, ya llevamos rato en el karaoke y hemos tomado bastante, yo estoy bien, los demás no lo sé pero ya empezaron de cariñosos, Jin se esta besando con Toma muy acá, y Kame con Yamapi, pero solo se están besando. Nino observa a Yamapi, quizás por eso Yamapi no besa tan acá a Kame, después me mira, en un movimiento rápido me toma la mano, se pone sobre mí, se me está acercando, me besa, comienzo a responderle, cuando siento su mano entrar en mis pantalones lo aviento con ambas manos, cae del sillón, sólo Yamapi se ha dado cuenta pero sigue en su rollo con Kame.
--¿Qué te sucede?
-- No quiero.
-- ¿Por qué no?
-- sólo no quiero.
-- ¿hice algo que te molestará?
-- AAAHHH, ¡¡Vaya!! ¡¡Que pregunta!! – se me queda viendo con cara de no entender. – Ahora regreso.
-- ¿A dónde vas?
-- ¿A dónde crees? Al baño. – al cerrar la puerta veo su cara de molestia. Llego al sanitario, hago mis necesidades, me estoy lavando las manos cuando veo entrar a un chavo algo alto, blanco, de cabello castaño, algo largo, la mitad de su cabello cubre su cara, esta algo pálido del rostro, viste con unos jeans ajustados, una playera gris, abierta, se me queda viendo, va a hacer sus cosas y se lava las manos a lado de mí. – Ryo Nishikido
-- Tatsuya Ueda.

{Nino}

Ryo se ha tardado bastante en el baño, me siento bastante incomodo, las dos parejitas están fajando, mejor voy por él. Salgo de la habitación, algo le sucede a Ryo, ha estado insoportable, no sé porque tengo que estar soportando a este niño, entro al sanitario, no hay nadie, me veo al espejo y… se refleja, un sanitario, tiene la puerta abierta, es… sí… es Ryo dando tremendos besos con un tipo, el tipo no tiene la playera, Ryo tampoco, le está quitando los pantalones al tipo, actuó sin pensar, corro hacia ellos, tomo del brazo al tipo, lo jalo, ya que lo tengo frente a mi lo golpeo en el rostro, cae al suelo, volteo a ver a Ryo, tiene el zipper abajo, me sonríe y pasa su lengua por sus labios.
--lo arruinaste.
-- ¿Qué estas haciendo?
-- lo que viste.
-- pero yo soy tu novio
-- te dije que no te adjudicaras rolles que no te corresponde.
-- pero tú y yo…
-- sí, tú y yo… él y yo… ¿Qué importa?
-- me estas volviendo loco – lo tomo de los brazos y lo levanto, se me queda viendo a los ojos, no tiene reacción de miedo, parece gustarle – carajo, quita esa maldita cara. – se ríe. – cállate. – Le grito, sigue burlándose -- ¿estás jugando conmigo? – deja de reírse, pero sonríe.
-- eso parece. – me caga, lo jalo del brazo y lo saco del sanitario, lo aviento contra la pared, --estoy harto que me trates como un idiota.
-- ¿Y que eres Nino? – Voy a golpearlo en la cara pero el idiota del tipo se mete, me sostiene la mano, lo volteo a ver – tú desaparece – lo golpeo en la cara.
-- Vete, yo me encargo. Te veo afuera – le dice Ryo, a lo que el chico accede a irse. Tomo del cuello a Ryo, presiono causándole dolor -- ¿cómo que lo ves afuera? DEJA DE JUGAR. Pensé que teníamos algo.

{Ryo}
Me tiene por el cuello, pensó que teníamos algo, sí claro. Lo aviento con ambas manos, comienzo a reírme sin parar.
--¿Qué te da tanta gracia? – me dice molesto.
-- Espera… -- continuo riéndome, respiro profundo -- ¿tú te la creíste?
--¿creerme qué?
-- que había algo entre nosotros. – Sigo riéndome – Todo fue falso.
-- ¿de que hablas?
-- solo me acerque a ti porque Yamapi me lo pidió, sabia que Takki tramaba algo, lo espiaba en tu auto todas las noches, así que le hice el favor, y mira que fuiste de gran ayuda, gracias a ti sé que tu mega amigo tiene novio y hace cerca de 2 años, y… ¿a qué no te imaginas que más?... Sabemos, sí sabemos, del plan contra Kame, sabemos todo.
-- entonces sabes que yo no estuve contigo porque realmente me gustes. No sabes el asco que me provocaste. – no quito mi sonrisa.
-- sí lo sé, te comprendo, sentí el mismo asco o más, pero tú buscabas una segunda yo no soporte la primera, menos la segunda. – esta enojado. Me avienta contra la pared, esta sobre mí.
-- te aseguro que si te beso, te toco, te vuelves loco.
-- hazlo, y veamos el resultado. – me va a besar, si lo hace se dará cuenta que me estoy muriendo, se esta acercando, sus labios están cerca, le escupo en la cara. – hasta crees que te iba a dejar hacerlo, AAhhhh, no me digas que… ¿a ti si te gusto?, lo siento pero tú a mi no, así que piérdete. – salgo del sanitario antes que me responda, Nino me sigue, ya estamos fuera del baño, veo a Ueda esperándome, lo beso y nos vamos de la mano. Nino se ha quedado atrás.

{Yamapi}

He visto la discusión, Ryo se ha ido con ese chicho. Nino está parado en el pasillo, yo los veo desde la puerta, empieza a sonar su celular, contesta:
--Ya deja de joder Takki, ya valió madres todo, Ryo sabe todo, sí todo… todo el plan así que olvídalo ya. – cuelga, voltea y me ve viéndolo, baja la mirada y se va.


avatar
anyianka

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 06/01/2011
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solo debes ser tú (Capitulo 23)

Mensaje por anyianka el Sáb Ene 08, 2011 1:01 pm

Capitulo 23

{Ryo}

Aun estoy acostado en mi cama, no quiero ir al colegio, ayer me fui con Ueda saliendo del karaoke pero no paso nada, si hubo besos y eso, obvio no le iba a decir que sólo lo use para molestar a Nino, pero solo quedo en besos. De hecho no creo volver a verlo, no le di mayor información de mí, sólo mi nombre. Suena mi celular, es Yamapi, contesto.
--¿Qué no piensas levantarte?
-- ¿Qué?
-- Estamos fuera de tu casa, cámbiate y te vemos aquí. No vamos a ir a la escuela asi que muévete. – cuelga, no tengo ganas de salir, solo quiero estar en cama, me vuelvo a acostar, el celular suena de nuevo, contesto -- pero muévete Ryo – es Yamapi y vuelve a colgar. Esta bien, me levanto, me baño lo más rápido que puedo y salgo de la casa, estas Yamapi, Kame, Jin y Toma, traen sus mochilas pero con otra ropa que no es el uniforme, me saludan y caminamos hasta la estación de metro, aun no me dicen para donde vamos, como siempre Jin y Toma se han sentado juntos, van dándose amor, y Yamapi con Kame igual, Kame lo toma del rostro y le da besitos, de repente están calmados y Yamapi le va besando el cuello. Jin esta abrazando a Toma y él lo besa. Yo ya me harte de verlos, estoy feliz pero ¿y yo? Me siento solo. Voy viendo por la ventanilla. Me llaman la atención las luces, como se ven en la oscuridad y con la rapidez que va el convoy, parecen fotografías de barrido, oh… otra vez pensando en él, todo lo que me explico de la foto la tengo grabada en mi mente, todo lo que ese estudio implico… Ryo deja de pensar en él, no lo volverás a ver, eso es seguro. --Ryo – creo que Yamapi se ha dado cuenta que estoy mal, su mirada es de preocupación.
-- Ya por fin puedo ir normal, no que los tenía que ver muy acá, casi comiéndose, que mejor decidí mirar a otro lado.
-- ¿Qué exagerado eres? – me responde Kame. Comienzan una conversación conmigo, de algo sin importancia pero bueno les sigo el juego.

{Jin}

Estoy abrazando a Toma, y estoy viendo como están los otros tres, están platicando bien, hay momentos en los que siento que Ryo esta ido, no pone atención, me pregunto por qué Yamapi decidió que todos nos fuéramos de pinta, no ir a la escuela, y lo de ayer fue extraño ¿Por qué estaba Nino con Ryo? ¿Desde cuando se veían? ¿Y a donde se fueron? Si me di cuenta que Nino quería besar a Ryo, tocarlo pero Ryo cuando es cabrón, si que lo es, lo hizo sentir tan mal, me daba penita. Me doy cuenta que Toma se me ha quedado viendo serio.
--¿a quien miras?
-- nada, solo pensaba.
-- ¿En Ryo? – Me sorprende que me conozca tan bien – el único que sabe lo que sucede es Yamapi, todos sabemos que Ryo en el que más confía es Yamapi y quizás por eso sugirió esta salida. Estoy feliz de estar contigo. – lo beso, despacio y suave, su mano comienza a jugar en mi pecho, la va bajando hasta llegar a los pantalones, la introduce y me esta tocando, OOHhh, introduzco la lengua en su boca, por un instante olvido donde estoy y comienzo a besarlo de forma frenética, siento miradas pero me vale, yo lo quiero, siento una mirada muy fija y cerca, dejo de besar a Toma y volteamos lentamente, mendigo… es Ryo, esta tan cerca de nosotros, viéndonos.
-- Esa mano sácala de ahí Toma – dice tan fuerte que todos voltean, Toma la saca, esta completamente rojo, Ryo se empieza a reír. Yamapi y Kame se levantan y se acercan.
-- Bajamos aquí – nos indica Yamapi. Ya que llegamos a la estación Toma y yo nos miramos y salimos corriendo. Ahora ya vamos caminando, Ryo se ha emocionado al darse cuenta que estamos en la playa, corre hasta llegar al agua, se quita los zapatos y calcetines, entra en el agua, Yamapi le sigue al igual que Kame, están jugando en el agua, mojándose. Toma y yo preparamos todo, acomodamos las cosas, las toallas, las bebidas, nos estamos quitando la ropa, nos quedamos en traje de baño y nos sentamos en la arena mientras que ellos terminan de jugar. Los observamos y nos sentimos como los papás viendo a sus hijos jugar.

{Kame}

Estamos en el agua jugando, de repente Ryo se acerca mucho a Yamapi o viceversa pero no me dan celos, sé como son, o hay momentos en que los dos se acercan a mí, nos aventamos agua con los pies. Estamos corriendo por toda la playa, llega un momento en que él juego es solo entre ellos, me he aburrido y cansado así que me voy a acostar en la arena, los veo y siguen en su rollo, parece que no se han percatado que ya no estoy, está bien que mi novio disfrute a sus amigos, jajaj, mi novio, me hace sentir tan feliz de solo decirle. Cierro los ojos por la intensidad del sol, que llega a lastimar, siento unas manos en mis pies y otras en mis muñecas, abro los ojos y Ryo me esta agarrando de los pies, y Yamapi de las muñecas, me estoy moviendo como desesperado pero ellos son más fuertes, me llevan hasta el mar, estamos en el agua y hacen ademan de aventarme, pero no lo hacen, van entrando más al agua, ahí hacen lo mismo una y otra vez, que me van a aventar pero ya me desespere, pero al parecer no lo van a hacer en eso siento como me avienta, caigo en el agua, me hundo por algunos segundos, estoy empapado, y aun con ropa, los dos se están riendo y me ven
divertidos.

{Ryo}

Acabamos de aventar a Kame al mar, jajaja su cara, jaja ¿estará molesto? No. Yamapi lo ve divertido al igual que yo, se me ha ocurrido algo, así que aviento a Yamapi pero no sé de que forma ha logrado dar la vuelta y me coge de la mano haciendo que yo caiga con él cerca de Kame. Ahora estamos los tres totalmente mojados, empezamos a jugar con el agua, a intentar nadar pero la ropa es muy pesada, Kame se le acerca a Yamapi por momentos y su mano esta bajo el agua, después se aleja y así se la pasa entre juego y juego, me quedo viendo a Kame, jajaja, sí, esta manoseando a Yamapi, su mano se queda en el trasero de Yamapi y le sonríe. Este bien, seré bueno.
--Ya me canse, voy a quitarme la ropa, regreso. -- se me quedan viendo, salir del agua me cuesta trabajo, llego hasta la arena y me tiro en ella, cierro los ojos, me siento tan tranquilo.

{Yamapi}

Ryo nos ha dejado solos, veo como se acuesta en la arena, Kame se me acerca demasiado que me pone nervioso, me besa suave, saboreando mis labios, siento sus manos en mis pantalones, los esta desabrochando, pasa su lengua por mis labios y vuelve a besarme mientras mete su mano en mis bóxer, me pone a temblar, sonríe mientras me besa. Me besa y su beso termina mordiéndome mi labio, no lo ha soltado cuando ya siento su mano en mi miembro, lo acaricia, vuelve a besarme pero ya introduce su lengua, me estoy excitando demasiado, quizás por el lugar y estamos al aire libre, y gente alrededor, y … sus besos ya me invadieron la mente, no pienso mas que en sus besos, su cuerpo, en mi crece una necesidad de tenerlo, nos hundimos en el agua y nos besamos con desesperación, como si fuera lo único que nos queda por hacer, mis manos están bajo su playera, tocando su cuerpo, su beso se vuelve más intenso, siento su lengua dentro de mi boca, teniendo una guerra con la mía. Salimos del agua y me besa el cuello mientras que sus manos vuelven a estar en mi miembro, creo que hemos nadado algo porque veo más lejos la playa, perfecto. Su mano me esta acariciando y masturbando, mientras siento sus mordidas por mi cuello, lo acerco a mi, y desabrocho sus pantalones, meto mis manos bajo su bóxer, tocando su trasero, le voy bajando el pantalón junto con los bóxer, ahora él es el nervioso, comienza a temblar y se ha quedado quieto, deja de masturbarme así que aprovecho y me hundo en el agua, le quito su bóxer y pantalón, no le dio tiempo de oponerse, fui demasiado rápido, creo que le ha dado pena porque se cubre, sigo abajo del agua, así que me acerco y le doy besos, me apoyo en sus pompas, las agarro con una mano, rodeándolas, con la otra agarro bien su ropa. Siento q tiembla, coloca sus manos en mi cabello, solo lo beso ahí, veo como va creciendo, le esta gustando, lo muerdo, y salgo del agua. Lo miro y sonrió, hago ademan de irme pero él me toma del rostro y me besa. Coloca sus piernas alrededor de mi cadera, entiendo lo que quiere, nos hundimos en el agua, deja de rodearme con sus piernas y baja mis bóxers, salimos al agua a respirar y volvemos a entrar ya besándonos, rodea mi cadera con sus piernas, introduzco un dedo para hacer la dilatación, seguimos besándonos con intensidad, después introduzco el otro, creo que es el momento, estoy demasiado excitado, voy introduciéndolo con calma, a que pase el dolor, ya comienzo a embestirlo con un poco mas de intensidad, sacamos nuestras cabezas , nos sonreímos y continuamos, Kame esta tan excitado que no para de gemir cerca me mi oído, aparte de estar dentro de él, lo estoy masturbando para que él también sienta placer, yo muerdo su pezón, ahora estoy en su pecho, lo muerdo, me toma del rostro, me busca los labios con desesperación, me besa, en eso se corre en mi mano, y me corro en él.

{Ryo}

Creo que he dormido algo, me siento en la arena, veo que Yamapi y Kame se han alejado, ¿Dónde están? Logro verlos, se están besando. No logro ver bien, creo que Kame lo abraza por el cuello, y esta un poco más arriba de él. Mejor ni pienso en que están haciendo. Me vuelvo a acostar en la arena, sé que la idea de venir fue de Yamapi, seguro piensa que estoy mal. Bueno si lo estoy porque desearía que Nino me quisiera, que yo… ay, ya Ryo, deja de pensar en él. Me levanto de nuevo, voltea a ver a Jin y Toma pero… otros que están en pleno faje, mejor me vuelvo a acostar. Cierro los ojos y solo recuerdo los ojos negros de Nino viéndome, estando sobre mí.

{Toma}

Jin está sobre mi, me esta besando el cuello, me lo muerde, siento su lengua, tengo mis manos en su cadera, me besa en la boca, se esta moviendo un poco extraño, se levanta levemente, se inca sobre mí, voltea a ver alrededor, yo hago lo mismo, ni siquiera se porque pero lo hago, no hay nadie, entonces Jin me mira y me sonríe, ve mis pantalones y los desabrocha con rapidez, me baja el zipper, y comienza a bajarme los bóxer con el pantalón, ¿Qué hace estamos en la playa? Me los baja hasta donde mi miembro este al aire libre, lo mira, sigue mirando, no quita su vista de él, me ha dado pena y voy a cubrirme, pero me agarra las manos, poniéndolas al costado de mi cuerpo, se muerde el labio mientras observa mi pene, esto me esta volviendo loco y siento como va creciendo mi erección, me besa en la boca mientras que sus manos están en mi miembro, lo acaricia, sube y baja despacio, por momentos aprieta y AAAAHHHH, me sonríe, me besa el cuello, me esta mordiendo, creo que ya no puedo más, mi respiración esta acelerada, Jin se levanta un poco, observa de nuevo alrededor, no hay nadie, y baja a mi miembro, creo que he abierto mis ojos como plato, pero… ¿aquí?, me besa, lo lame y muerde, si creía que ya estaba mal, ahora peor, lo besa, con mucha intensidad, me estoy volviendo loco, me mira por unos segundos e introduce mi pene en su boca, lo esta… oh por Dios, cada vez es más intenso y ya no puedo más, me corro en su boca. Después de unos segundos lo deja, y se acuesta sobre mi, me voy a subir el bóxer pero me toma las manos, hace que lo abrace, pongo mis manos en su espalda, y el coloca sus manos por mi cadera, su cabeza la pone en mi abdomen, cierra sus ojos. Aun estoy nervioso, mi respiración sigue alterada.
--Jin, Jin – no contesta – Jin.
-- ¿mmm? – sigue sin abrir los ojos ni levantarse.
-- deja me subo los pantalones, pueden vernos.
-- no, deja me acomodo – se levanta un poco, se sube la playera y vuelve a acostarse, ahora mi pene siente el contacto de su piel, esto me altera – así esta mejor. – me he puesto rojo. Él cierra sus ojos.
-- Jin, Jin.
-- déjame dormir.

{Yamapi}

Seguimos en el agua, Kame sigue sin ropa abajo, quiere su ropa pero no se la doy, me jala del cinturón y me besa, está bien se la daré.
--Pero yo te la pongo. – asienta y me hundo en el agua para ponerle el bóxer y el pantalón, cuando se los estoy por subir me encuentro con eso, y lo muerdo, lo beso. Le pongo la ropa y salimos del agua. Vamos nadando hasta la arena. Ahí llegamos con Ryo, que sigue acostado en la arena. Ryo se ha quitado la playera y pantalones, esta en traje de baño. Me quito mi playera y los pantalones, le digo a Kame que haga lo mismo. – Ryo, Ryo despierta. – abre los ojos.
-- ¿terminaron? Jajja si lo sabía. ¿Ya me van a hacer caso?
-- jajjaa. Sí. Vamos a jugar antes de que oscurezca. – le dice Kame.
-- sí, -- responde y se sienta.
-- voy por ellos. – me voy acercando, Toma me ve y mueve a Jin, pero Jin no reacciona, ¿me acerco o no me acerco?, Toma esta muy nervioso. Inguesu, voy con ellos. – Oigan, vamos a jugar.
-- sí, -- me responde nervioso Toma.
-- ¿se quedo dormido?
--
-- deja lo levanto
--¡¡¡NNOOO!!! Yo lo hago.
-- ¿Qué pasa? – dice Jin algo adormilado, se va a levantar pero Toma lo impide.
-- vamos a jugar, ya vengan.
-- sí, vamos – dice Jin intentando levantarse, no se como pero mi mirada se dirige a un extremo y veo que Toma tiene los bóxers abajo y Jin alzada la playera, hago como que no vi nada – los esperamos. – me voy disque normal, pero ¿Qué estaban haciendo? Ahora entiendo lo que sintió Ryo al vernos a Kame y a mí en el baño. Ya estamos en una red para voleibol, Jin y Toma vienen caminando. Nos dividimos por grupos, Jin y Toma son uno, y Kame, Ryo y yo otro. Estamos jugando. Vamos ganando a pesar de tener poco de haber iniciado.

{Ryo}

Nos la estamos pasando genial jugando, aunque si me dormí un buen rato mientras que estas dos parejitas tenían sus acá y acá, ahora jugamos al voleibol, ahora si me siento entre amigos porque estamos todos hablándonos y jugando. Me ha tocado hacer el saque, después de hacerlo logro visualizar un cuerpo, un chavo tomando fotografías, baja un poco la cámara y es Nino. Me le quedo viendo, ¿estoy viendo bien? ¿Es él?, atrás de él está Erika.


avatar
anyianka

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 06/01/2011
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solo debes ser tú (Capitulo 24)

Mensaje por anyianka el Sáb Ene 08, 2011 1:07 pm


Capitulo 24

{Ryo}

Ahí esta Nino con Erika. Me doy cuenta que la pelota viene hacia mi, para lograr el golpe me aviento, logro pegarle, haciendo pase a Yamapi, el golpea y anota, yo caigo a la arena, desde ahí veo que Nino sigue, Erika camina a su alrededor. No me gusta tenerlo ahí, todo se acabo o ¿será obra de Takki? Erika lo toma de la mano y se lo lleva a otro extremo de la playa. Yamapi me observa aun en la arena, se acerca a mí y me da la mano.
--¿Qué sucede?
-- ahí esta Nino con Erika. – Yamapi voltea, Nino lo ve y sigue su camino.
-- Nosotros sigamos como si nada, va. – le digo que sí, continuamos con el juego, creo que soy buen actor porque no he parado de reír y hacer el tonto, molestando a Toma o a Kame. Continuamos jugando, hace rato que he perdido de vista a esos dos. Han traído comida y nos sentamos en la arena a comer, estamos todos juntos, platicando de cosas sin sentido como las series que veíamos de niños, o que personaje nos gustaba más de pokemón, terminamos platicando de que hermoso se ve el paisaje, el atardecer lo estamos viendo, es realmente hermoso, me doy cuenta que las parejitas comienzan a estar de cariñosos. Me levanto.
-- voy a caminar, así dejo que tengan sus cariñitos. – se me quedan viendo. Me voy alejando, volteo a verlos y ya están abrazados, no tardan en empezar a besarse, sigo caminando hasta estar realmente lejos, me siento en la arena, cerca del agua, para que moje mis pies, tengo las piernas dobladas, y mis manos se apoyan en la arena, veo los diferentes colores del atardecer. No puedo evitarlo, estoy recordando su rostro, ese día cuando estuvimos juntos, él no puede saber que fue mi primera vez, por más que intento no pensar, no recordar pero es lo único que hago, me duele verlo con Erika, al parecer Takki realmente lo ayudo. Me pregunto qué hacen aquí, tan grande es la casualidad.
-- Nino, ya vámonos – escucho la voz de una mujer, es Erika, volteo y Nino está justamente detrás de mi, a una distancia como de 5 metros, nos quedamos viendo, mis ojos se quedan en los de él, es como si el tiempo se detuviera por unos segundos, se da la media vuelta y se va con Erika, toman sus cosas y se marchan. Yo regreso mi mirada al mar.

{Yamapi}

Estamos sentados viendo el mar, tengo a Kame entre mis piernas, abrazandolo, su mirada se ha dirigido a un lado, la sigo para saber que ve, es Nino que va caminando con Erika.
--¿Qué hacen aquí?
-- no lo sé.
-- ¿Y Ryo?
-- tampoco lo sé. – espero que no se hayan encontrado, sé cuanto le puede doler, Kame me besa con ternura. Lo veo y me sonríe, esa sonrisa me hace olvidarme de todo, me transporta a un lugar lleno de paz. Kame vuelve a mirar a ese lado, volteo y viene Ryo caminando, me ve y sonríe. Se va acercando.
-- Ya llego por quien lloraban – se sienta a lado de nosotros. – sabes que, deberíamos hacer una fogatada, y nos vamos hasta anochecer. – lo veo animado, sé que no lo esta.
-- me parece perverso, vamos a decirle a Jin y Toma – les digo, nos levantamos de la arena, caminamos hasta ellos, están acostados en la arena, abrazándose – oigan, dice Ryo que si hacemos una fogata.
-- sí, esta genial – se levanta Jin, -- vamos por las cosas – nos dice a Ryo y a mí. Vamos detrás de él.

{Toma}

Nos dejaron a Kame y a mí, vamos caminando por la playa, Kame se ve preocupado, pero hace unos segundos esta muy feliz y sonriente con Yamapi. Va viendo hacia la arena.
--Kame – me voltea a ver -- ¿Qué tienes? ¿No estás feliz?
-- si, estoy feliz. Amo a Yamapi, lo amo de verdad. La cosa no es con él.
-- ¿entonces?
-- ¿Viste a Nino y Erika?
-- no, ¿estaban aquí?
-- sí, los vimos hace un momento. Antes de que llegara Ryo.
-- ¿Y cual es el problema?
-- siento algo que me esta lastimando el pecho, tengo miedo, no quiero que le pase nada a Yamapi. – me he quedado callado.
-- pero por qué va a pasar algo, si ya todo terminó. Los descubrimos y eso ya fue.
-- lo sé, pero… siento algo. Sólo quiero abrazarlo fuerte, tengo miedo de que se me vaya. Que le suceda algo.
-- Kame, todo va a estar bien. Yamapi esta feliz contigo, se siente seguro contigo.
-- sí, lo sé por eso siempre voy a estar a su lado. Siempre. – me ha sonreído, pero ha sido forzada, llegan ellos, y Kame esta feliz de estar con Yamapi, esta atrás de él todo momento, si Yamapi se mueve a la izquierda Kame también. Nos hemos sentado alrededor de la fogata, Kame está con Yamapi, se ríen mientras se miran, Jin me abraza.
-- ¿preocupado?
-- Sí, Kame dice que tiene un presentimiento. – me besa
-- todo va a estar bien.

{Yamapi}

Ya es de noche, ahora estamos platicando historias de terror, me estoy asustando un poco, Kame esta muy atento, hasta parece que se ha olvidado de mí, pero me aprieta la mano, eso me alegra.
--Esperen, voy al baño. Kame me acompañas. – Kame me mira y se levanta.
-- al baño, si claro. – dice Ryo jugando.
-- me dio miedo. – todos se ríen, Kame y yo vamos caminando hasta el baño, ya paso hago mis necesidades, Kame igual, vamos de regreso, lo tomo de la mano y nos vamos corriendo hasta el agua, Kame pone cara de no entender, nuestros pies están en el agua, con ambas manos tomo su rostro, lo beso con ternura y se va volviendo apasionado, sus manos están en mi cintura, introduzco mi lengua en su boca, mis manos comienzan a bajar, acariciando sus brazos, su espalda, sus manos siguen en mi espalda, coloco una de mis manos rodeando su cintura, con las rodillas hago que vaya bajando, sin dejar de besarnos lo acuesto en la arena, donde aun llega el agua con ligereza, le ha provocado algo el agua porque se ha movido, pero eso no impide que me siga besando, creo que sabe que quiero, me ha quitado la playera, me acaricia la espalda, mis manos las bajo hasta su playera y se la quito, comienzo a besarle el cuello, a morderlo y succionar, sus manos van bajando por mi espalda, apretándola y enterrando sus uñas, por la sensación que le provoco, sigo mordiendo el espacio en su clavícula, mis manos recorren su cuerpo, voy bajando los besos, besando cada parte de su pecho, sin olvidar ni uno sólo, me entretengo con sus pezones, los muerdo con delicadeza, los saboreo, solo escucho como su respiración esta acelerada, sus ojos cerrados y mordiéndose el labio del placer que le provoco, sigo bajando los besos, muerdo su ombligo, continuo bajando, le desabrocho el pantalón con los dientes, con las manos le voy bajando los pantalones junto con sus bóxers, voy besando su cadera, cada parte de hecha, cada hueso, todo lo lleno de besos, cada vez su respiración es más acelerada, comienza a gemir, beso su miembro, lo recorro de besos húmedos, sus manos están en mi espalda, me entierra las uñas pero no me molesta, me provocan, se levanta como puede, toma mi cara y me besa con desesperación.
--Entra en mí, hazlo ya. – dice entre jadeos.
-- pero necesito prepararte.
-- NO, ya te quiero dentro, hazlo. – me vuelve a besar, durante el beso me desabrocho el pantalón y lo bajo junto con los bóxers, mi erección ya esta a todo lo queda, lo tomo del trasero y lo elevo un poco, me acomodo de forma que pueda entrar en él sin problema, voy introduciendo en él, ha tenido un leve grito que se quedo en mi boca, voy embistiéndolo, cada vez más rápido, con mi mano lo masturbo a la misma velocidad que lo voy embistiendo, deja de besarme y me muerde la oreja. – te amo. – me vuelve a besar. – eres mi todo, te amo. – Entre jadeos, me excito de escucharlo y algo dentro de mí se ha vuelto mas fuerte – TE AMO. –se corre entre nuestros pechos y mi mano, yo necesito un poco más, voy más rápido hasta lograrlo, me corro dentro de él. Nuestra respiración se esta calmando, salgo con cuidado de él, lo miro a los ojos, me ve con amor, sus ojos brillan, son intensos, cálidos, me hacen ir a otro mundo.
-- Te amo Kazuya. – lo beso con ternura, descansando, ahora son solo besos, con abrazos. Después de unos minutos nos levantamos, nos vestimos y vamos caminando hacia la fogata, tomados de la mano y jugando entre nosotros. Los tres se nos quedan viendo, Ryo sonríe, ya no tarda en decir algo.
-- Fuero a hacer acá y acá, ¿cierto?
-- – Kame se ha puesto rojo, todos comienzan a reírse, ya es demasiado tarde, levantamos las cosas y decidimos irnos, vamos en el metro, llegamos a la estación, caminamos algunas cuadras juntos, pero llega el momento de desviarnos. Yo acompaño a Kame a su casa, ya estamos en la puerta.
-- No quiero que te vayas. Quédate conmigo.
-- Si quisiera tortuga pero no se puede. Mañana nos vemos en la escuela. Ok.
-- – me dice triste. Sonrió y lo tomo del rostro y lo beso.
-- Mañana temprano vengo por ti. Vale. – me dice que sí y me besa. Entra a su casa, ya voy camino a la mía, es demasiado tarde, espero mi madre no se ponga loca y me regañe. Bueno valió la pena, estar así con Kame, wow, es sí es perfecto, ya estoy a una cuadra, solo de pensar en Kame, de recordar su cuerpo me vuelvo loco, ya estoy cerca, casi fuera de mi casa, ya llego y… no puede ser, ¿Qué hace aquí?
-- Yamapi – me dice Takki que esta frente mi casa, en medio de la calle. Me he quedado inmóvil. Un frio recorre todo mi cuerpo.


avatar
anyianka

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 06/01/2011
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solo debes ser tú (Capitulo 25)

Mensaje por anyianka el Sáb Ene 08, 2011 1:08 pm

Capitulo 25

{Yamapi}

-- Yamapi – me dice Takki que esta frente mi casa, en medio de la calle. Me he quedado inmóvil. Un frio recorre todo mi cuerpo. Por fin reacciona mi cuerpo y retrocedo, voy a correr – no te vayas, necesitamos hablar.
-- ¿Qué quieres? Sé lo que planeabas, no soy tonto, te vi. Y para que sigues molestándome si tienes a Tsusaba.
-- necesito explicarte – avanza unos pasos, yo retrocedo. – pero no te alejes
-- no te acerques – se ha quedado serio, tengo miedo, quiero salir corriendo.
-- ¿cómo empiezo? – estoy temblando, sólo pido que no se acerque – Te quiero.
-- Eso es mentira… si me quisieras no me hubieras engañado y mucho menos golpeado, ni hubieras intentado…
-- Me volví loco, sabia lo que sentías por Kamenashi, quería tenerte solo conmigo. Yamapi… yo te…
-- me engañaste, tienes novio, y cuando anduviste conmigo estabas con él, de hecho lo pensé, tus llamadas eran extrañas… pero no me importa, no estoy molesto porque en cierta forma, yo también te engañe. Cuando decidí andar contigo ya amaba a Kame, lo amo. – su cara cambia, a una ligera molestia.
-- ¿por eso no te acostaste conmigo? ¿Has tenido sexo con él? – no respondo solo me le quedo viendo – contesta – empieza a elevar la voz y acercarse, cada paso que da él, yo lo doy hacia atrás – DEJA DE MOVERTE
-- no te acerques.
-- esta bien – se queda donde esta, estamos a una distancia algo lejos.
-- ¿a que has venido?
-- a decirte que te amo.
-- ya lo dijiste, vete.
--hablo en serio, te amo.
-- no me interesa, vete. – mis nervios no puedo controlarlos. Verlo con esa cara me recuerda a ese día. – Vete ya. – se queda observándome, su mirada se dirige a mi cuello.
-- ¿te lo hizo él? – No entiendo – esa marca, te la hizo ese idiota.
-- Sí, -- respondo fuerte – sí me he acostado con él, y no una sino muchas veces y disfruto tanto. – se ríe, se acerca con rapidez a mi, no me dio tiempo de moverme, me toma de los hombros, me esta apretando con fuerza, sus ojos me dan miedo, estoy temblando, siento que voy a llorar del pánico que me provoca.
-- Takki – ha gritado alguien, volteo y es Nino, lo miro temeroso. – suéltalo, vámonos ya. – de donde ha salido. Takki no le hace caso, sigue con su mirada fija en mí.
-- vete tú, yo tengo cosas que hacer, -- ¿cosas que hacer?, no… por favor no. Su mano comienza a bajas por mi cuerpo, me besa el cuello.
-- No, -- grito – déjame. – cierro los ojos, escucho que algo cayo, ya no siento sus brazos, abro los ojos, Nino lo ha golpeado haciendo que callera, Takki sigue en el suelo.
-- Vete Yamapi – no lo pienso ni un segundo, entro corriendo a mi casa, subo a mi habitación y veo la discusión de ellos.
-- ¿Qué te pasa Nino?, ya lo tenia.
-- de esa forma no te lo permito, le das miedo Takki, date cuenta.
-- gracias a mi estás con Erika, si no fuera por mi nunca hubiera pasado algo entre ustedes.
-- si no fuera por ti… eres idiota Takki, Erika esta enamorada de ti, hace todo lo que le pidas con tal de estar contigo, tiene esa tonta esperanza de que tú la vas elegir al final. Sabes qué, haz lo que quieras. – Nino comienza a caminar
-- Espera. Me voy contigo. – Takki alcanza a Nino, se sube al auto y se van. Me siento en el suelo, solo de recordar los ojos de Takki mirándome de esa forma me hacen temblar. Me acuesto en mi cama, intento dormir, cierro los ojos, estoy ya casi durmiendo, en mis sueños entra la cara de Takki, tocándome y besándome el cuello, mi temor, mi asco, despierto con rapidez, estoy sudando, busco mi celular, le marco a Ryo. Contesta.
-- Ryo, Ryo… él vino, estaba
afuera de mi casa y me quería obligar a… -- no soporto más y lloro sin control.
-- tranquilo, ¿pero ya estas bien?
-- Sí, llego Nino, y me ayudo, golpeo a Takki y así pude escapar.



{Ryo}

Nino lo defendió. El simple hecho de escuchar su nombre me pone triste. Hace unos minutos que colgué con Yamapi, estaba algo alterado, pero Nino fue de gran ayuda, lo defendió, ¿debería agradecerle? No, ¿qué estoy pensando? Lo que menos quiere es verme. Al parecer esta con Erika. Han paso los días, es sábado, Yamapi está mucho más tranquilo, no entiendo porque no le conto a Kame lo ocurrido, él único que sabe soy yo, bueno, Yamapi igual es el único que sabe que estoy enamorado de Nino. Siento una enorme necesidad de verlo, es por eso que estoy aquí en la plaza, según vine de compras, él y Takki siempre se la pasan aquí. Estoy en la cafetería, sentado solo, comiendo algo, no puedo dejar de pensar en él, alzo la mirada y me encuentro con la de él, ahí está Nino, mis ojos se quedan en los de él, llega Erika y lo toma de la mano, ella no me ha visto, lo lleva hasta una mesa, se sientan, piden su orden, yo finjo que me da igual, quiero voltear a verlo pero tengo miedo de lo que puedo ver. Lo miro y me esta viendo, Erika lo toma con una mano de la barbilla y hace que la mire. Dejo de verlos. ¿Por qué me estoy torturando?, deja de verlos Ryo, déjalo ir ya. Nunca fue tuyo. Soporto las ganas de verlo, termino mi comida, tomo mis cosas y camino, me voy por otro lado de la cafetería.

{Nino}

Erika me tiene tomado de la barbilla, dice que no le pongo atención, realmente no sé de que habla, me mira a los ojos, me sonríe y me suelta, continua comiendo, mi mirada se dirige hacia la mesa de Ryo pero ya no está, en que momento se fue. ¿Qué me pasa con él?, no puedo dejar de pensar en él, lo veo y mis ojos solitos se dirigen a él, su mirada es… como si… es imposible, él me uso para ayudar a su amigo. Lo comprendo, ese día que vi como Takki intentaba aprovecharse de Yamapi lo comprendí todo, ¿de verdad amo tanto a Erika como para hacer tal jalada? La observo, es hermosa, realmente es muy simpática, inteligente, tierna, su gran error es que esta enamorada de Takki, hace cosas sin pensar y hace lo que sea con tal de estar con él. Nos estamos dando una oportunidad, ella accedió por que Takki se lo pidió, pero hay algo diferente en mí.
--Nino, ¿estas conmigo?
-- ¿Qué?
-- no me haces caso, estas en otro mundo.
-- perdón, es que no sé a donde viaja mi mente.
-- ¿es por él?
-- ¿eh?
-- desde ese día que los vi en el estudio, estás diferente.
-- ¿diferente?
-- sí. Ya no estas sobre mi, no me buscas como antes. Me siento desplazada.
-- eso no es cierto.
-- Nino, tranquilo. No pasa nada, tarde me he dado cuenta de algo.
-- ¿de qué?
-- de que pude ser feliz contigo. – ¿habla enserio? – pero ya no.
-- ¿Por qué ya no?
-- porque tu corazón ya no me pertenece. – me he quedado callado, ¿a que se refiere? Erika me sonríe, me besa en la boca, se levanta, toma sus cosas y se va. Me he quedado impactado, primero por ¿Qué mi corazón ya no le pertenece? Y segundo… me besó.

{Ryo}

La curiosidad mato al gato, me quede observándolos de lejos, Erika lo ha besado antes de irse, me ha dolido en el alma ver esa escena, que iluso soy, de verdad pensé que podía pasar algo entre los dos. Tomo mis cosas, me levanto y camino, ya no puedo caer de nuevo, ya no debo pensar en él, ya no quiero verlo. Todo acabo. Ya no puedo hacerme daño, él me uso.

{Nino}

He terminado de comer, pago y me levanto, voy caminando, no esperaba encontrarme a Ryo aquí y mucho menos ese día en la playa, se veía… no lo sé, él me provoca tantas sensaciones y nunca sé que piensa, estaba solo, observando el atardecer, no se dio cuenta que le tome una foto, ¿Por qué lo hice? ¿Por qué solo pienso en él? Esta sonando mi celular, si es Takki lo mato, ah… veo el identificador, es el profesor de arte.
--Nino, ven rápido al estudio, ya llego el curador de arte de la galería. No tardes en llegar.
-- sí, llego en unos minutos. – me voy con rapidez. Llego al estacionamiento, voy en mi auto, tengo prisa, el semáforo muestra el rojo, volteo a mi lado derecho, y ahí va Ryo caminando, con sus cosas. Se ve decaído. ¿Quiero hablarle? Pasa un taxi, lo toma y se sube en él. El semáforo esta en verde, avanzo.


avatar
anyianka

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 06/01/2011
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solo debes ser tú (Cap. 30) [Completo]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.